Autor Tema: EL RUIDO  (Leído 56592 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #460 en: 05 de Noviembre de 2017, 17:42:26 pm »

Agreden a un equipo de Telemadrid en Vallecas


Se encontraban elaborando un reportaje sobre el exceso de ruído en una zona de bares

Madrid | 05.11.2017 - 14:57h
REDACCIÓN
Un miembro del equipo de Telemadrid ha resultado herido mientras trabajaba en Vallecas. Elaboraban un reportaje sobre el ruído en el barrio, cuando unos vecinos les han increpado y se han avalanzado sobre nuestro reportero y el cámara, agrediéndoles y rompiéndoles la cámara.

La policía municipal tuvo que intervenir y uno de sus agentes subrió también la agresión de tres mujeres.

 Le provocaron lesiones en un ojo y le arrancaron mechones de pelo. Las mujeres, de 38, 48 y 51 años, dos de ellas hermanas, han sido detenidas.
La presencia de Telemadrid en el barrio se debía a las denuncias de lo vecinosdel barrio por el ruido nocturno, especialmente los fines de semana, en una zona donde abundan los bares y la gente se concentra en el exterior.
Los vecinos piden al ayuntamiento que cree en la zona un área libre de ruído. Facebook Messenger

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #461 en: 04 de Marzo de 2018, 12:44:47 pm »

Más semáforos y pasos de cebra aumentarán el ruido en Batán


Un informe municipal alerta del sonido que harán frenazos y acelerones si el Ayuntamiento elimina carriles de la A-5

Actualmente el paseo de Extremadura está limitado a 70 kilómetros por hora. El radar de tramo limitará a 50 esta vía que conecta la capital con el suroeste


Paula Poveda.
@P_Poveda
Tiempo de lectura 2 min.
26 de febrero de 2018. 07:45h

Comentada 2
ETIQUETAS
Ayuntamiento de Madrid
La instalación de otro radar en el Paseo de Extremadura será sólo la primera fase de un proyecto con el que el Ayuntamiento de Madrid quiere convertir este histórico acceso a la capital, en palabras del concejal José Manuel Calvo, en «una vía urbana compatible con la vida cotidiana de los vecinos de su entorno y permita la movilidad del conjunto de la ciudad». Esta es, según explicó en comisión el pasado septiembre, la idea del responsable de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) que trabaja en un proyecto sugerido por el PSOE y que incluye la eliminación de dos carriles al tráfico –uno por cada sentido–, la ampliación de aceras y la instalación de semáforos y pasos de cebra.

Estas medidas, según las primeras estimaciones municipales, rebajarían de 125.000 a 60.000 los vehículos que recorran a diario esta vía en sus dos direcciones y ganarían espacio para el peatón en un barrio que actualmente está dividido por una enorme carretera. Aunque un menor número de coches no tiene por qué traducirse en una bajada de ruido en el barrio de Batán. En el documento que ha dirigido a LA RAZÓN, el director general de Sostenibilidad y Control Ambiental (dependiente del área de Medio Ambiente) insiste en que las medidas de reducción de decibelios que planea poner en marcha el Ayuntamiento podrían no ser compatibles con el proyecto de DUS en lo que a reducción de decibelios se refiere. «En caso de modificar o interrumpir el flujo de tráfico con medidas como, por ejemplo, la instalación de rotondas, de semáforos o de pasos de cebra, no se conseguirían las reducciones indicadas en las conclusiones del estudio, por efecto de las acciones de frenado y aceleración de vehículos, pudiendo incluso alcanzarse niveles de ruido superiores a los actuales», dice en una carta el titular de este departamento, José Amador Fernández.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #462 en: 11 de Marzo de 2018, 08:52:48 am »
Centro se lleva una de cada tres multas por ruido

        LUIS F. DURÁN
        Madrid

152 sanciones puestas el año pasado, 1.883 fueron en este distrito

El Ayuntamiento cambia las notificaciones de las multas de tráfico

El distrito Centro sigue siendo el más escandaloso de la capital. Esta zona congregó una de cada tres multas por ruido impuestas el año pasado por la Policía Municipal de Madrid. En concreto, de las 5.152 sanciones de todo 2017 fueron 1.883 las que se denunciaron por parte de los agentes en la almendra de la ciudad.

Desde el Consistorio se considera que este hecho se debe a que Centro es la zona de la ciudad donde más actividad se registra y donde se concentra el mayor número de lugares de ocio y locales de copas pese a que está protegido por la Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE).

El siguiente distrito más estruendoso de la capital es Chamberí, con 537 multas por ruido, seguido de Usera, con 274, Carabanchel, con 271, Latina, con 210, Salamanca, con 204, y Puente de Vallecas, con 195. Por contra los distritos con menos sanciones por ruido fueron Barajas, con 21 multas, Vicálvaro, con 57, Moratalaz, con 61, Villa de Vallecas, con 69, y Hortaleza, con 87.

Curiosamente el mes con mayor número de multas por contaminación acústica en las calles es el de mayo, con 533, coincidiendo con las fiestas de San Isidro. Ese mes casi la mitad de las sanciones fueron en el distrito Centro con 239.

En total, en el año 2017 la Policía Municipal de Madrid puso 4.617 multas por contaminación acústica sin acta de medición, frente a las 4.436 de 2016.

Del total de las 4.617 sanciones por ruido casi la mitad, 2.203, fueron multas a locales por exceso de ruido.

Este capítulo experimentó una fuerte subida respecto a 2016, cuando las multas a establecimientos por contaminación acústica fueron 1.744, por lo que la subida casi fue de un 25%.

Asimismo, 135 pubs o locales de copas fueron multados por no disponer de un vestíbulo acústico con doble puerta para evitar ruidos en 2017, frente a los 154 de 2016.

Además, el año pasado fueron multados 482 locales por tener manipulados los sistemas de limitación de ruidos (682 en 2016).

Llama la atención que el año pasado la Policía Municipal puso dos multas por incorrecta utilización del claxon o bocinas.

Por alarmas se castigó a 35 tiendas (34 en 2016) y por la utilización incorrecta de dispositivos sonoros con fines de propaganda hubo 27 denuncias, frente a las 13 de 2016.

Asimismo, fueron multadas 29 empresas por realizar reformas de vivienda fuera de horario y ocho vehículos también recibieron multas por realizar maniobras de carga y descarga incorrectas.

En 44 casos se ha multado a coches y motos por circular sin silenciador y provocar ruidos prohibidos por la ordenanza del Ayuntamiento. En cuanto a grupos musicales o actuaciones en directo en la calle en 2017 se pusieron 19 denuncias.

Por otro lado, la estadística de la Policía Municipal revela que los agentes realizaron el año pasado un total de 25.611 inspecciones y actuaciones en locales de espectáculos públicos y actividades recreativas, donde en conjunto se formularon 44.158 denuncias durante el año pasado.

Una vez más, Centro, Salamanca y Chamberí fueron los distritos con más número de inspecciones, actuaciones y denuncias, mientras que los distritos de Barajas, Vicálvaro y Moratalaz, entre otros, destacaron por lo contrario. Los meses con más actividad de los agentes en esta cuestión fueron los de febrero y marzo.

45.505 expedientes por hacer botellón

La Policía Municipal de Madrid abrió 45.505 expedientes por botellón en la capital el año pasado, 642 interpuestos a menores de edad, el 1,4% del total, según datos estadísticos del Cuerpo local. Los distritos donde más expedientes se interpusieron por esta infracción fueron Centro, donde se concentran buena parte de los locales nocturnos de la ciudad, y Moncloa-Aravaca, porque alberga la Ciudad Universitaria. Vicálvaro, Hortaleza, Fuencarral-El Pardo y Moratalaz son los que menos. Los meses del año donde se dieron menos multas por botellón fueron agosto y enero, mientras que los que más se situaron en septiembre y octubre, cuando se inician las clases en Secundaria y en muchas universidades.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #463 en: 22 de Abril de 2018, 11:02:48 am »

Los dueños de una discoteca afrontan hasta seis años de prisión por exceso de ruidos


Imagen de archivo de la discoteca Boutique. / Vicente Vicéns/ AGM
La Fiscalía asegura que el local Boutique, en Centrofama, ocasionó «graves molestias» a unos vecinos durante años

ALICIA NEGRE
Murcia
Sábado, 21 abril 2018, 03:55
 
Con la indignación de los hosteleros por la política municipal para reducir la contaminación acústica como telón de fondo, la Audiencia Provincial tiene previsto sentar el próximo viernes en el banquillo al propietario y al encargado de la popular discoteca Boutique de Murcia -ya cerrada- por un exceso de ruidos. La Fiscalía de Medio Ambiente, que lleva años desplegando una dura batalla en toda la Región contra la contaminación acústica, reclama hasta seis años de cárcel a cada uno, además de una pena de cuatro años de inhabilitación para su profesión de hosteleros y la clausura del local durante cinco años.


El Ministerio Público exige, además, que los acusados, Juan Antonio B. S. y Héctor D. S., abonen varias multas e indemnicen con 15.000 euros a dos vecinos del edificio de arriba de la discoteca. Según sostiene el fiscal en su escrito de conclusiones provisionales, estos residentes tuvieron que recibir asistencia médica por el estrés que les produjeron los ruidos y vibraciones que el local generaba en sus casas.

Según informaron fuentes jurídicas, los dos procesados están citados a una vista, en el Palacio de Justicia de Murcia, para estudiar la posibilidad de que las partes puedan alcanzar un acuerdo que pasaría, en todo caso, por un reconocimiento de los hechos. En el caso de que se produjese la conformidad, la pena final que se le impondría a los dos hosteleros se podría ver rebajada y no sería necesaria la celebración del juicio.

El fiscal reclama también inhabilitar a los acusados, que serán juzgados el viernes

Expedientes municipales
El fiscal sostiene que, al menos desde septiembre de 2014 hasta abril de 2016, la actividad de este conocido local -que estaba ubicado junto a Centrofama y que contaba con una licencia municipal para la actividad de café-teatro- generó «graves molestias» a los vecinos de los pisos superiores del edificio en que se ubicaba. Esta situación supuestamente se producía durante casi todos los días de la semana, aunque con más intensidad de jueves a domingo.

Las continuas llamadas de los vecinos del bloque a la Policía Local dieron lugar a una retahíla de mediciones sonométricas en la vivienda de unos vecinos del primer piso y en el interior del propio establecimiento, según explica el representante del Ministerio Público. A raíz de estas, el Ayuntamiento abrió varios expedientes y llegó a ordenar el cese de toda actividad musical en dos ocasiones. El fiscal sostiene que los procesados hicieron caso de esa orden durante varios días.

El Ministerio Público sostiene que los dos vecinos afectados tuvieron que recibir asistencia médica por esta situación. Ambos sufrieron, según explica en su escrito de conclusiones, un cuadro de insomnio, irritabilidad y falta de concentración por el que reclama que sean compensados económicamente.


La Fiscalía de Medio Ambiente lleva varios años desplegando una dura batalla contra los excesos de decibelios en numerosos ámbitos, entre ellos en la hostelería. En Murcia, los casos de ruidos en Pérez Casas y Alfonso X, que aún están en fase de instrucción, acabaron salpicando a cargos políticos. Y es que el asunto no es baladí. En 2014, la exalcaldesa de Pliego, Isabel Toledo, en ese momento diputada del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea Regional, fue expulsada tras ser condenada por prevaricación por no impedir el ruido excesivo de un local de su municipio -recientemente ha sido condenado por permitir una situación similar en otro establecimiento-.

Aunque éste fue el primer caso de presunta contaminación acústica que obligó a sentarse en el banquillo a un cargo político, este tipo de procedimientos han dejado de ser una 'rara avis'. Durante décadas este problema no fue más allá de la vertiente administrativa, pero las diligencias han crecido exponencialmente en los últimos años. El punto de inflexión se produjo el 16 de diciembre de 2005, cuando la Sección Primera de la Audiencia Provincial dictó la primera sentencia en la Región que condenaba a los dueños de un pub por contaminación acústica. Les fueron impuestas penas de dos años de prisión. Aquella resolución abrió la senda para otorgar a este tipo de delitos la importancia que realmente tienen.

La hostelería lleva una semana en el ojo del huracán
Los hosteleros llevan una semana en el ojo del huracán desde que trascendió su enojo. Treinta alegaciones han presentado en el Ayuntamiento contra la aprobación inicial de las tres zonas de especial protección acústica en el centro, por acortar los horarios y espacio de las terrazas y paralizar la concesión de licencias. El Consistorio entiende que hay que hacer compatible el ocio y la hostelería con el descanso vecinal. Hostemur ha denunciado una campaña de desacreditación contra su entidad y contra el perito encargado de analizar el mapa de ruido de ocio que sirvió de fundamento para declarar las zonas especiales. Hostemur habla de «persianazo». El Consistorio se defiende alegando que las medidas no son restrictivas y son las mismas aplicadas en otras ciudades para regular la actividad y cumplir la legislación medioambiental vigente. Por su parte, tanto la asociación No Más Ruido como la Federación de Asociaciones Vecinales de Murcia han salido a criticar la actitud de los hosteleros. La empresa Sincosur Ingeniería Sostenible SL, que fue la encargada de realizar el mapa del ruido en Murcia, defiende que el estudio cumple todos los requisitos técnicos y legales, con una maquinaria «en regla» y los resultados están «perfectamente justificados».

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #464 en: 06 de Junio de 2018, 21:02:04 pm »

El Ayuntamiento de Madrid inicia una campaña contra el ruido nocturno con mediadores en la calle


Mensajes de la campaña en la plaza de Callao.
La Plataforma del Ocio lamenta que no les hayan invitado a la presentación de la campaña
ISABEL F. LANTIGUA | Madrid
06/06/2018 18:20
Facebook
Twitter
Whatsapp
Promover hábitos encaminados a minimizar el impacto del ocio nocturno es el objetivo de la campaña 'Salimos sin molestar', que el concejal de Economía y del distrito Centro, Jorge García Castaño, y la delegada de Movilidad y Medio Ambiente, Inés Sabanés, han presentado este miércoles. Una iniciativa dirigida "a la ciudadanía general y a los empresarios de ocio nocturno", según Sabanés, que contará con puntos de información, mediadores que recorrerán las zonas de marcha nocturna, guías para luchar contra el ruido, consejos a través de las redes sociales y soportes informativos específicos para las puertas de los locales y el mobiliario de las terrazas.
La campaña utiliza la imagen de "gatas y gatos por ser animales relacionados con el silencio y el sigilo, y muy vinculados con Madrid", explican desde el Consistorio, que pretende concienciar de la importancia de conciliar el derecho al descanso de los residentes y el disfrute del tiempo de ocio de madrileños y turistas.
A partir de este jueves y durante todos los jueves, viernes y sábados del mes de junio, quienes salgan por la noche se toparán con mensajes como "gracias por no molestar" y, dependiendo de la zona por la que vayan, con mediadores que les informen de que no se puede hacer ruido. La campaña se desarrolla principalmente en aquellas zonas declaradas Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) por ser en ellas donde el ocio supone una mayor afección sobre el descanso de los vecinos.
Comenzará en Malasaña y Chueca-Alonso Martínez y en La Lonja de Moratalaz. El siguiente fin de semana (14, 15 y 16 de junio) las zonas serán Ponzano-Santa Engracia, Huertas y Cava Baja. El tercer fin de semana (21, 22 y 23 de junio) se desarrollará en Malasaña, Lavapiés y Chueca-Alonso Martínez. Y, por último, los días 28, 29 y 30 los puntos de información se instalarán en Antón Martín-Tirso de Molina, Azca-avenida Brasil y el barrio de Gaztambide.
Además en el distrito Centro la campaña tendrá más difusión con soportes de publicidad exterior institucional del distrito, como banderolas en ronda de Valencia, Cuesta de San Vicente, ronda de Atocha, ronda de Toledo y calles Barceló, San Bernardo y Argumosa, y las pantallas digitales de Callao.
"Es necesario un debate sobre el civismo"
El portavoz de la Plataforma del Ocio explica a EL MUNDO que valora "positivamente" esta campaña aunque "a nivel metodológico pensamos que debería tener más recursos y más presencia en una determinada zona". El hecho de que vaya cada fin de semana por una plaza distinta "como en una especie de gira de campaña, no tendrá la eficacia deseable".
Y lamentan los empresarios de ocio nocturno, que llevan tres años dialogando y señalando la necesidad de abrir el debate "sobre el civismo ciudadano", que el equipo de la alcaldesa, Manuela Carmena, no les haya invitado a la presentación de esta campaña que les afecta.
"Si al final el turismo genera el 7% del PIB, que es mucho dinero, necesitamos campañas para minimizar su impacto negativo", indica el portavoz de la Plataforma, que añade que "hemos avanzado en civismo respecto a las cacas de los perros o respecto a orinar en la calle, pero nos sigue costando criticar que a las 2 de la mañana uno lleve la música a todo volumen o grite". Por eso considera que "hay que usar la concienciación y también la coacción". A su juicio, "la intervención de la policía municipal es imprescindible".
Menos ruido en el Centro
Con el fin de conocer la evolución de los niveles de ruido de la Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) del distrito de Centro, la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental ha llevado a cabo diversas campañas de mediciones. Los resultados, facilitados por el Ayuntamiento, indican que, en el periodo nocturno (entre las 23.00 horas y las 07.00 horas), la situación acústica provocada por el ocio ha mejorado en el 78 % de los 51 puntos comparados, frente a un 17% donde ha empeorado.
No obstante, Sabanés ha puesto de manifiesto que en la mayoría de los puntos se siguen superando los niveles admisibles de ruido por ocio nocturno, por lo que se está trabajando en una revisión de la actual ZPAE de Centro

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44166
  • Verbum Víncet.
Re:EL RUIDO
« Respuesta #465 en: 07 de Junio de 2018, 09:17:13 am »
Alguno termina en el pilón con la cara llena de dedos . . . empezarán las peticiones de colaboración de PMM por "presión social" . . . como SAMUR o no entrarán en determinadas zonas hasta que no haya presencia policial, como SAMUR, o directamente no irán hasta que PMM no compruebe la incidencia . . . como SAMUR, en resumen, otro invento abocado al fracaso que lo único que nos va a generar son más incidencias . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #466 en: 09 de Junio de 2018, 07:57:26 am »


Una noche con la patrulla «antirruido» de Carmena: «¿Lo estáis pasando bien? Pensad en los vecinos»


ABC acompaña a los mediadores sociales del Ayuntamiento en su primera jornada

Aitor Santos Moya
Aitor Santos Moya
@asmoya10
Seguir
MADRID
Actualizado:
09/06/2018 00:32h

NOTICIAS RELACIONADAS
El ruido nocturno del tráfico aumenta la mortalidad en Madrid
La Latina lucha para poder dormir
Carmena no multará el exceso de ruido durante las fiestas del Orgullo Gay
Con la llegada del buen tiempo, entrar en la plaza del Dos de Mayo supone sumergirse en una burbuja. Cientos de jóvenes se instalan alrededor de la estatua de Daoíz y Velarde, en una «suerte» de botellón improvisado donde los lateros y las guitarras se multiplican a medida que cae la tarde. La cerveza a un euro crece como la espuma. En los flancos, pocos encuentran hueco en los sempiternos bancos de piedra. Las conversaciones se entremezclan, a medio camino de un abarrotado «terraceo» que marca la frontera de ese jaleo aparentemente etéreo. El ruido, en realidad, lo invade todo; pero nadie, entre los cientos de moradores que habitan el enclave, parece ser consciente de ello.


Son las 9 de la noche del pasado jueves y los siete mediadores sociales, dentro de la recién lanzada campaña del Ayuntamiento de Madrid «Salimos sin molestar», tienen mucho trabajo por hacer. Ataviados con chalecos morados, Naya, Sergio, Rubén, Valentina, Fernando, Raquel y Marta -la coordinadora del grupo- se dividen en dos grupos y comienzan la primera jornada de un proyecto que, de jueves a sábado durante cuatro fines de semana, recorrerá lugares declarados «Zona de Protección Acústica Especial» (ZPAE) como Malasaña, Chueca, Lavapiés, Huertas, Azca o Gaztambide.

El primer paso es montar los dos puntos fijos de información. Uno en el Dos de Mayo y, el otro, en la cercana plazuela de Antonio Vega. Tras ello, las tareas se reparten: un mediador atiende en cada puesto, mientras que el resto debe salir al encuentro de los viandantes. «Tratamos de concienciar a la gente de que no es necesario hacer ruido y molestar a los vecinos para pasárselo bien», explica Marta Muñiz, encargada de supervisar las acciones.


Valentina, mediadora, pega el cartel de la camapaña en un bar del centro
Valentina, mediadora, pega el cartel de la camapaña en un bar del centro
En el corazón de Malasaña, dos de los agentes pasean de grupo en grupo con un cuestionario que los jóvenes no dudan en responder. ¿Crees que generas molestias al salir por la noche? ¿Consideras que Madrid, durante la noche, es una ciudad ruidosa? ¿Tomas alguna medida para reducir el ruido? Son algunas de las preguntas que salen a la palestra. Lo importante -dicen- no son tanto las respuestas, sino el hecho de abrir una conversación.

«Nos parece mejor esto a que venga la Policía y diga todo el mundo fuera», apuntan Íñigo, Carlos y Javier, tres jóvenes desplazados a la capital para emprender sus estudios universitarios. «No nos sorprende el ambiente que hay aquí, yo, personalmente, vengo del País Vasco y allí hay mucho más ocio callejero», prosigue Íñigo consciente de las molestias que el ruido ocasiona a los vecinos.


Estos últimos son los principales afectados de un problema endémico que asuela Centro, entre otros distritos. «Me parece genial la iniciativa para que la gente sepa el alboroto que montan. En un bar, por ejemplo, uno levanta la voz y obliga al de al lado a subir el tono, y así hasta que todo el mundo tiene que hablar a gritos», precisa un residente del portal más cercano al tenderete de Antonio Vega.

Tres de los integrantes de la patrulla «antirruido», en uno de los puestos informativos
Tres de los integrantes de la patrulla «antirruido», en uno de los puestos informativos
La campaña, programada para los próximos cuatro años en dos intervalos cada uno (verano e invierno), muestra al gato como ejemplo de animal «sigiloso y silencioso» que no hace ruido por la noche y atiende, además, al apelativo por antonomasia de los madrileños. «Hay personas que se acercan y nos preguntan que donde están los gatitos», ironiza la coordinadora, señal inequívoca del gancho empleado.


Los comercios, sobre todo los bares y locales de copas, son otros de los principales destinatarios. «Tenemos una ficha específica para que los locales expresen sus necesidades o comentarios», indica Valentina, poco antes de charlar con el camarero de un restaurante. «Al ser un establecimiento de comidas, suele ser más tranquilo que otros; pero si vemos que los clientes hacen mucho ruido, les pedimos siempre que bajen el tono», incide Rodrigo, quien no pone ningún problema para que la joven empleada coloque el cartel de la campaña en la puerta.

El horario de trabajo de los mediadores abarca de 9 a 2 de la madrugada; si bien, puede ser moldeable en función del volumen de personas que haya en la calle. «La diferencia con la época de frío es que en invierno apenas hay gente y los que ves no suelen pararse», justifican convencidos de que la etiqueta #ViveyDejaDormir -empleada en las redes sociales- será mucho más que un simple eslogan.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44166
  • Verbum Víncet.
Re:EL RUIDO
« Respuesta #467 en: 09 de Junio de 2018, 10:13:30 am »
Esto no terminará bien . . . los que van cocidos como gambas no atienden a ningún tipo de razones y además suelen volverse agresivos en muchos casos . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #468 en: 17 de Julio de 2018, 17:32:29 pm »

Un Plan para construir un modelo de ocio más sostenible en Madrid


El Ayuntamiento presenta su Plan para el Ocio para la ciudad, de la mano de la nueva comisionada Concepción García Herrera
La Mesa del Ocio es un espacio de diálogo, interlocución y proposición de actuaciones integrada por varias áreas de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y la Plataforma de Asociaciones por el Turismo, el Ocio, la Hostelería y la Cultura de la Comunidad de Madrid para impulsar un ocio más respetuoso con el descanso de los vecinos
El Ayuntamiento da un impulso a este espacio con la creación de la figura de la Comisionada del Ocio, responsabilidad que asume Concepción García Herrera
17/07/2018
El Ayuntamiento de Madrid ha presentado hoy martes, 17 de julio, su Plan para el Ocio en la ciudad de Madrid, que ha sido elaborado por la Mesa del Ocio en aplicación de la Carta Ciudadana por la Ordenación y Sostenibilidad del Ocio en la ciudad de Madrid, firmada el 4 de octubre de 2016.







Presentación del Plan para un modelo de ocio más sostenible en Madrid
Este órgano fue constituido como espacio de diálogo y propuesta de medidas conjunta entre el Ayuntamiento de Madrid y agentes sociales y económicos de la ciudad para avanzar en la construcción de un modelo de ocio sostenible y respetuoso con el derecho al descanso de las y los vecinos y a un uso de la ciudad compatible con el resto de actividades.

La Mesa del Ocio está integrada por representantes de las áreas de gobierno de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social; Salud, Seguridad y Emergencias; Medio Ambiente y Movilidad; Coordinación de Alcaldía y Desarrollo Urbano Sostenible, juntas municipales de distrito, representantes vecinales (Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid, FRAVM), así como el sector empresarial a través de la Plataforma por el Ocio, la Cultura, el Turismo y la Hostelería de Madrid.

El Consistorio ha querido dar un impulso a iniciativa del Área de Gobierno de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social con la creación de la figura  de la Comisionada del Ocio de Madrid, encargada de impulsar las medidas consensuadas en este ámbito. El acto de esta mañana ha servido, por tanto, para presentar el Plan y a Concepción García Herrera, la persona elegida para desempeñar esta labor.

García Herrera, socióloga, ha desarrollado su actividad profesional en torno a la gestión y evaluación de políticas públicas en el ámbito internacional y local, y ha desempeñado su trabajo en los últimos años en la Junta Municipal de Distrito de Chamberí.

Las claves del nuevo modelo de ocio para Madrid
La Mesa y el Plan para el Ocio en la ciudad de Madrid pretenden desarrollar medidas de consenso para impulsar un modelo de ocio que respete la convivencia en los barrios, mejore la sostenibilidad medioambiental, permita la compatibilidad entre las actividades que tienen lugar en la ciudad y se desarrolle en un marco de seguridad.

El modelo de ocio por el que trabaja de forma conjunta el gobierno municipal, el movimiento vecinal y el tejido empresarial está impregnado de una serie de valores y busca objetivos como la promoción de la componente cultural y de diversidad; la integración y la accesibilidad tanto para los visitantes como para los residentes y la seguridad y la construcción de espacios libres de violencias y acoso, especialmente para las mujeres, en los que no quepa delito de odio de ningún tipo.

Por último, cabe recordar que el ocio es una potente actividad económica que crea empleo, un empleo que debe ser de calidad y responsable desde el punto de vista social y medioambiental.

Líneas de trabajo: más conocimiento, sensibilización, coordinación, mediación, y visión positiva del ocio de la ciudad
En el Plan presentado hoy se incluyen varios ejes de trabajo con actuaciones ya planificadas, con las que se pretende poder desarrollar el nuevo modelo del ocio de la ciudad.

1. Herramientas que profundicen en el conocimiento del impacto del ocio urbano, entre ellas: una investigación sobre las relaciones entre turismo y ocio nocturno, especialmente en el centro de la ciudad; un estudio sobre consumo de drogas; creación de una base de datos relacionada con diversos aspectos del ocio nocturno, disponible en abierto a la ciudadanía, y un mapeo de estas actividades en los distritos.

Programas y acciones orientados a la sensibilización del nuevo modelo de ocio, como son el acompañamiento al desarrollo de la campaña Salimos sin Molestar del Área de Medio Ambiente y Movilidad, el impulso de la campaña NO es NO contra la violencia sexual en locales de ocio nocturno promovido por el Área de Gobierno de Políticas de Género y Diversidad, y otras campañas que se realizarán en favor de un ocio integrador y diverso en la ciudad de Madrid.

2. Actuaciones conjuntas, planes o protocolos (entre instancias municipales y entre actores de la Mesa) orientadas a dimensiones o sectores específicos de conflicto entorno al ocio nocturno. Por ejemplo, se impulsarán acciones encaminadas a reordenar zonas con terrazas de veladores, como las medidas impulsadas desde los Foros Locales de Chamberí y Retiro, o se articularán protocolos de intervención conjunta entre Policía Municipal, Agencia de Actividades, y otros agentes de la Mesa del Ocio en materia de locales ilegales, o que generen muchas molestias.

En concreto y a propuesta del Foro Local de Chamberí, el Pleno del distrito aprobó en septiembre del pasado año, y por ello se decretaron, unos nuevos criterios para no autorizar nuevos cerramientos de terrazas con construcciones ligeras, ni otros elementos como tarimas o cubrimientos del pavimento; introducir restricciones en cuanto a la utilización de elementos anclados al pavimento, y no autorizar ampliaciones o nuevas terrazas en aceras que se amplíen. Con objeto de facilitar la identificación, la junta de distrito procedió a pintar sobre el suelo los límites del espacio autorizado para cada terraza.

Al hilo de esta experiencia, el Foro Local y la Junta Municipal de Distrito de Retiro llevaron a cabo una iniciativa similar: la junta municipal lideró la mediación para resolver el conflicto que estaba produciéndose por las terrazas instaladas en los bulevares de las calles Sainz de Baranda e Ibiza. Así, se llegó a un acuerdo entre la Asociación de Vecinos Retiro Norte y los hosteleros representados por la Asociación La Viña, por la que se reordenará el espacio físico de las terrazas autorizadas, limitando nuevas construcciones ligeras y garantizando el espacio de tránsito peatonal libre a un mínimo de 2,5 metros de ancho de acera. Además la junta procedió a una recolocación del mobiliario urbano en aras, también, de ampliar este espacio peatonal.

3. Mecanismos de mediación ante conflictos de convivencia, identificando buenas prácticas que puedan ser replicadas a nivel ciudad, y también con el desarrollo de experiencias piloto.

Un ejemplo de lo que se ha trabajado ya a este respecto es una intervención conjunta entre la Junta Municipal de Distrito de Moratalaz, el tejido empresarial y la Asociación Vecinal Avance de Moratalaz para dar respuesta a las quejas vecinales por el ruido en la zona de ocio conocida como La Lonja. Tras un proceso de diálogo entre las tres partes, se acordaron una serie de medidas para reducir el ruido: la colocación de elementos aislantes de goma en las patas de las mesas y las sillas para evitar el ruido provocado por el arrastre de estos elementos; el desarrollo de campañas de sensibilización; introducción de elementos de mejora en la instalación y recogida de las terrazas; limitación en la posibilidad de juntar mesas para evitar eventos numerosos, etc.

Otra experiencia de mediación está dándose en el distrito de Fuencarral-El Pardo, donde la junta municipal y las vecinas y vecinos, a través de la Asociación Vecinal de Montecarmelo identificaron una situación similar en las dos zonas de terrazas del barrio. Gracias a esta colaboración, la Policía Municipal ha delimitado con pintura el espacio de cada terraza e incrementado sus intervenciones por la invasión de aceras de algunas terrazas que generaban importantes problemas de movilidad y exceso de ruido.

Uno de los objetivos de la Mesa del Ocio es, por tanto, desarrollar mecanismos de mediación entre las comunidades de propietarios, asociaciones vecinales y tejido empresarial con el objeto de pactar medidas que mejoren la convivencia y faciliten la compatibilidad de las actividades.

4. Análisis y elaboración de propuestas para la adaptación del marco normativo sobre el ocio, como pueden ser las modificaciones de las normativas municipales o la Ley de Espacios Públicos y Actuaciones Recreativas de la Comunidad de Madrid, cuyo catálogo está actualmente en proceso de modificación.

5. Fortalecimiento de los valores positivos del ocio nocturno: apoyo y fortalecimiento a los elementos e iniciativas culturales que favorezcan un ocio urbano y especialmente nocturno de calidad acorde a los principios de la Mesa del Ocio; difusión de la Carta Ciudadana por la Ordenación y la Sostenibilidad del Ocio Nocturno en la Ciudad de Madrid y del acuerdo entre partes que lo generó, y difusión de aquellas campañas y actuaciones de los actores de la Mesa y de terceros encaminadas a fortalecer los principios que definen el modelo de ocio nocturno de la Mesa. /

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #469 en: 11 de Octubre de 2018, 15:55:34 pm »
Humo, vendo humo a buen precio.



Cuando el absoluto fracaso de la vía administrativa es más que evidente por qué hay locales "expedientados" desde hace dos décadas....aparece el HUMO como método para arreglar las cosas.


Quien compra?


Madrid opta por la vía penal para cerrar locales de ocio que infrinjan reiteradamente las normas


Recurrirá al delito de insolvencia punible para intentar que las denuncias de los vecinos tengan solución

ISABEL F. LANTIGUA   Madrid
11 OCT. 2018 14:03
Cansados de una situación que se repite muy a menudo en la ciudad, la de aquellos locales que, pese a las reiteradas quejas y denuncias de los vecinos por exceso de ruido o de aforo y de las sucesivas multas que les llegan no cesan su actividad ni dejan de incumplir las normas, el Ayuntamiento ha decidido cambiar de estrategia para intentar acabar con este problema. Tal y como ha explicado la portavoz municipal Rita Maestre, el equipo de Ahora Madrid ha aprobado en Junta de Gobierno "salir de la vía administrativa en estos procedimientos para entrar en la vía penal" a la que pueden recurrir por "un delito de insolvencia punible".

Maestre ha explicado que esta nueva forma de actuar es "fruto de una reflexión de mucho tiempo" y se trata de mejorar la eficacia de una parte de los procedimientos sancionadores del Consistorio. "Existen muchos locales en Madrid que tienen denuncias, multas, sanciones, quejas, avisos de cierre... pero debido a diversas tretas administrativas y jurídicas no llegan nunca a cerrar", ha recalcado la portavoz, que añade que esto "significa que los vecinos han estado años quejándose por exceso de ruido o por problemas de convivencia pero no se ha hace nada al respecto". Por eso, el Gobierno de la alcaldesa, Manuela Carmena, ha decidido aprobar "el inicio de acciones judiciales".

A partir de ahora, este tipo de procesos enquistados en los que se encuentran varios locales de la capital se van a comunicar a la Fiscalía y "si considera que existen indicios para tratar de sancionar al local por la vía penal se va a implicar en el proceso, en el que el Ayuntamiento actuará como acusación particular", ha señalado Rita Maestre. Ya se han iniciado estas acciones contra dos locales y hay otros 12 establecimientos en el punto de mira.


Maestre ha aclarado que de lo que están hablando es "de auténticos entramados empresariales con gran capacidad para buscar los atajos de la administración. Lo que hacen estos locales es declararse insolventes cuando llega un proceso de sanción, por lo que no se les puede embargar los bienes" pero enseguida "vuelven a darse de alta con otros nombres" y siguen funcionando igual que antes, pero empieza el proceso administrativo de cero otra vez. Es en estos casos en los que el Consistorio actuará a través del delito de insolvencia punible. Consiste en "demostrar que no es cierta esa insolvencia que declaran sino que es solamente una treta administrativa". Para ello serán necesarios informes de la agencia tributaria y de la policía para que determinen la veracidad de la insolvencia.

En cuanto a las infracciones más comunes, la portavoz municipal ha señalado que no se trata solo de la superación de los niveles de ruido, que dificultan el descanso de los vecinos, sino también "de problemas de seguridad por motivos de aforo".

Aunque Maestre ha lamentado que "las vías judiciales tienen tiempos más largos de lo que nos gustaría", el equipo del Palacio de Cibeles espera que la solución a estos problemas por la vía penal "sea más rápida que por la vía administrativa".


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #470 en: 27 de Junio de 2019, 06:54:24 am »

Los vecinos de Chueca demandarán al Ayuntamiento de Madrid por la gestión del Orgullo

La Asociación de Vecinos del barrio presentará el recurso a lo largo de este año, con antelación a la edición de 2020, si el nuevo equipo de Gobierno municipal no modifica el rumbo fijado por la gestión de Manuela Carmena

Joaquín Hernández

La Asociación de Vecinos del barrio de Chueca prepara una demanda contra el Ayuntamiento de Madrid por permitir que la Fiesta del Orgullo Gay se celebre sin respetar el límite de emisiones sonoras estipulado en la legislación municipal.

Desde la propia Asociación adelantan a Vozpópuli que presentarán el recurso a lo largo de este año, con antelación a la edición de 2020, si el nuevo equipo de Gobierno municipal no modifica el rumbo fijado por la gestión de Manuela Carmena.

Así, inciden en que respetan que el equipo que dirige José Luis Martínez Almeida no adopte medidas de cara a la edición de este año por "haberse encontrado" ya con una resolución de la Junta de Gobierno municipal de sus antecesores, pero aseguran que no darán "ninguna tregua más".

    "Pensamos que solo iba a tener lugar el año del World Pride y en el 2018 nos pilló a contramano, ya que la aprobación de la exclusión de las multas se hizo a último momento, pero vemos que se ha vuelto sistemático"

"Pensamos que solo iba a tener lugar el año del World Pride y en el 2018 nos pilló a contramano, ya que la aprobación de la exclusión de las multas se hizo a último momento, pero vemos que se ha vuelto sistemático", dice un portavoz de la Asociación Vecinal.

Desde la plataforma vecinal entienden que "se está consintiendo una ilegalidad" ya que entienden "que se ha utilizado una excusa excepcional" como el World Pride de 2017 y su impacto para justificar una situación irregular que luego se ha mantenido año tras año.

La misma, esgrimen, se puede resumir en una suerte de trato de favor a los organizadores, fundamentalmente a la Asociación de Empresas y Profesionales para Gays y Lesbianas de Madrid y su Comunidad (AEGAL) - que recibe unos 800.000 euros en fondos públicos para la promoción de la Fiesta y afrontar parte de su organización en la semana del Orgullo - ya que estos, ya desde los tiempos del popular Alberto Ruiz-Gallardón en la alcaldía, organizan el evento tras ser autorizados para hacerlo pero sin haber pasado por un concurso, "con un baremo de puntos y una oferta técnica", frente a otros posibles organizadores para recibir el apoyo público que reciben.

"Entendemos que solo las fiestas que han sido declaradas como populares, tanto por el Ayuntamiento como por la Comunidad - el caso de La Paloma o San Fermín, en Navarra, por ejemplo - pueden beneficiarse de no cumplir la normativa. Ese es el camino que se debería haber seguido, y entendemos que, como se ha acabado haciendo todo, es una ilegalidad que favorece a los organizadores", inciden.
Ayuntamiento y AEGAL no se pronuncian

A preguntas de este medio sobre este asunto, AEGAL no ha contestado. Desde el Consistorio evitan también pronunciarse. Ambas partes no se han reunido aún para abordar ningún tema de futuro relativo a la organización de la Fiesta. 

Desde la Asociación de Vecinos entienden que el gobierno municipal actual no quiere mojarse públicamente sobre el tema en estos momentos. Aún no han obtenido respuesta a la queja que enviaron por carta al alcalde, José Luis Martínez Almeida.

Advierten de que en el pasado presentaron una demanda en lo Contencioso-Administrativo por vulneración de la normativa de ruido en la Plaza de Chueca - en tiempos del PP - y el juez les acabó dando la razón.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #471 en: 27 de Junio de 2019, 13:25:06 pm »
Sevilla no.tiebe funcionarios que realicen mediciones nocturnas desde hace 7 años...y un funcionario pude perdón.por ello en un documento interno.


Y la PL?

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #472 en: 17 de Julio de 2019, 17:23:02 pm »





Los hosteleros recurren el recorte horario de Carmena a las terrazas y piden nuevas mediciones de ruido


Reclaman al TSJM que suspenda cautelarmente la prohibición de cerrar media hora antes

Seguir
Adrián Delgado
Adrián Delgado
@AdelgadoLeon
MADRID
Actualizado:
17/07/2019 01:03h

NOTICIAS RELACIONADAS
Los hosteleros piden al TSJM que paralice «el recorte sorpresa» de los horarios de terrazas
La aprobación de la revisada Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) de Centro enfrentó, en el Ayuntamiento de Madrid, a los vecinos y los hosteleros de Centro el pasado 30 de abril. Ninguno de ellos quedó satisfecho con la medida contra el ruido aprobada en un pleno extraordinario con los votos a favor de Ahora Madrid y PSOE y el rechazo de PP y Cs. Entre otros aspectos –la prohibición a los locales de instalar falsas terrazas o de tener ventana practicables con el exterior–, limitó los horarios de las terrazas: media hora menos los viernes, sábados y vísperas de festivo en las tres zonas delimitadas por nivel de ruido, frente a lo contemplado en el proyecto definitivo que se aprobó en Junta de Gobierno el 1 de abril.


La Asociación Hostelería Madrid presentó ayer un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) solicitando como medida cautelar la «paralización inmediata» de dicho recorte horario de las terrazas del distrito. Los empresarios tildan de «sorpresa» adelantar en media hora el límite de cierre de sus terrazas que acordó el equipo de Gobierno de Carmena con el PSOE en el mencionado pleno extraordinario.

En total, la medida recurrida afecta a 650 establecimientos en el periodo estacional –es decir, del 16 de marzo al 15 de octubre–. La asociación destaca que el proyecto aprobado en Junta de Gobierno ya contemplaba el adelanto de una hora por la mañana en el horario de apertura de las terrazas y un recorte generalizado en su horario de cierre. Todo ello, dicen, «a pesar de haber mejorado los niveles de ruido en el distrito Centro de Madrid». En su argumentación para reclamar la suspensión temporal de la declaración de ZPAE que dejó aprobada Carmena, alegan que se modificó el proyecto definitivo «de manera injustificada y sin los estudios técnicos necesarios». Una medida que genera, a su juicio, un «gran daño» a los establecimientos de Centro.


PUBLICIDAD


Así lo destaca el director de Hostelería Madrid, Juan José Blardony, que responsabiliza, directamente, al anterior Gobierno municipal de Ahora Madrid y al PSOE del perjuicio que denuncian. El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, se muestra «abierto al diálogo» para encontrar una solución para la ZPAE. El popular señaló su predisposición a atender «todas las quejas y disconformidades» que existan con las actuaciones del Ayuntamiento tras reunirse con los sindicatos CCOO y UGT y CEIM en el Palacio de Cibeles. No obstante, recordó que la ZPAE está «en vigor» y que, hasta que se encuentre una solución, hay que cumplir con las prescripciones de esta zona especial.

Nuevas mediciones
Los empresarios reclaman nuevas mediciones técnicas de ruido ya que, según explican, las que motivaron la revisión de la ZPAE de Centro «están realizadas entre los años 2016 y 2017». Entre otras cuestiones, argumentan que nuevas normativas como Madrid Central han modificado los niveles de ruido en el distrito y que no se han realizado nuevas mediciones tras su implantación.


Asimismo, la asociación que dirige Blardony critica que la normativa de protección acústica no permita la apertura de nuevas actividades de hostelería en el distrito. «Frente a esa decisión, el anterior Gobierno municipal no tomó ninguna medida para frenar la proliferación de nuevos negocios fraudulentos con licencia de comercio con barra de degustación», lamentan.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #474 en: 04 de Diciembre de 2019, 06:18:27 am »

Ourense Un policía ante las quejas por ruidos: «Con la gente de la calle no podemos hacer nada»

Residentes en el casco histórico denuncian la pasividad de los agentes durante la madrugada del sábado
Ruidos y actos vandálicos durante la madrugada del sábado en el casco histórico de Ourense
Molestias en la zona por el comportamiento a altas horas de la noche.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ourense/2019/12/03/policia-ante-quejas-ruidos-gente-calle-podemos-/0003_201912O3C1995.htm
Duration 0:41

c. andaluz
ourense / la voz 03/12/2019 09:24 h

El pasado sábado por la noche se convirtió para muchos vecinos del casco viejo de la capital ourensana en horas y horas sin dormir por culpa de la música a gran volumen, gritos, cánticos por la calle y actos vandálicos. A todo ello se unió, según afirman, el desamparo que sintieron por parte de los agentes del orden, de la Policía Local. Denuncian que no solo no actuaron en la zona sino que se sintieron menospreciados.

Una de las múltiples llamadas ocurrió a las 3.18 horas. Así la recogió el afectado:

-Policía local (P. L.): Policía Local, boa noite.

-Vecino (V): Hola, hola buenas noches.

-P. L.: Boas noites.

-V: Te llamo de Pena Corneira porque aquí hay la h… de gente haciendo ruido, saltando en coches...


-P. L.: Perdone, sí, ya hemos enviado por ahí varias veces la patrulla pero no podemos hacer nada con la gente que está en la calle, caballero. Con la gente que está en la calle no podemos hacer absolutamente nada.


-V: Eh...

-P. L.: Ha pasado ya… he tenido tropetocientas llamadas de esas y ha estado pasando continuamente la patrulla que tenemos destinada ahí, pero a la gente que está en la calle no le podemos hacer absolutamente nada.

-V: Si está saltando encima do coche tampoco?

-P. L.: Caballero... sí, si está saltando encima del coche y lo cogemos in fraganti sí, pero tan tontos no son…

-V: ¿Y parando el tráfico tampoco? ¿Montando un atasco en toda la calle tampoco?


-P. L.: Ya le digo que la gente que está en la vía pública tiene derecho a estar, no le podemos hacer nada.


-V: ¿Estar en el medio de la calle parando el tráfico? Porque si yo eso lo hago en Juan XXIII a mí me multan.

-P. L.: La patrulla está constantemente pasando por ahí. Ahí están constantemente. He tenido un montón de llamadas hoy de esa zona, no sé si es hoy es un día especial o lo que pasa? De todas formas ya le he mandado la patrulla constantemente a esa zona.

-V: Bueno, yo no he visto todavía ninguna.

-P. L.: Si ustedes ven algún tipo de anomalía en la vía pública lo denunciarán. ¿Lo van a denunciar? Porque ese es su trabajo. ¿Lo van a hacer así? ¿De acuerdo? Otra cosa no se puede hacer.

-V: Ese es nuestro trabajo cuando ustedes no hacen el suyo que es evitar que nosotros tengamos que recurrir al último recurso que es la denuncia.

-P. L. Haga lo que tenga que hacer, le estoy diciendo lo... que... el tema como va. ¿De acuerdo?

-V: Muy bien, seguiremos disfrutando de la noche.

Fin de la llamada.

La asociación O Cimborrio califica de «lamentable» la actitud de la Policía Local la madrugada del pasado sábado que, a un vecino que llamó le llegaron a decir: «Esa es una zona de ocio y la gente tiene derecho a divertirse». Puntualizan, eso sí, que lo ocurrido el sábado no representa a todo el cuerpo de seguridad, pero que lo pusieron en conocimiento de la concejala de Seguridad Ciudadana, María del Mar Fernández Dibuja. Los responsables de la asociación vecinal reiteran que el casco histórico es una zona residencial y que desde hace 17 años está protegida por una ordenanza de ruidos que todo el mundo parece haber olvidado. Señalan que ademas de locales de ocio, hay otros negocios que le dan vida al barrio y que tienen que convivir con el vandalismo y el trapicheo. Se preguntan que para qué se quiere una nueva ordenanza de convivencia si la actual de ruidos prohíbe gritar y vociferar en la calle a partir de las 22.00 horas y ni se respeta ni se hace cumplir.

Por su parte, la concejala de Urbanismo de Ourense, Sonia Ogando, señaló: «Mañana [por hoy] constituimos la comisión sobre ruidos con los grupos políticos, vecinos y hosteleros. Será el momento de poner este asunto sobre la mesa y ponernos a trabajar de forma firme. Mi objetivo es partir del diálogo fluido para darle una solución global».
Estamos secuestrados en nuestras casas

A pesar del anunciado refuerzo policial en horario nocturno por la zonas de ocio el pasado fin de semana será difícil de olvidar por los residentes. La asociación O Cimborrio denuncia lo ocurrido en la Praza do Correxidor: «Algunos hosteleros no tuvieron el más mínimo rubor en hacer uso de la vía pública más allá de lo autorizado, desplegando una alfombra roja con gogós para animar la fiesta; un grupo de gaiteiros le dieron un toque enxebre. Un local colocó el triple de las terrazas permitidas, pese a que lo hemos denunciado en el Ayuntamiento varias veces. Todo ello aderezado con música hacia la calle que también prohíbe la normativa de ruidos. A las 3.30 de la madrugada el ruido en la plaza era absolutamente ensordecedor. Los locales incumplieron una vez más el horario de cierre que recordamos es a las 4.30». Situación parecida en la calle Pizarro. De la calle Lepanto denunciaron la enorme cantidad de mesas y sillas que impedía caminar por la calle. «Los locales dejan instaladas en la vía pública las terrazas, toldos y barriles que la ordenanza obliga a retirar. Recordamos que no son calles peatonales, sino restringidas temporalmente al tráfico, por lo que deben dejarse libres una vez finalizada la actividad comercial».

La situación de Pena Corneira fue, afirman, casi dramática: «Una joven perjudicada por el alcohol era víctima de un ataque de pánico. A las 3.15 horas, mientras unas chicas meaban entre los coches, los chicos escogieron el muro de las Carmelitas y otro grupo decidió cortar el tráfico poniendo en peligro su propia vida».
Jácome ve «primordial» acabar con los ruidos en el casco histórico

El alcalde de Ourense asegura que se trata de un problema «heredado»

El alcalde de Ourense, Gonzalo Jácome, se refirió a las quejas de vecinos del casco histórico por los ruidos que soportan durante las noches del fin de semana. El regidor ourensano recordó que se trata de un problema «heredado» de anteriores gobiernos y que para su equipo es «primordial» acabar con este escenario. En esta línea, Gonzalo Jácome considera que será básica la aprobación de nuevas normativas que permitan al Concello de Ourense tener más capacidad para controlar los excesos acústicos vinculados a la hostelería nocturna. Apuntó en esta línea que en los próximos meses está previsto sacar adelante la ordenanza del botellón y también la de veladores. «Hay intereses en conflicto», reconoció.




Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #475 en: 16 de Febrero de 2020, 07:37:21 am »
Decenas de personas esperan de noche para entrar en un local, situado en el número 7 de la calle de Ponzano - MAYA BALANYÁ
Ponzano, contra el ruido: «No queremos que la juerga nos obligue a abandonar el barrio»
Los vecinos vuelven a denunciar la saturación de locales de ocio en este barrio, de moda en la capital, e insisten que se declare de zona de protección acústica


Carlota Barcala
SEGUIR
Actualizado:16/02/2020 00:38h

Uno, dos, tres... y así hasta sesenta bares son los que se dan la mano, y se pasan la clientela, en tan solo 450 metros, entre los números 1 y 60 de la calle de Ponzano. Desde que comenzaron a llegar al barrio, allá por el año 2014, la proliferación de locales de ocio nocturno en Chamberí no ha dejado de aumentar, convirtiendo un espacio residencial en una especie de «zona cero» del ruido madrileño que reclama, a voz en grito, protección acústica. Los vecinos, hartos, han decidido coger el toro por los cuernos y organizarse como un ensamblado «ejército» para arreglar la situación. «No queremos que la juerga nos obligue a abandonar el barrio», lamentan desde la asociación de vecinos El Organillo.

Por ello, desde hace poco más de un mes, algunos de ellos se dedican al buzoneo, intentando concienciar a los demás de la problemática que tienen bajo sus casas. «Nos gusta nuestro barrio», reza el encabezado de los mensajes que han ido dejando en los portales y también repartido en mano. «Estamos cansados del ruido nocturno que impide nuestro descanso, de los bares que no respetan las normas de convivencia, de la suciedad y ocupación de las aceras», dicen en el escrito, compartido también por los moradores de Bretón de los Herreros, Espronceda, Santa Engracia y Alonso Cano, próximas a Ponzano. «Queremos seguir viviendo en nuestro barrio, queremos poder dormir y vivir», escriben, con una especie de tono de súplica. Esta no es la única iniciativa que están llevando a cabo. Las pancartas se han instalado en decenas de balcones bajo un mismo lema: «Ruidos no».

Por otra parte, la asociación también ha recogido firmas de otros habitantes cuya paciencia ha tocado techo. Han recabado más de 870, que se las entregarán al concejal del distrito, Francisco Javier Ramírez Caro (PP), en una reunión que mantendrán el próximo jueves. «Le pediremos que obligue a locales y terrazas a cumplir las ordenanzas municipales y que tramite con urgencia una declaración de Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE)», explica Pilar, la residente que solicitó la cita. Otra de las peticiones será mejorar la «limpieza integral» de aceras de jueves a domingo y «la iluminación». «Cada noche parece que una manifestación se pasea desde Hilarión Eslava hasta Ponzano. Cierran unos bares allí y la romería se viene para aquí», continúa.
Balcones con pancartas contra los ruidos en Ponzano
Balcones con pancartas contra los ruidos en Ponzano

«Muchos locales están insonorizados, pero mantienen las puertas y ventanas abiertas, con lo que es imposible conciliar el sueño», cuenta Emilia, otra de las vecinas: «En verano nos morimos de calor; no podemos abrir las ventanas por el ruido, pero tampoco podemos poner aire acondicionado porque muchos edificios tienen cien años y están protegidos».

Hace un año y medio el Ayuntamiento de la capital instaló sonómetros en el barrio para realizar mediciones de ruido, pero los vecinos indican que no tienen conocimiento alguno de los resultados.Igualmente, la tramitación de la ZPAE se paralizó por las elecciones a la Alcaldía de mayo del año pasado. Según detallan a ABC fuentes de la concejalía de Medio Ambiente, el Consistorio estudia aún darle la calificación de zona protegida. Se han analizado «veinte puntos de ruido» durante tres semanas, lo que supone «16.319 horas de mediciones».
Cierre de comercios

«Cada dos por tres nos encontramos en las aceras y entradas de portales vómitos y orines. Un día, de hecho, consiguieron entrar y un grupo reducido montó una fiesta. Al día siguiente, el conserje se encontró preservativos en las escaleras», asegura Nieves, que lleva toda la vida viviendo en esta zona, una de las más concurridas de la ciudad desde hace años.

La acumulación de suciedad que se genera en los bares que están a abiertos hasta las seis de la mañana es visible en alcorques y contenedores a rebosar. Las bolsas hay que dejarlas en el suelo, ya que los recipientes no cierran. «No queremos que estos sitios desaparezcan, queremos que respeten, levantarnos descansados, que el barrio no se degrade más porque lo está haciendo a pasos agigantados», piden las vecinas. «La vida de barrio tiene que ver con las tiendas, que ya no quedan. No hay papelerías ni mercerías. Los restaurantes de siempre también van cerrando», lamentan. Poco queda del Ponzano original, el barrio que fue y quieren recuperar.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #476 en: 12 de Marzo de 2020, 06:58:39 am »

Ponzano tendrá más vigilancia y realizará inspecciones a los locales conflictivos
Un equipo municipal informará a los bares y clientes de las normas de convivencias

Carlota Barcala
SEGUIR
MADRID Actualizado:11/03/2020 01:36h


Fin de semana en la calle de Ponzano. A la altura del número 7, frente a una de las discotecas más de moda de la zona, se desata una pelea entre dos grupos de mujeres. Los moradores de Chamberí lo califican de «batalla campal»: «Esta calle destapa los más bajos instintos de la gente. Nos apena este triste espectáculo». A un lado, tres de ellas caen al suelo, donde se dan patadas mientras algunos viandantes intentan separarlas; al otro, a tan solo dos metros, un grupo formado por cuatro chicas se agrede a puñetazos y tirones de pelo. A una de ellas incluso le rompen la camiseta. «Vale ya, por favor», pide una de las amigas, con voz desesperada. Los porteros del local miran la dantesca situación, que ha sido grabada por los vecinos, desde la puerta, paralizados, sin intervenir hasta el último momento.

Para que estas imágenes no se repitan, el concejal presidente del distrito, Francisco Javier Ramírez Caro (PP), se ha comprometido con los residentes a crear un servicio municipal de información y actuación nocturna que indicará tanto a los clientes como a los dueños de los bares las normas de convivencia básicas para que no se beba en la calle, como ahora sucede, se dejen desperdicios u orines en los alcorques o portales ni se vocifere a altas horas de la madrugada.

El objetivo de la medida, de la que se está estudiando la forma jurídica, es mejorar la vigilancia y la seguridad. De hecho, Más Madrid la solicitó en el pleno de febrero bajo la propuesta de que un equipo de trabajadores forme sobre «seguridad, ocio, juventud, limpieza y contaminación acústica» y fue aprobada por ellos, PSOE y la abstención de PP y Cs. Se espera que entre en vigor durante esta legislatura y que el servicio funcione de manera parecida a la famosa iniciativa de Centro «Salimos sin molestar». «No nos concretó de dónde sacará el personal que irá dando información ni en qué consistirá exactamente», cuentan los vecinos presentes en la reunión que tuvo lugar el pasado 24 de febrero a petición de la asociación El Organillo.

Otra de las medidas a las que se comprometió Caro es a la presencia de más Policía Municipal, una de las principales peticiones de unos moradores hartos de la dejadez de la zona. «No sabemos si se implementará, ya que para eso tiene que haber oposiciones; o, si no, tienen que sacar a agentes de otros barrios para traerlos a Ponzano», explican los vecinos, que tienen que hacer frente día sí y día también a los problemas que se forman en una calle que, en tan solo 450 metros, cuenta con 60 bares. Quieren darle un voto de confianza al concejal presidente y esperar a que ponga en funcionamiento todas las iniciativas que manifestó en la reunión.

Los bares se han convertido, precisamente, en el quebradero de cabeza de los moradores. No quieren que desaparezcan, tan solo que respeten las normas mínimas de convivencia para que les dejen descansar y el barrio no se degrade más a causa de la continua juerga. Son estos los motivos por los que demandan que se convierta en Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE), siendo así la segunda del distrito, después de Gaztambide. Para su declaración, el Ayuntamiento ha instalado sonómetros que ya se han realizado mediciones en 20 puntos de la zona con un total de 16.319 horas obtenidas. Los resultados se están analizando por los técnicos del Ayuntamiento, que prevén tenerlos en sus manos el próximo mes, según trasladó el concejal a los moradores.

La cuarta de las medidas propuesta por Caro hace referencia a las inspecciones. «Sabemos que algunos de los locales tienen irregularidades, que no tienen licencia o la tienen para una actividad diferente a la que desarrollan, que incumplen los horarios, que cocinan sin estar autorizados o que tienen las salidas de humos ilegales, con chimeneas instaladas sin autorización de la comunidad de propietarios o que no se ajustan a la normativa», inciden los residentes, que ya han denunciado algunos de estos hechos ante la Agencia de Actividades municipal. Aseguran que Caro manifestó su «preocupación» por el deterioro del barrio y se comprometió a realizar inspecciones de obras, actividades y sanitarias en estos locales, además de intervenir sobre «los más conflictivos o peligrosos».

Los inquilinos esperan que, tras seis años cuesta abajo, la situación remonte y que las medidas anunciadas por el concejal entre en vigor cuanto antes.Solo tienen una súplica más: «Queremos un barrio en el que sea compatible la convivencia entre el ocio y el descanso».


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #477 en: 18 de Marzo de 2020, 10:21:52 am »

La Policía Local clausura un concierto desde una ventana en Avilés: "Quería poner una nota de color a estos días difíciles"

"Lo hacía con toda la ilusión"; afirma el cantante Iván Arrimada, que asegura que mañana volverá a ofrecer un recital para los vecinos de Versalles
a. f. v. 16.03.2020 | 23:45

"No estaba haciendo nada malo. Solo poner una nota de color a estos días tan complicados". Entre el disgusto y la indignación. Así se encuentra el cantante Iván Arrimada, después de que la Policía Local clausurase el improvisado concierto que había organizado esta tarde desde su ventana para deleite de sus vecinos de Versalles. "Para mí fue un palo que me obligasen a cortar la música porque lo hacía con toda la ilusión", abunda el solista, que afirma haber recibido numerosas muestras de apoyo en las últimas horas. Tantas, que ha decidido que mañana volverá a la carga: "A las siete de la tarde volveré a montar los altavoces y cantaré hasta los ocho".

Los conciertos en los balcones se han convertido en un fenómeno cultural en toda Europa, como medida para tratar de combatir el aburrimiento por el confinamiento domiciliario al que obliga la lucha contra la propagación del coronavirus. El cantante avilesino Iván Arrimada fue ayer uno de los muchos artistas que quiso sumarse a la iniciativa con un concierto desde la ventana de su domicilio en la calle La Paz de Versalles. Su idea era comenzar a las 19.00 horas y terminar a las 20.00, coincidiendo con los aplausos populares para agradecer el trabajo del personal sanitario.

Si bien, todo se torció a la media hora de pase. En torno a las 19.30 dos patrullas de la Policía Local se personaron en la zona para pedir a Arrimada que diese por acabado el recital, ante los abucheos de los vecinos, que pedían más música para pasar la soporífera tarde en sus domicilios. "No entiendo qué es lo que pasó. Imagino que tuvo que llamar algún vecino. Pero yo no estaba haciendo nada malo. Solo quería poner una nota de color en estos días complicados y alegrar a los demás. Elegí esa hora porque consideraba que no iba a molestar a nadie", explica el artista, disgustado con el devenir de los acontecimientos.

Tras pedirle el cese de la música, Arrimada asegura que los agentes le tomaron los datos para multarle. Pero las hipotéticas sanciones no le pesan más que las muestras de cariño que ha recibido en las últimas horas a través de redes sociales. Afirma que han sido tantas y que se siente tan respaldado que mañana volverá a ofrecer otro concierto: mismo lugar y misma hora. "Lo tengo muy claro. Voy a cantar para alegrarle la tarde a los vecinos", asegura.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #478 en: 20 de Marzo de 2020, 07:30:35 am »
Saben los ciudadanos que este tipo de actuaciones no están permitidas?

Que van a hacer las Policías Locales con ellas?

https://www.youtube.com/watch?v=xuU8UDE24FE&feature=emb_title

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183974
Re:EL RUIDO
« Respuesta #479 en: 21 de Marzo de 2020, 07:24:05 am »
 
LOS ASISTENTES HUYERON A HABITACIONES
Coca, alcohol y música a todo volumen: así fue la fiesta detectada ayer por la Policía
Decenas de jóvenes se congregaron ilegalmente en la discoteca de un complejo hotelero de Leganés; el dueño y otros tres asistentes fueron sancionados por los agentes

Autor
Roberto R. Ballesteros
Contacta al autor
RRBallesteros

20/03/2020 14:14 - Actualizado: 20/03/2020 15:16

Agentes de la Policía Nacional sancionaron ayer a cuatro personas por organizar y participar en una fiesta ilegal en la discoteca de un complejo hotelero de la localidad madrileña de Leganés. Los funcionarios accedieron al 'guateque' tras ser alertados por un vecino. La llamada provocó que la Jefatura Superior de Policía de Madrid activara uno de los helicópteros del cuerpo, que sobrevolaba ya la zona y que al acercarse al lugar más concreto detectó una aglomeración de personas en torno a la mencionada instalación.

Tras el aviso de los denominados medios aéreos del instituto armado, varios coches patrulla se presentaron en el lugar para confirmar lo que habían avistado sus compañeros del helicóptero. Cuando hicieron acto de presencia con las sirenas y los distintivos visuales, los jóvenes que habían acudido a la fiesta se dispersaron a toda velocidad. Los policías apenas pudieron retener a cuatro personas antes de que huyeran.

Entre estas se encontraba el propietario de la instalación, que fue sancionado por los agentes junto a los otros tres interceptados por incumplir las órdenes del decreto gubernamental que declara el estado de alarma y que prohíbe expresamente las aglomeraciones y las salidas a la calle que no sean para trabajar o realizar servicios esenciales, como hacer la compra o acudir a la farmacia.

Los policías registraron todo el complejo cuando llegaron, pero todos los que habían asistido a la fiesta se diluyeron en cuanto fueron conscientes de la presencia de los coches patrulla. Los agentes encontraron restos de comida caliente, numerosas bebidas con hielos e incluso sustancias estupefacientes como cocaína dispersa por todos lados. Las luces estaban encendidas y también había música, lo que hizo pensar a los funcionarios que el evento había congregado a decenas de personas.

La fiesta se desarrolló en tres salas diferentes del complejo hotelero. Cuando llegaron los agentes, los asistentes se dispersaron y se refugiaron, según entienden desde la Policía, en diferentes habitaciones del propio establecimiento. Los funcionarios tan solo pudieron identificar a las cuatro personas mencionadas, tres de ellas de origen chino. Las nacionalidades del resto de asistentes a la fiesta las desconocen los agentes, ya que la rapidez de la dispersión fue considerable, según explican fuentes de la investigación.

Esta no es la primera congregación masiva a la que pone fin la Policía gracias a sus medios aéreos, que desde el cielo, como recuerdan desde el propio instituto armado, "prestan un apoyo esencial para que los vehículos radiopatrullas detecten aquellas actividades que no cumplan con las restricciones". Los pasados días, otro helicóptero del cuerpo localizó a varias personas que se habían reunido en una playa de Valencia sin respetar las limitaciones impuestas por el real decreto que declaró el estado de alarma.