Autor Tema: Críticas a una actuación en particular  (Leído 110456 veces)

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43509
  • Verbum Víncet.
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1460 en: 08 de Mayo de 2019, 18:12:27 pm »
Pués nada, al odio que van, que son pioneros en eso . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1461 en: 08 de Mayo de 2019, 18:21:50 pm »
A priori una actuación correcta, se resiste a la detención, se le inmoviliza y esposa...sin pataditas.

Otra cuestión será desmembrar el porque..si es por circular con.un patinete o si hay algo más.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
« Última modificación: 09 de Mayo de 2019, 07:43:57 am por 47ronin »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
« Última modificación: 09 de Mayo de 2019, 07:45:29 am por 47ronin »

Desconectado sincadenas

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2687
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1464 en: 08 de Mayo de 2019, 21:26:12 pm »
Y en fuenla ya van en manga corta?

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Mentor
  • *
  • Mensajes: 12804
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1465 en: 09 de Mayo de 2019, 07:05:19 am »
Pobrecitos, se ve que los municipales se aburrían y decidieron detener a unos jóvenes inocentes al azar que no habían hecho nada malo.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1466 en: 10 de Mayo de 2019, 18:02:49 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1467 en: 12 de Mayo de 2019, 10:24:45 am »
Y que se supone que hace?

https://twitter.com/vlxn10/status/1125857724485517314?s=09




UN JOVEN LO GRABÓ TODO

Investigan la actuación policial de agentes de Fuenlabrada por reducir a un joven magrebí con violencia

En la grabación se puede observar como al menor tres agentes reducen a un joven que grita mientras con fuerza, le sujetan contra el suelo. Además, también se pueden oír calificativos racistas.
laSexta.com
  Madrid | 09/05/2019

La Red Española de Inmigración va a denunciar ante el Defensor del Pueblo la actuación de unos policías locales de Fuenlabrada, Madrid, que redujeron con agresividad a un joven magrebí.

Los agentes están siendo investigados también por el Ayuntamiento por decirle "¿te quieres ir de aquí, sudaca?", mientras le reducían por, según dicen, haberse puesto violento cuando le pidieron la documentación; también redujeron a otro menor que grabó la intervención.





Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1468 en: 15 de Mayo de 2019, 09:08:02 am »


FUENLABRADA / El juzgado decide investigar la actuación de 4 policías en la detención de un joven marroquí
Por David G. Castillejo -
13 mayo, 2019

Al transformar el juicio rápido en diligencias previas

FUENLABRADA / 13 MAYO 2019 / El Juzgado de Instrucción número 6 de Fuenlabrada ha decidido abrir diligencias previas en la detención de un joven marroquí, Mohamed D., el pasado día 7, lo que implicará investigar la actuación de los cuatro policías locales que participaron en el arresto.

Según ha informado la Red de Inmigración y Ayuda al Refugiado, que asumió la defensa del detenido, los agentes habrían incurrido presuntamente en «abuso de autoridad» y «trato vejatorio» durante la detención, que fue grabada en vídeo y subida a redes sociales.

Este extremo ha sido negado por sindicatos policiales, que aseguraron que los agentes utilizaron la fuerza mínima en una actuación «ajustada a derecho», puesto que el joven habría opuesto «resistencia activa» y habría agredido a los agentes tras negarse a entregar el patinete eléctrico que le pedían los policías.
Investigados

Los agentes han pasado a tener la condición de investigados a los efectos de que puedan defenderse de las tres denuncias que han sido interpuestas por vecinas que fueron testigos oculares de lo sucedido, como por el propio M.D. a través de su defensa letrada y la propia Red de Inmigración y Ayuda al Refugiado.

– Publicidad –

– Publicidad –

A juicio de la Red, el detonante de las denuncias no es solo la «evidente injusticia de intentar condenar a hasta cinco años de cárcel a un joven y sus amigos por cruzar con un patinete eléctrico un paso de peatones», sino «el empecinamiento en incrementar de forma extemporánea la posible gravedad de las lesiones».
Notificación al Ayuntamiento

La Red ha notificado al Ayuntamiento la conversión y ha solicitado de forma automática la paralización de las diligencias informativas y otros elementos de investigación que había iniciado el Consistorio, al ser ahora ya materia bajo investigación judicial, sin descartar interponer otras medidas cautelares.

Y es que la Jefatura de Policía de Fuenlabrada había abierto un expediente informativo para investigar lo ocurrido durante la detención.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1469 en: 18 de Mayo de 2019, 17:28:04 pm »
.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1470 en: 23 de Mayo de 2019, 18:52:05 pm »
'Me robaron la cámara, la recuperé y me vengué: la Guardia Civil no hizo nada"


Alberto sabía dónde estaba su cámara, pero las autoridades no le ayudaron a recuperarla
A. P.
Palencia
23/05/2019 10:38 - Actualizado: 23/05/2019 18:12
Alberto es un guionista de Palencia que vive en Londres desde hace ocho años. Es el encargado, entre otros menesteres, de traducir los subtítulos de las series que vemos en Netflix y HBO. El 6 de septiembre del año pasado, aterrizó en Barcelona para visitar el festival de Sitges y vivió una aventura propia de un libreto de Hollywood. "Nada más bajar del avión, me di cuenta de que me había olvidado mi cámara sobre el asiento, así que pedí a la tripulación regresar a por ella", dice a este periódico.


No se lo permitieron por motivos de seguridad pero, a base de insistir y ganarse al personal de tierra, Alberto consiguió que llamasen a uno de los limpiadores del avión, quien confirmó que la cámara estaba allí y que la dejarían en objetos perdidos. Se trata de una cámara Black Magic, valorada en más de 1.000 euros sin complementos y concebida especialmente para grabaciones digitales. Al siguiente día Alberto regresó a por ella y empezaron los problemas: "La aerolínea me dijo que no habían encontrado nada en el avión y que era imposible que me hubieran dicho que la cámara estaba allí", dice.


La aerolínea se desentendió, de modo que Alberto se personó en un puesto de la Guardia Civil en Sitges para interponer una denuncia. Nada sucedió. A los dos meses encontró su cámara en Wallapop, un portal de venta de objetos de segunda mano: "Por entonces estaba en Madrid. Como el caso lo estaba llevando la Guardia Civil, para ampliar la denuncia tuve que irme a un cuartel a las afueras de la ciudad, porque en el centro no hay. Estuve más de cinco horas esperando para actualizarles la situación, pero nada, me tuve que volver a casa sin que me atendieran", explica el palentino.

La aerolínea me dijo que era imposible que la cámara estuviese allí

"No lo comprendo. En Wallapop tenían los datos del vendedor y estaban dispuestos a dárselos a la Guardia Civil, bastaba una llamada para recuperar mi cámara, pero no la hicieron", lamenta. El guionista estaba convencido de que era su cámara, porque había reconocido en las fotos un objetivo y sus complementos, demasiado específicos como para ser una coincidencia. Ante la inacción de la Guardia Civil y los Mossos, Alberto consideró la opción de presentarse en Barcelona, quedar con el vendedor y, una vez con la cámara entre sus manos, echar a andar hacia un agente y cruzar los dedos para que todo saliese bien.


No hubo tiempo. Cuando quiso hacerlo, su cámara ya viajaba hacia un nuevo hogar en Valencia. Alberto tuvo que volver a ampliar su denuncia y se puso en contacto con el comprador: "Le expliqué la situación y fue muy comprensivo. Comprobamos que coincidía el número de serie y le pedí que, por favor, llevase el aparato a la Guardia Civil para que me lo devolvieran", relata el guionista. El comprador lo hizo pero, una vez allí, le pidieron el número de denuncia y, cuando todo parecía arreglarse, se volvió a liar: "Les di el número de diligencia y al rato el comprador de Valencia me llamó indignado, porque al parecer era una denuncia por el robo de una casa en Sitges, no era de mi caso", explica. "El valenciano creyó que estaba intentando timarle y dejó de cogerme el teléfono. Te puedes imaginar mi desesperación intentando recuperar mi cámara desde Londres", afirma Alberto.

Follaldre
@follaldre
En respuesta a @follaldre
En fin. No recibo restitución de ningún tipo, me devuelven la cámara y santas pascuas. Todo esto después de una épica labor de DETECTIVE FOLLALDRE que nuestras amadas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se empeñaron en entorpecer.

Entonces tanto el comprador como la Guardia Civil le dijeron que se olvidase, que aquella no era su cámara, pero Alberto no se rindió. Estaba empeñado en demostrar el robo y encontró una prueba definitiva: los metadatos de las imágenes. Es una información que tienen las fotos digitales y que identifica no solo con qué aparato se tomaron, sino también dónde, cuándo y cómo. "Vi que el comprador valenciano trabajaba en producción audiovisual y me hice pasar por un director de documental. Le pedí una cosa sencilla, un plano fijo del ayuntamiento de su pueblo, con la excusa de que nos faltaban recursos para estrenar el documental".


El plan funcionó. Alberto recibió el plano y pagó por el encargo. Una vez en su casa, descubrió que, efectivamente, se había grabado con su cámara. Con las pruebas en mano, volvió a España y amplió por tercera vez la denuncia. Ayer se celebró el juicio: "Al final resultó, oh sorpresa, que me la había robado un miembro del personal de la aerolínea, algo que me habían negado decenas de veces, y que se la dio a un amigo suyo para que la vendiese. Fue muy incómodo, porque nos metieron a los tres en una salita minúscula, sin móviles, a la espera del juicio", dice Alberto.

Follaldre
@follaldre
En respuesta a @follaldre
Ha sido mi primer juicio y es todo muy loco y muy incómodo. Me han hecho esperar en esta estancia diminuta junto a los denunciados. Sin móvil.

El ladrón fue condenado a un mes de prisión y una multa de 1.000 euros por apropiación indebida, pero Alberto aún no ha recuperado la cámara. "Está en un juzgado de Valencia, pero dicen que no pueden enviarla a Londres, que ellos "no hacen eso", así que tendré que volver a España a por ella", lamenta el guionista. Lo que sí le entregaron en el momento fue la lente de la cámara y la tarjeta de memoria, que no habían sido vendidas, y fue allí donde encontró Alberto resarcimiento.


"Me devolvieron la tarjeta con más de 8.000 imágenes y vídeos personales del ladrón. No me lo podía creer, el tipo quería hacerse 'youtuber' y tenía cientos de vídeos humillantes", explica, de modo que el palentino los ha colgado en Twitter como venganza. En algunos, el ladrón incluso sostiene ante la cámara que "me la compré hace nada porque me la podía permitir, no es tan cara", además de mostrar fotos de cientos de productos presuntamente robados que también vende en Wallapop.


Follaldre
@follaldre
En respuesta a @follaldre
"Me compré esta cámara porque me la podía permitir. Tampoco es tan cara".

Nos ha jodido, TE HA SALIDO GRATIS.

   

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1471 en: 02 de Junio de 2019, 18:41:15 pm »
Jueces de la Audiencia Nacional cuestionan a la UCO tras los reveses con Gallardón y Mario Conde



El ex presidente de la Comunidad de Madrid ha quedado libre de la compra de Inassa y se ha demostrado que el dinero del ex banquero era anterior a su actividad en Banesto


02/06/19 access_time 1:05

La Audiencia Nacional hizo públicas el jueves dos decisiones de los magistrados, que afectaban a Alberto Ruiz Gallardón y al ex banquero Mario Conde, acusados por las investigaciones de la UCO, la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

Por un lado, el juez Manuel García-Castellón decidió archivar la pieza separada de la compra de Inassa respecto de 15 personas, entre las que se encontraban los ex presidentes de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón e Ignacio González.

Por otro lado, la Sala de lo Penal confirmó el archivo de la investigación abierta contra Mario Conde, por supuesto blanqueo de dinero procedente de apropiaciones indebidas del ex presidente de Banesto contra las arcas del banco. Esas cantidades, señala, no provenían de la entidad bancaria.


Un señalado: la UCO

Los dos dos autos han levantado ampollas en la Audiencia Nacional y en la Fiscalía Anticorrupción, y se ha señalado como responsable a un actor de los procedimientos: la UCO.

Esta unidad de la Guardia Civil participó en los dos casos citados. Fueron agentes de la misma los que detuvieron a Ignacio González y registraron su domicilio y sus despachos en abril de 2017. Lo mismo ocurrió en el caso de Mario Conde. Además, la UCO había ido aportando a los juzgados documentación para tratar de probar los delitos de los imputados.


 
Según ha sabido Confidencial Digital de fuentes judiciales, varios magistrados han cuestionado, en conversaciones informales, el papel de la unidad en estas investigaciones.

Dudas

En los ámbitos judiciales se está comenzando a dudar de la eficacia de la UCO en otros procedimientos. “Puede ocurrir que, por sus aportaciones, debamos iniciar una causa y que luego tengamos que archivar, algo que nos castiga como miembros de la Justicia, y a la propia Justicia”, afirman.

Según su experiencia, no siempre los imputados en un procedimiento terminan sentándose en el banquillo, y menos aún siendo condenados, pero especifican que en estos casos “ha sido una situación un tanto escandalosa”, con dos decisiones idénticas negativas el mismo día.

 
“Estos casos, tan parecidos, inclinan a pensar que se podría haber actuado con un poco más de rigor. La UCO es una unidad con un prestigio muy alto y cuyo trabajo ha servido para destapar importantes casos de corrupción, pero el nivel se tiene que mantener”, dicen las fuentes judiciales de la AN consultadas.

La UDEF
Algunos de estos jueces han llegado a afirmar que, a partir de ahora, mostrarán su preferencia por los agentes de la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal), de la Policía Nacional.

Algo que, sin embargo, no podrán decidir siempre, ya que depende del cuerpo con el que la Fiscalía anticorrupción que inicie las diligencias de investigación.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1472 en: 08 de Junio de 2019, 20:44:55 pm »


Un caso de brutalidad racista con consecuencias para la testigo



24 ABRIL, 2019 by GENEVIEVE PEATTIE
Lo que sigue a continuación es el testimonio de una joven que acude a Es Racismo con el fin de visibilizar una vivencia que pone de manifiesto la brutalidad del racismo institucional y los impedimentos existentes a la hora de denunciarlo.



El día 13 de agosto 2016, fui testigo de un acto de brutalidad cometida por varios policías encubiertos en el centro de Madrid. Durante el acto, un grupo de policías de uniforme formó una barrera humana alrededor para ocultarles los acontecimientos a los pasantes en la zona. El incidente ocurrió por la madrugada cuando la gente salía de las discotecas y las fiestas, borracha y poco consciente de su entorno: quizás un momento estratégico elegido por los perpetradores. A mi no me consiguieron distraer, fui plenamente consciente y atenta a lo que pasaba.

“De repente, los policías le empezaron a golpear y nos quedamos mis amigos y yo en shock, sin poder creer lo que veíamos.”

Yo estaba con unos amigos, de camino a casa después de haber disfrutado una noche en las fiestas del distrito de La Latina (Madrid), cuando vimos a un coche sin marcas parar en la calle. Dos hombres salieron de él y enseñaron sus placas a un joven negro. No sabíamos lo que había sucedido antes, pero en ese momento le pidieren al chico que recogiera una caja que estaba en el suelo. El chico le dio una patada a la caja y los policías le regañaron y le dijeron que usara las manos. De repente, los policías le empezaron a golpear y nos quedamos mis amigos y yo en shock, sin poder creer lo que veíamos.

Luego llegaron cinco coches más de policía y fue entonces cuando los de uniformes intentaron proteger a sus compañeros de cualquier testigo peatón que les pudiera incriminar. Mis amigos, blancos y de Sudáfrica, exclamaron que no eran conscientes de que este tipo de cosas ocurre también en Europa.

Al principio, nos quedamos allí en shock sin hacer ni decir nada. Pero pronto me di cuenta de que tenía que hacer algo, aunque no hablara muy bien español. Me acerqué y pregunté a un policía por qué estaban atacando a una persona desarmada. En este momento uno de los policías encubiertos empezó a empujarme para atrás, diciendo que le dejáramos en paz. Le contesté preguntando: “¿Cuándo nos iban a dejar en paz a las personas negras desarmadas?”.

Le pusieron esposas al hombre y le subieron al coche mientras su compañera, quizás su pareja, se quedó sola en el bordillo de la calle, gritando y llorando. Yo suponía que le llevaban a la comisaría de calle Leganitos, ya que sería la más cerca.

Al día siguiente, busqué consejo en un fórum de Facebook, explicando lo que había pasado y preguntando a la gente qué sería la mejor forma de actuar. Aunque no conocía al joven, me negaba quedarme quieta y no hacer nada. Algunos compañeros me recomendaron ONGs que trataban la injusticia policial, pero siendo agosto no estaban activas, así que decidí tomar la iniciativa de ir directamente a la comisaría a denunciar lo que había visto. Fui con un amigo blanco con la idea, quizás un poco absurda, de que ayudaría a suavizar la situación y garantizar un tratamiento más digno.

Entonces aquel día de agosto, encontré la valentía de intentar denunciar. En retrospectiva, fui muy ingenua pensar que esto no acabaría perjudicándome, ingenua al pensar que esto no tendría ninguna consecuencia negativa para mí. Al entrar en la comisaría, pedí un intérprete para facilitar la comunicación. Aunque en realidad mi amigo blanco hablaba español, sentía la necesidad de tener a alguien imparcial para traducir. Unos años antes, había usado este mismo servicio cuando me robaron el bolso, y la misma intérprete era muy simpática y me ayudó mucho. Esta vez, no fue así. La intérprete me dijo que yo tenía que hablar con alguien por teléfono para realizar la denuncia, pero cuando hablé con el señor por teléfono, me dijo que él no trataba este tipo de incidencia. Ésta fue la primera información incorrecta que nos dio ese día. Después tuvimos que esperar dos horas antes de que nos atendieran.

Cuando por fin nos tocó dar el testimonio, lo primero que nos preguntaron fue por qué habíamos tardado tanto en presentarnos, a lo cual les contesté que francamente tenía miedo de hacerlo antes. La intérprete se lo tradujo al policía y los dos se pusieron a reír, como si fuera ridículo tener miedo a denunciar a un grupo de policías. Mientras les daba mi testimonio, la intérprete volvió a transmitir información errónea: les conté que había cinco coches de policía, y ella tradujo que había cinco agentes de policía.

“La intérprete entendió mi comentario como un ataque hacia España y me dijo que  volviera a mi país. Le expliqué que criticar al sistema no es atacar a todo el país y que diría lo mismo del mio propio, Reino Unido”

Ella seguramente pensaba que yo no me enteraba de nada. Me quedé frustrada y enfadada y le dije que dejara de mentir y que tradujera exactamente lo que decía. Mientras seguía dando mi testimonio, le pregunté si era normal que hubiera cinco coches de policía por una persona desarmada, añadiendo que a mí me parecía una muestra obvia del racismo institucional. La intérprete entendió mi comentario como un ataque personal hacia España y me dijo de volver a mi país. Le expliqué que criticar al sistema no es lo mismo que atacar a todo el país o el pueblo español y que diría lo mismo de mi propio país, Reino Unido.

En un momento dado, un policía de otro despacho vino a dar su opinión. A mi modo de ver, él no tenía ningún derecho de acercarse y interrumpir. Fue maleducado y condescendiente y solo sirvió para empeorar la situación y hacerla más incómoda. Me habló como si fuera una niña pequeña y le dije que me hablara con más respeto. Pedí su número de placa y conseguí obtenerlo, aunque ese momento comenzaron a echarnos de la comisaría.

Toda la experiencia fue sumamente agotadora. Quise hacer más, pero me quedé sin energías y me sentí vencida.

Ahora, avanzamos casi tres años después hasta el día 3 de enero 2019, veo un embargo puesto en mi cuenta bancaria de 108 euros. No entendía para qué era ya que no tenía ningún pago pendiente y no había recibido una notificación por correo. Una compañera del trabajo me hizo el favor de hablar con Hacienda por teléfono. Nos contaron que el embargo era por una multa que había sido impuesta por la policía pero no ofrecieron ninguna clarificación.

El día 14 de enero visité una oficina del Ministerio de Política Territorial y Fundación Pública para pedir todos los documentos e información relacionada con la multa. Un empleado de la oficina me explicó que me habían impuesto una multa por falta de respeto hacia un agente de policía. Concretamente, según el parte de intervención que me enseñaron: ‘Desobediencia a agente de la autoridad y falta de respeto’. La multa total que tenía que pagar era de 700 euros. Me quedé en un estado de shock y confusión. Había escuchado hablar de la Ley Mordaza y cómo criminaliza a la gente que saca fotos a los policías para exponer las malas conductas. No tenía ni idea de que esta ley incorporaba como delito la ‘desobediencia’ también, ni cómo equivalieron mi comportamiento a una ‘falta de respeto’.

“Lo peor de todo no ha sido el dinero que tengo que pagar sino las mentiras que contaron sobre mí en el informe policial junto a la multa”

Además, cuando un empleado de la oficina me imprimió toda la documentación que se supone que me intentaron enviar a mi domicilio, había varias inconsistencias en mis datos personales que me llevaron a pensar que realmente habían enviado todos los documentos directamente a la oficina del ministerio, sin pretender avisarme por correo oficial.

Lo peor de todo no ha sido el dinero que tengo que pagar sino las mentiras que contaron sobre mí en el informe policial junto a la multa. Escribieron que les llamé ‘hijos de puta’, una expresión nativa que nunca usaría debido a mi nivel de español. También apuntaron que yo les cuestionaba de una manera agresiva. En ningún momento mencionan la razón por la que me presenté a la comisaría, y me pintan como una persona con demasiado tiempo libre, con nada mejor que hacer que insultar a la policía.

Al hablar con unos abogados, me aconsejaron que no merecería la pena llevarlo a juicio ya que acabaría gastando más de la totalidad de la multa. Así que no me quedaba otra opción. Creo que este tipo de multa sirve de violar nuestra libertad y evitar que la gente busque justicia frente a un sistema corrupto.

La autora de este texto prefiere guardar el anonimato por miedo a represalias. El texto original lo recibimos redactado en inglés y ha sido traducido al español por nuestra colaboradora Genevieve Peattie.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43509
  • Verbum Víncet.
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1473 en: 08 de Junio de 2019, 21:20:29 pm »
No me creo nada . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1474 en: 12 de Junio de 2019, 07:04:25 am »

Posturas enfrentadas
Cid provoca aún más a la Policía Local al culparla de la huida de un violador

    GEMA PEÑALOSA
    @GemaPenalosa
    Alicante

Sábado, 8 junio 2019 - 08:13



El comisario provincial ahonda en la crisis que ha provocado y, además, dice que los agentes ocultaron datos de manera «maliciosa».

El informe que el comisario provincial de Alicante remitió a la Generalitat contra la Policía Local -y que ha abierto una brecha profunda entre ambos Cuerpos- presenta a los agentes municipales que auxiliaron a los nacionales en un caso de violación como efectivos, dice, «con falta de pericia» que actuaron «irregularmente».

Es más, el documento no tiene ningún reparo en responsabilizarles de que el agresor sexual se escapara, a pesar de que no está entre sus competencias hacerse cargo de un asunto de tal envergadura obligados, en parte, por la falta de patrullas de Cid para vigilar las calles de la ciudad durante las noches y los fines de semana.

Esta acusación, como no podía ser de otra manera, soliviantó a la Policía Local por «falsa» y «poco precisa» y ha tensado las relaciones entre ambos Cuerpos de forma manifiesta. Las posturas parecen irreconciliables a juzgar por los informes que han presentado ambos sobre lo que sucedió la mañana del pasado 21 de abril en Alicante después de que una chica llegara desorientada al parque de bomberos de Jaime II asegurando haber sido víctima de una agresión sexual. Tanto la Policía local como la Nacional recibieron el aviso y a partir de ahí la Comisaría Provincial acusa a los locales de haber traspasado sus competencias.

Ellos, en su defensa, aseguran que fueron los nacionales quienes se «marcharon» del lugar y les dijeron que realizaran las primeras diligencias. En definitiva, que suplieron «la dejadez de funciones» de la Nacional.

La conclusión del escrito que envió Cid, al que ha tenido acceso este periódico, es demoledora: «Se puede afirmar que permanece en paradero desconocido el presunto agresor de la agresión sexual como consecuencia de la mala actuación de los agentes de la Policía Local actuantes». Un severo revés que hizo estallar a los agentes municipales originando un conflicto sin precedentes en la ciudad que hoy se mantiene.

Ante ese «ataque», la Policía Local contestó con un rotundo contrainforme en el que acusaba a Alfonso Cid de dar informaciones falsas. Unas informaciones avaladas por el comisario provincial de Alicante en las que se acusaba a los agentes municipales de «actuaciones de forma irregular» y «falta de pericia». Quizá la más grave es la que hace referencia a cómo se manejó la información.

A juicio de la Comisaría Provincial, la Policía Local «ocultó de forma maliciosa e intencionada» las gestiones que se realizaron. Un extremo que los municipales niegan enérgicamente en el informe dirigido al director de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias del Gobierno valenciano.

Además, también desliza que las supuestas «extralimitaciones» de la Policía Local se venían produciendo desde hace meses. «En los últimos meses especialmente se han producido una serie de actuaciones de manera irregular por parte de miembros de la Policía Local del Excelentísimo Ayuntamiento de Alicante».

La controvertida decisión de Cid recortar en agentes de Seguridad Ciudadana y dejar las calles de Alicante casi sin vigilancia, ha hecho que en los últimos meses los agentes de la Policía Local hayan asumido en cierto modo -y hasta donde le permiten sus competencias- esta labor como avanzadilla de la Nacional. Fue lo que sucedió el día 21 de abril y ahora se les ha vuelto en contra según el escrito remitido al Consell desde la Comisaría Provincial de Alicante .

La chica llegó al parque de bomberos desorientada, hablaba en francés y estaba angustiada. Los bomberos dieron el aviso al 112 y una patrulla de la Policía Local fue la primera que acudió. Segundos más tarde, lo hizo un ambulancia, cuyos facultativos sometieron a la víctima a un primer reconocimiento médico.

Cuando la chica estaba en el vehículo, llegaron los Zetas de la Nacional -los agentes que se encargan de vigilar la ciudad y minutos después se marcharon, según las mismas fuentes, dejando a los policías locales a cargo de la actuación,a pesar de que dada la gravedad del hecho no era su competencia. «Nosotros estábamos esperando la asunción de actuaciones por parte del Cuerpo Nacional de Policía pero ellos nos dijeron que se marchaban y que fuéramos nosotros, la Policía Local, quienes continuáramos con las primeras diligencias», relata el informe de los municipales.

En primer lugar localizaron a una compañera de otro grupo que supiera hablar francés y poder profundizar más; después acompañaron a la mujer en el coche patrulla por las calles de Alicante para que localizara el edificio en el que se había producido la agresión puesto que ella no lo recordaba. Cuando lo localizaron, la chica se equivocó de habitación -el edificio es también hotel- y señaló la que no era. Los agentes de la Policía Local detuvieron a sus cuatro ocupantes. Dos de ellos resultaron ser policías nacionales de otra provincia. Horas después, quedaron en libertad, y el error se subsanó son más.

Los agentes municipales fueron quienes condujeron a la víctima hasta la oficina de denuncias de la Comisaría. Cuando llegaron, según consta en un informe, tuvieron que esperar porque los agentes estaban en su hora del café. La investigación de la Policía Nacional comenzó pasado el mediodía.

La Policía Local no va a dejar pasar el ataque «injustificado» que está sufriendo y así lo expone en el informe, donde insta a Alfonso Cid a, reitera, «al menos investigar adecuadamente como responsable de los agentes que optaron por no actuar ante los hechos que le fueron debidamente comunicados».


Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3766
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1475 en: 13 de Junio de 2019, 01:15:56 am »
Citar
Cuando la chica estaba en el vehículo, llegaron los Zetas de la Nacional -los agentes que se encargan de vigilar la ciudad y minutos después se marcharon, según las mismas fuentes, dejando a los policías locales a cargo de la actuación,a pesar de que dada la gravedad del hecho no era su competencia.

Ahora resulta que una patrulla de PL no tiene competencias para intervenir a nivel de SC en una agresión sexual, que cosas......, ahora a nivel de SC no tienen competencias  en delitos graves y no tiene que hacerse cargo la patrulla del primer cuerpo que llegue, como ha cambiado el cuento.....


Citar
Los agentes de la Policía Local detuvieron a sus cuatro ocupantes. Dos de ellos resultaron ser policías nacionales de otra provincia. Horas después, quedaron en libertad, y el error se subsanó son más.

No, si encima tendrían que haberle dado las gracias, no te jode. Aparte que quedaron en libertad por el trabajo de PJ del CNP, no porque la PL se diera cuenta de su error. PL se limitó a presentar como detenidos a cuatro tíos que no tenían nada que ver.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1476 en: 18 de Junio de 2019, 07:29:23 am »

Laura (nombre ficticio) acudió a la comisaría a denunciar una agresión física de un hombre y, al ver que no tenía papeles, la Policía inició los trámites de deportación
"Yo fui a denunciar como víctima y, cuando empezaron a hacerme las fotos de un lado y de otro, me sentí como una delincuente", asegura en su primera entrevista
Su caso ha despertado protestas en Xirivella (Valencia) para exigir al Gobierno la anulación del expediente y la aprobación de una instrucción que permita denunciar sin miedo a las personas sin papeles
Gabriela Sánchez
17/06/2019 - 21:57h

Denunciar una violación puede acabar en deportación: la ley no protege a las víctimas de violencia sexual sin papeles

Laura (nombre ficticio) se repite a menudo que la decisión de denunciar ante la Policía la agresión física de la que asegura haber sido víctima no fue un error, que hizo lo correcto, pero creérselo le resulta complicado. Desde entonces, relata a eldiario.es, "no es la misma", ya no siente "tranquilidad", la ilusión con la que llegó a España "se ha apagado" y ha dejado de caminar por la calle con seguridad. Ella es la mujer hondureña que acudió a la comisaría de Xirivella (Valencia) para denunciar presuntos golpes y amenazas con arma blanca por parte de un hombre, y salió de ella con un expediente de expulsión bajo el brazo.

Todo empezó, relata, por una luz encendida. El pasado 3 de mayo la mujer hondureña, quien vive en España de forma irregular desde hace siete meses, se encontraba en casa de un amigo español cuando el casero de este empezó a recriminarle que tenía muchos gastos. "Empezó a discutir muy fuertemente", recuerda Laura. Cuando la vio a ella, sus gritos aumentaron: "Tira a esa puta vagabunda de aquí", recoge la denuncia. Un parte médico indica que la chica hondureña sufrió hematomas y contusiones en brazos y hombros.

"Estaba muy agresivo y, para evitar que siguiesen discutiendo, cerré la puerta de una habitación. Cuando la abrió, me interpuse entre ellos y empezó a agredirme en los brazos. Después fue a la cocina, agarró dos puñales e iba a por mí", indica Laura por teléfono desde la Comunidad Valenciana. Según su relato, el casero los amenazaba con dos cuchillos, mientras los insultaba y les exigía abandonar la casa, a pesar de que el inquilino ya había pagado el alquiler. "Corrí para encerrarme en una habitación y entré en pánico. No sé cómo pude salir de allí".

"Estaba desconsolada y lo primero que se me ocurrió es ir a la Policía, sin imaginar que al llegar a comisaría iba a tener más problemas todavía...", reflexiona Laura en su primera entrevista con un medio de comunicación. Dada su situación irregular, a la mujer se le pasó por la cabeza la posibilidad de tener consecuencias por acercarse a agentes policiales. "Lo pensé por un momento, pero me dije: este tipo le puede hacer lo mismo a otras personas. Y decidí ir".

En la comisaría de Xirivella (Valencia), Laura y su amigo comenzaron a relatar a la Policía lo ocurrido antes de formalizar la denuncia. "Nos pidieron la documentación. Vieron que no tenía y fui al coche a por mi fotocopia del pasaporte. Cuando regresé, llegaron unos agentes de Extranjería y me dijeron que los acompañase". La mujer hondureña fue detenida y trasladada a otra planta de las dependencias policiales, donde le incoaron un expediente de expulsión.

"Empezaron a decirme que vivía ilegalmente en el país y que me iban a abrir una orden de expulsión. Entonces, yo empecé a llorar y les dije que por qué me hacían eso, que sólo quería poner una denuncia a un tipo que me agredió", explica Laura, a quien contarlo le continúa provocando un llanto desconsolado un mes después de lo sucedido. "Les preguntaba que, si ellos estaban ahí para proteger a las personas, por qué no les importaba lo que me había pasado en ese momento. Me respondieron que esto era un caso aparte".

"Desde ese momento no he sentido tranquilidad", confiesa Laura. En la denuncia por agresión, solo aparece registrado el nombre de su acompañante. No quedó constancia de que su objetivo era interponer una denuncia, se queja, por lo que recientemente acudió a los juzgados a registrarla de nuevo.  Esta vez sin pasar por una comisaría. "No sabía que era peligroso ir a la Policía y era mejor ir a los juzgados", precisa.

Es uno de los consejos repetidos una y otra vez por letrados expertos en Extranjería: cuando inmigrantes en situación irregular quieren denunciar un delito, muchos recomiendan que ni se acerquen a una comisaría, sino que la presenten en los juzgados para evitar unas represalias que, a su juicio, incumplen la legalidad.
De huir de las pandillas, a no ser protegida en España

El episodio y la incertidumbre ante una posible deportación está generando en la hondureña una gran ansiedad. Laura asegura haber huido de Honduras ante la amenaza de las pandillas. Varios familiares, incluido su hermano, han sido asesinados por las maras.

Hablar de ello, dice, podría poner en riesgo la vida de los seres queridos que aún continúan en su país, por lo que prefiere no profundizar en los motivos que le empujar a vivir en España de manera irregular.

La mujer hondureña no ha solicitado asilo porque, explica, temía ser trasladada a un lugar alejado de una ciudad donde poder encontrar trabajo con más facilidad pues los solicitantes de refugio no pueden buscar empleo hasta transcurrido los 6 primeros meses. También conoce las constantes negativas con las que se chocan las víctimas de la violencia pandillera para encontrar protección internacional en España.
"Si hubiese muerto, ¿se fijarían en mis papeles?"

"¿Qué hubieran pasado si ese hombre me hubiese matado y les hubiera tocado hacer el levantamiento de mi cuerpo? ¿Se hubiesen fijado en ese momento que era indocumentada?", le espetó a los agentes entre lágrimas. "No recibí su protección. Sólo les interesó que no tenía papeles. Sólo me preguntaron que si tenía amigos, que si tenía conocidos en las mismas circunstancias... les dije que no", explica la mujer.

Laura llegó a España hace apenas seis meses con la ilusión de empezar una nueva vida en la Comunidad Valenciana. Su encontronazo con el hombre denunciado, que le recordó a la violencia que le empujó a migrar, sumado a la apertura de un expediente de expulsión cuando trataba de buscar protección en comisaría, le ha generado la ruptura de sus expectativas. Se le nota en sus palabras entre cortadas, en el miedo que transmite, en las lágrimas desconsoladas difíciles de frenar a lo largo de toda la entrevista. Teme salir a la calle y se pasa la mayor parte del día encerrada.

"No sé si tratan así a todas las personas migrantes. Yo fui a denunciar como víctima y, cuando empezaron a hacerme las fotos de un lado y de otro, a tomarme las huellas, me sentí como una delincuente. Como si hubiese hecho algo malo", describe la hondureña. "Esa fue la sensación y el miedo que me dio. Ese es el miedo con el que yo quedé".  Ese temor ha impedido a Laura conceder entrevistas hasta ahora, aunque desde el primer momento aceptó la difusión de su caso a la organización València Acull.
Exigen una instrucción policial para evitar estos casos

"Cualquier persona que haya sido víctima de un delito, independientemente de su situación administrativa, tiene el derecho a denunciar y recibir el amparo de las instituciones sin que los que deben protegerla la intimiden y revictimicen", ha denunciado la ONG, integrada en la Red Acoge. La organización ha solicitado a la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana "que tome las medidas precisas para que no se vuelvan a repetir situaciones como la de esta joven hondureña y se garantice el derecho de las personas migrantes para acceder sin ningún temor a la justicia".

El delegado, Juan Carlos Fulgencio, ha defendido la actuación de la Policía Nacional en Xirivella. Según afirmó en declaraciones recogidas por la Agencia EFE, la mujer hondureña "se encontraba en situación irregular y, por lo tanto, tuvo que ser identificada e iniciar un procedimiento de expulsión, porque así lo marca la ley". Fulgencio insistió en que el trámite que la Policía abrió a Laura fue un "expediente ordinario de expulsión del que hay miles y miles".

No obstante, el delegado del Gobierno reconoció la existencia de una serie de "procedimientos establecidos" que "somos conscientes de que tenemos que someter a revisión", sin dar más detalles al respecto. València Acull ha solicitado al Ejecutivo cambios concretos a incluir en esa posible "revisión". Entre ellos, la emisión de una instrucción a las fuerzas de seguridad para cesar la apertura de expedientes de expulsión "a quienes acudan a denunciar".

La Ley de Extranjería permite que se den este tipo de situaciones, pues solo detalla tres excepciones por los que se impide iniciar el proceso de deportación de inmigrantes en situación irregular: víctimas de trata, de violencia de género y de explotación laboral. Red Acoge propone una instrucción similar a la aprobada por el Ministerio del Interior el pasado mes de mayo para evitar el inicio de los trámites de deportación a las mujeres que denuncian ser víctimas de violencia de género, una medida que solo incluye a quienes han sido agredidas por su pareja o expareja, pero excluye a las que sufren una agresión sexual, como publicó eldiario.es.

La abogada de Laura presentó alegaciones contra el expediente de expulsión el pasado 17 de mayo, pero la Policía Nacional ha propuesto la continuación de la orden de expulsión al no haber acreditado "que se encuentre de forma legal en el territorio nacional". La institución defiende que "en ningún momento se ha impedido realizar ninguna denuncia a esta persona informándole incluso de la conveniencia de presentar junto a la denuncia un parte de lesiones en el que se refleje las lesiones que manifiesta haber sufrido".

El proceso de expulsión tiene una duración de 6 meses y puede concluir de tres maneras diferentes: la anulación de la apertura del expediente, la emisión de una orden de deportación por parte de Delegación del Gobierno o la suspensión del procedimiento por silencio administrativo. "Pasan los días, un mes ya, y yo quisiera que terminara", sostiene Laura. "Yo a veces quiero que se termine, sea cual sea la decisión. Le está afectando tanto mí salud, me siento tan mal...", describe la mujer. "Yo no sé si nosotros le hacemos daño a las personas por venir a este país, para que nos merezcamos este trato...  Yo no he venido a hacer nada malo en ese país. No me lo merecía", lamenta.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1477 en: 21 de Junio de 2019, 07:06:01 am »


La dura carta de la familia de David contra el policía que dice sonriendo que no lo mataron con violencia
Están convencidos de que David no cruzó ninguna mirada con sus agresores ni les provocó en ningún momento.
20 junio, 2019 17:58

Sergio Guinaldo

La familia de David, el profesor de 33 años que falleció una semana después de haber sido víctima de una paliza en La Florida en Oviedo, se ha pronunciado después de ver el tratamiento que la muerte de su ser querido ha recibido. Tanto por autoridades, como por organismos públicos, como por medios de comunicación.

A través de una carta han criticado la versión que mantienen los tres jóvenes de entre 18 y 20 años que están acusados de la muerte del deportista de 33 años. Principalmente, argumentando que con una "patada al aire" no se acaba con la vida de un hombre.

Pero, sobre todo, han querido limpiar cualquier mancha que pudiese empañar el nombre de David, sobre quien están seguros de que no cruzó ninguna mirada con los tres jóvenes ni les increpó.

Este es el contenido íntegro de la carta de los familiares de David Carragal al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL:


Carta de los familiares de David

"Esto es una carta dirigida a las autoridades competentes en el caso de David Carragal, para las que desconozco el tratamiento exacto pero de los que presupongo su valía para la defensa y protección de los ciudadanos honrados, trabajadores y honestos que somos, por cierto, una gran mayoría en esta sociedad cada vez más falta de valores y especialmente de razón y sentido común.

He visto en las noticias a un policía esbozando media sonrisa mientras explicaba que la agresión había sido de tal violencia y ensañamiento como la gente ha concluido al ver como resultado la muerte de David.

También escuché al nuevo alcalde de Oviedo detallando que había sido sólo un desgraciado accidente entre chavales que salían de fiesta y bebían.

Por lo visto, le dieron una inocente y juguetona patada a lo que ellos denominaron "el aire" como pudieron haberle llamado "el mar" o "la tierra", después de haber ingerido las sustancias para las que seguramente ellos tendrán un nombre también.

Ahora la cabeza perfecta y sana de un hombre bueno se llama "aire".

Y después, emprendieron una desaforada carrera huyendo del resultado de la inocente patada o patadas que nunca, según ellos, tuvieron la intención de quitarle la vida a David, a nuestro David.

"A lo mejor" salieron corriendo porque hasta ellos se dieron cuenta de que "a lo mejor" no habían dado las mejores patadas de su vida, o no, pudo ser que algo más urgente requiriera su presencia, nunca lo sabremos.

El caso es que ahora estos tres chicos lo están pasando mal. Están pasando un mal rato, los pobres.

Tendremos que tener cuidado y protegerlos entre todos porque todo esto ha sido una chiquillada y a lo mejor, sólo a lo mejor, les puede quedar un trauma al saber que le han quitado la vida a otro joven sólo un poco más mayor que ellos. 'Ayyy' qué travesura. Bueno, tranquilos, que ya están diciendo que todo esto fue sin querer. ¿O eso lo dijisteis vosotros?

La próxima, en vez de al aire, procurad dar la 'patadita' a otra cosa, ¿vale? Por ejemplo, a la cámara con la que os grabáis fumando porros para colgarlo en Facebook.

Y tú, David, descansa en paz, pero "en paz" de verdad. Los que quedamos aquí sabemos que tú no cruzaste ninguna mirada, que no increpaste a nadie y que estabas y estás lleno de una luz que estos pobres desgraciados jamás verán aunque todos estos cargos públicos les eximan de este mal rato, les vendrán muchos más, no lo dudes..."


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179131

Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3766
Re:Críticas a una actuación en particular
« Respuesta #1479 en: 23 de Junio de 2019, 16:12:59 pm »
Los BORRADO POR CONTENER INSULTOS de IU están jodidos porque no gobierna el perroflautismo, A JODERSE. Les informo que cuando mandaba la vieja la PMM actuaba de la misma forma.

IU= MANIPULADORES.
« Última modificación: 23 de Junio de 2019, 18:12:53 pm por 47ronin »