Autor Tema: Unificación de cuerpos policiales  (Leído 110650 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1260 en: 12 de Mayo de 2018, 07:45:09 am »
Un sindicato de Mossos pide a Interior que habilite la pasarela para pasarse a la Policía Nacional

Considera que una vez se alcance la equiparación salarial las condiciones laborales de los agentes del cuerpo estatal serán más atractivas. Agentes autonómicos catalanes han mostrado interés

 El Ministerio del Interior cambió en 2015 la Ley de Régimen de Personal de la Policía Nacional para abrir la puerta a que agentes de las policías autonómicas pudieran pedir el traslado al cuerpo nacional sin facilidad. Esa “pasarela” aún no se ha activado realmente, pero ahora hasta un sindicato de los Mossos d’Esquadra lo reclama.

Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d'Esquadra.

Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d'Esquadra.
11 may 201813:39
El Sindicat de Policies de Catalunya (SPC) ha dirigido una carta a Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior, para trasladarle algo que con el proceso independentista se había agudizado: el interés de algunos mossos por pasarse a la Policía Nacional.


La Ley Orgánica 9/2015 de Régimen de Personal de la Policía Nacional estableció que los agentes de las policías autonómicas pueden ingresar en el CNP manteniendo la escala y categoría que tuvieran en los Mossos, la Ertzaintza, la Policía Foral de Navarra...

Sin embargo, esta posibilidad no se ha desarrollado en un reglamento este mecanismo, conocido como “pasarela” entre fuerzas de seguridad.

En torno al referéndum del 1-O y las tensiones que se vivieron en el seno de los Mossos d’Esquadra por el respeto o no a las resoluciones judiciales para impedir esa votación se conoció que decenas de agentes autonómicos catalanes habían contactado con el Ministerio del Interior para tratar de acogerse a esa “pasarela”, pero realmente aún no está bien regulado ese mecanismo.


Ahora el SPC reclama a Zoido que apruebe un reglamento para dejar claro cómo pasarse de una policía autonómica a la Policía Nacional. Tienen conocimiento de mossos a los que les interesaría hacerse policía nacional, por distintos motivos: cambio de trabajo de sus parejas, separaciones, incluso por lo que ellos consideran una “persecución” a algunos agentes por parte de la División de Asuntos Internos.

E incluso citan la equiparación salarial. Indican que ahora que se van a elevar los sueldos de los integrantes de la Policía Nacional hasta alcanzar los que cobran los Mossos, las condiciones laborales y retributivas de los policías nacionales serán “inclusive más beneficiosas” que las de los Mossos, sobre todo en los derechos sociolaborales.

Desconectado Syberia

  • Junior
  • **
  • Mensajes: 416
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1261 en: 12 de Mayo de 2018, 15:01:40 pm »
Un sindicato de Mossos pide a Interior que habilite la pasarela para pasarse a la Policía Nacional

Considera que una vez se alcance la equiparación salarial las condiciones laborales de los agentes del cuerpo estatal serán más atractivas. Agentes autonómicos catalanes han mostrado interés


E incluso citan la equiparación salarial. Indican que ahora que se van a elevar los sueldos de los integrantes de la Policía Nacional hasta alcanzar los que cobran los Mossos, las condiciones laborales y retributivas de los policías nacionales serán “inclusive más beneficiosas” que las de los Mossos, sobre todo en los derechos sociolaborales.


No tienen jeta los colegas ni nada....jajajaja.

Anda anda....pedir ahora el traspaso si tenéis huevos, 1400 euros y de "mochilero" dando tumbos por Barcelona o a palos con los argelinos en el CIE.

Hay que ser sinvergüenza.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1262 en: 18 de Mayo de 2018, 06:50:35 am »
torra abre un nuevo periodo
Los 'mossos españolistas' piden a Rajoy que no los deje solos porque temen represalias
Los 200 agentes autonómicos que reclaman al Gobierno poder pasar a la Policía Nacional consideran que están ante una objeción de conciencia: "Yo me hice policía para cumplir la ley"

Roberto R. Ballesteros
17.05.2018 – 20:29 H.

Un portavoz del denominado Colectivo Pasarela, el grupo formado por más de 200 'mossos' que reclaman al Gobierno poder pasar a la Policía Nacional, ha dado la voz de alarma ante El Confidencial. El agente, que prefiere mantenerse en el anonimato por temor a sufrir represalias, aseguró que si Moncloa no sigue de cerca las decisiones que ahora comienza a tomar el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y vigila si debe seguir aplicando el artículo 155 de la Constitución española, los que saldrán peor parados serán los policías autonómicos.

"Lo que no pueden hacer es dejarnos solos; si no los supervisan, muchos agentes van a caer", aventura el mencionado representante del grupo de funcionarios, que prevé una nueva lluvia de sanciones a quienes no obedezcan a ciegas a los nuevos mandos que ponga el futuro Govern. "Habrá muchas repercusiones, porque ellos te expedientan y te comes ese expediente", sentencia el portavoz del colectivo, que el pasado miércoles se reunió con representantes de la comisión de Interior del Partido Popular en el Congreso y que también ha mantenido encuentros con Ciudadanos. "Ambos dicen que nos comprenden, pero también que no es fácil regular la pasarela a las fuerzas de seguridad", añade el 'mosso', visiblemente preocupado por la posible vuelta a la situación previa al 155.


"Esto en realidad es una objeción de conciencia; tu jefe te dice que no cumplas la ley, pero yo me hice poli precisamente para cumplirla", subraya el agente, con mucho cuidado de no revelar dato alguno que permita a su entorno identificarle. "Estoy seguro de que nos van a volver a poner en la misma tesitura, porque van a intentar caminar de nuevo sobre la delgada línea de la ilegalidad, como han hecho hasta ahora", agrega el 'mosso'. "Alquien que manifiesta que no va a cumplir con la legalidad, cómo va a dirigir la policía", se pregunta el portavoz del colectivo, quien insiste en destacar cuál es su cometido. "Yo soy policía y la policía cumple la ley", reitera.

El agente defiende que el Ministerio del Interior regule por fin la pasarela que contempla la Ley de Personal de la Policía Nacional con el fin de que los 'mossos' que lo soliciten puedan acceder a la corporación. Quieren de este modo poder acceder a plazas en todo el territorio nacional y alegan que tienen derecho a ello por el principio de libertad de movimiento por todo el territorio nacional. Argumentan además que en ocasiones sus familias se encuentran a cientos de kilómetros y que deben poder acercarse a ellas.

Un respaldo letal para Trapero: por qué es improbable que vuelva a dirigir los Mossos
José María Olmo
El 'major' de los Mossos ha pedido a su entorno que enfríe las expectativas sobre su regreso a la dirección de la policía autonómica. Suena el comisario Molinero para asumir el cargo tras el fin del 155

El portavoz del colectivo entiende que el clima tras la entrada de Quim Torra puede parecerse al que había antes de la aplicación del 155, aunque matiza que no cree que sea tan explícito, sino algo más sibilino. "Supongo que los jefes no serán como Josep Lluís Trapero, serán más cautos, porque saben lo que les puede pasar, que pueden ser investigados por delitos muy graves", sostiene el representante de estos más de 200 'mossos'. Asegura también, sin embargo, que algunos mandos que fueron desplazados con la aplicación del 155 ya están jactándose de que pueden volver.

Este jueves, de momento, el nuevo presidente de la Generalitat vetó la presencia del Gobierno central a su toma de posesión. Negó que asistieran ni la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, ni el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, máximos responsables del poder político en Cataluña tras la entrada en vigor del artículo 155. De hecho, ningún representante del Gobierno de España acudió a la cita, según fuentes de Moncloa, porque "desde la Generalitat" han intentado poner al Ejecutivo al nivel de una delegación gubernamental, cosa que no ha sido aceptada por Rajoy. "El Gobierno considera que el modelo de acto organizado por la Generalitat degrada la propia dignidad de la institución", insisten las mismas fuentes.

Una vez tomen posesión todos los 'consellers' que nombre Torra, el Gobierno central levantará la vigencia del 155 y la Generalitat recuperará su autogobierno. No así la intervención económica que ordenó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que continuará mientras siga viva la desconfianza institucional entre ambas partes. En cualquier caso, si el clima de tensión prosigue —cosa perfectamente posible con Torra al frente—, tampoco es descartable que vuelva a aplicarse el 155.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1263 en: 27 de Mayo de 2018, 07:41:35 am »

Mossos constitucionalistas: "Asuntos internos es como la Gestapo"

Cientos de agentes se unen en una asociación para reivindicar su españolidad y criticar las decisiones de sus mandos


 Carlos Frías
26.05.2018 - 05:15


Un puñado de Mossos d’Esquadra ha dado un paso al frente para denunciar públicamente el menosprecio que sienten por sus mandos y sus compañeros, y la “persecución” a las que, a su juicio, les someten la División de Asuntos Internos (DAI), los agentes que se encargan de ‘fiscalizar’ las actitudes y comportamientos de los policías autonómicos. Algunos compara a este departamento con “la Gestapo” nazi.
 
 
Inma tiene 49 años y es mosso en Girona. La han sancionado administrativamente siete meses sin empleo ni sueldo por un insulto aCarles Puigdemonten una red social que asegura con pruebas que ella no realizó. El procedimiento en el que se vio implicado duró de enero de 2017 a mayo de 2018. Hasta poder acudir a la justicia para denunciar su caso, ha aguantado 15 meses de castigos en forma de medidas cautelares cuando estas, por ley, sólo pueden durar un máximo de seis meses.

“A Trapero, investigado en tres delitos graves, o a otros compañeros que votaron en el referéndum o insultan a políticos y jueces españoles no les pasa nada”, critica. Mientras tanto, Inma ya ha ganado el primer juicio que tenía contra la DAI por una de las tres medidas cautelares que le impusieron por insultar al ex presidente de la Generalitatsin aludir a ninguna de las pruebas que aportó. Pero el daño ya está hecho.

Ella está harta. Ha decidido dejar el cuerpo y marcharse de Cataluña. Málaga es su destino favorito. Quiere prepararse otras oposiciones al Estado gracias a su licenciatura en Derecho, pero ha llegado el punto en que no le importa la ciudad a la que se vaya. Lo primordial para su familia es salir de allí y poder criar a sus hijos en un ambiente “lejos de las hostilidades y el enfrentamiento”.

Críticas al Govern y al Rey

“Es más peligroso y más probable que abran un expediente disciplinario a quien realice comentarios ofensivos contra miembros del Govern o del Parlament que no contra miembros del Gobierno español, de Ciudadanos o el Rey”, explica Javier Aranda, socio del despacho de abogados Aranda, Melgar & Tàsies, y que ha llevado diversos expedientes abiertos por parte de asuntos internos contra algunos mossos.

En defensa de aquellos trabajadores que no comulgan con ruedas de molino, se creó a mediados de abril la Unió de Mossos per la Constitució (UMC), una asociación de unos 300 agentes que reivindican su españolidad desde un cuerpo “politizado”. Ángel Gómez, el presidente de la plataforma, no se esperaba la repercusión mediática que están teniendo: “Eso es que molestamos”, asume.

“Estamos sometidos a presiones constantes, puesto que somos funcionarios públicos y siempre nos pueden mover de lugar, abrir expedientes o perseguirnos de manera política. Nos condenan al ostracismo profesional. Por eso mucha gente no se atreve todavía a dar el paso”, afirma Gómez a este periódico. Él era guardia civil, pero con el paso de competencias en 2005 (en su caso en 2008) dejó el Instituto Armado para pasar a formar junto a los agentes autónomicos. “Cerraron mi cuartel y me dejaron en suspensión de servicios”.

Varios compañeros de Gómez creen que están siendo “escuchados telefónicamente” por lo que no se atreven a dar la cara ni a hablar con los medios. “Algunos mandos se jactan de tenernos en listas por nuestras ideas”, apunta el agente.

Cambiar de uniforme, no de ley

“Muchos somos catalanes y nos queremos quedar aquí, pero sentimos un gran desapego por las políticas que está llevando la Generalitat. Lo que nos obligaron a hacer no es lo que nosotros juramos cuando nos hicimos policías”. Habla Rodrigo, al que se le ha cambiado el nombre por petición propia. Pertenece a la asociación Policías Autonómicos por la Pasarela.

Aunque con unos fines diferentes a la UMC, los 200 compañeros de Rodrigo coinciden en el fondo de la crítica hacia las medidas tomadas desde la Consellería de Interior. “Con el referéndum los mandos pensaban que iba a ser como un 9-N, que las responsabilidades se iban a quedar en los jefes. Lo triste es que por decisiones que han tomado mandos superiores tengan que ir compañeros a declarar”, afirma.

El nombre de la asociación por la Pasarela viene de una disposición adicional recogida en la Ley de Personal de la Policía Nacional. En concreto en la cuarta, que dice: “Los funcionarios de carrera de los cuerpos de policía de las comunidades autónomas podrán ingresar en la Policía Nacional, en la escala y categoría equivalente a la que ostenten en su cuerpo de procedencia”. Según publicó El Independiente, el ministerio del Interior ya está dando los primeros pasos para que sea efectivo, pues “falta un reglamento”, afirma Rodrigo.

“Hay un compañero que, por una enfermedad, tiene a su hijo a 1.000 kilómetros. Otros trajeron a sus parejas desde otros lados de España y no se pudieron adaptar, sobre todo por el tema del catalán, y ahora quieren irse con ellas”. No hay fecha exacta para que los mossos descontentos den el salto a otros cuerpos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero puede ser una vía de Escape para agentes hastiados como Inma.
Cataluña

Desconectado escalaejecutiva

  • Moderador
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 11291
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1264 en: 27 de Mayo de 2018, 08:10:38 am »
Que Trapero siga yendo a trabajar cada día es algo absolutamente incomprensible y un agravio intolerable para todos los policías suspendidos por estar procesados por delitos muuuucho menos graves...
-Me acuerdo de madre, padre.
-Bueno, pero...¿no te gusta la moto que te he comprado?"

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1265 en: 24 de Agosto de 2018, 08:57:29 am »

Asier Erkoreka: «Municipales y ertzainas deben conformar una Policía Vasca»


Asier Erkoreka.
Presidente de las Policías Locales de Euskadi

El nuevo responsable de las guardias municipales llama a fijar «medidas de autoprotección» ante ataques como el de la comisaría de Cornellá
NEREA SANDOVALSAN SEBASTIÁN.
Jueves, 23 agosto 2018, 06:48
La Asociación de Jefas y Jefes de Policía Local de Euskadi renovó el 9 de julio su junta directiva. Fruto de ello, Asier Erkoreka, responsable de la Policía Municipal de Mungia, ha pasado a estar al mando de la asociación hasta 2020. Entre sus propósitos, están la modificación de la Ley de Policía Vasca de 1992, dar a conocer la asociación, lograr una mayor incorporación de la mujer y colaborar con la Ertzaintza.


-¿Por qué es importante dar voz a su asociacion?

-La asociación Ajeple (EUBE en sus siglas en euskera) ha cumplido este treinta años de actividad desde que se constituyó en Zarautz. Pero a nivel de la sociedad no se había divulgado su actividad y es importante que la ciudadanía conozca de su existencia y su actividad en pro de las Udaltzaingoak y de la seguridad de nuestros pueblos y ciudades.

-¿Cuáles son vuestras prioridades?


-Realizar las aportaciones en la Dirección de Coordinación, en materia de protocolos, igualdad, etc. Y atender las peticiones de las jefaturas asociadas, compartiendo información, áreas de mejora y trasladando a la sociedad las inquietudes y preocupaciones que tenemos.

-¿Qué aspectos les llevan a querer modificar la Ley de Policía de 1992?

-Por dos motivos: que se reconociese el valor de las Policías Locales en Euskadi, como servicio esencial y cercano a la ciudadanía. También que se considere y dignifique la graduación de las jefaturas.


-¿Cómo es la comunicación de la Policía Local con los Ayuntamientos y alcaldes?

-En Gipuzkoa, hay muchas alcaldías que apuestan por su seguridad local confiando en sus Guardias Municipales. En esos casos, la comunicación es dinámica y proactiva. Por el contrario, hay un número importante de asociadas y asociados preocupados por el desinterés de sus mandatarios al ponerles trabas en el desarrollo de sus tareas definidas, evitando cualquier coordinación con la Ertzaintza o considerándoles una brigada de obras. El resultado es una Guardia Municipal desmotivada y una ciudadanía más desprotegida.

-¿Cómo es la relación de la Policía Local con la Ertzaintza?

-Cada vez mejor y más proactiva. La Ertzaintza ha entendido que la alianza con las Guardias Municipales redunda en beneficio de las personas a las que servimos, dejando de lado anteriores desconfianzas y compartiendo su conocimiento para trasladar a los cuerpos locales los tipos delictivos en los que hay que centrar el esfuerzo en prevención y reacción.

-¿Por qué se debe considerar la figura de la Policía Local de un modo similar a la de la Ertzaintza?

-Ambos conformamos la Policía Vasca, con una formación común en Arkaute y con un marco competencial definido por la legislación. Los delincuentes no hacen distinción de los uniformes y, en ese sentido, la Policía Local desea realizar su labor y prestar el servicio asignado.

-¿Cómo es la coordinación entre las 46 jefaturas de la Policía Local que tiene Ajeple?

-Las jefaturas de Euskadi estamos ilusionadas para seguir aportando a la seguridad pública con profesionalidad y eso lo notamos en la Junta cada día. Los y las asociadas realizan puestas en común con el resto de jefaturas para trasladar buenas prácticas, aportaciones a los cambios normativos y, por supuesto, a la relación con la Ertzaintza.

«El plus de las mujeres»
-¿Los planes de promoción de las mujeres son para animarlas a ser agentes municipales?

-Así es. Hay labores en las que la mujer aporta un plus importante y son cuestiones que requieren de una atención muy especial como los delitos de violencia machista o las agresiones sexuales. Una víctima empatiza mucho mejor con una agente logrando una mejor y más adecuada atención a la víctima.

-¿Es necesario que todos los agentes locales porten una pistola?

-Es una herramienta más para quien vela por la seguridad de terceros y la suya propia. La delincuencia está ahí y no le importa si ante sí tiene a un guardia municipal o a un ertzaina. El uso del arma en la vida profesional de un agente está legislado.

-¿Se siente la sociedad más segura si ve a un policía con un arma?

-La sociedad quiere que estés para ayudarle cuando lo necesite sin preguntarse los medios que precisas para ello. El resto es un debate que solo genera malestar en las jefaturas y en sus agentes, que no se sienten respaldados por las alcaldías.

-A raíz del ataque a una comisaría de los Mossos en Cornellá, ¿debe aumentarse la seguridad en las comisarías?

-Todas las comisarías de las policías locales deben tener sus medidas de autoprotección establecidas y, en ese sentido, hechos como el de Cornellá deben estar recogidos entre las mismas.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1266 en: 15 de Septiembre de 2018, 08:18:49 am »


Interior mantiene el plan del PP de crear una ‘pasarela’ para que los ‘mossos’ pasen a la Policía
Los sindicatos mayoritarios consideran que no hay una gran demanda por parte de la policía catalana

Madrid / Barcelona 14 SEP 2018 - 08:33 CEST   

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, mantiene el proyecto puesto en marcha por su antecesor, Juan Ignacio Zoido (PP), de crear una pasarela que permita a los policías autonómicos pasar a formar parte de la Policía Nacional, según reconoce el Gobierno en una respuesta parlamentaria. El PP comenzó a estudiar la medida en octubre del año pasado, después de que varios mossos d'esquadra se pusieran en contacto con el ministerio para preguntar por esa posibilidad, recogida en una ley de 2015 pero nunca desarrollada.

La posibilidad de dejar un cuerpo policial autonómico y pasar a las Fuerzas de Seguridad del Estado se abrió en 2015, con Jorge Fernández Díaz al frente de Interior. Entonces, el Gobierno de Mariano Rajoy sacó adelante en el Congreso la nueva Ley de Régimen de Personal de la Policía Nacional. La versión finalmente aprobada del texto incluyó en su disposición adicional cuarta la puerta para ello, aunque dejaba pendiente los detalles a un posterior desarrollo en reglamento.

La propuesta tenía como principal objetivo facilitar una salida a los miembros de los Mossos d'Esquadra y de la Ertzaintza que pudieran oponerse a un entonces hipotético proceso independentista en sus respectivas comunidades autónomas. La ley detallaba que aquellos agentes autonómicos que se acogieran a esta posibilidad lo harían con “la escala y categoría equivalente a la que ostenten en su cuerpo de procedencia”.

Este fue el punto más polémico del texto y el que sufrió más modificaciones durante su tramitación parlamentaria. Al final, en el articulado se excluyó a los policías locales y a los guardias civiles, a los que en las primeras versiones del documento se les abría la misma posibilidad.

Sin embargo, el desarrollo normativo de aquella disposición no se comenzó a desarrollar hasta octubre del año pasado, tras la polémica surgida por la actuación de la policía catalana antes, durante y después del referéndum ilegal del 1 de octubre. Zoido la puso en marcha tras asegurar que en Interior se habían recibido “algunas llamadas” —nunca concretó cuántas— de mossos preguntando por esta posibilidad. En mayo, el Sindicat de Policies de Catalunya (SPC) envió una carta a Interior solicitando que desarrollase el reglamento. Aseguraba que algunos agentes sufrían “persecución”.

Según la reciente respuesta parlamentaria del Gobierno al diputado de Ciudadanos Miguel Gutiérrez, los trabajos para elaborar el reglamento siguen en marcha y, de hecho, han sido “priorizados” junto a otro desarrollo normativo de la misma ley: el que debe fijar la nueva relación de puestos de trabajo en la Policía Nacional.

En su respuesta, el Ejecutivo de Pedro Sánchez recalca que esta pasarela no existirá, de momento, hacia la Guardia. Para justificarlo, alega que ni la Ley de Régimen del Personal de la Guardia Civil, que fue aprobado en 2014, ni el Real Decreto de 2002 de Ingreso en los Centros Docentes de Formación del Cuerpo de la Guardia Civil “contemplan” que los policías autonómicos o locales puedan solicitar el ingreso en el instituto armado. El Gobierno añade que tampoco se plantea por ahora reformar ese corpus normativo para permitirlo.
Recelos policiales

La decisión de Zoido ya provocó entonces posiciones enfrentadas entre los sindicatos de la Policía Nacional y de los Mossos. Ramón Cosío, portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), el mayoritario en la institución, recuerda que desde que se aprobó la ley en 2015 su organización ha exigido que la pasarela no fuese en una única dirección. También reclama que se exija a los mossos aspirantes tener una formación específica y equiparable a la que habían recibido los policías nacionales para ingresar. En el mismo sentido se manifiesta Adolfo Medina, portavoz del Sindicato Profesional de Policía (SPP), representativo en las escalas de mando, quien considera que el reglamento “no es urgente porque no hay demasiadas solicitudes. Hay otras prioridades”.

También considera que “no hay una demanda excesiva” el portavoz de Sap-Fepol, Valentín Anadón, del sindicato mayoritario en Mossos. A pesar de eso, Anadón considera que “todo lo que sea favorecer la movilidad administrativa es lógico”. Desde el Sindicato de Mossos d’Esquadra (SME), coinciden en que no son muchos los agentes que piden la pasarela. “Cuando hemos tenido alguna demanda, ha sido por un tema personal, mossos que se han visto obligados a trasladarse fuera de Cataluña por situaciones familiares”, explica su portavoz, Toni Castejón. Para el portavoz del SPC, David Miquel, la medida “sería buena” ya que en su día agentes de otros cuerpos pudieron pasarse a los Mossos. “Da igual el color del cuerpo, todos somos iguales en la calle”, añade.

   

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1267 en: 15 de Septiembre de 2018, 08:55:00 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1268 en: 27 de Septiembre de 2018, 09:13:18 am »

Guardias y policías piden unificarse para acabar con las guerras corporativas


Los sindicatos denuncian en el Congreso duplicidad de competencias, despilfarro y descoordinación en los cuerpos policiales
Cecilia Guzmán Miércoles, 26 de septiembre de 2018

Más de 2.000 cuerpos de Policía local diferentes operan en España, a la par que policías autonómicos, nacionales y de la Guardia Civil, lo que provoca duplicidad de competencias, despilfarro de recursos y descoordinación, además de guerras internas por méritos policiales. Los principales sindicatos han puesto en cuestión la composición de las Fuerzas de Seguridad del Estado y el asunto se debate desde abril pasado en la Comisión para el Estudio del Modelo Policial del Siglo XXI.
Un solo Cuerpo de guardias y policías

Los dos sindicatos mayoritarios de la Guardia Civil (AUGC) y la Policía Nacional (SUP) defienden unificar ambos cuerpos. Sin embargo, sus portavoces coinciden en expresar sus dudas sobre la Comisión. “No hay una verdadera intención de modificar el modelo. No es la primera vez que se analiza. Esto quedará en un simple informe”, lamenta el portavoz de la AUGC, Juan Fernández, en declaraciones a El Plural.

Por parte del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Ramón Cosío, teme que el asunto quede “en algo estético”, aunque considera que su deber es informar al Congreso de “la triste realidad del modelo policial en España”. El representante del SUP cree que como la unificación no parece posible ahora, lo que toca es buscar unos Cuerpos de Seguridad del Estado eficaces.
España encabeza el ranking de policías por habitante

El secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Alberto Moya, en su intervención en el Congreso de los Diputados, el pasado 19 de septiembre, recordó que España ocupa el primer lugar en el ranking de policías por habitante en Europa con unos 250.000 agentes.

Moya defendió que “siguiendo el criterio exclusivo de la búsqueda de la mayor eficiencia, no existen argumentos de peso para mantener un modelo dual de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”. Como una de las razones de peso para la unificación, el guardia civil argumentó que permitiría “acabar con las guerras de policías”, que provocan que se “subordine el objetivo de la seguridad a las exigencias corporativas de unos u otros”.

La mayor dificultad que vio el secretario general de la AUGC para la unificación es el carácter militar de la Guardia Civil. Si no se consigue el objetivo ideal de la unificación, esta asociación defiende que se ponga fin a la colisión de competencias entre ambos cuerpos, en escenarios como puertos y aeropuertos.
Ahora no se comparten los sistemas de información

La solución pasaría por “establecer un nuevo mapa de seguridad con un reparto de competencias mucho más especializado, donde no se dupliquen las mismas”, y que permita compartir los sistemas de información. Algo que llamativamente, ahora no existe. Es decir, superar la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, aprobada en la lejana fecha de 1986.

En cuanto a la organización interna de la Guardia Civil, que cuenta con 77.574 efectivos, este cuerpo mantiene el “mismo despliegue que tenía en el siglo XIX, lo que hace inservibles las unidades en el ámbito rural, cuya fisonomía ha cambiado con el paso de los años”.
La seguridad privada supera en número a los policías

La asociación mayoritaria de guardias civiles, por otra parte, mostró su preocupación por el incremento de efectivos de la seguridad privada, “que ya ha superado ampliamente al cuerpo policial con mayor plantilla”.

“España con una ratio de 2,4 vigilantes de seguridad por 1.000 habitantes, ya está en tercer lugar en el conjunto de la UE, después del Reino Unido y Alemania”, según datos de esta asociación.
“España gasta más en seguridad que la media europea”

Nuestro país "gasta 4.123 millones de euros más que la media de países, como Alemania, que nos supera en más de 26 millones de habitantes, en materia de seguridad, en 2015”, según datos de Eurostat citados por el Sindicato Unificado de Policía en el Congreso, el pasado 27 de julio.

El portavoz del Sindicato, Ramón Cosío, que intervino en la Comisión, señaló que sería difícil explicar a los españoles por qué “hay comunidades con unidades de investigación de tráfico de estupefacientes o de delincuencia organizada, en la Policía Municipal, en la Policía autonómica, en la Guardia Civil y en la Policía Nacional, una en cada cuerpo, vulnerando en muchos casos el marco legal vigente”.

“¿Hasta cuando los Presupuestos Generales del Estado seguirán soportando económicamente que, además de las unidades citadas, otras como Policía científica, Tedax, guías caninos, unidades de intervención, unidades de Policía judicial y otras muchas compitan en ocasiones hasta por triplicado en una misma población?”, preguntó el portavoz del SUP.
41.000 efectivos sólo para Madrid

Sólo en la Comunidad de Madrid, más de 6.000 agentes de Policía municipal prestan servicio compartiendo espacio con más de 12.100 agentes de Policía Nacional y unos 6.000 de Guardia Civil.

A estos 25.000 miembros aproximadamente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad destinados en Madrid, habría que sumarle 16.800 más destinados en organismos centrales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, lo que arroja una cifra cercana a 41.000 policías con destino en la capital de España, según recordó el portavoz del SUP.

De acuerdo con datos de este sindicato, actualmente hay 2.037 cuerpos de Policía local, 65.000 efectivos de la Policía Nacional, 75.000 guardias civiles, casi 17.000 Mossos d'Esquadra en Cataluña, unos 7.500 ertzainas en el País Vasco, y algo más de 1.000 policías forales en Navarra. Cuerpos que “trabajan solapándose e invadiéndose”.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1269 en: 08 de Noviembre de 2018, 07:43:45 am »
 :carcaj



El partido de militares se presentará a las europeas con la propuesta de fusionar Policía y Guardia Civil

La formación ‘Milites’ ya tiene listo un programa electoral con 25 puntos. Entre ellos, la equiparación salarial, el fin de la escala religiosa, de las puertas giratorias y de la justicia militar

08/11/18access_time 1:04


Su objetivo es captar apoyos entre el mundo militar, y para ello ya han comenzado a reunirse y elaborar una agenda y un plan de acción para los próximos meses. En estos momentos, como adelantó ECD, sus impulsores se encuentran en pleno proceso de organización de sus cuadros directivos, paso previo a la presentación de la documentación en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior.

Durante esos encuentros, sus impulsores están trasladando a los primeros simpatizantes los puntos sobre los que se asentará su futuro programa electoral, cuya primera prueba de fuego serán las elecciones europeas.

El primer objetivo marcado había sido presentar la formación para las elecciones andaluzas, pero las gestiones fundacionales del partido no han permitido llegar a tiempo a la cita. Su calendario ahora apunta al 26 de mayo de 2019, las elecciones europeas, autonómicas en 13 comunidades y las municipales.

Para este primer pulso a su potencial electorado, la formación ya dispone de un programa electoral cuyas propuestas se centran exclusivamente en cuestiones militares. Se dejan a un lado otro tipo de iniciativas no relacionadas con las Fuerzas Armadas.

Estos son los 25 puntos fundamentales de su programa, entre las que destacan la creación de un cuerpo que aglutine a la Guardia Civil y Policía Nacional, o la equiparación salarial con otras fuerzas de seguridad y con ejércitos extranjeros aliados (los epígrafes aparecen tal y como fueron redactados por sus autores) :

1. Ley de Régimen de Personal única e inclusiva de las tres escalas existentes, poniendo la base sobre la escala de tropa y marinería.

2. Ajuste real de las plantillas disminuyendo los cuadros de mando y aumentando los efectivos de base.

3. Asignación de una única partida presupuestaria en los PGE – Presupuestos Generales del Estado para el Ministerio de Defensa que no sea encubierta en partidas de otros ministerios.

4. Eliminación de la Escala Eclesiástica por simple coherencia del Estado declarado en la Constitución, aconfesional (Art. 16 punto 3)

5. Eliminación de los PEAs que lastran la operativa de las Fuerzas Armadas al vincular costosos programas de defensa a la rentabilidad de la industria armamentística.

6. Impedir legalmente las puertas giratorias existentes entre quienes otorgaron contratos y las empresas durante un periodo de 4 años para todo alto cargo civil o militar que haya participado en la mesa de contratación.

7. Eliminación de la justicia militar, derogación del Régimen Disciplinario y Reales Ordenanzas y asimilación del Código Penal Militar al actual Código Penal para los casos en que los ciudadanos militares porten su uniforme en el momento de delinquir.

8. Eliminación del Servicio de Sanidad Militar y asimilación del mismo a la Seguridad Social con una especialización en la misma para cubrir las demandas de las Fuerzas Armadas para zonas de despliegue.

9. Inclusión de toda la normativa de Prevención de Riesgos Laborales, conciliación familiar y acoso sexual y laboral vigente para el resto de la sociedad, impidiendo su aislamiento normativo.

10. Reconocimiento expreso de la discapacidad militar y colaboración absoluta entre los ministerios de justicia, sanidad y Comunidades Autónomas donde el discapacitado fije su domicilio.

11. En otros países en el seno de la Unión Europea, sus Fuerzas Armadas disponen del derecho de sindicación, es hora de que nuestras Fuerzas Armadas dispongan de un derecho fundamental en el que basar la defensa efectiva de sus derechos

12. El fin de la obligatoriedad de la petición individual es otro de los objetivos a alcanzar ya que lastra el derecho reconocido para el resto de ciudadanos de organizarse como mejor les convenga en sus demandas contra la administración.

13. Equiparación salarial a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado similares a las de nuestros vecinos europeos.

14. Potenciación de las figuras del Suboficial Mayor y Cabo Mayor en su relación directa con el Subsecretario de Defensa y no intermediada a través del Generalato como legítimos representantes de sus escalas.

15. Desmilitarización de la manipulación, uso, estiba y tratamiento de residuos de explosivos y municiones. Y delegación del control a las FCSE  al margen de las FAS.

16. Aplicación de las Normativas de Protección del Medio Ambiente con auditorías externas a las FAS.

17. Colaboración civico-militar más estrecha para dar a conocer la realidad de las Fuerzas Armadas y que la sociedad las sienta como propias.

18. Integración en los Planes de seguridad ciudadana

19. Convalidación de estudios cursados en el seno de las FCSE al sistema educativo general de todas las escalas.

20. Eliminación del exceso normativo existente en el seno de las FCSE que invaden competencias ajenas como puedan ser las incapacidades temporales, la interpretación judicial de sentencias, la aplicación de normativas educativas, etc.

21. Baremo de los años servidos en las Fuerzas Armadas para el acceso a oposiciones del Estado

22.Eliminación de los límites de edad para no contravenir ni la carta Europea de Derechos Fundamentales de la UE, ni las sentencias judiciales.

23. Eliminación de los IPECs o modificación para que tanto subordinados como calificadores sean evaluados recíprocamente.

24. Convalidación de los estudios del Sistema Educativo General de Oficiales, Suboficiales y Tropa, utilizando la teleformación para ampliar los periodos lectivos.

25. Creación de un nuevo Cuerpo Policial que integre a Policía y Guardia Civil bajo un mismo mando, integrado en Frontex y con las competencias actuales de ambos cuerpos, con salarios iguales a sus homólogos regionales de mayor cuantía.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1270 en: 21 de Febrero de 2019, 15:00:20 pm »


Interior mantiene el plan del PP de crear una ‘pasarela’ para que los ‘mossos’ pasen a la Policía
Los sindicatos mayoritarios consideran que no hay una gran demanda por parte de la policía catalana

Madrid / Barcelona 14 SEP 2018 - 08:33 CEST   

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, mantiene el proyecto puesto en marcha por su antecesor, Juan Ignacio Zoido (PP), de crear una pasarela que permita a los policías autonómicos pasar a formar parte de la Policía Nacional, según reconoce el Gobierno en una respuesta parlamentaria. El PP comenzó a estudiar la medida en octubre del año pasado, después de que varios mossos d'esquadra se pusieran en contacto con el ministerio para preguntar por esa posibilidad, recogida en una ley de 2015 pero nunca desarrollada.

La posibilidad de dejar un cuerpo policial autonómico y pasar a las Fuerzas de Seguridad del Estado se abrió en 2015, con Jorge Fernández Díaz al frente de Interior. Entonces, el Gobierno de Mariano Rajoy sacó adelante en el Congreso la nueva Ley de Régimen de Personal de la Policía Nacional. La versión finalmente aprobada del texto incluyó en su disposición adicional cuarta la puerta para ello, aunque dejaba pendiente los detalles a un posterior desarrollo en reglamento.

La propuesta tenía como principal objetivo facilitar una salida a los miembros de los Mossos d'Esquadra y de la Ertzaintza que pudieran oponerse a un entonces hipotético proceso independentista en sus respectivas comunidades autónomas. La ley detallaba que aquellos agentes autonómicos que se acogieran a esta posibilidad lo harían con “la escala y categoría equivalente a la que ostenten en su cuerpo de procedencia”.

Este fue el punto más polémico del texto y el que sufrió más modificaciones durante su tramitación parlamentaria. Al final, en el articulado se excluyó a los policías locales y a los guardias civiles, a los que en las primeras versiones del documento se les abría la misma posibilidad.

Sin embargo, el desarrollo normativo de aquella disposición no se comenzó a desarrollar hasta octubre del año pasado, tras la polémica surgida por la actuación de la policía catalana antes, durante y después del referéndum ilegal del 1 de octubre. Zoido la puso en marcha tras asegurar que en Interior se habían recibido “algunas llamadas” —nunca concretó cuántas— de mossos preguntando por esta posibilidad. En mayo, el Sindicat de Policies de Catalunya (SPC) envió una carta a Interior solicitando que desarrollase el reglamento. Aseguraba que algunos agentes sufrían “persecución”.

Según la reciente respuesta parlamentaria del Gobierno al diputado de Ciudadanos Miguel Gutiérrez, los trabajos para elaborar el reglamento siguen en marcha y, de hecho, han sido “priorizados” junto a otro desarrollo normativo de la misma ley: el que debe fijar la nueva relación de puestos de trabajo en la Policía Nacional.

En su respuesta, el Ejecutivo de Pedro Sánchez recalca que esta pasarela no existirá, de momento, hacia la Guardia. Para justificarlo, alega que ni la Ley de Régimen del Personal de la Guardia Civil, que fue aprobado en 2014, ni el Real Decreto de 2002 de Ingreso en los Centros Docentes de Formación del Cuerpo de la Guardia Civil “contemplan” que los policías autonómicos o locales puedan solicitar el ingreso en el instituto armado. El Gobierno añade que tampoco se plantea por ahora reformar ese corpus normativo para permitirlo.
Recelos policiales

La decisión de Zoido ya provocó entonces posiciones enfrentadas entre los sindicatos de la Policía Nacional y de los Mossos. Ramón Cosío, portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), el mayoritario en la institución, recuerda que desde que se aprobó la ley en 2015 su organización ha exigido que la pasarela no fuese en una única dirección. También reclama que se exija a los mossos aspirantes tener una formación específica y equiparable a la que habían recibido los policías nacionales para ingresar. En el mismo sentido se manifiesta Adolfo Medina, portavoz del Sindicato Profesional de Policía (SPP), representativo en las escalas de mando, quien considera que el reglamento “no es urgente porque no hay demasiadas solicitudes. Hay otras prioridades”.

También considera que “no hay una demanda excesiva” el portavoz de Sap-Fepol, Valentín Anadón, del sindicato mayoritario en Mossos. A pesar de eso, Anadón considera que “todo lo que sea favorecer la movilidad administrativa es lógico”. Desde el Sindicato de Mossos d’Esquadra (SME), coinciden en que no son muchos los agentes que piden la pasarela. “Cuando hemos tenido alguna demanda, ha sido por un tema personal, mossos que se han visto obligados a trasladarse fuera de Cataluña por situaciones familiares”, explica su portavoz, Toni Castejón. Para el portavoz del SPC, David Miquel, la medida “sería buena” ya que en su día agentes de otros cuerpos pudieron pasarse a los Mossos. “Da igual el color del cuerpo, todos somos iguales en la calle”, añade.

 


Cientos de mossos piden marcharse del Cuerpo cansados de “directrices políticas”


CSIF se reúne con PSOE, PP y C’s en el Congreso para que activen la ‘pasarela’ a otras policías. Dicen representar a entre 300 y 500 agentes autonómicos

Entrega de diplomas a promoción de Mossos en 2012.

Entrega de diplomas a promoción de Mossos en 2012. EFE
 ALEJANDRO REQUEIJO
PERFILEMAILTWITTER
14
PUBLICADO 21.02.2019 - 05:15
ACTUALIZADOhace 9 horas
“El Cuerpo está cada vez más complicado”, asegura el secretario general de CSIF Mossos d’Esquadra, Juan José Torrente, quien este miércoles se ha reunido con varios grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados para pedir que se active la ley que les permitiría integrarse tanto en la Policía Nacional como en las policías locales. “No somos fachas, solo exigimos derechos”, reivindica.


MÁS INFO

Zoido tendrá que aclarar si consintió que los Mossos comprasen armas antes del 1-OZoido tendrá que aclarar si consintió que los Mossos comprasen armas antes del 1-O
Zoido tendrá que aclarar si consintió que los Mossos comprasen armas antes del 1-O
Dicen representar a un colectivo de “entre 300 y 500” agentes que están dispuestos a marcharse de la policía autonómica, integrada por cerca de 17.000 efectivos. Sin embargo, advierte de que hay muchos más compañeros que prefieren “guardar silencio” y que en caso de que se activase esta posibilidad se pensarían también dar el paso.

Admite que se ha producido “bastante incremento” desde que se recrudeció el desafío soberanista a finales de 2017 con la celebración del referéndum. A su juicio, el ejemplo “más flagrante” es el del compañero que le dijo la frase de “la República no existe, idiota” a un agente rural de la Generalitat durante una manifestación independentista. Por estos hechos, el mosso está siendo investigado por Asuntos Internos.

Siempre en "tela de juicio"
“El descrédito el total y la inseguridad jurídica es brutal”, se queja Torrente, quien acude a otros ejemplos como cuando el presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, instó a “apretar” a los Comités de Defensa de la República (CDR) el pasado 1 de octubre (aniversario del referéndum) y luego por la noche “se lía” y los Mossos tienen que actuar convirtiéndose en “los malos”.

Protesta por que la actuación de los Mossos se ponga siempre "en tela de juicio": “Si hay directrices políticas, a nosotros que nos dejen en paz”. Recuerda que después del 1-O hubo muchos agentes autonómicos que tuvieron que declarar como imputados, algo que hizo crecer el malestar en el Cuerpo.


Asegura que entre esos varios centenares de agentes dispuestos a marcharse la mayoría forma parte de las escalas básicas o intermedias. Preguntado acerca de si la presunta politización de los Mossos proviene de los mandos superiores, Torrente evita pronunciarse expresamente ("nadie pregunta la filiación política"), pero no obvia que la mayoría de mandos son cargos de confianza.

La 'pasarela' entre policías
Por toda esta situación CSIF Mossos han acudido este miércoles al Congreso de los Diputados donde se han reunido con los portavoces en la Comisión de Interior del PSOE y el PP y con un asesor de Ciudadanos. Se basa en la Ley de Personal de la Policía, en vigor desde 2015. La norma contempla la llamada pasarela por la que un agente de un cuerpo policial en España podría incorporarse a otras policías.

Durante el mandato del ministro José Ignacio Zoido, su Departamento barajó incluir la llamada pasarela en el proyecto de reglamento de Formación y Procesos Selectivos, en fase de elaboración dentro de la Ley Orgánica de Régimen de Personal de la Policía Nacional. Pero esta Ley, aprobada en 2015 con la mayoría absoluta, sigue a la espera de un reglamento que la desarrolle.

Torrente explica que la reacción de PP y C’s ha sido de apoyo a la iniciativa mientras que desde el PSOE se han limitado a manifestar el compromiso de estudiar la documentación aportada. “No estamos pidiendo nada más que se cumpla lo que ya está escrito”, insisten desde CSIF Mossos sin ocultar que cuando no se ha avanzando después de tres años es por una falta de “voluntad política”.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1271 en: 04 de Junio de 2019, 08:15:00 am »


APELAN A LA CONSTITUCIÓN Y LA LEY DE PERSONAL
Los 300 'mossos' díscolos se hartan: recurren a los tribunales para ser policías o guardias
Interponen a través del sindicato CSIF un recurso de alzada que abre el camino judicial por la vía de lo contencioso-administrativo para reclamar la pasarela que prevé la ley

Autor
Roberto R. Ballesteros
Contacta al autor
RRBallesteros

03/06/2019 19:22 - Actualizado: 03/06/2019 20:40

Los casi 300 'mossos' que quieren abandonar el cuerpo para reconvertirse en policías nacionales o guardias civiles se han cansado de esperar a que el Gobierno mueva ficha. Cuatro años después de que el Parlamento aprobara la Ley de Personal de la Policía (julio de 2015), que contempla la creación de una pasarela que permita a los agentes autonómicos pasarse a la institución nacional, las cosas siguen como estaban.

El Ministerio del Interior aún no ha movido ficha ni tiene previsto hacerlo. Todavía, ni siquiera, ha iniciado los trámites para aprobar un reglamento que desarrolle la disposición adicional cuarta de la mencionada Ley de Personal, que prevé que cualquier agente autonómico pueda ingresar en la Policía Nacional "en la escala y categoría equivalente a la que ostente en su cuerpo de procedencia". No hay tampoco plazo alguno para comenzar la redacción del reglamento que la citada ley ordena elaborar, apuntan desde el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska.


En la misma línea de pasividad, Interior tampoco ha respondido a la petición del defensor del pueblo, que pidió información al ministerio sobre la consecución de la citada pasarela y también recibió la callada por respuesta. "Desde el Defensor del Pueblo, nos han dicho que van a insistir", asegura uno de los 'mossos' que encabezan la iniciativa y que prefiere permanecer en el anonimato por temor a posibles represalias. "Han expedientado al compañero que denunció al mecánico de Reus por no querer reparar el coche de su mujer, que es policía nacional", recuerda el funcionario para justificar su decisión de ocultar su identidad.

También ha respondido Interior con silencio administrativo a la reclamación de los 'mossos' que quieren abandonar el cuerpo, agrupados ahora en torno a la Asociación de Policías Autonómicos por la Pasarela, que han decidido por ello dar un paso más allá. En concreto, a través del sindicato CSIF, los 'mossos' han interpuesto este lunes un recurso de alzada, paso previo a acudir a los tribunales, para solicitar el desarrollo reglamentario de la pasarela con base en la mencionada Ley de Personal así como en diversos puntos de la Constitución española.

En concreto, los 'mossos' apelan al artículo 14 de la carta magna, que defiende la igualdad de todos los españoles; al 94, que establece que la potestad reglamentaria la tiene el Gobierno y que es este poder ejecutivo el que debe desarrollar lo previsto en la Ley de Personal; al 19, que protege la libre circulación de los españoles por todo el territorio nacional, y el 23, que prevé el acceso en condiciones de igualdad a la función pública. En la misma línea, el recurso de alzada se basa en el Estatuto Básico del Empleado Público, que recoge el derecho de los españoles a la movilidad interadministrativa.

"Entre el año 2000 y 2008, hubo varias convocatorias que permitieron a policías y guardias civiles reconvertirse en 'mossos'; eran específicas para ellos, que tuvieron que hacer unas pequeñas pruebas y se incorporaron; ni siquiera llegaron a completarse todas las vacantes que salieron", explica el mismo policía autonómico, uno de los que llevan la voz cantante. "Muchos de los que aterrizaron de ese modo en el cuerpo se fueron luego", recuerda el mismo 'mosso', que entiende que las razones de que ahora muchos se quieran ir van más allá de la política.

Es cierto que muchos están incómodos con la situación de los últimos años, que tienen "desapego" y, sobre todo, "mucha inseguridad jurídica", asegura el funcionario, que cree, aun así, que la creación de la pasarela "no vaciaría el cuerpo" de fieles a la Constitución. "Sería un derecho al que se acogería quien quisiera; muchos tienen a su familia fuera y lo harían por esa razón, por ejemplo", explica. "Otros, es cierto, están marcados y se quieren ir; sienten desconfianza hacia la Generalitat", afirma el agente, que en cualquier caso entiende que se trata de un número muy pequeño el que actualmente ha mostrado interés por dar el salto.

La Agrupación Reformista de Policías (ARP) se ofreció a servir de intermediaria entre Generalitat y Ministerio del Interior para todos aquellos 'mossos' que estuvieran interesados en cambiarse de 'casa'. Según este sindicato, casi 300 funcionarios de la policía catalana dieron su nombre y su apellido para que la ARP conformara una reclamación conjunta ante el departamento dirigido hoy por Grande-Marlaska.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172413
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1272 en: 09 de Junio de 2019, 17:23:11 pm »
Su padre era policía y sobrevivió a un tiroteo de ETA


Un sargento de los Mossos: "Torra llama a un enfrentamiento armado y yo no voy a colaborar"

RAFAEL J. ÁLVAREZ
Barcelona
Actualizado Domingo, 9 junio 2019 - 03:01
Juan José Torrente, sargento de los Mossos, en la sede de CSIF
Juan José Torrente, sargento de los Mossos, en la sede de CSIF
JAVIER LUENGO
Cerrar Publicidad

Su padre, milagroso superviviente de una emboscada de ETA en la que murieron acribillados cuatro policías, le animó a integrarse en los Mossos d'Esquadra. Hoy, 17 años después de ingresar en la Policía catalana, este barcelonés desmenuza en voz alta y a cara descubierta las razones de su marcha. O de su intento: "Me quiero ir de los Mossos porque el presidente de la Generalitat está llamando a un enfrentamiento armado en Cataluña y yo no quiero colaborar con eso. Yo me hice policía, no policía político fuera de la Constitución" .

Se llama Juan José Torrente, tiene 39 años, es sargento de los Mossos d'Esquadra, ha estado un año de baja y quiere irse a la Policía Nacional. O a la Policía local. O a cualquier otra Policía que no sea la del Govern.

PUBLICIDAD

inRead invented by Teads
"Si puede ser a una Policía de Cataluña, mejor, porque ésta es mi tierra y aquí está mi familia. Pero si no, que sea fuera. En los Mossos ya no. Es un cuerpo politizado y yo no concibo la politización de mi trabajo".


El Mosso que pidió la dimisión de Torra por "poner en riesgo" la integridad física del cuerpoCOPE (Audio) // EL MUNDO (Vídeo)
Su nombre es conocido en círculos sindicales porque es el secretario general del CSIF-Mossos, desde donde pelea mejoras laborales y clama para que sus compañeros puedan cambiar de Policía como dice la ley. Pero es la primera vez que Juan José Torrente expone su identidad para contar que es uno de los "entre 300 y 500" agentes que quieren dejar los Mossos, aunque el Estado lo está impidiendo, y que no abren la boca en público por lo que les pueda pasar.


Él, en cambio, habla hoy. Aquí.

"QUERÍA SER POLICÍA COMO ÉL"
La historia de Juan José Torrente tiene tanto que ver con la de su padre que hasta los dos se llaman igual. "Yo quería ser policía, como él". Y eso que los primeros recuerdos del niño Juanjo son los de un padre cicatrizado por las balas y oscurecido por la depresión. "Durante mucho tiempo yo tuve un padre ausente. Estuvo ocho meses ingresado; mi madre vivía en el hospital con él. Y cuando volvió a casa era un hombre marcado por el atentado. Estaba ausente... ver a tu padre llorando como un niño... siempre en tratamiento...".
PUBLICIDAD

inRead invented by Teads



El coche de Juan José Torrente tiroteadoFoto cedida
Los puntos suspensivos son lágrimas. Este mosso en combate se acaba de derrumbar y busca un pañuelo para sus mejillas. Más adelante nos contará que a su padre le han operado otra vez la espalda y que, de vez en cuando, se le sigue desanimando la vida. Pero, de momento, al mosso Juan José le dejamos sollozar sin preguntar más por su infancia.


Todo cambió el 14 de septiembre de 1982. El policía nacional Juan José Torrente llevaba casi un año destinado en el País Vasco y había trasladado allí a toda la familia desde Cataluña. Aquella mañana, Torrente y otros cuatro compañeros circulaban en un coche patrulla y en otro camuflado hacia Rentería por una carretera estrecha cuando, desde un montículo, un comando de ETA los ametralló. "Dispararon más de 100 balas y mataron a cuatro. Uno quedó herido y fue recogido por un camionero, pero los terroristas le siguieron, le pararon y remataron al policía. Mi padre recibió siete tiros en el tórax, el brazo, la espalda y una pierna. Quedó inconsciente y los etarras le dieron por muerto. Desde aquello tiene una pierna más corta y hoy tiene una discapacidad del 86%".

Juan José Torrente (hijo) tenía dos años aquel día. Había nacido en Esplugas de Llobegrat y llevaba un año en el País Vasco por el destino de su padre cuando ETA redirigió su vida. La familia regresó a Cataluña y el niño Juanjo empezó a vivir otra vez. Las conversaciones con su padre y el "compromiso por garantizar la seguridad ciudadana" fueron calando en Juanjo una pasión: ser policía.


El coche de Juan José Torrente tiroteadoFoto cedida
"PUDE IR A LA GUARDIA URBANA"
Y fue su padre, tan catalán como él, quien le aconsejó ser mosso. "Me dijo que era un cuerpo joven, con más competencias y seguridad de vivir en Cataluña". En 2002, Torrente ingresó en los Mossos d'Esquadra. "También pude ir a la Guardia Urbana, pero preferí los Mossos".


Torrente tira de nostalgia. Buenos años en los Mossos. "Había muy buen ambiente, hacíamos seguridad ciudadana y orden público, siempre cumpliendo la ley. Tengo grandes amigos, muchos desde el principio".

Este licenciado en Criminología señala una frontera en el tiempo, un antes y un después en la historia de la Policía catalana: el asedio al Parlament, en 2011. "Todas las manifestaciones eran contra Mas y la Generalitat. El Govern y la derecha de CiU se hundían y decidieron patrocinar con dinero público al independentismo, o sea, a Òmnium y la ANC".

- ¿Cómo cambian los Mossos?

- Cambian hacia la permisividad. Hasta entonces, ibas a una manifestación y actuabas sin excesos, pero conforme a la ley. Sólo dabas un palo cuando te había caído de todo. Por ejemplo, cuando los okupas nos tiraban garrafas de orina. Pero a partir de la financiación del independentismo sube la permisividad policial. Y cuando la CUP entra en el Govern, más. Se pasa por alto que rompan cajeros, se permiten acciones contra bienes materiales, se deja hacer a los manifestantes... Y se demoran las órdenes. He visto a compañeros heridos pidiendo permiso para actuar y esa orden no llegar nunca. Se nos retiraron las pelotas de goma, pero no se reforzó la plantilla. Resumiendo, se amplió el margen de tolerancia.


ACTOS CON UN FIN POLÍTICO
En Torrente fue entrando la idea de que, aun sin órdenes directas, los actos de los Mossos empezaban a tener un fin político. Y en ese run run íntimo acontece la última noche del verano y todo aquel otoño de 2017, la historia reciente de Cataluña marcada en cifras y letras: 20-S, 1-O.

"El 20 de septiembre el movimiento independentista impidió trabajar a la Guardia Civil, que tenía una orden del juzgado para garantizar el paso de la comitiva judicial. Y la intervención policial de los Mossos se dilató en el tiempo. Parecía que Jordi Sànchez mandaba más que la Policía, había una connivencia entre la ANC y Òmniun con la Generalitat".

- ¿Cómo se vivió el referéndum desde el interior de los Mosssos?

- El 1-O fue una vergüenza. Sentimos impotencia. No se activaron todos los efectivos. No se clausuraron previamente los colegios, aun a sabiendas de que iba a celebrarse un referéndum ilegal. Teníamos prohibido actuar, salvo que nos agredieran directamente. ¿Nos estaban pidiendo que no hiciéramos nuestro trabajo? Había un auto judicial y se incumplió. Dos compañeros que estaban en un colegio pidieron apoyo y ni les contestaron por la emisora. Los mandos sabían lo que iba a pasar y siguieron adelante. Aquel día, a compañeros que se habían definido constitucionalistas les dieron vacaciones, los enviaron a vigilar calabozos 12 horas o los cambiaron de turno. Como a mí, que me mandaron a la noche. Aquellos cambios fueron una acción premeditada. El 1-O iba a haber permisividad y a los mossos constitucionalistas que no íbamos a tragar nos echaron fuera. El 1-O dejamos de ser policías para ser los muñecos rotos de los políticos.


Cataluña siguió haciendo muescas en la Historia: la independencia, el artículo 155, la huida de Puigdemont, las urnas del 21-D, el encarcelamiento de los políticos. Y un 2018 y 2019 de lazos amarillos, dos presidents y juicio al procés. "Cogí una baja psicológica. Los políticos echaron a la gente a la calle sabiendo que iban a fugarse a Waterloo. Jugaron con las personas y crearon frustrados en los dos lados. Fracturaron la sociedad. Y así seguimos".

Torrente ha llegado hasta Barcelona desde un pueblo de Tarragona donde tiene cerca el mar. Allí, este tardío estudiante de Derecho se sumerge en el buceo menos veces de las que quisiera, más acostumbrado desde hace años a la apnea de la lucha sindical. Desde la jefatura de CSIF-Mossos, Torrente pugna con el Estado para que apruebe el Reglamento de la Ley de Policía, una norma de 2015 que permite a los agentes el cambio de cuerpo. Es la llamada pasarela, el salto de un cuerpo policial a otro. Y eso incluye a los Mossos d'Esquadra. Pero nada se mueve.

ACUSACIONES DE "FACHA"
Sus reuniones con otros colectivos policiales le han costado a Torrente una investigación de Asuntos Internos, y sus citas con los partidos le han valido acusaciones de "facha" en las redes. "Lo que no cuentan es que igual que me he reunido con el PP y Vox, me he reunido con Ciudadanos, el PSC, el PSOE o ERC".

El CSIF-Mossos calcula en casi medio millar los agentes que quieren abandonar la Policía catalana y ha llevado el asunto al Defensor del Pueblo.

En febrero, el Defensor del Pueblo admitió una denuncia de CSIF y trasladó al Gobierno la "situación de indefensión por la politización de las funciones" de los Mossos, según el sindicato. "El Defensor nos ha dicho que el Gobierno no le contesta y que le ha vuelto a enviar la queja". Y el pasado mes de mayo, CSIF ha elevado un recurso de alzada al Ministerio del Interior para que active el Reglamento de la Ley.

A Torrente esta dilación le suena. "Yo ya solicité el traslado el año pasado en base a la Ley de Víctimas del Terrorismo, que recoge la movilidad administrativa. Por escrito, el Gobierno contestó que hay una comisión que lo está estudiando. Por teléfono, me contaron que en esta situación política no se va a hacer nada".

Política. Palabra infecciosa para Torrente. "Tenemos un president huido y otro que se abraza con Otegi y defiende la vía eslovena. Es inaudito. En vez de optar por la convivencia, Torra está llamando a un enfrentamiento armado, y yo no voy a colaborar en eso. Y utiliza a los Mossos. Es un cuerpo politizado con cuatro jefes en dos años. Parece que al que acaban de nombrar tiene un pasado vinculado al independentismo. La Generalitat está preparando el otoño, la sentencia del procés. Cuanto más afines sean los Mossos, mejor".

Torrente habla deprisa. "Nos utilizan políticamente. Yo me hice policía, no policía político fuera de la Constitución. Quiero ser policía y con las injerencias políticas es difícil ser policía en los Mossos. No quiero trabajar para la Generalitat; no concibo la politización de mi trabajo".

Todas las comillas de Torrente son alimento para el periodismo declarativo. Pero queremos ir más allá.

- Expone conclusiones, pero ¿qué pruebas tiene de esa politización?

- Hay compañeros expedientados por decir que están con la Constitución. Las ordenanzas dicen que hay que sancionar a quien ensucia, no a quien limpia, y los Mossos hemos perseguido más a quien quita lazos que a quien los pone. Ha habido mandos que nos han pedido que no quitáramos objetos vinculados al 1-O. Y hasta abren un expediente al compañero que dijo que la República no existe, pero al agente forestal que le gritaba, no.

Torrente aguantó la entrada en aquella casa donde un padre que abusaba de sus dos hijas les amenazaba con un cuchillo.

Y el tajo arterial que un hombre se hizo ante él.

Y los muertos que vio.

Y los dolores de los vivos del atentado de La Rambla... Otro atentado.

Pero lo que no pudo la sangre lo ha podido la política.

- ¿Teme alguna represalia?

- No descarto un expediente. Soy consciente de que puede haber alguna represalia aunque no estoy pidiendo nada ilegal. En los Mossos, si defiendes la ley te complicas la vida. Si eres mosso no independentista, lo más inteligente es callarse.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 42689
  • Verbum Víncet.
Re:Unificación de cuerpos policiales
« Respuesta #1273 en: 09 de Junio de 2019, 17:27:52 pm »
Pues el gobierno debería de poner en marcha la pasarela para que pudieran salir de ese Cuerpo los funcionarios que no quieran seguir en él.

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche