Autor Tema: 23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE  (Leído 28541 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175007
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #80 en: 23 de Febrero de 2011, 15:55:59 pm »

José Luis Rodríguez Zapatero, que tenía 20 años, estudiaba esa tarde para un examen parcial de Hacienda Pública.-


Mariano Rajoy tenía 25 años y acababa de terminar la 'mili' en la Capitanía General de Valencia


José Bono tenía 30 años y era secretario cuarto de la Mesa del Congreso de losm Diputados-

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175007
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #81 en: 23 de Febrero de 2011, 22:04:54 pm »


«Capitanía General de la III Región Militar. Excelentísimo don Jaime Miláns del Bosch y Ussía, teniente general del Ejército y capitán general de la III Región Militar. Hago saber:

Ante los acontecimientos que se están desarrollando en estos momentos en la capital de España y el consiguiente vacío de poder, es mi deber garantizar el orden en la Región Militar de mi mando hasta que se reciban las correspondientes instrucciones de Su Majestad el Rey. En consecuencia dispongo:

Artículo Primero. Todo el personal afecto a los servicios públicos de interés civil quedan militarizados con los deberes y atribuciones que marca la Ley.

Artículo Segundo. Se prohíbe el contacto con las unidades armadas por parte de la población civil. Dichas unidades repelerán sin intimidación ni aviso las agresiones que puedan sufrir con la máxima energía. Igualmente repelerán agresiones contra edificios, establecimientos, vías de comunicación y transporte, servicios de agua, luz y electricidad, así como dependencias y almacenes de primera necesidad.

Artículo Tercero. Quedarán sometidos  a la jurisdicción militar y tramitados por procedimiento sumarísimo todos los hechos comprendidos en el artículo anterior, así como los delitos de rebelión, sedición y atentado o resistencia a agentes de la autoridad, los de desacato, injuria, amenaza o menosprecio a todo el personal militar o motorizado que lleve distintivo de tal, cualquiera que lo realice, propague, incite o induzca. Igualmente, los de tenencia ilícita de armas o cualquier otro objeto de agresión

Artículo Cuarto. Quedan prohibidos los ‘lock out’ y huelgas. Se considera como sedición el abandono del trabajo, siendo principales responsables los dirigentes de sindicatos y asociaciones laborales.

Artículo Quinto. Quedan prohibidas todas las actividades públicas y privadas de todos los partidos políticos, prohibiéndose igualmente las reuniones superiores a cuatro personas, así como la utilización por los mismos de cualquier medio de comunicación social.

Artículo Sexto. Se establece el toque de queda desde las 21 a las 7 horas, pudiendo circular únicamente dos personas como máximo durante el citado plazo de tiempo por la vía pública, y pernoctando todos los grupos familiares en sus respectivos domicilios.

Artículo Séptimo. Sólo podrán circular los vehículos y transportes públicos, así como los particulares debidamente autorizados.

Permanecerán abiertas únicamente las estaciones de servicio y suministro de carburante que diariamente se señalen.

Quedan suprimidas la totalidad de las actividades públicas y privadas de todos los partidos políticos.

Artículo Octavo. Todos los Cuerpos de Seguridad del Estado se mantendrán bajo mi autoridad.

Artículo Noveno. Igualmente, asumo el poder judicial, administrativo, tanto del ente autonómico y los provinciales y municipales.

Artículo Décimo. Estas normas estarán en vigor el tiempo estrictamente necesario para recibir instrucciones de Su Majestad el Rey o de la superioridad.

Este Bando surtirá efectos desde el momento de su publicación.

Por último, se espera la colaboración de todas las personas, patriotas, amantes del orden y de la paz, respecto de las instrucciones anteriormente expuestas.

Por todo ello termino con un fuerte ¡Viva el Rey! ¡Viva por siempre España!

Valencia, a 23 de febrero de 1981.

El teniente general Jaime Miláns del Bosch.

Desconectado prodigos

  • Profesional
  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2882
    • WEB POLICIAL DE COET
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #82 en: 24 de Febrero de 2011, 01:00:41 am »
Alguno que recuerde ese día y esas horas?
Hola, pues.... mi madre muy preocupada, ya que mi padre estaba de viaje fuera de madrid por el trabajo... Yo, pues un día de fiesta sin cole....
Poco mas puedo decir.
Un salu2

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175007
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #83 en: 25 de Febrero de 2011, 11:39:58 am »
Y donde estaba Tejero mientras se cumplían los 30 años de aquello?



25/02/2011

El cabecilla visible de la intentona golpista del 23 de febrero de 1981 Antonio Tejero, en La Palma (Canarias) en pleno 30º aniversario
Europa Press

Desconectado uidnoche

  • Profesional
  • Brontosaurus
  • *
  • Mensajes: 16583
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #84 en: 25 de Febrero de 2011, 12:19:31 pm »
....a 180 pavos la noche en ese hotel.
333

Desconectado mustiki

  • Profesional
  • Druida
  • *
  • Mensajes: 9946
  • Me levanto y ataco.....
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #85 en: 25 de Febrero de 2011, 13:21:14 pm »
No sabia que te gustaban los hoteles del inserso calamar....

Saludos y paz.
Libertad consiste en decir lo que los demas no quieren oir.

Desconectado PELAYO

  • Profesional
  • Master
  • *
  • Mensajes: 1120
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #86 en: 26 de Febrero de 2011, 13:08:17 pm »
Tejero era un hombre de paja y será muy dificil que algún dia se sepa la verdad. Muchos de los politicos que ahora van de que si ellos estaban en copntra y lucharon y demas vainas, estaban cagos de miedo escondidos y esperando a ver quien salia triunfador para apuntarse al carro del ganador (tipico de la clase política). Aparte de eso........joder con la memoria que tienen algunos, yo tenía 7 años y no me acuerdo de nada, le he tenido que preguntar a mis padres y según me dijeron estaba en clase de judo a la que acudieron menos de la mitad de los niños.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175007
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #87 en: 27 de Febrero de 2011, 15:54:30 pm »
Albacete
Un policía local, expedientado por defender la democracia

27.02.11 -

Las anéctotas se sucedieron en una noche en el Ayuntamiento que estuvo llena de inquietudes, nervios y alguna lágrima; también había quien, bromeando, intentaba quitar hierro al asunto, como el concejal Carlos Sempere, que contaba chistes; o José Luis Gil, responsable de hacienda, que decía que aquello del golpe de estado no era nada, comparado con recaudar los impuestos. «Quien no bromeaba -recuerda Salvador Jiménez- era Pepe Calderón, del PCE, que había pasado años de cárcel y que acudió al Ayuntamiento con su mujer; sus caras lo decían todo».

Un policía local fue expedientado por acudir al cuartel para pedir la pistola «para defender la democracia». Tiempo después, el expediente no terminó en sanción, sino en felicitación de la corporación a la actitud de 'Parrita', aquel animoso agente

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175007
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #88 en: 05 de Febrero de 2012, 20:33:35 pm »
LE DEJA MUY MAL
Un informe alemán pone en la picota al Rey por el 23-F

El Semanal Digital

Se trata de un reporte el entonces embajador germano en España. Según él, en una conversación Don Juan Carlos le trasladó su "comprensión" hacia los golpistas porque "pretendían lo mejor".
5 de febrero de 2012

Según la Casa del Rey, "su papel y actuación el 23-F están ya consolidados por la historia".

El embajador alemán en España en 1981, Lothar Lahn, aseguró en un informe de la época que, ante el intento de golpe de Estado del 23-F Juan Carlos I "no mostró ni desprecio ni indignación frente a los actores, es más, mostró comprensión, cuando no simpatía".

Lo reveló este domingo el semanario alemán Der Spiegel al publicar un informe desclasificado por el Ministerio germano de Exteriores y que fue enviado por Lahn. Éste, que deja en muy mal lugar al monarca, no ha sentado nada bien en la Casa del Rey: "El papel y la actuación del Rey el 23-F están ya consolidados por la historia, y el modo decidido y determinante como actuó en defensa de la democracia es conocido por toda la sociedad española y en todo el mundo", señalaron a Efe.
 
El semanario alemán señala que el embajador de Alemania en España entre 1977 y 1982, y fallecido en 1994, mantuvo una conversación de carácter privado con el monarca el 26 de marzo de 1981 en la que Don Juan Carlos le comentó sus impresiones acerca del frustrado golpe de Estado.

Según el documento del entonces embajador, el monarca le aseguró que "los cabecillas sólo pretendían lo que todos deseábamos concretamente la reinstauración de la disciplina, el orden, la seguridad y la tranquilidad". Y, además, señaló como responsable último al entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, a quien reprochaba que "despreciara" a los militares.

El monarca manifestó ante el embajador de Alemania, según la versión de éste, que trataría de influir en el Gobierno y los tribunales para evitar un castigo severo a los golpistas, ya que estos "sólo pretendían lo mejor", señala Der Spiegel. Finalmente, subraya que Don Juan Carlos le dijo a Lahn que el golpe del 23-F "debería olvidarse lo antes posible" y se mostró convencido de que una actuación así no se repetiría.

El semanario contactó con la Casa Real española, que no quiso pronunciarse al respecto y que señaló únicamente que en los archivos oficiales no existe protocolo alguno sobre esa "conversación privada" entre el Rey y Lahn.

El documento acaba de ser desclasificado por el Gobierno federal alemán y que puede leerse en la publicación de 2.250 páginas del Instituto de Historia Contemporánea Actas de la política exterior de la República Federal de Alemania de 1981.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175007
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #89 en: 05 de Febrero de 2012, 20:37:32 pm »
Spanischer König

Juan Carlos sympathisierte mit Rechtsputschisten

http://www.spiegel.de/politik/ausland/0,1518,813464,00.html

rey español

 Juan Carlos simpatizaba con los golpistas

Desconectado MoN

  • Profesional
  • Druida
  • *
  • Mensajes: 8067
  • Off-line
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #90 en: 05 de Febrero de 2012, 20:48:45 pm »
 :pen: :pen: :pen: :pen:
¿Tan importante era ese embajador para que una persona tan inteligente para urdir ese plan y salir indemne cometa la torpeza de descubrirse ante el?
¿Iban a consentir los responsables de su campaña de "humanización" que se fuera de la lengua perjudicando así la imagen de cercano y campechano motorista....????
 ;::) ;::) ;::)
No se.... No se.... no lo veo....
De todas formas se acercan tiempos difíciles para la monarquía española. Que va a ser bastante acosada.... y no me refiero solo al actual escándalo del me lo llevo muerto. Ni a los "republicanos al uso" esos de bandera y manifa anti-sistema.... La familia real ha dado muestras de progresismo. Es vista con recelo por ciertos círculos y lo más duro le va a llegar por el flanco derecho de mano del neoriberalismo o mejor dicho neoesclavismo
J. David Gª Castilla también soy yo

MóN 3.7

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43003
  • Verbum Víncet.
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #91 en: 05 de Febrero de 2012, 23:18:39 pm »
 . . . puede ocurrir también que una vez fallecido Juan Carlos, muchos datos, ahora desconocidos, salgan a la luz, ya veremos que dicen las memorias de Sabino o las de Armada . . . que saben mucho más de lo que han contado hasta ahora . . .

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado uidnoche

  • Profesional
  • Brontosaurus
  • *
  • Mensajes: 16583
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #92 en: 06 de Febrero de 2012, 00:38:49 am »
....y eso como lo sabes tú?.
333

Desconectado cracken

  • Profesional
  • Experto III
  • *
  • Mensajes: 2219
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #93 en: 06 de Febrero de 2012, 03:21:31 am »
. . . puede ocurrir también que una vez fallecido Juan Carlos, muchos datos, ahora desconocidos, salgan a la luz, ya veremos que dicen las memorias de Sabino o las de Armada . . . que saben mucho más de lo que han contado hasta ahora . . .

Y puede ocurrir que todo lo que escribes sea el sueño húmedo de los mas adeptos al morado en la bandera, pero que en principio, la presunción de inocencia que tenemos para el mas choro, vamos a otorgársela también al Rey
En este mundo podrido y sin ética, a las personas sensibles sólo nos queda la estética.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43003
  • Verbum Víncet.
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #94 en: 06 de Febrero de 2012, 04:29:37 am »
....y eso como lo sabes tú?.

. . .  me lo ha dicho el embajador alemán

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43003
  • Verbum Víncet.
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #95 en: 06 de Febrero de 2012, 04:30:24 am »
. . . puede ocurrir también que una vez fallecido Juan Carlos, muchos datos, ahora desconocidos, salgan a la luz, ya veremos que dicen las memorias de Sabino o las de Armada . . . que saben mucho más de lo que han contado hasta ahora . . .

Y puede ocurrir que todo lo que escribes sea el sueño húmedo de los mas adeptos al morado en la bandera, pero que en principio, la presunción de inocencia que tenemos para el mas choro, vamos a otorgársela también al Rey

. . . ya la tiene, de hecho está donde está precisamente gracias al 23-F . . . pero el tiempo pone a todos en su sitio . . .

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43003
  • Verbum Víncet.
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #96 en: 06 de Febrero de 2012, 04:38:58 am »
LIBROS: 23F. La pieza que falta

Pardo Zancada, Ricardo: 23F. La pieza que falta, ed. Plaza y Janés Barcelona 1998, 439 págs.



Ricardo Pardo Zancada, comandante de Estado Mayor, experto en información, fue uno de los protagonistas del golpe militar del 23 de febrero de 1981. Actuó como enlace con Milans del Bosch, capitán general de Valencia, ocupaba un alto puesto en el Estado Mayor de la Brigada acorazada, y fue el jefe de la única unidad del Ejército que se unió en el Congreso a los guardias civiles del teniente coronel Tejero. Estuvo, pues, en los tres puntos neurálgicos. Fue condenado a seis años de prisión por el Consejo Supremo de Justicia Militar (hoy suprimido) y, luego, a 12 años cuando el Gobierno de L. Calvo Sotelo apeló al Tribunal Supremo para que se impusieran penas más severas.

Se trata de un testigo privilegiado. Pero, además, ha tenido quince años para estudiar los millares de folios del proceso, para interrogar a protagonistas, para revisar la bibliografía existente, y para evocar sus recuerdos. Estamos, pues, ante un testimonio de excepcional valor historiográfico, superior a cuanto hasta ahora se ha publicado. ¿Qué es lo que, en esencia, revela el autor? Se trata de resumirlo fielmente.

El Gobierno elaboró tres consignas que fueron respetadas por los jueces y, hasta ahora, han sido acatadas por la casi totalidad de los cronistas del consenso: limitar las responsabilidades militares a los treinta y dos oficiales encausados; no inquirir sobre posibles implicaciones civiles de la clase política; y dejar al rey al margen. Las conclusiones de Pardo Zancada son muy diferentes. Demuestra, en primer lugar, que el malestar en el Ejército era general y que eran muy numerosos los oficiales más o menos implicados en el golpe. Afirma, en segundo lugar, que el director del golpe, el general Armada, había contado con los dirigentes de los partidos políticos a los que había incluido en su proyectado Gobierno de concentración. Afirma, en tercer lugar, que Armada con reiteración, hizo saber a todos los implicados que actuaba siguiendo los deseos del rey.

La gran cuestión que se debate a lo largo de todo el libro es la de si efectivamente Armada contaba con el impulso soberano o si se lo atribuyó sin suficiente fundamento. Según el autor, esta interrogación sólo pueden responderla definitivamente los interlocutores; pero ninguno de los dos lo ha hecho, y es improbable que lo hagan. Armada, ¿mintió a Milans del Bosch y a todos los demás al declararse ejecutor de un deseo regio? El autor cree que hay motivos para pensar que no mintió, y los va enumerando y analizando con minuciosidad detectivesca.

1. En noviembre de 1980, cuatro meses antes del golpe, el Cesid facilitó al rey y a las más altas autoridades, un informe sobre los movimientos subversivos en marcha y, entre otros, subrayaba la importancia de uno promovido por un grupo de generales en activo para imponer un Gobierno de concentración presidido por un militar, negociado con el Psoe y Ucd, y previsto para la primavera de 1981. El autor publica este documento que prefigura con gran precisión el 23 F.

2. El 3 de enero de 1981, Armada que estaba destinado en Lérida, se reune con el rey en Baqueira-Beret. En el mismo lugar, el monarca y el general vuelven a reunirse el 6 de febrero. Sólo ellos conocen el contenido de unas conversaciones que en sus declaraciones ante los jueces Armada minimizó hasta límites risibles. El autor cree que Armada dió cuenta del plan Tejero, que ya estaba muy avanzado.

3. El 10 de enero, Armada se entrevista en Valencia con Milans del Bosch.

4. El 18 de enero se inicia una serie de reuniones de altos mandos militares en el domicilio madrileño del teniente coronel Más Oliver a quien Milans designa como su enlace (fue condenado a seis años).

5. El 22 de enero, el rey presiona a Suárez para que nombre a Armada segundo jefe del Estado Mayor del Ejército, a lo que accede; pero inmediatamente, el día 28, Suárez presenta su dimisión.

6. El 8 de febrero el teniente general y ex vicepresidente del gobierno Fernando de Santiago publica su artículo "Situación límite".

7. El 13 de febrero el general Armada se entrevista nuevamente con el rey después de tomar posesión de su nuevo destino como número 2 de la cúpula militar.

8. Conducido por el comandante José Luis Cortina (agente del Cesid, que misteriosamente logró ser absuelto), Tejero se entrevista con Armada en un piso tercero de la madrileña calle de Juan Gris (núm. 5) y acuerdan que la ocupación del Congreso se efectúe a las 18,10. Allí Armada dice a Tejero: "Tu entras en nombre del rey… Pero, como el rey es voluble, aunque respalde esto, yo estaré en La Zarzuela para que no cambie de opinión".

9. A las cuatro de la tarde del 22 de febrero, Milans recibe en Valencia a Pardo Zancada para ultimar los detalles de la ocupación del Congreso y de la movilización de la División Acorazada. Milans afirma: "Importa mucho que todo el mundo sepa que detrás de esta operación está S.M. el rey". Armada ha anunciado a su superior Milans, que después de asumir el poder lo nombrará Presidente de la Junta de jefes de Estado Mayor, es decir, la máxima autoridad militar.

10. A las cinco y media del 23 de febrero, Milans convoca a los generales a sus órdenes y les expone el inmediato plan de acción y confirma que permanecerá a la ulterior espera de "instrucciones del rey que está al tanto de todo".

11. A las seis de la tarde, Armada dice al general Luiz Sáez Larrumbe en su despacho: "Esta tarde es posible que se produzca algo grave y tengo que ir a La Zarzuela"; pero no logra ser admitido porque lo dificulta el jefe de la secretaría del rey.

12. A las 18,23 del 23 de febrero, Tejero ocupa el hemiciclo de las Cortes de modo incruento, y grita ante el Gobierno y los diputados: "Estoy a las órdenes del rey".

13. A las 21:30, Armada se ofrece para intentar un acuerdo con Tejero y asumir la presidencia de un Gobierno de concentración. Afirma tener "el apoyo de los socialistas".

14. A las 22,45 Armada es autorizado por La Zarzuela para ir al Congreso y llevar a cabo su plan a título personal. El general Gabeiras, cabeza de la cúpula militar, despide a su subordinado Armada en estos términos, que luego se intentó presentar como una broma: "A tus órdenes, presidente".

15. Hacia las doce de la noche, Armada llega al Congreso y Tejero le exige que, antes de ofrecer su fórmula a los diputados, le lea la lista del Gobierno que piensa constituir. Armada, al fin, se la lee, y Tejero replica que no había actuado para "entregar el poder al rojerío" (se refiere a González, Múgica y otros). Después de una hora de intentos para persuadir a Tejero, Armada abandona el palacio de las Cortes.

16. Cinco minutos después de que fracasara la operación Armada de un Gobierno de concentración bajo su presidencia, la televisión oficial difunde el mensaje del rey desautorizando el golpe y remitiéndose a la legalidad constitucional.

17. Durante el proceso, Armada pidió al rey que le autorizara a presentar una carta que le había escrito; pero no fue autorizado.

18. En suma, el golpe querido por muchos desde la cúpula hasta las bases y esperado hasta la madrugada del día 22, fue frustrado por el teniente coronel Tejero.

Desde el título de su libro, el autor señala que falta una pieza esencial en el mapa del 23 de febrero, y propone una hipótesis para despejarla. Esta es la trascendental novedad de su investigación.

Es irrefragable que cuantos intervinieron en el golpe militar creyeron a Armada cuando afirmó que se trataba de una operación aprobada por el rey. El autor escribió a Armada una carta el 28 de octubre de 1981 conminándole a que declarara si había usado el nombre del rey con verdad o con falsedad. No obtuvo respuesta; la táctica defensiva de Armada en el proceso fue negarlo todo; pero, aunque parcialmente excusado por el Consejo Supremo de Justicia Militar que le condenó a sólo seis años, el Tribunal Supremo elevó la pena a treinta años. La posición en que este libro deja al general Armada es sumamente desairada ante sus compañeros. Lo contrario acontece con el general Milans del Bosch y con el teniente coronel Tejero, que aparecen como hombres de honor que declaran la verdad.

Este testimonio de Pardo Zancada tiene toda la apariencia de sincero, realista y exhaustivamente documentado; es por eso, una fuente capital —hasta ahora la más importante— para la historia del golpe de 23 de febrero del que sólo se conocerá toda la verdad cuando Armada revele el contenido de esas conversaciones con el Rey que dieron lugar a su repentino destino al segundo puesto de la cúpula militar, trece días antes del golpe.

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43003
  • Verbum Víncet.
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #97 en: 06 de Febrero de 2012, 04:47:44 am »
OPERACIÓN DE GAULLE

El secreto del Rey mientras hablaba a cámara el 23-F, desvelado

Ya es clásica la intervención del teniente coronel Antonio Tejero durante el juicio del 23-F, expresando su deseo de entender alguna vez qué pasó realmente aquella tarde-noche de hace pronto treinta años.

Y la respuesta, a tenor de cuanto puede leerse en esta obra de Jesús Palacios, 23-F, el Rey y su secreto (LibrosLibres-Grupo Intereconomía), es que fue él, al mando de los guardias civiles que entraron en el Congreso de los Diputados, quien hizo fracasar el golpe, al negarse a seguir el protocolo establecido. Ni el general Alfonso Armada ni el general Jaime Milans del Bosch consiguieron que obedeciese sus órdenes de facilitar la formación del nuevo
Gobierno, consensuado anteriormente por los verdaderos muñidores de la operación. De la Operación De Gaulle.

El golpe de timón o autogolpe

En 1958, Charles de Gaulle maniobró con la sublevación militar de Argelia (aunque acabaría dando la espalda a sus compañeros de armas) para convertirse en jefe del Estado y reconducir el camino del país mediante una reforma constitucional, que dio lugar a un régimen todavía vigente, la Quinta República.

Esto es exactamente, según Palacios, lo que se diseñó para España. Habían saltado todas las alarmas ante las cesiones de Adolfo Suárez a los nacionalistas y se decidió el famoso "golpe de timón" reclamado por Josep Tarradellas, orientado a arreglar lo que habían desarreglado la Constitución de 1978 y los estatutos vasco y catalán.
 
¿Y quiénes lo diseñaron? Los argumentos del autor, que incluyen el testimonio con nombres y apellidos de agentes del CESID (Diego Camacho, Juan Alberto Perote, Juan Rando Parra) y la atribución de responsabilidad a políticos entonces en activo, apuntan a toda la clase política, con un PSOE impaciente por pisar la moqueta de La Moncloa. Esa clase política, debidamente impulsada por quien podía hacerlo, se puso manos a la obra. Estaban hechas incluso, dice Palacios, las gestiones pertinentes ante la Casa Blanca y ante el Vaticano para que ambos influyentes Estados guardasen silencio hasta la consolidación del autogolpe.

Nada de involucionismo, pues, nada de tramas civiles de ultraderecha, nada de militares díscolos, nada de actuaciones autónomas de servicios secretos, nada de papeles heroicos salvadores de la democracia frente a golpistas nostálgicos del franquismo: nadie nunca había señalado con tanta claridad como en este libro que era "el sistema" en bloque quien estaba imprimiendo aquella jornada a la historia de España un nuevo rumbo que se iniciaría bajo la dirección del general Alfonso Armada como presidente, y de Felipe González como vicepresidente de un Gobierno del que sólo quedaban excluidos los nacionalistas, y al que se consideraba posible encontrar un encaje constitucional... como había hecho De Gaulle.

Sabino, Armada y el momento decisivo

Palacios explica que la historia del 23-F es básicamente oral, y para ella ha contado con testimonios decisivos, exclusivos y con constancia documental, del mismo Armada o el del general Sabino Fernández Campo, fallecido hace poco más de un año y la persona que tenía en su cabeza todas las claves de lo que pasó.

Es en relación a ambos militares donde Palacios hace la principal aportación y desvela el verdadero "secreto" del Rey aquella tarde-noche, un "secreto" que da la vuelta por completo a la versión oficial. No lo desvelaremos aquí, obviamente, pero el autor insiste mucho en que ninguno de los capitanes generales con los que habló el monarca tras la toma del Congreso planteó otra cosa que acatar sus órdenes, en que la actitud de Sabino no tuvo nada que ver con la que se le ha solido asignar, y en que la irritación del monarca con Armada tuvo más que ver con la reacción de Tejero que con sentirse traicionado por quien había sido secretario general de la Casa del Rey y su hombre más leal.

Hay un antes y un después de este libro en cuanto a la conciencia colectiva de lo que fue el 23-F. La narración de los hechos es electrizante, y abrumador el conocimiento de Palacios de todos los entresijos de la operación. La contextualización de los hechos en el entorno político de la Transición es, además, vívida y veraz.

Ya no hay secretos sobre el golpe. Quedaba uno, el momento decisivo del Rey, y está en estas páginas. Y otra vez, como sucede en prácticamente todos los acontecimientos dramáticos de nuestra historia, el PSOE está por medio y con un papel poco airoso que sabe ocultar para la posteridad con mano maestra.

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado elcalandracas

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 11344
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #98 en: 06 de Febrero de 2012, 11:04:58 am »
Y luego echamos pestes de las conspiraciones del 11M...

 :carcaj

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175007
Re:23 F, JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
« Respuesta #99 en: 12 de Febrero de 2012, 16:58:57 pm »
Las Fuerzas Armadas salvaron a España el 23F, según un general del CESID



Las Fuerzas Armadas salvaron a España el 23-F cuando el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero secuestró el Congreso de los Diputados, asegura el general de División Juan María de Peñaranda en su libro 'Desde el corazón del CESID'.


Peñaranda trabajó durante diecisiete años en los servicios secretos españoles y con su experiencia redactó su tesis doctoral, con cuya segunda parte escribió el libro publicado ahora por Espasa y en el que se centra principalmente en el papel de los servicios secretos entre los años 1976 y 1979.

De acuerdo con este militar, el 23-F fue un 'golpe de mano' perpetrado en solitario por Tejero, que ya había estado involucrado en la operación Galaxia dos años antes -de la que da cuenta pormenorizada en su trabajo- y ante la que, apunta, no se hizo nada.

En una entrevista con la Agencia Efe, dice que él mismo conoció los detalles en una conversación con el coronel José Ignacio San Martín de un plan que se llevaría a cabo en mayo o junio de 1981, ante la situación en que se encontraba España, pero que no tuvo lugar tras la iniciativa de Tejero el 23 de febrero de 1981.

San Martín, ya fallecido, fue procesado bajo acusación de rebelión militar y condenado a diez años de reclusión y separación del servicio, aunque fue puesto en libertad tras haber cumplido más de tres cuartas partes de la pena. En 1981 era Jefe del Estado Mayor de la División Acorazada Brunete.

Peñaranda, que trabajó a las órdenes de San Martín, asegura que tanto éste como el teniente general Jaime Milans del Bosch sacaron los tanques a la calle -cuando vieron por televisión a Tejero en el Congreso- siguiendo el protocolo de la 'operación Diana' para situaciones de Estado de Excepción.

El autor del libro explica que el sábado anterior al lunes de la intentona golpista -palabra que no le gusta- Tejero dijo que el 23 era la fecha adecuada, ante lo que San Martín envió al comandante Ricardo Pardo Zancada -otro de los condenados- a que visitase a Milans del Bosch para decirle que había que aplazarlo todo porque 'era un disparate'.

Según Peñaranda, del mismo modo que él se enteró de los planes para evitar que Adolfo Suárez siguiera en el poder, mucha otra gente pudo saberlo, incluso el rey, sin que necesariamente secundasen la iniciativa, ni conocieran los mínimos detalles sobre ella.

De acuerdo con el autor, los servicios de información militar no tenían los suficientes medios para hacer un seguimiento de todo, aunque mantiene que en 1981 el CESID debería haber sabido lo que estaba pasando.

En su libro se da gran importancia al papel desempeñado en esa época por el entonces presidente de la Agencia Efe, Luis María Ansón, y otros destacados periodistas.

El libro arranca con el nacimiento del Servicio Central de Documentación (SECED), adscrito a la Presidencia del Gobierno en 1972, que más tarde se transformaría en el Centro Superior de Información de la Defensa (CESID) en 1977.

Al hilo de las actividades del servicio de información se narran los principales acontecimientos acaecidos desde la muerte de Franco, el 20 de noviembre de 1975, hasta los prolegómenos del fatídico 23-F.

Da cuenta de cómo militares radicales trataron de abortar el proyecto constituyente en 1978, de las confabulaciones contra el presidente, Adolfo Suárez, o de la contestación por ciertos sectores de las Fuerzas Armadas al vicepresidente Manuel Gutiérrez Mellado.

Indica que los principales problemas de esos años eran el terrorismo -118 muertos en 1979 y 124 en 1980- y la involución, a lo que hubo que sumar la grave crisis económica y las reivindicaciones nacionalistas del País Vasco.

Carmen Tabar.

Agencia EFE