Autor Tema: ¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?  (Leído 118552 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1580 en: 04 de Marzo de 2020, 08:53:21 am »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1581 en: 05 de Marzo de 2020, 11:01:18 am »


HAY ABIERTA UNA INVESTIGACIÓN

Grave maltrato a mayores en una residencia de Murcia: "Les tienen con pañales sin cambiar durante horas"


Tres familiares de personas mayores de una residencia de Murcia han denunciado los graves malos tratos a los que están sometidos sus allegados. Denuncian que no les cambian los pañales, que aparecen con hematomas y que están sometidos a "maltrato psicológico": "Les dicen que van a terminar abandonados".

laSexta.com

  Madrid | 05/03/2020
 | La Opinión de Murcia

La Policía Nacional ha abierto una investigación después de que tres personas hayan denunciado situación de malos tratos y abandono a mayores en la residencia de personas mayores Obispo Javier Azagra de El Palmar, en Murcia.

Se trata de un centro dependiente del IMAS, que el pasado 20 de febrero ya fue examinado por una médico forense para conocer la situación.

Una de las tres personas que denunció la grave situación ha explicado a 'La Opinión de Murcia' las condiciones en las que se encuentra su madre en esta residencia. Relata que a los pocos meses de ingresarla percibió que "no estaba bien atendida" y ahora denuncia que "los tienen con pañales sin cambiar durante horas".

Ella señala que trabaja en un hospital y explica que esta situación "genera un fuerte olor y corren el riesgo de sufrir heridas en la piel y tener infecciones": "Debe haber una atención constante".

"Mi madre y otros residentes tienen numerosos hematomas porque no saben cogerlos bien y se encuentran desatendidos", explica la denunciante, que relata el grave "maltrato psicológico" al que está sometida su madre: "Les dicen que van a terminar abandonados y cuando he ido de visita escucho hasta insultos a los mayores. No les tratan con el respeto que merecen".

Esta mujer apunta que además de los tres denunciantes, hay algunos familiares que no lo han hecho por miedo a que sus familiares en el centro puedan sufrir represalias por parte del personal.

Además, la hija de otra residente explica al citado medio que existe una falta de supervisión de los mayores. Dice que en varias ocasiones ha llegado al centro y nadie sabía dónde estaba su madre. "Recuerdo que en una de las visitas no la encontraban, no estaba en la sala, ni en el jardín, la buscamos en la zona de peluquería y en el podólogo y no dábamos con ella. Hasta que la encontramos encerrada en el baño", explica la hija de esta muer, que tiene párkinson y demencia. "Se echaban las culpas de unos a otros", denuncia.

Esta mujer también ha criticado el trabajo de la forense que examinó el centro ya que, según apunta, preguntó a los mayores "en una habitación en la que también estaban las supervisoras". La residencia lleva en funcionamiento desde hace 10 años y tiene capacidad para 130 personas.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1582 en: 12 de Marzo de 2020, 07:15:43 am »

Una madre mata a su bebé recién nacida y la semientierra en el muro de su casa en Almería
La Guardia Civil la ha detenido como presunta autora del crimen. Según sus vecinos, la mujer siempre negaba que estaba embarazada.
11 marzo, 2020 10:29

Sociedad | Agencias

La Guardia Civil ha detenido a una mujer, cuya identidad no ha trascendido, como principal presunta responsable de la muerte de su bebé recién nacida, del que se desconoce su estado de gestación. La menor ha aparecido semienterrada en un paraje del municipio almeriense de Vícar.

Fuentes de la Benemérita y del servicio de emergencias 112 han confirmado que el caso, en el que se ha decretado el secreto de sumario, ha trascendido en la tarde de este martes, cuando un particular ha dado el aviso alertando del hallazgo del cuerpo en la localidad.

Hasta el lugar del descubrimiento se han desplazado efectivos sanitarios, de la Benemérita, la Policía Nacional y la Unidad Adscrita de Policía Autonómica, siendo la Guardia Civil la que se ha hecho cargo de la investigación y aplicado el protocolo judicial.

Según La Voz de Almería, una ciudadana alertó a los servicios de emergencias de Andalucía tras encontrar una placenta en una balsa agrícola. Los vecinos de la presunta autora del crimen aseguraron a ese medio que ella en todo momento negaba su embarazo pese a que todo el mundo sabía que gestaba un bebé. “Ella se tocaba la barriga y decía que no estaba embarazada”, aseguran esas fuentes.
El cuerpo, semienterrado

A raíz del hallazgo de la placenta la Guardia Civil y la Policía Local de Vícar se pusieron a investigar lo sucedido. Fue cuando hallaron el cuerpo de la recién nacida semienterrado junto a la casa de su madre. Estaba pegado al muro del domicilio, entre telas viejas, un colchón y bidones de plástico y fertilizantes, informa el diario almeriense.

La presunta autora de los hechos, que vivía en una casa muy humilde, habría dado a luz de manera clandestina en su vivienda y en condiciones de extrema precariedad. Después, se deshizo del bebé, según apuntan las primeras hipótesis.

Lo vecinos de esta mujer, por su parte, indicaron a La Voz de Almería que estaban "alarmados" y dudaban de la "salud mental" de la mujer. Ahora, la Guardia Civil y la se ha hecho cargo de la investigación y la mujer, de momento, ha sido trasladada a los calabozos de la Comandancia de la Benmérita en Almería.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1583 en: 14 de Marzo de 2020, 06:57:59 am »
El miedo, la paranoia, la histeria...en momentos complejos algunos ciudadanos dejan de serlo y se produce el conflicto por un paquete de comida....imaginense si la situación fuese mucho más compleja, el vídeo que les inserté sería una realidad, el ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor.



Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 4261
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1584 en: 14 de Marzo de 2020, 23:13:26 pm »
En este país la gente está subnormal.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1585 en: 18 de Marzo de 2020, 09:30:20 am »

Infectada, aislada y despedida: «No tengo ningún ingreso, me quedan 19 euros»
Carmen, una mujer maltratada, discapacitada y con Covid-19, vive sola en una casa que no podrá pagar al ser una de los miles de afectados por un ERTE

Cris de Quiroga
SEGUIR
Madrid Actualizado:18/03/2020 01:33h

La crisis sanitaria desatada por la que podría ser la pandemia del siglo XXI se ha tornado en económica. Y el coronavirus ha puesto en la diana a las personas más vulnerables, no solo en términos de salud. En las últimas semanas, en España se han multiplicado los despidos a través de los llamados ERTE (Expediente de Regulación de Empleo Temporal). Y Carmen (nombre ficiticio), con 59 años, ha sido una de las perjudicadas. Sola en casa, contagiada por el Covid-19 y despedida. En apenas unos días, su vida se ha puesto patas arriba y, sin ningún ingreso, debe hacer frente a un préstamo y al pago del alquiler. En cuarentena, tiene mucho tiempo para pensar. ¿En qué? «En que me quiero quitar de en medio», suelta, al otro lado del teléfono.

Su desdicha comenzó el pasado miércoles. Carmen acudió a su centro de salud, pues presentaba todos los síntomas del coronavirus, aunque no le sometieron a la prueba para confirmarlo. Desde entonces, es una de los 20.270 pacientes de la Comunidad de Madrid en aislamiento domiciliario y con un seguimiento telefónico diario. Este lunes volvió al hospital, donde le hicieron un análisis de sangre y una radiografía. De nuevo, sin comprobar que se trata del Covid-19, la enviaron a casa con un tratamiento a base de paracetamol y tres aerosoles. «Estoy muy cansada, me fatigo mucho», cuenta Carmen, la voz entrecortada por la tos.
Sin ingresos

No obstante, el virus que nació en la ciudad china de Wuhan es el menor de sus problemas. El mismo lunes recibió la notificación del ERTE. Carmen trabajaba cuatro horas diarias como limpiadora —hasta la fecha, su única ocupación— en un colegio, uno de los tantos centros educativos de la región que echaron el cierre la semana pasada tras la medida decretada por el Gobierno autonómico. Percibía 450 euros mensuales, la cantidad justa para pagar el alquiler de su piso en Parla. Una vez cubiertos un techo y cuatro paredes, limpiaba hogares para sobrevivir. Ahora, su precaria subsistencia se desmorona. «No tengo ningún ingreso, me quedan 19 euros», lamenta Carmen; la tos ya no interrumpe sus palabras, sino el llanto contenido. «Si no como, me da igual. No puedo perder el piso», declara.

El drama en que se ha convertido su vida le recuerda las penurias de su pasado. El padre de sus dos hijos, y su pareja durante 30 años, la maltrataba. «Me pegaba y yo me aguantaba por mis hijos», cuenta. Con los años, decidió marcharse. Tiempo después, la madre de su expareja enfermó, y él suplicó que volviera a casa para cuidarla. «Me dijo que me quería, que iba a cambiar», recuerda, «no quise denunciarlo por mis hijos». Fue en esa época cuando trató de quitarse la vida, hasta en dos ocasiones.

No es la única tragedia que ha tenido que soportar. Ya separada del maltratador, otro hombre abusó de ella. «Me tuvo retenida cinco horas y me violó», narra. El agresor ha salido de prisión, tras cumplir condena seis años, y sobre él pesa una orden de alejamiento hasta 2023. Carmen no ha recibido la indemnización de 6.000 euros que le corresponde, puesto que «él no tiene bienes». Una suma, pese a todo el dolor que remueve, que sería su salvación.
Coronavirus y depresión

No es de extrañar que arrastre «desde hace mucho» una depresión, por lo que tiene una discapacidad del 33 por ciento. «Solo sirve para que las empresas te contraten y les den dinero, pero a ti no», dice. Carmen asistía una vez al mes al psiquiatra, mientras toma su medicación. Hace semanas que no acude a una cita, pues la última vez coincidió con una oferta de trabajo como limpiadora. Hoy está enferma, recluida en casa y sin la atención psiquiátrica que requiere: «Vuelvo a los mismos pensamientos», confiesa. «No lo hago por mis nietos [tiene dos, de 6 y 4 años, y un tercero en camino], si no, no estaría aquí», afirma.

Por ahora, sus hijos no le han prestado ayuda; ella tampoco grita auxilio. «No sabes lo que es pedir a tus hijos», comenta. Solo se valió de ellos una vez, para pagar una factura de teléfono. «No tengo amigos ni conocidos», añade. Y hace un llamamiento a los poderosos: «Tendrían que ayudar a la gente con niños y a la gente como yo, que queremos trabajar. Que no nos quedemos en la calle», suplica.

Ayer mismo, el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cayó como una bendición: los afectados por un ERTE tendrán derecho a una compensación por desempleo que, en el caso de Carmen, podría alcanzar los 350 euros mensuales. Tras un día maratoniano de llamadas —a su jefe, a su casera— para intentar resolver su situación, esta mujer incansable ve la luz: «Ojalá». Quizá el karma existe.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1586 en: 18 de Marzo de 2020, 09:48:14 am »

El cónsul de Marruecos en Algeciras 'compra' a 200 compatriotas con billetes de 50 € para que se vayan a Italia.

Así 'compra' el cónsul a 200 marroquíes atrapados en Algeciras por el corte de la frontera con billetes de 50
Viajaban a Marruecos huyendo del coronavirus en Italia pero Rabat cerró la frontera. Tras 72 horas en la calle en pleno estado de alarma, los metieron en buses de vuelta.
18 marzo, 2020 03:02

Sonia Moreno @sonietamb Tánger

El cónsul general de Marruecos en Algeciras, Mohamed Rafaoui, ha logrado mandar de vuelta a Italia a más de doscientos marroquíes residentes en el país europeo en al menos cinco autocares comprándolos con el pago de 2.000 euros a los conductores y de 50 a cada pasajero. Se encontraban atrapados por el cierre de la frontera entre Marruecos y España, decretada por Rabat el pasado jueves.

Estos dos centenares de personas deambulaban, en pleno estado de alarma, sin rumbo ni residencia por la ciudad gaditana después de llegar procedentes de Italia, su país de residencia, huyendo de la pandemia.

En dos vídeos que publica hoy EL ESPAÑOL se distingue perfectamente al diplomático marroquí, trajeado y parapetado detrás de una mascarilla, subiendo a los autobuses acompañado de otro funcionario para pagar a los chóferes en metálico una cantidad mayor de la permitida por la ley.

Así 'compra' el cónsul a 200 marroquíes con billetes de 50 euros

-Eso para que tengas algo durante el trayecto –le dice al primer pasajero sentado en el bus mientras le da en mano un billete de 50 euros.

Y continúa repartiendo, uno a uno, billetes de 50 euros a todos los pasajeros, según se puede ver en los dos vídeos.

En las imágenes, grabadas desde dentro de cada vehículo por uno de los pasajeros, el diplomático saca dos fajos de euros de un sobre marrón, y le entrega en mano al conductor 2.000 euros en billetes de 20 y 50 euros. Posteriormente reparte otros de 50 euros a cada pasajero en uno de los buses, y en el otro cinco billetes de 10 euros por persona.

Estado de alarma en la calle

Al mismo tiempo que compra a los marroquíes -a los que su Gobierno no deja entrar en su propio país- para que viajen de vuelta a Italia, se escucha a los ciudadanos protestar por las condiciones vividas en Algeciras, desde que llegaron el sábado 14 de marzo. Precisamente, ese fue el día en el que el Ejecutivo español decretó el estado de alarma y se ordenó el confinamiento de la población. Ellos tuvieron que dormir alguna noche en la calle, según explican.

https://www.elespanol.com/espana/20200318/compra-consul-marroquies-atrapados-algeciras-frontera-billetes/475454521_0.html
El cónsul de Marruecos en Algeciras, entregando 2.000 euros al conductor de uno de los autobuses. E.E.

Estos dos centenares de personas, entre ellos una mujer embarazada y varios ancianos, pasaron tres días a las puertas del consulado, exigiendo una solución. Acababan de recorrer Europa en autobús desde Italia y se habían encontrado cerrada la frontera de Marruecos. De hecho, las navieras han paralizado los trayectos desde Algeciras y Tarifa a Tánger tras la orden del rey Mohamed VI de cerrar los pasos fronterizos la madrugada del jueves al viernes 13 de marzo.

Ante la emergencia sanitaria desatada en Italia, de extrema gravedad, habían viajado al puerto gaditano de Algeciras con la esperanza de embarcar rumbo a su país de origen. El fin de semana, a los llegados en autobús se fueron sumando coches particulares de marroquíes de otros lugares del continente europeo. Desde Francia, Bélgica y de Holanda.

Así 'compra' el cónsul a 200 marroquíes II

Cientos de marroquíes atrapados, entre su país cerrado y a miles de kilómetros de sus hogares, se dirigieron al consulado en la localidad gaditana, donde se vivieron escenas de tensión con los funcionarios, enfrentamientos e insultos.
A la intemperie

Apostados a las puertas del consulado marroquí de Algeciras, aguantaron tres días de espera y dos noches a la intemperie. Pasaron hambre y frío, los hostales se llenaron, y no encontraron donde dormir.

De hecho, en el vídeo uno de los pasajeros especifica al cónsul cómo personas voluntarias les habían ofrecido comida, y acusa al Estado marroquí de “abandono” y de impedirles la entrada a su país de origen.

La mezquita de Algeciras también les negó el acogimiento; y el alcalde de la localidad, José Ignacio Landaluce, propuso realojarles en el Centro de Acogida Temporal de Extranjeros (CATE) de San Roque.
Mohamed Rafaoui, cónsul marroquí en Algeciras, caminando por el autobús, con el sobre de billetes en la mano.

Mohamed Rafaoui, cónsul marroquí en Algeciras, caminando por el autobús, con el sobre de billetes en la mano. E.E.

El vídeo continúa, lo mismo que el cónsul su camino por el pasillo del autobús. Y entre comentario y comentario, sigue con el reparto de dinero. Uno de los pasajeros rechaza los 50 euros, pero él insiste. Otro marroquí le explica, con acento campesino, que no tiene “papeles”, a lo que le contesta que es momento de que le arreglen los papeles en Italia.

Además, el cónsul les aconseja a los viajeros tener “paciencia y resignación con el problema”, y les recalca que esos billetes son “un gesto bueno del Estado [marroquí]" hacia ellos "para superar estos momentos delicados”.

El funcionario que acompaña al cónsul también tiene palabras para sus compatriotras y los anima: “A lo mejor es la buena opción volver. A veces es así, no hay mal que por bien no venga”. Y es que esta solución que negoció el Gobierno de Rabat, a través del ministerio de Exteriores, después de 72 horas en las que estuvieron abandonados entre un país cerrado y otro clausurado, fue su marcha definitiva, el éxodo de vuelta a Italia.

Lo más leído

    Imágenes del día: la foto de María Patiño nunca antes vista, en... Imágenes del día: la foto de María Patiño nunca antes vista, en...

    Coronavirus: Que Juan Carlos I done los 65 millones saudíes a la sanidad... Coronavirus: Que Juan Carlos I done los 65 millones saudíes a la sanidad...

    Porno gratis durante la cuarentena: Pornhub España abre sus vídeos a... Porno gratis durante la cuarentena: Pornhub España abre sus vídeos a...

    Esto es lo que le pasa a tu cerebro si te comes un aguacate cada día Esto es lo que le pasa a tu cerebro si te comes un aguacate cada día

    China dice haber desarrollado "con éxito" una vacuna contra el coronavirus China dice haber desarrollado "con éxito" una vacuna contra el coronavirus

Concursos

    ¡Participa y gana un año de cine!

Participa
Los vídeos más vistos

    Una profesora de Valladolid pone en marcha una divertida iniciativa para enseñar Anatomía

    Una profesora de Valladolid pone en marcha una divertida iniciativa...
    Trailer de las 24 Horas de Le Mans 2019

    Trailer de las 24 Horas de Le Mans 2019
    Las recomendaciones del Ministerio de Sanidad frente al coronavirus: Juntos, vamos a conseguirlo

    Las recomendaciones del Ministerio de Sanidad...

Últimas Fotogalerías

    Kiosco rosa: Jorge Javier Vázquez hace balance de su vida ante la crisis del coronavirus

    Kiosco rosa: Jorge Javier Vázquez hace balance de su vida ante la crisis del coronavirus
    Imágenes del día: Borra esta publicación ya, la foto de Gema López que ha incendiado las redes

    Imágenes del día: "Borra esta publicación ya", la foto de Gema López que ha incendiado las redes
    Atelier Cologne: el lujo de la alta perfumería personalizada a tu alcance

    Atelier Cologne: el lujo de la alta perfumería personalizada a tu alcance

Más en España

    Vea en directo el pleno en el Congreso de los Diputados sobre el estado de alarma por el COVID-19
    Carles Puigdemont y Quim Torra, durante la reunión de JxCat este lunes en Bruselas

    JxCat quiso colar el voto telemático en plena crisis del Covid-19 para investir a Puigdemont a distancia
    El drama de las UCI de Madrid: se elige entre salvables y desahuciados al estar desbordados

    El drama de las UCI de Madrid: se elige entre salvables y desahuciados al estar desbordados
    Entrada a la residencia Monte Hermoso, en Madrid.

    En la residencia de los 19 ancianos muertos: "Hay 70 infectados y van a morir solos en sus habitaciones"

Así 'compra' el cónsul a 200 marroquíes atrapados en Algeciras por el corte de la frontera con billetes de 50 España

    Publicidad Branded Eventos Quiénes somos

    Aviso legal Política de Privacidad Condiciones de Compra Política de Cookies Contactar

© 2016 El León de El Español Publicaciones S.A.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1587 en: 19 de Marzo de 2020, 07:39:05 am »

Mascarillas al mejor postor: crecen los desalmados de la crisis del coronavirus

En Zuera (Zaragoza), la Guardia Civil ha paralizado una subasta que iba a celebrarse de manera 'silenciosa' entre ayer y hoy.

Mamen Borreguero
jueves, 19 marzo 2020, 04:30

El número de personas que intentan sacar rédito a la crisis del coronavirus no deja de crecer. A las estafas de los que estos días ponen a la venta mascarillas, llegando a recaudar hasta 600.000 euros sin enviarlas, se suma ahora un nuevo caso cuya investigación dirá si se cometió algún tipo de delito. Pero, dada la crisis sanitaria en la que está sumido el país y más aún desde que hace cuatro días el Gobierno diera un plazo de 48 horas para que quien disponga de material sanitario lo hiciera saber para su posterior recogida, el que unos ciudadanos tuvieran organizada una subasta silenciosa de mascarillas es denunciable. La Guardia Civil paralizó la subasta que iba a tener lugar en Zuera (Zaragoza) a través de Internet. En el registro a la empresa implicada, los investigadores encontraron un total de 1.132 mascarillas.

Hasta allí llegaron los agentes después de que un ciudadano denunciara la intención de esta empresa de esperar la mejor puja por una mascarilla para 'venderla'. Porque de eso se tratan las subastas a ciegas. Suelen hacerse de forma presencial. Delante del objeto que se subasta se dejan sobres con la cantidad que el comprador está dispuesto a pagar. El mejor postor lo consigue. Dado el estado de emergencia en el que nos encontramos, en esta ocasión la subasta se iba a celebrar a través de Internet e iba a tener lugar hoy. Ya no es posible. Pero no son las únicas mascarillas que demandan a gritos desde los hospitales de todo el país para que no les falte a los sanitarios así como a los que más lo necesitan.
Estafa del DNI
Mira también
La estafa del DNI que acaba con la víctima ante el juez y acusada de muchos delitos

En el día de ayer los agentes de la Guardia Civil anunciaron la intervención de hasta 69.000 mascarillas y más de 5.000 gafas y guantes. La mayoría de las intervenciones se llevaron a cabo en aeropuertos, como el de Barajas, Gran Canaria o Santiago de Compostela. A Gijón llegó en un contenedor procedente de Ecuador hasta 7.000 mascarillas. Estas operaciones están teniendo lugar casi a diario. Y todo el material incautado se pone en manos del Ministerio de Sanidad para su posterior reparto. Los sanitarios siguen reclamando material para los pacientes y para ellos. Están en la primera línea de la batalla contra el coronavirus y se repiten los testimonios de algunos médicos que llegan a tener que limpiar y reutilizar los guantes. El miedo de no tener la suficiente protección para acceder a las salas donde están los pacientes con coronavirus es real, decía ayer Almudena Sánchez en La Sexta.

Con estas operaciones queda de manifiesto que muchos ciudadanos hicieron acopio de estas mascarillas, que desaparecieron en las farmacias desde que se empezó a conocer los primeros casos en Madrid. Fueron los ciudadanos los que corrieron a por ellas y precisamente son ellos los que no dudan en señalar a los que no están cumpliendo con el reglamento vigente. Tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional están recibiendo denuncias en las que se señala directamente a aquellas personas que van en grupo por la calle, en bicicleta o ha organizado una fiesta en un bar. El propio alcalde de Madrid, Martínez-Almedia, se sorprendió cuando la policía local le notificó que había un bar en La Latina que permanecía abierto y con clientela. Rápidamente se procedió a su cierre.

No es un caso aislado. Todavía parece haber gente, los menos, que no se cree "que esto va en serio", decía ayer el alcalde. Porque "esta situación va de salvar vidas". Insistía. En la capital de España el pasado domingo se realizaron 198 sanciones y una detención. El lunes 230 y cuatro detenciones y ayer 234 sanciones y una detención más.  Esta es la cruz de la moneda, pero también existe la cara. Desde la Guardia Civil ayer agradecían tanto a las empresas como a la comunidad china y particulares las donaciones de material sanitario que se está llevando a cabo sin cesar en sus cuarteles de toda España.

Desde allí también lamentan que se sigan denunciando casos en los que las principales víctimas son las personas más mayores. Se están convirtiendo en los más vulnerables de una crisis en la que llaman a su puerta disfrazados de médicos con la intención de que les dejen pasar porque les quieren hacer un test para ver si están infectados y en realidad les quieren desvalijar. El clásico timo del instalador del gas se está adaptando a la pandemia y ahora cualquier excusa les sirve para intentar acceder a esos domicilio. En los últimos conocidos ya por las autoridades les piden el dinero que tengan en el domicilio asegurando que lo tienen que desinfectar porque sin o lo hacen pueden ser contaminados.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1588 en: 21 de Marzo de 2020, 07:20:49 am »

ventas ilegales desde el estado de alarma
Los buitres de las mascarillas: pujas de 220€, robos a hospitales y laboratorios fantasma

La escasez de mascarillas ha generado un mercado ilegal de este producto de primera necesidad en plataformas de venta y subasta online que está siendo perseguido por las Fuerzas de Seguridad


Mascarillas a la venta en plataformas online.

Autor
José María Olmo
Contacta al autor
josemariaolmo

21/03/2020 05:00

El dinero sin escrúpulos se abre camino en plena pandemia. La escasez de mascarillas ha generado un mercado negro de este producto en páginas dedicadas a la venta y subasta online de todo tipo de bienes entre particulares. Su cotización se disparó al inicio de la crisis y ha subido aún más desde que entró en vigor, el pasado domingo, el real decreto de estado de alarma, que obliga a los fabricantes, importadores y distribuidores de este bien de primera necesidad a poner todo su 'stock' a disposición de las autoridades sanitarias.

La medida ha tenido una consecuencia no deseada: la paralización de los canales de venta legales y la huida de los consumidores hacia los del contrabando. Las cajas de los modelos más básicos han pasado de costar 6 euros en una farmacia a valer más de 50 en Milanuncios, Ebay y Wallapop, entre otras plataformas. Y los de protección superior, de categoría FFP2, indicados para hacer frente al coronavirus, se podían encontrar en enero a dos o tres euros la unidad y se ofertan ahora en esas mismas plataformas a más de 15.


No solo están recurriendo a este canal pequeños oportunistas. Proliferan anuncios en los que se ofrecen cajas y lotes enteros. En la web estadounidense Ebay, especializada en subastas, se podían encontrar el jueves 200 mascarillas de tres filtros, las más sencillas, utilizadas por ejemplo por los dentistas e insuficientes para hacer frente al SARS-CoV-2, al estratosférico precio de 159 euros. También en esa página se cerró la puja de un envase de 100 mascarillas con protección FFP2 en 228 euros. Y este viernes a última hora había una subasta en curso por un paquete de cinco mascarillas básicas que alcanzaba los 10,50 euros, más gastos de envío.

Milanuncios, una de las páginas más utilizadas para la venta de productos de segunda mano, también se ha llenado de anuncios de mascarillas. Se vende sueltas o en grandes formatos. Un particular de Vigo ofrece a 350 euros máscaras profesionales que habitualmente se encuentran en el mercado por 50. Otro que asegura estar en Madrid dice en otra página de la misma web que "le sobra una mascarilla", aunque en la imagen del anuncio hay una bolsa con al menos una treintena. "Ideal para evitar infecciones por vía aérea por virus", afirma. Son de las de menor filtro pero pide 30 euros por cada una. Por su parte, un internauta de Sevilla vende cajas de 50 de baja protección a dos euros la pieza. La misma caja que estaba en las farmacias a seis euros hace seis semanas cuesta ahora 100.

Lo mismo ocurre en Wallapop, otra de las aplicaciones más extendidas para la venta entre particulares. Un usuario ofrece cajas enteras de "máscaras sanitarias desechables" de tres filtros a 50 euros y otro vende el mismo modelo por unidades a 3 euros cada una. Reclamos similares circulan por otros sitios especializados en material sanitario. Otros productos como los guantes, los termómetros de infrarrojos y los geles de hidroalcohol se encuentran en una situación parecida, aunque no llegan al nivel de las mascarillas.

Fuentes policiales señalan que, tras el decreto de alarma, este tipo de ventas están consideradas "ilegales" y recuerdan que tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil están realizando operaciones por toda España para inmovilizar mascarillas y ponerlas a disposición de los profesionales de la sanidad, que son los principales afectados por el desabastecimiento. El miércoles, el Instituto Armado intervino en Zuera (Zaragoza) 1.132 unidades que iban a ser subastadas de forma irregular en una página online. Y el jueves, la Policía Nacional aprehendió otras 19.600 unidades en dos almacenes.

Se da la circunstancia, además, de que gran parte de los ejemplares que circulan por el circuito clandestino han sido sustraídos precisamente de hospitales y centros sanitarios, explican los expertos policiales. A finales de febrero se detectó el robo de 250 cajas de mascarillas en quirófanos y varias plantas del Hospital Clínico de Valladolid. Lo mismo ocurrió días después en tres hospitales de Castilla-La Mancha. La Consejería de Sanidad de la comunidad abrió una investigación. En Málaga pillaron a un médico llevándose a su casa 300 unidades del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria. Dijo que eran para repartirlas en su pueblo. Y el Hospital Universitari Joan XXIII de Tarragona tuvo que enviar a sus trabajadores un comunicado interno para pedirles que no desaparecieran más mascarillas, tras la desaparición de varias cajas en una sola planta. Episodios idénticos se han repetido casi en toda la geografía nacional.

"Hace unas dos semanas empezó a desparecer material. Lo que se está haciendo es esconder las mascarillas, ponerlas bajo llave o encargarle a una persona que las reparta", explica un médico del Hospital General Universitario Santa Lucía de Cartagena. "Por lo que sé, está ocurriendo lo mismo en otros centros de la Región de Murcia. Además, se nota la escasez. Cuando vas a entrar en quirófano pides una y ya sabes que esa te tiene que durar todo el día. Antes no había estas restricciones, y tememos que la situación empeore, claro", admite este doctor. En otras comunidades, directamente ya no quedan y se están rediseñando los protocolos sanitarios para que los médicos sepan cómo tienen que atender a los pacientes cuando no dispongan de ese u otro material de protección.

La picaresca también llega a las farmacias. Distribuidores no identificados tratan de aprovechar la falta de mascarillas para colocar este producto a precio de oro en el canal tradicional de distribución. "El pasado lunes, sobre las 14 horas, recibí una llamada en el fijo de la farmacia. Preguntaron por el titular y les dije que era yo. En ese momento me explicaron que llamaban de un laboratorio que no había oído en mi vida para decirme que podían enviarme mascarillas si quería", relata una farmacéutica del área metropolitana de Valencia a preguntas de El Confidencial.

Asegura que no es el método habitual y que nunca le habían llamado por teléfono para ofrecerle un producto. "Como es imposible conseguir desde hace mes y medio, de cualquier tipo, les pregunté que modelos tenían y a qué precio. Me contestaron que tenían de las de tres filtros, de las que usan los dentistas, y que las vendías en cajas de 100 a dos euros la unidad. Me indigné y les dije que no me interesaba, que no quería engañar a la gente", cuenta esta farmacéutica, que pide mantener el anonimato porque sabe que otros colegas están recibiendo las mismas llamadas y sí están pasando por el aro para ofrecer mercancía. "Jamás me había pasado esto", asegura, antes de advertir que está empezando a haber problemas de suministro con el paracetamol y el ventolín.

Las fuentes policiales consultadas confían en que las operaciones de estos últimos días sirvan para frenar estas ventas ilegales y aprovechan para pedir a los ciudadanos "que colaboren con las autoridades sanitarias para que las mascarillas lleguen al personal sanitario, que son las que de verdad las necesitan". Sanidad también ha relajado en las últimas horas las restricciones a la importación de este producto y se espera que la medida contribuya a desactivar la especulación.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1589 en: 23 de Marzo de 2020, 08:57:21 am »
Mañueco no descarta la vía penal contra Victorino Alonso tras confiscarle 150.000 mascarillas


Victorino Alonso, en primer término, accede a los juzgados de León junto a su abogado en un juicio celebrado el pasado año. / Ical
Los artículos fueron confiscados en una nave de Ponferrada después de un aviso anónimo
El Norte
EL NORTEValladolid
Domingo, 22 marzo 2020, 19:16

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha advertido de que está dispuesto a acudir a la vía penal contra el empresario minero leonés Victorino Alonso después de que ayer se le confiscaran 150.000 mascarillas en una de sus naves en Ponferrada.

Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, durante su comparecencia para informar sobre el encuentro que ha mantenido, junto con el resto de presidentes autonómicos, con el jefe del Gobierno central, Pedro Sánchez.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1591 en: 26 de Marzo de 2020, 07:34:19 am »

El polémico documento de Madrid: los ancianos con discapacidad y síntomas no se derivarán al hospital
EL ESPAÑOL accede a un protocolo que dicta que no irán a los centros aquellos con deterioro cognitivo o que no son independientes en la marcha.
25 marzo, 2020 18:40



Diego Rodríguez Veiga @diegoricks

La saturación que los servicios sanitarios están viviendo a causa del coronavirus en España, especialmente en Madrid, está obligando a las autoridades a cribar qué pacientes se atienden y en qué términos. Es lo que se llama triaje, que busca racionar la escasez de recursos para aplicarlos a aquellos con más probabilidad de salir adelante. En ese sentido, según ha podido saber EL ESPAÑOL, la Comunidad de Madrid está discriminando a los ancianos que viven en residencias y que presentan discapacidades de movimiento o cognitivas.

La semana pasada, la Dirección General de Coordinación Sociosanitaria de Madrid envió a las residencias de mayores un documento con el protocolo, dictado por la Consejería de Sanidad, a seguir en cuanto al Covid-19. En ese documento, que ha sido facilitado a este diario por una residencia de la capital, se indican los pasos a seguir por parte de los centros geriátricos en caso de que acumulen positivos.

En el mismo, hay un apartado que indica cuándo una infección respiratoria, como la que causa el coronavirus, puede ser derivada a un hospital. Y ahí hay dos desgloses que son altamente discriminatorios. El primero, cuando “el paciente es independiente para la marcha o Índice de Barthel >60”. El segundo, cuando el paciente lo es “sin deterioro cognitivo, o deterioro cognitivo con GDS <6”.

En resumidas cuentas, este protocolo considera que no se debe mandar al hospital a aquellas personas que, aunque tengan infección respiratoria, no puedan ser independientes en sus movimientos o tengan alguna discapacidad intelectual. Este diario ha llegado a él después de que una residencia con numerosas personas en esta situación viera como sus pacientes no podían ser trasladados a los hospitales.

Y es que el documento lo establece claramente. En él pone que su objetivo principal es establecer un modelo de coordinación entre centros residenciales de la Comunidad de Madrid. Además, pone que busca evitar “las graves consecuencias que el colapso del mismo tendría” y que intenta “identificar los pacientes que se beneficien de una derivación a centros hospitalarios por mejorar el pronóstico de superviviencia y calidad de vida a corto y largo plazo. Como todo triaje, intenta “responder adecuadamente a los principios de la bioética y el código deontológico de las profesiones sanitarias”.

Según han denunciado varios familiares con sus miembros en la residencia Nuevo Versalles de Fuenlabrada (Madrid), en el centro se encuentran 36 personas en aislamiento por síntomas. Además, hace dos noches ya falleció una y hay bajas entre el personal que atiende a los sanitarios. A pesar de la situación, denuncian que no han sido atendidos como se debería ya que está especializada en atender a personas con discapacidad.
Diferenciados por discapacidad

EL ESPAÑOL ha consultado este documento con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI de la Comunidad de Madrid) y han reconocido que tienen conocimiento de la existencia de este protocolo desde hace apenas un día. Por ello, han pedido a la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, su interlocutor, que el protocolo sea eliminado.

“Rechazamos este tipo de documentos porque nos parecen claramente discriminatorios”, asegura a este diario Óscar Moral, presidente de CERMI Comunidad de Madrid. “No sólo habla de pacientes con deterioro cognitivo sino también de aquellos que sean independientes en la marcha. Con este criterio, casi la totalidad de los discapacitados están siendo discriminados”, añade. “Está estableciendo elementos diferenciadores por razón de discapacidad”, apuntala.
Objetivos del protocolo establecidos en el mismo.

Objetivos del protocolo establecidos en el mismo. EL ESPAÑOL

“No se puede ser que, a razón de una discapacidad, se establezcan criterios de minusvaloración de la vida ni que las personas con discapacidad tengan menor valor que el resto de la población para recibir tratamientos”, comenta Moral. Además, advierte de que, en ese sentido, muchas personas mayores acaban teniendo una discapacidad, como la limitación de movimientos, y podrían verse afectadas por esta norma.

“Hemos trasladado la situación a la Consejería de Políticas Sociales y nos han comentado que ellos tampoco lo entienden”, aclara. “Estamos a la espera de que se retire y aparezca un nuevo protocolo. También queremos una comunicación pública y clara para cualquier persona con discapacidad que pueda verse en una situación de dar positivo en coronavirus. Pero sin discriminación y sin minusvalorar la vida de esta persona”, añade. Moral considera que se trata de triaje pero asegura que aún no se ha conocido ningún caso en el que esto afectara a la vida de una persona.

EL ESPAÑOL ha intentado ponerse en contacto con la Dirección General que elabora el documento pero ha sido infructuoso. Estas medidas ni siquiera están recogidas en la orden que el Ministerio de Sanidad publicó en el Boletín Oficial del Estado el pasado 21 de marzo y en la que se establecen las medidas a seguir en las residencias de personas mayores. Ahí, sin embargo, sí que destacan la vulnerabilidad de las personas con discapacidad en esta crisis.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1592 en: 27 de Marzo de 2020, 07:21:46 am »

El aumento de interesados en acoger perros pone en alerta a las protectoras de animales: "Los quieren para la cuarentena y luego devolverlos"

Maltrato animal
"Son 10 o 12 casos en estos días, una cifra inusual. No nos interesa que a los dos meses nos devuelvan el perro. Tiene que haber un compromiso de permanencia", denuncian desde la Asociación Protectora de Animales SOS Vitoria a eldiario.es
Maialen Ferreira Follow @@maialenferreira
26/03/2020 - 21:16h

 Una de las razones por las que los ciudadanos tienen permitido salir a la calle pese al estado de alarma por el coronavirus es para sacar a pasear a su perro. Por ello, algunas personas han optado por crear anuncios en internet para alquilar a sus mascotas -de manera que hasta la plataforma Milanuncios ha tenido que prohibir publicaciones de este tipo-. Otras, directamente, han acudido a las protectoras de animales o centros de adopciones de perros, para hacerse con su animal de compañía al que sacar a pasear y así, despejarse de la cuarentena. Una picaresca que ha puesto en alerta a los trabajadores de las protectoras de animales en Euskadi.

"No sabemos a cuántos hemos rechazado, pero sí que están demostrando mucha picaresca. Lo bueno es que ya llevamos años en esto y sabemos quiénes realmente quieren acoger a un perro porque lo van a cuidar y quienes los quieren para pasearlos durante la cuarentena y devolverlos, que los hay. Por eso hasta que pase la cuarentena no vamos a realizar acogidas, yo me curo en salud. Adopciones sí que estamos realizando, pero a personas que conocemos", señalan desde la Sociedad Protectora de Animales de Bizkaia a este diario.

Según esta protectora, a los usuarios que tan solo quieren un perro para sacarlo a pasear durante el tiempo que dure la crisis del coronavirus "se les pilla fácil": "Hacen preguntas como 'luego se podrán devolver, ¿no?' Al minuto y medio de hablar con ellos ya sé lo que pretenden", declaran. En este tipo de protectoras de animales diferencian entre la acogida y la adopción de las mascotas. El primer caso, la acogida, es para animales que se encuentran en situaciones críticas: cachorros abandonados, perros que acaban de pasar por una operación y necesitan cuidados especiales, etc. En el segundo caso, el de la adopción, se trata de una entrega del animal sin periodo específico de estancia en la casa que la adopta y se les realiza toda la documentación correspondiente.

En la Asociación Protectora de Animales SOS Vitoria aseguran que están recibiendo "peticiones inusuales" para realizar acogidas. "Son 10 o 12 casos en estos días, una cifra inusual. No nos interesa que a los dos meses nos devuelvan el perro. Tiene que haber un compromiso de permanencia", denuncian a eldiario.es.
"Hemos rechazado a media docena"

En la asociación protectora Puppy Bilbao dada la creciente demanda de personas que quieren acoger durante estas semanas, han optado por dejar de realizar acogidas y limitarse tan solo a adopciones a "personas de confianza".

"Hemos rechazado a media docena, bien porque son personas que quieren un perrito para sacarlo ahora que está así la situación o bien por el tema de transportarlos. Desde que esto empezó solo damos perritos a personas de confianza, que ya han acogido antes y les conocemos. A la hora de acoger, además, hay una serie de medidas preventivas por el coronavirus, como dar los perritos bañados y al llegar a casa volver a bañarlos. Nos lo estamos tomando muy en serio", señalan desde la asociación bilbaína.

Desde la Asociación Protectora de Animales y Plantas de Gipuzkoa aseguran que no se da pie a que este tipo de situaciones ocurra, debido a que, hasta que no conocen personalmente al posible adoptante, no deciden si entregar o no al animal. Por lo tanto, aunque hablan por teléfono con personas interesadas, seguirán esperando a que se levante el estado de alarma para poder entregar a los perros.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1593 en: 27 de Marzo de 2020, 09:16:38 am »
No se si habrán visto ustedes la película El Hoyo, este dibujo de hace 100 años nos muestra una realidad, aunque en la película es mucho más cruda, mucho más gráfica.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1594 en: 28 de Marzo de 2020, 06:52:44 am »

Jesús y su hija, embarazada: dos semanas de “aislamiento domiciliario” en su coche
Su casera los echó por “infectados” y van como feriantes, de pueblo en pueblo, espantados por policías y vecinos

Luis de Vega
Morata de Tajuña (Madrid) - 28 mar 2020 - 00:30 CET


En el balcón, dominándolo todo, José Antonio con el brazo derecho en alto preside la sede de la Falange. A pie de calle, Jesús habla a través de una mascarilla quirúrgica apoyado en la puerta de su coche. “Tengo síntomas”. Y saca los papeles del Samur, del Hospital 12 de Octubre y de la Fundación Jiménez Díaz. “Infección respiratoria. Posible Covid-19. Se decide alta asegurando las medidas de aislamiento necesarias”, se lee.

Chispea sobre la plaza del Ayuntamiento de Morata de Tajuña. El cuchicheo es mínimo en la cola de gente desperdigada que espera su turno para el súper. El coche es un Volkswagen Golf negro. Esta es la casaen la que, desde el viernes 14 de marzo, vive Jesús Bugliot, de 55 años. También cumple en este vehículo esas medidas de aislamiento prescritas su hija Patricia, de 37. En su vientre, una criatura de camino desde hace cinco meses. Igual que su padre, lleva días con síntomas de haber contraído el Covid-19.

“¿Qué? ¿le está haciendo un reportaje?”, inquiere un agente de la Guardia Civil en tono amable desde la ventanilla de su coche. “Eso está bien, hombre”, añade como dando a entender que nada mejor que alimentar el periódico con testimonios de primera mano de la crisis. Jesús habla de nuevo en cuanto la pareja le da aire al acelerador. “Estos son los que me han dicho antes que me denuncian si sigo aquí”. Su hija asiente desde el asiento del copiloto mientras se lía un cigarro. En la parte de atrás, un edredón blanco; en el maletero, algo de comida que les entregó la Benemérita en otro pueblo antes de pedirles que se fueran.

Durante todos estos días se han sucedido los episodios de rechazo, tanto por parte de agentes como por parte de vecinos. Y los Servicios Sociales no encuentran acomodo para dos personas como ellos con síntomas. “Dicen que no estamos graves para que nos ingresen”. Tampoco es un positivo oficial porque asegura que no le han hecho el test.En el papel que le entregaron con el alta en urgencias de la Fundación Jiménez Díaz aparece que se le ha realizado el “diagnóstico clínico sin PCR”, es decir la prueba para saber si está infectado.

Como centro de la pandemia en España, la Consejería de Sanidad estimaba hace tres días que solo en la Comunidad de Madrid hay 55.000 personas con coronavirus o sospechosas de tenerlo. Apoyados en los síntomas, a Jesús le dieron la baja médica en su centro de salud. El peso del estigma y del miedo acabaron, además, con este conserje de finca y su hija expulsados fuera de la habitación en la que vivían en un piso compartido de Ciempozuelos.

    “Me han vuelto a pedir ayuda pero les he dicho que aquí en mi casa, no”.

“Están contagiados y les dije que se fueran de mi casa”, sentencia categórica la casera y excompañera de vivienda al ser contactada por teléfono. Es firme. No se arrepiente. Volvería a hacerlo. Es más… “me han vuelto a pedir ayuda pero les he dicho que aquí en mi casa, no”. La mujer no da detalles pero cuenta que el virus es “la gota que colmó el vaso”. Tres días después devuelve la llamada al reportero con un tono menos pendenciero. “¿Sabes algo de ellos? ¿Han encontrado piso?”.

Jesús y Patricia han acudido al Samur Social, que gestiona una red de centros de acogida y ha aumentado en varios cientos sus plazas tras el decreto del estado de alarma. Entre ellas 150 en el reciento ferial de Ifema. Por allí se han pasado también los dos. Nada. “Hemos hecho todo el circuito”. Su periplo les lleva estos días, cual feriantes, de pueblo en pueblo. Pero son empujados por la Policía, que se apoya en el decreto del estado de alarma para espantarlos. Rivas Vaciamadrid, Arganda del Rey, Morata de Tajuña, Madrid... Las últimas veces que han llamado a los servicios sociales los han derivado a la Conferencia Episcopal, a la Cruz Roja... “Por las noches me sigue faltando la respiración. Patricia sigue también con los síntomas desde el tercer día”.

El problema no es solo que no tengan casa. “Es que el el coche la Policía y la Guardia Civil nos sigue hostigando”. Entonces saca la multa de la Policía Local de Rivas.Viernes 20 de marzo a las 11,30 de la mañana. Hecho denunciado: Encontrarse dentro del vehículo dos personas. El filiado y su hija. Ordenanza: RD 463/2020 estado de alarma. Lugar: calle Frida Kahlo con Avenida Levante. Cuenta que el jueves hasta tres motos y un coche patrulla de la Policía Municipal de Madrid les han pedido en el Ensanche de Vallecas los papeles y les han amenazado con multarles. Tras explicarles su situación solo les han dejado una salida: “Iros al campo”. Llegados a un camino rural de Arganda, los vecinos de un chalé cercano han cargado contra ellos.

“Esto se hacía con los gitanos en los pueblos de Franco”, asegura el hombre hastiado frente al Ayuntamiento de Morata de Tajuña. Como escuchando, un par de metros por encima de Jesús, el brazo erguido de José Antonio con la camisa azul remangada en el azulejo falangista del balcón. “No sé ya si que nos ingresen en prisión”.


Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Mentor
  • **
  • Mensajes: 13114
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1595 en: 30 de Marzo de 2020, 13:12:18 pm »
La casera ha cometido un delito de coacciones y deberían detenerla y ponerla a disposición judicial.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1596 en: 30 de Marzo de 2020, 20:23:34 pm »
Faltan guillotinas ..




El rey de Tailandia se confina con sus 20 concubinas en un hotel de lujo en Alemania


El rey tailandés, Maha Vajiralongkorn, ha alquilado un hotel de cuatro estrellas para confinarse con su séquito en plena crisis por el coronavirus. 
30 marzo, 2020 16:55


 CORONAVIRUS ENFERMEDADES INFECCIOSAS INFECCIONES POLÉMICA TAILANDIA
 
 
Redacción | Agencias
En plena crisis por el coronavirus el rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, de 67 años, ha decidido abandonar su país y refugiarse junto con su séquito, entre las que se encuentran 20 de sus concubinas, en un hotel de lujo en Alemania.


Vajiralongkorn, más conocido como Rama X, ha dejado en manos del gobierno la gestión de esta emergencia sanitaria mientras él se aísla en el Grand Hotel Sonnenbichl, de cuatro estrellas, en la localidad bávara de Garmisch-Partenkirchen, en los Alpes alemanes.


Según adelantó el diario alemán Bild, Rama X lo ha alquilado en exclusiva para pasar el confinamiento junto a su séquito entre las que se encontrarían 20 de sus concubinas. Se desconoce, según publica el citado medio, si entre ese grupo se encuentran las cuatro esposas del rey. Lo que sí se sabe es que ya ha mandado a casa a 120 personas del servicio por tener síntomas de coronavirus.

La noticia ha generado una gran ola de indignación en el país y muchos tailandeses no han dudado en criticar a su rey, a pesar de que con ello se arriesgan a multas y penas de hasta 15 años de cárcel. Más de un millón de comentarios bajo la etiqueta #¿Paraquénecesitamosunrey?, han inundado Twitter y todavía continúan las reacciones en su contra.


Este desafío a la institución, con una fuerte legislación en lo que se refiere a las críticas a la Casa Real, surgió después de que un profesor exiliado en Francia, Somsak Jeamteerasakul, publicara en la red social que el monarca estaba "aburrido" en Alemania y había viajado en su avión privado desde Munich a Hamburgo en medio de la pandemia.

Los usuarios también compartieron unas polémicas fotos del rey en camiseta de tirantes y con tatuajes, que fueron difundidas en 2016 fuera del país y desde entonces han sido censuradas por los medios en Tailandia.

Hasta el momento en Tailandia se han confirmado cerca de 1.500 casos de personas con coronavirus y han fallecido siete personas. Se ha decretado ya la emergencia y el cierre parcial de varios negocios, pues la cifra de afectados va en aumento

Vajiralongkorn, que fue coronado el año pasado, ha aumentado el control financiero y de seguridad de la Casa Real con respecto a su padre, el rey Bhumibol Adulyadej, fallecido en 2016. Además, no ha heredado la popularidad de su progenitor, al que gran parte de los tailandeses reverenciaba como el padre de la nación y casi como una figura semidivina.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1597 en: 02 de Abril de 2020, 07:39:49 am »


Sanitarios en India obligados a dormir en el hospital porque sus vecinos los expulsan por miedo al coronavirus
El coronavirus se ha convertido en una nueva forma de discriminación social y abuso hacia el personal médico, que en ocasiones no tiene contacto con pacientes contagiadosHannah Ellis-Petersen / Shaikh Azizur Rahman
01/04/2020 - 22:27h

Personal sanitario atiende a un paciente con coronavirus en el hospital Beleghata en Calcuta (India)

En India, algunos médicos y trabajadores sanitarios comienzan a enfrentarse a un nuevo tipo de ostracismo social en sus lugares de residencia. Sus vecinos, temerosos de que puedan ser portadores de coronavirus, los expulsan de sus viviendas, forzándolos a dormir en el suelo o los baños de los hospitales en los que trabajaban.

Los casos se multiplican por todo el país. Profesionales del sector sanitario describen el nacimiento y expansión de un estigma social en sus barrios, entre sus vecinos, ante sus arrendadores y que se plasma en ese taxi que no se detiene o en esa barricada que les impide traspasar la puertas de sus propias casas dejándolos, incluso, en la calle.

Un médico que supervisa un equipo de respuesta rápida al coronavirus, y que ha pedido que su identidad se mantenga en el anonimato para evitar problemas con las autoridades, ha descrito cómo otros dos médicos le han pedido quedarse en su casa después de que sus caseros mostraran una actitud crecientemente hostil y les pidieran que abandonaran sus viviendas.

"Los caseros dicen que por trabajar en hospitales traerán la infección a casa y la extenderán entre los demás", explica. "Muchos médicos en India se quejan de lo mismo. Bastantes han decidido pasar los próximos días en los baños de los hospitales porque han perdido sus apartamentos o no pueden regresar a ellos debido a la hostilidad de sus vecinos".

A medida que la pandemia de coronavirus toma posiciones en India, que ya se acerca a los 1.000 casos diagnosticados, y cuando sus 1.300 millones de habitantes se encuentran sometidos al confinamiento más masivo del planeta, el miedo recorre el país. La densidad de población y las malas condiciones en cuanto a salubridad y provisión de servicios sanitarios podrían provocar un auténtico desastre en cuanto al contagio.
Un trabajador mide la temperatura de viajeros que llegan a la ciudad de Prayagraj, en India

Un trabajador mide la temperatura de viajeros que llegan a la ciudad de Prayagraj, en India Prabhat Kumar Verma/ZUMA Wire/dpa/Europa Press

La contradicción radica en que mientras, a petición del primer ministro, Narendra Modi, varios millones de personas han salido a sus balcones a cacerolear y aplaudir a los sanitarios en primera línea de combate contra el virus, la vida diaria de los médicos, enfermeras y personal sanitario, es un rosario de prejuicios, ostracismo, desalojos y miedos provocados por su supuesto contacto con la enfermedad.
Un plástico en el suelo como "casa temporal"

Una enfermera de 38 años que trabaja en un hospital de Calculta cuenta cómo su casera se presentó en su puerta hace dos días y le dio a ella y sus hijos un ultimátum de 48 horas para dejar la casa en la que llevan siete años. Al día siguiente, la casera regresó acompañada de dos hombres y pidió que la enfermera se fuera de inmediato. No cejó en su empeño pese a que la enfermera explicó que no trataba a ningún enfermo de coronavirus y no tenía ningún síntoma.

"No me escuchaba", explica la enfermera, que prefiere no ser identificada. "Me dijo 'Seguro que hay algún paciente cerca en tu hospital. Sabemos que el virus flota en el aire e infecta a todos a su alrededor. Por eso miles de personas en todo el mundo se han contagiado. Tienes que dejar el apartamento'".

La enfermera dijo que ella y sus hijos se han visto obligados a mudarse con su madre, que vive en un barrio pobre, en una casa de una sola habitación. "Somos cinco, apiñados en unos metros cuadrados. Trabajo turnos de 12 horas en el hospital. Es agotador. Y ahora tengo que buscar donde vivir. Pero si la gente sabe que soy enfermera en el hospital de una gran ciudad, nadie me alquilará una apartamento".

Mujeres que trabajan como ayahs, personal de asistencia en los hospitales, describen también como han sido expulsadas de sus casas en los últimos días. Kajori Haldar, de 48 años, trabaja en una facultad de medicina en Calcuta y explica que sus vecinos ya han ido a hablar con su marido para explicarle que ella no debe regresar a casa en tres meses. Tienen miedo a un posible contagio de coronavirus. "Cuando no estoy trabajando, busco donde abrir un plástico y allí me tumbo", cuenta Haldar. "Así me he hecho una casa temporal".

Saraswati Naskar, de 40 años y que se dedica a lo mismo en un hospital público, vive en un barrio pobre de Calcuta y ante sus vecinos ha dicho que trabaja en un restaurante. "Se de muchas ayahs y otras empleadas de bajo perfil en hospitales que han dejado de ir a sus casas y duermen dentro del recinto hospitalario".

El problema es tan grave que la Asociación de Médicos Residentes (RDA por sus siglas en inglés), pertenecientes al Instituto de Ciencias Médicas de India, han pedido la ayuda del gobierno. "Muchos médicos por todo el país están atrapados en la carretera con todo su equipaje y no tienen donde ir", se leía en la carta. En Delhi y Bengala, el gobierno ha ordenado que se tomen medidas contra cualquiera que amenace con el desalojo de un sanitario.

La vida diaria trae consigo cada vez más retos para cualquier persona vinculada con la lucha contra el coronavirus. Arghyadeep Ganguly, un joven doctor del hospital de enfermedades contagiosas Beleghata de Calcuta ha descrito cómo hasta siete taxistas diferentes rechazaron tomarlo como cliente cuando se dieron cuenta de que trabaja en lo que llaman el "hospital del coronavirus".

"Varios de los médicos con más experiencia han visto como sus caseros les pedían que dejaran sus habitaciones alquiladas y otros alojamientos por miedo a que llevaran con ellos el virus", explica Ganguly. "Parece que los habitantes de India han encontrado un modo más de condenar al ostracismo y abusar del personal médico que está en primera línea del combate contra la Covid-19".


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1598 en: 02 de Abril de 2020, 16:37:53 pm »
GESTO ALTRUISTA


Una mujer de 90 años muere tras renunciar a un respirador para cedérselo a los jóvenes


“Hicisteis lo que pudisteis, tuve una buena vida” dijo Suzanne a los médicos antes de fallecer
La última hora del coronavirus en España
AMP
Dos sanitarios protegidos con mascarilla y gorro atienden a un paciente con coronavirus en el Hospital temporal de la Comunidad de Madrid habilitado en IFEMA, en Madrid (Ricardo Rubio - Ricardo Rubio / EP)
 
REDACCIÓN
01/04/2020 09:16 | Actualizado a 01/04/2020 11:08
Una anciana belga de 90 años murió por coronavirus tras decidir renunciar a su respirador para cederlo a personas más jóvenes. El bonito gesto, que le costó la vida, ha dado la vuelta al mundo después que su hija explicara la historia.


El colapso sanitario y la escasez de material que sufren los hospitales españoles que luchan contra el coronavirus también sucede en otras partes del mundo. En Bélgica, sin ir más lejos, ha trascendido el caso de una mujer nonagenaria con neumonía que decidió renunciar a la respiración artificial para intentar salvar la vida de personas más jóvenes.


”No quiero respiración artificial. Guardadla para pacientes más jóvenes. Yo ya he tenido una buena vida” le dijo la mujer en cuestión, Suzanne Hoylaerts a los médicos que la atendían, ha explicado su hija Judith al diario local Het Lasste Nieuws.

Medidas preventivas de contagio
La anciana no se pudo despedir de la familia ni tener funeral

La anciana cedió su oportunidad de seguir viviendo para intentar que otros pacientes con Covid-19 pudieran seguir con vida. ”No lloréis, hicisteis todo lo que pudisteis, tuve una buena vida”, cuenta su hija que dijo Suzanne antes de fallecer.

Pero a pesar de su altruista gesto, la anciana, como todos los afectados por coronavirus, no pudo despedirse de la familia debido a las extremas medidas de seguridad para evitar contagios. “No pude decirles adiós y no puedo ir a su funeral”, ha explicado la hija.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181550
Re:¿QUÉ CLASE DE PERSONAS SOMOS?
« Respuesta #1599 en: 05 de Abril de 2020, 07:12:03 am »
Yo creo que lo más efectivo, después de desalojarlos, es que los multen a todos por saltarse el confinamiento.

Desalojados los asentamientos ilegales en Plaza de España y en Barajas

    ANA DEL BARRIO
    @anabarrio
    PABLO R. ROCES
    @Pavlinrodriguez
    Madrid

Viernes, 3 abril 2020 - 12:34

Campamento de rumanos en Plaza de España. ANTONIO HEREDIA

La Policía desalojó ayer a 80 personas sin hogar procedentes de toda España que dormían en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas y al asentamiento ilegal de rumanos, situado en la madrileña de la Plaza de España.

Este campamento, ubicado en pleno centro de Madrid, había crecido en los últimos días con más de 30 personas que habían instalado colchones y tiendas de campaña ante la alarma de los vecinos. Los residentes habían denunciado en EL MUNDO que este grupo de ciudadanos rumanos incumplía las normas de la cuarententa impuesta por el coronavirus y suponía un peligro para la salud pública.

Esta misma mañana, varios agentes de la Policía Municipal, acompañados por el Samur Social, han desalojado el campamento, mientras el personal de limpieza se ha encargado de levantar los chamizos y cobertizos que habían instalado a la entrada de los jardines de Sabatini, justo en un lateral del Palacio Real.

El Samur Social acudió esta semana para ofrecer a estas familias una alternativa habitacional y algunas han sido trasladadas al centro deportivo municipal Marqués de Samaranch, situado en el distrito de Arganzuela, donde se ha habilitado un segundo espacio para personas sin hogar que complementa al de Ifema, según informan desde el Ayuntamiento.

Por su parte, la Policía Nacional también desalojó ayer a unas 80 personas sin hogar que residían en Barajas, una decisión que ha creado malestar en el seno del Consistorio de la capital donde aseguran no haber sido informados de esta acción y acusan al Gobierno central de "falta de sensibilidad" y de "deslealtad" hacia la corporación municipal, apuntan fuentes consultas.

Desde el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social señalan asimismo que el Consistorio ha puesto en marcha un trabajo de "localización de esas personas expulsadas del aeropuerto" para derivarlas a los recursos municipales dispuestos a tales efectos. "Algunas de ellas sí que acudieron a los recursos del Ayuntamiento y se ha conseguido acoger a los perfiles más vulnerables, en concreto los mayores de 65 años", confirman desde el equipo de José Aniorte.

Fuentes policiales niegan el desalojo y aseguran que sólo se les ha invitado a irse y les han informado sobre la existencia de un recurso de acogida en Ifema. Estas fuentes han insistido en que no ha sido un desalojo, sin aclarar más acerca del significado de esta invitación a irse durante el estado de alarma, según informa la agencia Efe.

"Importante malestar" en Madrid

Ante esta situación, desde el Ayuntamiento de Madrid ya han comenzado los trabajos para encontrar un nuevo punto que permita crear un nuevo espacio para personas sin hogar y que complemente a los que ya se han habilitado desde el inicio del estado de alarma en Ifema -150 plazas- y en el polideportivo Marqués de Samaranch -150 plazas- en Arganzuela. "Estamos trabajando en habilitar la semana que viene un nuevo recurso con más plazas para dar respuesta a esta nueva situación", afirman fuentes municipales.

Sin embargo, el malestar es "importante" en el Palacio de Cibeles con el Gobierno de la Nación porque "no se informó· de esta actuación policial y eso provocó que el Gobierno municipal no pudiera "articular la respuesta que se realiza siempre mediante la intervención del Samur Social".

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida ha pedido este viernes al Ejecutivo que se le notifiquen estas acciones antes de emprenderlas para "evitar posibles focos de contagio y situaciones de vulnerabilidad extrema" y ha señalado que "no es una situación adecuada que puedan estar en Barajas" al tiempo que ha recordado que "ahora el aeropuerto no registra casi actividad".

El Área de Familias y Bienestar Social recuerda que el Ayuntamiento de Madrid ha creado desde el inicio de la crisis sanitaria del coronavirus 600 plazas con los recursos puestos en marcha en Ifema y el polideportivo de Arganzuela, en distintos albergues para sin techo y ampliando la campaña del frío. Recursos que en estos momentos son insuficientes porque sigue llegando gente a la capital, lo que obligará a que la semana que viene se busque una nueva ubicación en la ciudad.