Autor Tema: Democracia Real Ya!!!  (Leído 311457 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 184893
Re:Democracia Real Ya!!!
« Respuesta #4900 en: 10 de Junio de 2020, 20:41:14 pm »


Los Mossos revisarán la unidad antidisturbios y en el uso de la fuerza por las manifestaciones postsentencia


El comisario Sallent cambia de destino al subisnpector Arasa, condenado por el desalojo de plaza Catalunya en 2011
AMP
El jefe de Mossos, Eduard Sallent, en una entrevista en TV3 TV3 10/06/2020 (EP)
 
LUIS B. GARCÍA
10/06/2020 09:50 | Actualizado a 10/06/2020 14:17
El comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent, está convencido de que los Mossos operaron en el 1-O con la mejor voluntad para dar cumplimiento a la orden judicial, y ha confiado en que la antigua cúpula del cuerpo que se enfrenta a un proceso judicial quede absuelta. Poco más tiene que decir de aquellos acontecimiento, pero particularmente, el responsable policial tiene sobre la mesa la revisión de la actuación del cuerpo en las manifestaciones postsentencia, sobre los que el Govern de Quim Torra impuso una auditoría interna en los Mossos de la que emergieron una cuarentena de expedientes por sus actuaciones el pasado año. Habrá “cambios en el modelo y la organización de las unidades de orden público, debemos perfeccionar la formación, mejorar la intervención y revisar el uso de la fuerza”, ha adelantado.


En declaraciones a TV3, el comisario jefe ha confiado en que el mayor Trapero y el resto de responsables policiales que tuvieron que gestionar el referéndum del 1-O quede absuelta de la causa que les juzga en la Audiencia Nacional. Además, ha dejado en manos del propio mayor y de la cúpula de la conselleria de Interior la posibilidad de volver a dirigir el cuerpo. Pero Sallent tiene sus propias preocupaciones, en particular, la gestión de las manifestaciones postsentencia, sobre las que el Govern prometió realizar una auditoría interna del cuerpo que aún tiene que ver la luz.

“Creemos que los Mossos operamos el 1-O con la mejor voluntad para dar cumplimiento con la orden judicial. Confío que la antigua cúpula de interior quede absuelta”

Sallent hace un años que está al frente del cuerpo y es el cuarto comisario jefe que tienen los Mossos en tres años, un periodo en el que la policía catalana ha restado servicio en medio de grandes convulsiones políticas y sociales. En el caso de las violentas protestas del pasado mes de octubre, Sallent ha adelantado que tras la auditoría que harán pública el Govern, el cuerpo acometerá algunos cambios, sobre todo en lo que se refiere a la unidad antidisturbios. “Una de las cosas” que surgirán de esa revisión es la necesidad de “dejar muy claros los márgenes de actuación de un cuerpo policial”. “Los límites tienen que quedar claros y es una de las cosas que hemos aprendido del 1-O”, ha comentado.


El hecho de que de los 41 posibles casos irregulares sólo haya habido una sanción “tiene que ver con las pruebas”, con el hecho de que se hayan investigado los acontecimientos concretos, se hayan abierto informaciones reservadas y se hayan extraído conclusiones. Tras las pesquisas, “se entendió que no había elementos probatorios” suficientes, ha concluido.

“Hay voluntad de introducir cambios en el modelo y la organización de las ARRO. Debemos perfeccionar la formación, mejorar la intervención y revisar el uso de la fuerza”

Atendiendo al hecho de que la situación del 1-O “es excepcional” por el hecho de que se sucediera una protesta generalizada en todo el país, los Mossos han revisado la intervención “con voluntad de mejora”, tanto las conductas globales como las individuales y las conclusiones apuntan a la necesidad de “mejorar y perfeccionar la formación, los elementos de dirección, los cuadros de mandos, la atención en la protesta, el uso de la fuerza y situaciones concretas en las intervenciones.

En este sentido, el comisario ha apuntado a las directrices en los casos en que se haya perdido la capacidad de distancia y cada vez sea menor el espacio entre la línea policial y los manifestantes. En definitiva, los en las conclusiones se expresa la voluntad de introducir cambios en el modelo y la organización de las unidades de orden público, y de perfeccionar la formación, mejorar la intervención y revisar el uso de la fuerza.


Sallent también ha valorado que, a su juicio, se ha retomado el clima de confianza entre los Mossos y el estamentos judicial, quebrado como consecuencia del 1-O. Prueba de ello es que la Fiscalía ha vuelto a dar clases en la escuela de la policía catalana, después de haber dejado de hacerlo precisamente como consecuencia de la deriva del cuerpo en el ‘procés’.

Jordi Arasa dejará de ser el jefe del ARRO en Barcelona y tendrá un destino alejado del orden público
Sallent también se ha referido a la condena al subinspector Arasa por el desalojo de plaza Catalunya en 2011. El comisario jefe ha admitido que la sentencia deja al dirigente policial en una situación “muy complicada” y que ha decidido apartarlo de la responsabilidad que tenía en la unidad antidisturbios. Al subinspector se le cambiará a un destino aún por decidir pero “alejado de la calle”.

Jordi Arasa dejará de ser el jefe del ARRO en Barcelona y tendrá un destino alejado del orden público, pero Sallent ha defender que el fuera ascendido a la espera de la decisión de la Audiencia. “No decidimos quién asciende y quién no. Es un proceso reglado en el que él hace unos exámenes, supera unas pruebas y respecto a la bolsa total de los aspirantes salgo no sale”, dijo. El comisario también ha pedido que los partidos dejen los Mossos “al margen de la batalla política”.


143.000 propuestas de sanción en Catalunya durante el confinamiento que se tramitarán
Otro de los asuntos que el comisario jefe ha aclarado ha sido el de las sanciones por violar el confinamiento. Las ha cifrado en 143.000 y ha asegurado que todas seguirán los preceptivos trámites, a pesar de que inicialmente se había hecho llegar el mensaje de que no había capacidad para ello y que muchas de ellas no llegarían a tramitarse.

“Hemos clarificado la autoridad administrativa competente para sancionar e Interior ha puesto medios para tramitar estas actas”, ha comentado Salent, de manera que ahora cada propuesta de sanción seguirá su curso y, si la sanción que se convierte en multa habrá un proceso administrativo. “Algunas estarán justificadas, otras no, pero se tramitarán”, ha remarcado.

Desconectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 5136
Re:Democracia Real Ya!!!
« Respuesta #4901 en: 11 de Junio de 2020, 01:29:58 am »
Los Mossos mejorarán la gestión del orden público en las manifestaciones
 
La policía concluye la auditoría sobre la actuación de la Brimo en octubre pasado

Los Mossos mejorarán la gestión del orden público en las manifestaciones

MAYKA NAVARRO, BARCELONA  11/06/2020 00:10

Que nadie espere una revolución en los protocolos de gestión del orden público en Catalunya, ni la cabeza de ningún responsable de la Brigada Mòbil (Brimo) de los Mossos d’Esquadra porque nunca se pretendió una caza de brujas ni nada que no fuera una análisis sereno y a distancia de lo qué pasó en las calles en octubre del año pasado en muchos rincones de Catalunya. Una oportunidad para mejorar.

Lo anterior es un resumen de la auditoría que el conseller de Interior, Miquel Buch, pidió al jefe de los Mossos que se hiciera para analizar la actuación global de la policía catalana en la gestión del orden público durante las manifestaciones que se produjeron tras la sentencia del procés . Una auditoría ambiciosa y sin precedentes que ha durado cinco meses y que ha elaborado la Divisió d’Avaluació de Serveis (DAS), que ha analizado no solo las quince actuaciones más controvertidas que se grabaron y emitieron en redes y medios de comunicación, sino la gestión global de los desórdenes. Una gestión duramente criticada y cuestionada entre otros por el propio president Quim Torra.

Hay autocrítica, pero la jefatura del cuerpo descarta una revolución en los antidisturbios

La auditoría ya está terminada, de hecho Buch se comprometió a presentarla en el Parlament a finales de marzo, pero la pandemia volatilizó cualquier opción. En estos tres meses, el documento final se ha ido actualizando porque algunas de las iniciativas que propone ya se están poniendo en marcha, aseguran a La Vanguardia fuentes políticas y policiales al corriente.

Esos mismos interlocutores oficiales esperan que la auditoría y el debate que suscite se aprovechen para “mejorar” la gestión del orden público. ¿Hay autocrítica? “Sí la hay. Nos faltan medios, recursos, mejor tecnología, más comunicación y una mayor y mejor coordinación entre nosotros mismos y cuando en el conflicto intervienen otros gestores como bomberos, el SEM o protección civil”.

Los responsables policiales son conscientes de que la opinión pública espera saber qué se ha hecho de las actuaciones concretas controvertidas: desde la furgoneta que arrolló a manifestantes en los alrededores del aeropuerto, pasando por el agente que utilizó la megafonía del vehículo para reírse de los vecinos de una localidad, hasta algunas actuaciones de desalojo contundente sin que en ese momento hubiera disturbios alrededor, o la recuperación de la técnica del carrusel sobre las aceras y calzada del paseo de Gràcia.

Las mismas fuentes aseguran que todas esas actuaciones y algunas más se han analizado por parte de la DAS, aunque la Divisió d’Afers Internos (DAI, la policía que investiga a los policías) ya estaba trabajando por iniciativa propia otras actuaciones en las que había indicios evidentes de mala praxis. En cualquier caso, también hay ciudadanos que denunciaron la actuación de los Mossos y a día de hoy existe una veintena de investigaciones en juzgados. En las actuaciones que están judicializadas se paraliza el expediente administrativo. Los Mossos son conscientes, y así aparece en el informe, que falta definir y mejorar la función de las ARRO, las áreas regionales de recursos operativos de los Mossos, especializados en seguridad ciudadana, descentralizadas, que dependen jerárquicamente de cada comisario de región y que lo mismo hacen un punto de prevención en Ciutat Vella para frenar los robos que se utilizan cuando hay manifestaciones para la gestión del orden público, aunque su formación, mando y ­material de actuación y protección es completamente diferente al de la Brimo, los antidisturbios de la ­policía.

Precisamente las ARRO han estado en el punto de mira a raíz de la sentencia de la Audiencia de Barcelona que condena al inspector jefe del ARRO de Barcelona, Jordi Arasa, a dos años y cuatro meses de prisión por su actuación en el desalojo de la plaza Catalunya, en el 2011. El inspector recibió el martes la llamada del jefe de Mossos, Eduard Sallent, que le comunicó que le cambia de destino mientras se resuelve el recurso que presentará en el Supremo. Mientras Sallent hacía público el relevo en TV3, el inspector, de baja por una intervención quirúrgica, comunicaba la decisión de sus superiores a los que han sido sus compañeros en la última década.

Sallent, como los sindicatos de Mossos, incluido el de mandos, defendió el trabajo del inspector, cuyas actuaciones en la calle en los últimos años han estado especialmente fiscalizadas, vigiladas y monitorizadas por algunos sectores. Ni el ARRO de ahora es el que desalojó plaza Catalunya en el 2011, ni la Brimo de ahora es la que reventó un ojo a Ester Quintana en el 2012.

https://www.lavanguardia.com/politica/20200611/481710411178/mossos-actuacion-policial-cataluna-1-octubre-auditoria.html

Desconectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 5136
Re:Democracia Real Ya!!!
« Respuesta #4902 en: 11 de Junio de 2020, 01:37:05 am »
Tanta historia y eso que los disturbios gordos se los comió el CNP.