Autor Tema: Unidades y secciones policiales  (Leído 213476 veces)

Desconectado Der Kaiser

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2688
Re:Unidades y secciones policiales
« Respuesta #2000 en: 01 de Febrero de 2019, 02:01:47 am »
Barcelona elimina por decreto los antidisturbios de la Guardia Urbana


El equipo de Colau ha mantenido decenas de reuniones con los sindicatos sin llegar a un acuerdo

Barcelona 1 FEB 2019 - 00:58   CET

El gobierno de Ada Colau aprobará en los próximos días un decreto de alcaldía con el que elimina, a cuatro meses de las elecciones, la unidad de antidisturbios de la Guardia Urbana. El gobierno cumple así una de las promesas electorales con las que se presentó a los comicios de 2015. El comisionado de Seguridad, Amadeu Recasens, junto con su equipo se ha reunido en el último año más de una veintena de ocasiones con los delegados sindicales del cuerpo policial para llegar a un acuerdo en la supresión de la unidad y la creación de una nueva sección. Tras decenas de encuentros, el acuerdo no ha sido posible por lo que Bcomú ha decidido poner en marcha la nueva unidad en los próximos días pese a la negativa sindical.

El programa de Ada Colau en 2015 era claro: “Disolver de manera progresiva las unidades de policía administrativa y de seguridad (UPAS)”. Un grupo de agentes antidisturbios diseñado por Joan Clos, perpetuado por Jordi Hereu y transformado en Unidad de Soporte Policial (USP) por Xavier Trias. Una de las unidades que más denuncias ha recibido por actuaciones relacionadas con abusos de poder y con casos sonados como el de Ciutat Morta o el desalojo del 15M en plaza Catalunya.
Cuando Colau se hizo con la alcaldía puso al frente de la Urbana a Recasens y éste exigió a los agentes que dejaran de realizar funciones de “orden público”. Pese a ello, la Urbana seguía teniendo agentes vestidos de antidisturbios pero sin capacidad para dispersar manifestaciones o realizar cargas policiales.

El comisionado puso en marcha el diseño de un nuevo plan director que ordenara el cuerpo policial bajo tres premisas: “Territorio, proximidad y transparencia”. El plan director, finalizado en mayo de 2016, contemplaba no sólo la supresión de la USP sino la creación de la Unidad de Refuerzo a la Proximidad y Emergencia (URPE). Un cuerpo que seguía vestido de antidisturbios pero que estaba destinado a la gestión de emergencias protección de espacios públicos, grandes concentraciones, protección del medio ambiente…

Fue entonces cuando empezaron a negociar con los sindicatos: Sapol, CCOO y UGT la supresión de la USP. Los representantes de los trabajadores pretendían que el centenar de miembros de USP se convirtieran en URPE. Un cambio de nombre sin más. Recasens no creía en esa opción ya que la URPE estaba integrada por más agentes, 160, y necesitaba otro tipo de formación que no fuese el curso de antidisturbios que habían realizado los miembros de la USP.

Las negociaciones seguían cuando se produjo el atentado de la Rambla en agosto de 2017. La Urbana ya llevaba meses trabajando con los bomberos de París que habían gestionado el atentado de la sala Bataclan en noviembre de 2015 en París. Aún así, en la Rambla la USP fue la primera que llegó al lugar de los hechos. Pese a la rápida intervención el cuerpo detectó que faltaba cierta formación en coordinación y tratamiento de emergencias que el curso y proceso de selección de URPE hubiera solucionado.

Los sindicatos seguían defendiendo a los miembros de USP y el equipo de gobierno concluyó que todos los agentes de la USP que quisieran formar parte de la URPE debían pasar el proceso de selección. Pese a ello, el equipo de Colau cedió y mantuvo que aquellos agentes que no hicieran o pasarán el curso se les conservaría en la URPE realizando labores complementarias. La respuesta de los sindicatos siguió siendo negativa y Colau ha optado por firmar, en los próximos días, un decreto de supresión de la USP y la creación de la URPE con un nuevo nombre: Unidad de Refuerzo para las Emergencias y la Proximidad (UREP). En abril los sindicatos se enfrentarán a elecciones. Colau en mayo.

https://elpais.com/ccaa/2019/01/31/catalunya/1548968678_648441.html

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172479
Re:Unidades y secciones policiales
« Respuesta #2001 en: 26 de Febrero de 2019, 08:04:39 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172479

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172479

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172479
Re:Unidades y secciones policiales
« Respuesta #2004 en: 19 de Marzo de 2019, 07:08:14 am »
La Policía Local de Ermua (Bizkaia), pionera en Euskadi en verificación experta de documentos de identidad

 EUROPA PRESS 16.03.2019


La Policía Local de Ermua ha comenzado a utilizar FOXid, una solución digital para la verificación experta de documentos de identidad, pasaportes y permisos de conducción. De este modo, el Ayuntamiento vizcaíno es el primero en toda Euskadi en utilizar un método de estas características.



 Según ha informado el Consistorio, a través de este sistema la Policía puede verificar DNI, pasaportes, tarjetas de residencia, carnés de conducir y permisos de trabajo de todos los países del mundo en cuestión de segundos. Simplemente se envía una fotografía del documento a través de la aplicación FOXid y ésta verifica la autenticidad del mismo. No obstante, si surgiera cualquier duda sobre el documento se podría realizar una segunda constatación, en este caso asistida, y en un minuto llegaría la respuesta de confirmación. El caso extremo es que haya que recurrir a un tercer proceso de corroboración. En este último supuesto, los agentes podrían, o bien enviar el documento a las personas expertas de FOXid, quienes en un máximo de 15 minutos tendrían un informe de verificación, o bien llamar por teléfono a dichos expertos, quienes en tiempo real constatarían la falsedad o autenticidad del documento en cuestión. Los resultados que ofrece el aplicativo cuentan con garantía pericial para cualquier intervención policial.

"La Policía Local se ve reforzada con este sistema para incrementar su eficiencia en la prevención de delitos, porque podrá verificar cualquier documento de identidad a nivel mundial de forma rápida y con una fiabilidad de hasta el 99,9%", ha añadido.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172479
Re:Unidades y secciones policiales
« Respuesta #2005 en: 27 de Marzo de 2019, 07:59:00 am »

Agentes de la Policía Local luchan de paisano contra las bandas organizadas

El alcalde muestra su satisfacción por la labor de la unidad que persigue los hurtos y robos
la opinión 21.03.2019 | 23:26


El alcalde de Santiago del Teide, Emilio Navarro, se ha mostrado muy satisfecho por los resultados obtenidos por la Unidad de Servicio de Paisano que la Policía Local puso en marcha para evitar los hurtos y robos en los meses en los que actuaban las bandas organizadas. En este sentido, el Ayuntamiento destaca a través de una nota que, después de analizar la memoria que presentaron los efectivos recientemente, se han llevado a cabo múltiples intervenciones que han realizado en pro de mejorar la seguridad municipal evitando dichos hurtos, procediendo a detenciones y recuperando numerosos objetos sustraídos.

Dicha unidad tiene como objetivo la vigilancia y detección de los numerosos robos y hurtos que se producen en algunos meses del año cuando operan dichas bandas organizadas que ponen en jaque, según subraya la Corporación local a través del comunicado, a la propia policía, vecinos, turistas, comerciantes y demás personas.

El alcalde de Santiago del Teide felicita mediante esa nota a la Policía Local del municipio sureño y a los agentes destinados para dicha unidad de servicio de paisano por el buen trabajo realizado hasta el momento para evitar ese tipo de situaciones.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172479
Re:Unidades y secciones policiales
« Respuesta #2006 en: 01 de Abril de 2019, 08:18:54 am »

La misión más desconocida de la Guardia Civil: así adiestra nuevos 'jabalíes' en África
Los GAR de la Guardia Civil están desplegados en diferentes países del Sahel con la intención de frenar la inestabilidad creciente en la región.
1 abril, 2019 02:42

Gonzalo Araluce @GonzaloAraluce

El Sahel es la frontera avanzada de la Unión Europea. Bajo esa premisa se sostienen buena parte de los proyectos de cooperación en materia de seguridad que el Viejo Continente desempeña en el africano. Si caen las últimas estructuras de seguridad, yihadismo, narcotráfico y todo tipo de actividades ilícitas terminarían alcanzando nuestros propios límites físicos. Es necesario contener la inestabilidad y la Guardia Civil, con un puñado de efectivos y coincidiendo con el 175º aniversario de su creación, desempeña aquí su misión más desconocida.

Hablamos de los cinco países que constituyen el G5 Sahel: Mali, Mauritania, Chad Níger y Burkina Faso. También de Senegal y Mauritania -en éste último la misión está más avanzada-. El Departamento de Seguridad Nacional (DSN), en su último informe anual, destaca que el proyecto GAR-SI Sahel "ha contribuido a la estabilización de la zona del Sahel Africano". Bajo el liderazgo de la Guardia Civil, también participan la Gendarmería Nacional Francesa, la Guardia Republicana de Portugal y el Arma dei Carabinieri de Italia.

El documento del DSN, órgano adscrito a la Presidencia del Gobierno, apunta al refuerzo de capacidades operativas de las autoridades de estos países del Sahel y a la mejora del control efectivo del territorio en la región. Y el medio más eficaz es la creación de unidades africanas similares a los Grupos de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil.

Los 'jabalíes'

Es aquí donde entran en juego los jabalíes. Los GAR nacieron en 1980 bajo el nombre de Grupo Antiterrorista Rutal y muy pronto se convirtieron en punta de lanza en la lucha contra ETA. Sus efectivos tienen la máxima preparación y desde entonces se desempeñan en las misiones más complejas. Incluso, en territorio internacional. Duros, resistentes y flexibles, se les puso el sobrenombre de jabalíes.

EL ESPAÑOL ya contó el trabajo que los GAR llevan a cabo en Irak. Pero no es el único lugar en el que forman nuevas unidades. También en el Sahel, en un esfuerzo por sostener las últimas estructuras en pie ante las graves amenazas de seguridad que sacuden la región. Al Qaeda y Estado Islámico, a través de sus diferentes sucursales, se han hecho fuertes en este cinturón africano.
El proyecto, en cifras

El proyecto GAR-SI Sahel fue presentado en marzo de 2017. La primera parte del plan se basó en un análisis exhaustivo de la situación de cada uno de los países en los que iba a ser implementado; la segunda parte, su puesta en marcha.

Es en Mauritania donde el proyecto está más avanzado. El director de la Guardia Civil, Félix Azón, visitó el país el pasado mes de marzo y comprobó in situ algunas de las cifras logradas gracias a GAR-SI Sahel: 18 operaciones de despliegue, la identificación de 2.500 individuos sospechosos, el control de mil vehículos y la intervención de abundante material relacionado con el narcotráfico y otras actividades ilícitas.

El año próximo, los jabalíes de la Guardia Civil celebrarán su cuadragésimo aniversario. Sus miembros lucen con orgullo su sobrenombre. Ahora también habrá jabalíes africanos con el reto de mantener la estabilidad en la zona.

    Os presentamos a la mascota del Grupo de Acción Rápida (#GAR) de la @guardiacivil.

    La unidad que está reconocida internacionalmente como uno de los mejores grupos de operaciones especiales del mundo sobre territorio hostil. Por ello tienen al jabalí como animal de referencia. pic.twitter.com/H4tq6ROuPH
    — Guardia Civil 🇪🇸 (@guardiacivil) 4 de agosto de 2018


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172479
Re:Unidades y secciones policiales
« Respuesta #2007 en: 05 de Abril de 2019, 08:21:36 am »
En las entrañas del CSI informático de la Guardia Civil: así rastrean para ayudar a cazar delincuentes

Rubén Fernández | Vídeo/Imágenes: Javier Villanueva / Marcos Alonso
https://www.telecinco.es/informativos/sociedad/csi-informatico-guardia-civil-rastreo-moviles-extraccion-datos-memoria-disco-duro-smartphone-recuperar-informacion-servicio-criminalistica_0_2731575110.html
04/04/201906:50 h.

“Hoy en día, cualquiera tiene un teléfono. También los delincuentes”. Son las palabras del director técnico del Área de Electrónica del Departamento de Ingeniería del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, cuyo equipo está especializado en “sacar el máximo” de datos de un dispositivo electrónico. Entre códigos y ficheros hexadecimales, sistemas binarios, microchips, tarjetas de memoria, placas base, software y hardware especializado para el descifrado… los especialistas de este grupo luchan por desencriptar, descifrar y analizar la información en busca de evidencias digitales, un elemento inicial clave en la investigación forense digital. Son ‘el CSI informático’ de la Benemérita y su tediosa, compleja y valiosa labor a menudo resulta fundamental para conducir a una investigación a la resolución de casos.
Vivimos rodeados de dispositivos electrónicos. Ocultos a simple vista, especialmente para los ojos inexpertos, una marea de unos y ceros encierra hoy una cantidad descomunal de información. Desde que la era digital nos atrapó de pleno, nuestra huella no solo se define por nuestros pasos sobre el terreno. Nuestro rastro inunda también el mundo virtual y esa información es absolutamente valiosa para múltiples propósitos; tanto buenos como malos. Por eso, es indispensable que la ciudadanía, –a través de las fuerzas del orden–, cuente con profesionales altamente cualificados que velen por el análisis de esa información cuando se precisa, y con ello, por su seguridad. Dentro de este grupo es donde nos encontramos con los integrantes del Área de Electrónica del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil (SECRIM), con el que Informativos Telecinco ha pasado unas horas con el objetivo de conocer cómo rastrean a los delincuentes a través de esas ‘huellas digitales’ que van dejando en sus dispositivos. Su trabajo, de crucial relevancia en el curso de numerosas investigaciones, se centra en elaborar informes periciales y exponerlos en los juicios, apoyando así a las distintas unidades de acuerdo a las solicitudes que reciben.

Expertos en "sacar el máximo" de datos de un dispositivo

“Hoy en día, cualquiera tiene un teléfono. También los delincuentes”, –apunta el cabo primero Antonio Carmona, director técnico del Área Electrónica del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil–, y en el SECRIM son expertos en “sacar el máximo” en lo que a datos de un dispositivo electrónico se refiere.
Lo hacen desde la imparcialidad. Es importante destacarlo, porque lo primero que nos indican en la sala desde la que trabajan es que cuando se ponen en acción no tienen apenas detalles de la investigación a la que ayudan con su trabajo; ninguna apreciación más allá de los datos técnicos estrictamente necesarios para analizar el dispositivo que llega hasta sus manos. Solo realizan las consultas imprescindibles. De este modo, “se mantienen al margen de la influencia del proceso judicial” y  toda su concentración y todo su empeño están dispuestos directa y exclusivamente en desarrollar su labor, sin añadir presión extra a un trabajo que, de por sí, entraña una enorme responsabilidad y asume una considerable carga.

Entre códigos y ficheros hexadecimales, sistemas binarios, microchips, tarjetas de memoria, placas base, software y hardware especializado para el descifrado… los integrantes de este equipo que se encuadra dentro del Área de Electrónica, dependiente del Departamento de Ingeniería del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, luchan por desencriptar descifrar y analizar la información en busca de evidencias digitales, un elemento inicial clave en la investigación forense digital. No es una tarea fácil. Y por eso en todo ese proceso la formación de los trabajadores ocupa previamente un papel también trascendental. Además de guardiaciviles son ingenieros; titulados con grados superiores que cuentan también con módulos, cursos universitarios de determinados campos y enseñanza específica de la Policía Judicial y Criminalística. “No se forman en 6 meses”, nos explican, recalcando que la complejidad de su trabajo exige una elevada cualificación.

¿Cómo rastrean a los criminales? ¿Qué buscan?

En la actualidad, no tener un smartphone es una excepción. “Se utilizan extensivamente y en todos los sectores”, lo que les convierte en una de las fuentes más importantes en la obtención de datos que conducen a menudo a la resolución de un caso. “Autónomamente, nuestros móviles van recopilando datos de forma continua”: ubicaciones; llamadas y números de teléfono; datos de usuario y cuentas asociadas o dadas de alta; información relativa a la navegación; datos para publicidad dirigida; conversaciones de mensajería instantánea; fotografías, vídeos; datos bancarios…  Todo un repertorio de información sujeta al análisis de los expertos.
En este sentido, WhatsApp, Facebook, Instagram o Telegram son algunas de las aplicaciones que centran especialmente la atención, en tanto en que son las ‘apps’ que con más frecuencia emplean los usuarios de los terminales y en las que se registran sus distintas conversaciones.

No obstante, acceder a todo ello en muchas ocasiones está muy lejos de ser sencillo por diversas razones:

    la primera, porque el teléfono cuente con algún tipo de cifrado especial. Además, “las marcas cada vez lo complican más” con sus actualizaciones continuas en materia de seguridad y privacidad, una cuestión esencial para el usuario, pero que en casos como estos, –donde lo que se está analizando es el móvil de un presunto criminal, víctimas o personas que estén implicadas en una investigación–, a menudo plantean problemas que ralentizan las operaciones de desencriptado. Más allá, como indica Antonio Carmona, “cada modelo es un mundo” y encierra sus propias particularidades.

    La segunda, porque en muchos casos a lo que se enfrentan es a un teléfono móvil, disco duro u otro dispositivo electrónico que llega completamente destruido, deteriorado o quemado, convirtiendo la extracción de datos en un auténtico desafío.

“La casuística es muy variada. Podemos encontrar teléfonos que han sido sometidos a todo tipo de exposiciones para destruirlos, voluntariamente o no, o que han sido hallados en cualquier condición, independientemente del tiempo que hayan podido estar en ese tipo de condición o acción mecánica. Por ahora estamos siendo capaces de extraer la información y procesarla adecuadamente”, precisan, señalando que, con todo, sus esfuerzos casi siempre dan resultado: “Normalmente se consigue”, explican.

En las entrañas del CSI informático de la Guardia Civil: así rastrean para cazar delincuentes

¿Cómo es el proceso de obtención de datos?

“Nos sorprendería bastante la cantidad de datos que podemos sacar del  teléfono móvil. Ahora mismo, pueden considerarse una de las fuentes de datos más importantes para una investigación”, pero, ¿cómo es el proceso en esa obtención de datos?

Lo primero a indicar para dar respuesta a la cuestión es que todo depende del teléfono: “de cómo venga de deteriorado, del tipo de modelo y marca”, esto es, de su estado y su tecnología. “Dependiendo del caso que sea, se hace una investigación previa para ver las posibilidades que hay, siempre desde la perspectiva de la mínima intrusividad posible, o de alterar mínimamente lo que viene a ser el indicio”. Una vez saben cómo tratar el dispositivo es cuando proceden a “abordar la adquisición (de datos) primero y luego, a posteriori, el estudio”. Para todo ello, se valen de software y hardware especializado, ya sea a través de “herramientas comerciales para la práctica forense digital de telefonía” o, –si no es posible–, a través de lo que denominan “técnicas avanzadas”.

En las entrañas del CSI informático de la Guardia Civil: así rastrean para cazar delincuentes

En este punto, indican, lo primero que hacen es “mirar el esquema eléctrico de la placa base” y determinar, dependiendo de la operación que se vaya a realizar, “la manera de atacarlo”. “Determinamos las señales que hay y cómo podemos conectar interfaces externas para la extracción de la memoria, que es el objeto más preciado de un teléfono móvil, desde el punto de vista de la información que provee. Dependiendo del estado en el que se encuentre, se puede leer directamente, o si está muy perjudicada hay que hacer un raspado de la superficie para descubrir los componentes internos que hay bajo la capa de resina que tiene el propio chip y proceder a su lectura con aparatos forenses”. Ese proceso a menudo conduce a los especialistas a llevar a cabo una tarea milimétrica, trabajando sobre diminutos puntos o contactos del chip con soldadores que superan los 300 grados centígrados. Cualquier fallo, ya sea en el cálculo del punto donde se emplea el soldador o la presión que se aplica, puede echar completamente al traste toda la operación.

En las entrañas del CSI informático de la Guardia Civil: así rastrean para cazar delincuentes

La memoria, el elemento clave

“Las memorias suelen tener un controlador, ya sea externo o interno. Esos controladores son muy sensibles y se suelen estropear. Si no tiene esa interfaz de comunicación con el mundo exterior, –por así decirlo–, con el resto de dispositivos del teléfono, hay que atacar directamente a la memoria NAND, que es donde se almacenan los datos a más bajo nivel electrónicamente. Entonces, se procede al devastado de la superficie para descubrir los contactos, el bus de datos y demás”, lo que es el “cristal”, según lo denomina el equipo del Servicio de Criminalística. “Una vez que lo hemos leído con nuestras herramientas, lo que aparece es el sistema de ficheros, que dependiendo del teléfono, está compuesto por una serie de particiones”. De todas ellas, o de algunas, se pueden sacar datos, pero la que más interesa es, “normalmente”, la que pertenece a los datos de usuario.

“Estas particiones son las que tienen todos los datos específicos tanto de las aplicaciones como del propio usuario: cuentas de Google, Facebook, del banco, de WhatsApp… de todas las aplicaciones que haya que requieran tener una cuenta dada de alta en el servicio”, explican.


¿Qué hay de los datos en la nube?

Como el resto de información del terminal, los datos de la nube también se pueden extraer “a partir de alguna credencial que se obtenga”, si bien, normalmente, “se obtienen las credenciales desde el punto de vista de la investigación”. “Nosotros a veces asesoramos a la unidad de investigación para conseguir esos datos, con la preceptiva autorización judicial, pero realmente si lo hacemos es como asesoramiento, apoyo o asistencia a las unidades de investigación”, aclara el cabo primero Antonio Carmona.

¿Cómo protegen ellos, los expertos, sus datos?

Acceder a los datos de la memoria de un dispositivo electrónico y extraer su información en busca de evidencias digitales que sirvan a la investigación de un caso es la misión principal, pero, ¿cómo se protege a su vez el Área Electrónica del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil ante cualquier amenaza que ponga en peligro esa valiosa información?
Ya sea por un ciberdelincuente que tenga la intención de atacar sus operaciones y robar datos; por un error en el sistema; un fallo de software o hardware… prevenir cualquier tipo de incidencia o ataque es también imprescindible. Por eso, el Área Electrónica del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil mantiene sus equipos forenses “aislados del resto del mundo”.

“Tenemos varias infraestructuras en paralelo. Infraestructura de red y equipos distintos. Lo que son los equipos forenses están aislados del resto del mundo, por así decirlo, y luego tenemos otras redes y otros equipos para otra serie de operaciones, pero para lo que es el manejo de indicios y demás se utiliza solo el hardware forense que está habilitado y protegido”, explica el director técnico del área, Antonio Carmona, añadiendo que todo está contemplado de acuerdo a la norma del Servicio de Criminalística.

Somos pioneros

El Servicio de Criminalística de la Guardia Civil es el primer cuerpo policial de España –y uno de los primeros en el ámbito de la Unión Europea– en acreditar el ensayo de evidencias digitales, tras haber obtenido la validación del ENAC, esto es, el único Organismo Nacional de Acreditación, –en aplicación del Reglamento (CE) nº 765/2008, que regula el funcionamiento de la acreditación en Europa–, cuya misión consiste en generar confianza en el mercado y en la sociedad en general en relación con la competencia técnica de los acreditados.

De esa forma, la Entidad Nacional de Acreditación reconoce no solo la importancia del Departamento de Ingeniería del SECRIM, del que depende el Área de Electrónica, sino que también aporta un plus de confianza en cuanto a la validez procesal de los procedimientos usados por estos expertos, así como de los resultados de los informes periciales.

En total, el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil está constituido por aproximadamente 600 guardias civiles que prestan sus servicios en distintos laboratorios: el laboratorio Central en Madrid, los Laboratorios de Criminalística de Zona en Sevilla, Valencia, Barcelona, Logroño, León y Coruña, así como los Laboratorios de Criminalística de Comandancia situados en cada una de las 54 Comandancias existentes en la Guardia Civil.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172479
Re:Unidades y secciones policiales
« Respuesta #2008 en: 04 de Mayo de 2019, 10:12:14 am »


El ayuntamiento de Elche aprueba la creación de una Brigada Rural que vele por la seguridad del campo


Agronews Castilla y León
2 de Mayo de 2019
57-matola.jpg

El Pleno del Ayuntamiento de Elche aprobó el pasado 30 de abril, con la unanimidad de todos los grupos políticos municipales, incrementar el número de efectivos de la policía local y posibilitar la creación de una Brigada Rural que vele por la seguridad del campo, sus habitantes y su entorno.

La propuesta partió en febrero de LA UNIÓ al remitir a todos los grupos políticos del Consistorio una propuesta para aumentar el número de personas que prestan su servicio en la policía local de Elche. La propuesta se ha presentado hoy en Pleno por el Grupo Municipal del PP y ha contado con el respaldo de todos los grupos con representación municipal, circunstancia de la que se congratula la organización agraria porque “se pone de manifiesto una vez más el serio y profesional trabajo que realiza en defensa de los intereses de los agricultores”.


 
LA UNIÓ pedía en su propuesta que se contemplara y dotara económicamente el incremento de efectivos, hasta un número mínimo de 420 agentes de la Policía Local para Elche, durante la próxima legislatura y que fueran dotados con los equipos que garanticen su total operatividad., además y por cuestiones fisiográficas del nuestro amplísimo territorio, la creación  ex proceso de una brigada con ámbito de actuación exclusivamente rural, diseñada en su concepción para atender a los habitantes de este medio y especializados en las particularidades que comporta el medio rural ilicitano.

Esta organización agraria señalaba que la actual composición de la plantilla de la Policía Municipal de Elche posee un déficit actual de recursos humanos y por tanto una obligada disfunción de la presencia de la Policía Municipal en el municipio y con especial asiduidad en el medio rural. La edad de la actual plantilla, así como el número de efectivos que la componen, son claramente insuficientes y hacen que la presencia de la Policía Local  en sus actuaciones de seguridad pasiva o la consecución  de controles discrecionales en el Camp d’Elx, se reduzcan casi a lo testimonial, además imposibilita actuar con efectividad coincidiendo con los picos de cosechas que se producen estacionalmente en el territorio rural y acentúa esta situación, con una sensación de olvido que sufren  los habitantes del campo por parte de sus representantes municipales.


 
La extensión del término municipal de Elche y la especial composición de su arco sur, eminentemente agrícola y de marcado carácter rural, donde conjuntamente se funden el uso residencial de las personas que desarrollan en este espacio, con la actividad productiva y que les mantiene económicamente, plantea doblemente la necesidad de velar por sus bienes y seguridad a la par. “Conocidos por todos que bienestar social y seguridad son indispensables para el correcto desarrollo de la sociedad y que no pueden sufrir ningún tipo de asimetría asistencial, con respecto a los habitantes de la urbe o pedanías con núcleo urbano; las personas que habitan en el medio rural ilicitano nos trasladan a LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders su sensación de desamparo y de inseguridad”, lo que hizo necesario presentar esta petición a todos los grupos municipales que hoy definitivamente se ha aprobado.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172479
Re:Unidades y secciones policiales
« Respuesta #2009 en: 27 de Junio de 2019, 07:12:12 am »

La Guardia Civil crea una unidad de ciberseguridad para coordinar Delitos Telemáticos, Información y Policía Judicial
Estará bajo el mando directo del Director Adjunto Operativo (DAO) y tendrá al frente a un general o un coronel


27/06/19access_time 1:02

“Unidad de Coordinación de Ciberseguridad”: ese es el nombre de une nueva unidad que ha creado la Dirección General de la Guardia Civil para centralizar y coordinar el trabajo contra los ciberataques que realizan ahora mismo distintos departamentos de este cuerpo de seguridad.

En la orden ministerial, consultada por Confidencial Digital, se explica que “en el ámbito de la Guardia Civil intervienen diferentes actores con competencias en el ámbito cibernético, que desarrollan sus tareas de forma paralela, en función de la amenaza a combatir y/o de las misiones que tienen encomendadas, pero cuyos esfuerzos, inevitablemente, en ocasiones confluyen”.

“Por ello, se ha considerado oportuna la creación de una Unidad que, en el seno de la Dirección General de la Guardia Civil, venga a coordinar y optimizar el potencial disponible para hacer frente a las amenazas procedentes de medios cibernéticos o transmitidas a través de ellos”, justifica la Guardia Civil.

Esa Unidad de Coordinación de Ciberseguridad se constituye “como punto de referencia en aspectos relacionados con la ciberseguridad, manteniéndose al margen de la labor investigadora, que compete a las Unidades operativas, y que fije determinados procedimientos de armonización en la gestión de los recursos humanos, materiales y financieros relacionados con la ciberseguridad”.

La unidad se crea bajo dependencia directa del Director Adjunto Operativo (DAO), el número dos de la Guardia Civil, por debajo del director general Félix Azón, del que ya dependen el Mando de Operaciones, la Secretaría de Cooperación Internacional, la Intervención Central de Armas y Explosivos, el Servicio de Asuntos Internos y la Unidad Especial de Intervención.
Coordinará tres unidades

Un portavoz oficial de la Guardia Civil explica a ECD que la nueva Unidad de Coordinación de Ciberseguridad será un organismo a nivel directivo, encargado de coordinar los trabajos que llevan a cabo tres instancias distintas en relación a lo que se pueden considerar ciberataques o ciberdelitos.

Por un lado, se encuentra el Grupo de Delitos Telemáticos, que se encuadra dentro de la UCO (Unidad Central Operativa). Tiene como misión “llevar a cabo investigaciones relacionadas con la delincuencia informática y los fraudes en el sector de las telecomunicaciones bien por propia iniciativa, a requerimiento de las Autoridades Judiciales o por denuncia de los ciudadanos”, así como la detección de delitos informáticos en la Red (patrullas cibernéticas)”.

También el Servicio de Información lleva a cabo actuaciones en este ámbito, así como, en tercer lugar, los Equipos de Investigación Tecnológica (EDITE), que están encuadrados en las Unidades Orgánicas de Policía Judicial, desplegadas a nivel provincial.

Aunque aún falta que el director general de la Guardia Civil desarrolle esta orden para definir con más detalle la estructura y funciones, la Unidad de Coordinación de Ciberseguridad se encargará del mando y la coordinación de todo lo relacionado con la ciberseguridad.

Desde la Dirección General de la Guardia Civil añaden también que está pendiente de nombrar al responsable de esta nueva unidad, que con toda probabilidad será un general o un coronel del cuerpo.