Autor Tema: De los mandos policiales  (Leído 285863 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1760 en: 03 de Noviembre de 2017, 14:23:42 pm »


Detenido por la Policía el excomisario José Manuel Villarejo


La Fiscalía encargada del caso señala que hay dos comisarios de Policía detenidos y que se investigan delitos de blanqueo de capitales, organización criminal, cohecho y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros


Villarejo.
 VOZPÓPULI
PERFILTWITTER
3
03.11.2017 - 12:15
La Policía ha detenido este viernes al excomisario José Manuel Villarejo, acusado de los delitos de cohecho y blanqueo de capitales dentro de una operación llevada a cabo por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional en la que han sido apresadas varias personas más entre las que se encuentran su mujer, Gemma Isabel Alcalá, y el comisario Carlos Salamanca, exresponsable de la Comisaría del aeropuerto de Barajas.


Según han informado a EFE fuentes de la investigación, las indagaciones se han llevado a cabo de forma conjunta con la Fiscalía Anticorrupción y han sido supervisadas por el juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, ante cuya disposición serán puestos los detenidos.

La propia Fiscalía ha enviado las razones para la detención del excomisario. "La Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada coordina desde la mañana de hoy una operación contra la corrupción", ha asegurado este viernes. 

Dos comisarios de Policía detenidos
Lo hace en el marco de la operación 'Tándem', en la que, ha confirmado, se ha "ordenado" la detención de seis personas. Además, "se están practicando más de una docena de registros", añaden. Estos se están desarrollando en domicilios y sedes de empresas en las provincias de Madrid, Málaga y Valencia. 

En dicho comunicado, la Fiscalía encargada del caso señala que son dos los comisarios detenidos del Cuerpo Nacional de Policía, debido a que, "prevaleciéndose de las funciones propias de sus respectivos cargos policiales, especialmente sensibles para la seguridad nacional", afirman. 

Como informa la Fiscalía, dichos comisarios "habrían recibido elevadas sumas de dinero así como regalos suntuarios diversos, a cambio de la prestación de servicios especializados de inteligencia", así como "facilitar la entrada ilegal" de ciudadanos extranjeros. 

Los delitos de los que se acusa a las personas detenidas son de blanqueo de capitales, organización criminal, cohecho y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. 

Salamanca estuvo imputado
El comisario Carlos Salamanca llegó a estar imputado, aunque esa investigación se archivó, en la denominada operación Emperador en la que varios policías fueron juzgados y absueltos por dar información a la red china de blanqueo de dinero liderada por Gao Ping a cambio de regalos.

La operación Emperador está en el trasfondo de la denominada "guerra de los comisarios" abierta la pasada legislatura, pues el entonces comisario de Asuntos Internos Marcelino Martín-Blas relacionó al hijo de Villarejo con la trama.

Eso abrió una "enemistad" (en palabras de Villarejo), entre él y Martín Blas, que previamente trabajaron juntos en la denominada "operación Cataluña" en 2012 y que acabaron enfrentados en los juzgados en casos como el del pequeño Nicolás o el del pen drive de la familia Pujol.

Ahora, Villarejo ha sido detenido por Asuntos Internos, una unidad conocida como "la Policía de la Policía", que tras el relevo de Martín Blas es dirigida por Francisco Migueláñez.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1761 en: 04 de Noviembre de 2017, 08:01:05 am »
la fiscalía detiene al policía
El ocaso de Villarejo: auge y caída del comisario más poderoso de la democracia

Asuntos Internos y Anticorrupción vuelven a poner el foco sobre el hombre que manejaba las cloacas del Estado: de Mario Conde a los Pujol, todo pasaba por el policía más temido del cuerpo
Foto: José Manuel Villarejo durante el programa 'Salvados'.


José Manuel Villarejo durante el programa 'Salvados'.
Roberto R. Ballesteros

04.11.2017 – 05:00 H. - Actualizado: 8 H.

El excomisario José Manuel Villarejo era un auténtico desconocido para la opinión pública hasta que estalló el caso del ático de Ignacio González. El diario 'El Mundo' publicó en marzo de 2015 que el policía grabó cuatro años antes al expresidente de la Comunidad de Madrid en una cafetería mientras este le pedía ayuda para archivar la investigación que el propio excomisario había coordinado. El propio funcionario lo admitió un año después e incluso contó con pelos y señales cómo lo hizo. En paralelo a este episodio, salió a la luz que Asuntos Internos había identificado al policía en el transcurso de la investigación sobre el joven Francisco Nicolás Gómez Iglesias. El comisario aparecía en un informe de los investigadores, aunque finalmente quedó claro que había sido un error de estos, que confundieron al funcionario con otra persona.

Ambos episodios fueron dados a conocer en marzo de 2015 y desvelaban la existencia de un personaje que hasta el momento había pasado desapercibido para todos. Desde entonces, sin embargo, la palabra Villarejo cogió cada vez más relevancia y comenzó a aparecer vinculada a asuntos tan mediáticos como las diligencias que la Audiencia Nacional mantiene abiertas contra la familia Pujol, el caso Banesto -que acabó con la carrera del banquero Mario Conde-, la operación Emperador -que desmanteló una supuesta mafia china en torno al empresario Gao Ping- o el procedimiento que instruye el Juzgado número 39 de Madrid tras la denuncia por acoso de la dermatóloga Elisa Pinto contra el directivo de OHL Javier López Madrid.

El propio excomisario jubilado contó en el Juzgado número 2 de Madrid, que le investiga en el marco del caso del pequeño Nicolás que todas estas repentinas apariciones públicas y también las imputaciones judiciales tienen su origen en las diferencias que mantuvo con el entonces jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas, en los inicios de la investigación del caso Emperador. Según relató Villarejo, Martín Blas -con el que mantenía una buena relación hasta entonces- acusó a un grupo de policías -años después exonerados por el Tribunal Supremo- de colaborar con la mafia china, el excomisario se lo recriminó y el responsable de Asuntos Internos respondió tratando de involucrar también al hijo de Villarejo.

Comenzó en ese momento una enemistad entre Martín Blas y este comisario que traspasó las paredes de la institución y que se alarga hasta hoy. Lejos quedaban los tiempos en los que ambos compartieron investigaciones soterradas para destapar ilícitos cometidos por dirigentes nacionalistas catalanes en el marco de lo que posteriormente vino a denominarse la operación Cataluña. El caso Emperador había puesto tierra de por medio seguramente para siempre entre ambos comisarios.

De hecho, Villarejo pidió expresamente al titular del Juzgado número 2 de Madrid, que entonces era el magistrado Arturo Zamarriego, que apartara a Martín Blas de la investigación del caso del pequeño Nicolás, pero el juez rechazó insistentemente su reclamación. Fue entonces cuando el que por aquella época era director adjunto operativo de la Policía Nacional, Eugenio Pino, desplazó a Martin Blas de la jefatura de Asuntos Internos con el fin de que dejara también de ocuparse de las pesquisas del procedimiento judicial. No en vano Villarejo trabajaba codo con codo con Pino en la Dirección Adjunta.

Sin embargo, Zamarriego ordenó comisionar a Martín Blas y a su equipo para que siguieran al frente de las diligencias a pesar de no pertenecer a Asuntos Internos, una medida excepcional que denotaba lo pecular que era la causa y que derivó en la imputación de Villarejo. Tras el informe que identificó erróneamente a Villarejo y que no sirvió para encausar al comisario, los investigadores lograron que el juez le citara a declarar por su presunta vinculación en una grabación publicada por dos medios de comunicación que sacaba a la luz la reunión secreta que había mantenido Martín Blas y dos policías de su equipo con agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en octubre de 2014, poco después de ser detenido Gómez Iglesias.

Uno de esos dos medios de comunicación que se hizo eco de la grabación fue Información Sensible, ligado al entramado empresarial de Villarejo que fue revelado por 'El País' en marzo de 2015, con sociedades radicadas en Panamá o Uruguay y que ha servido ahora a la Fiscalía Anticorrupción para detener al excomisario y a su supuesto socio, el que fuera jefe de las dependencias policiales de Barajas, Carlos Salamanca. Entre los dos, según el ministerio público, utilizaban esa docena de sociedades y otras desconocidas hasta el momento para blanquear fondos procedentes de actividades presuntamente ilícitas cometidas por ambos en el extranjero y vinculadas a otros negocios opacos.

El salto al 'estrellato' de Villarejo lleva a que salgan a relucir otros asuntos vinculados con el policía, como la querella que interpone la exjuez Coro Cillán

Con Villarejo en el centro de todos los focos, empezaron a conocerse no solo sus recientes implicaciones, sino también sus 'hazañas' previas, como su participación en el informe Véritas, que pretendía derrocar al juez Baltasar Garzón y que, según reveló el excomisario en el programa Salvados el pasado 25 de junio, fue encargado por la actual portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles. También salió a relucir su relación con la Iglesia de la Cienciología, que según publicó 'ABC' en 1990 "utilizó a policías para encarcelar a un inocente" con ayuda del excomisario, que colaboró con los miembros de esta secta para "lavar el cerebro de un drogadicto" y conseguir que se inculpara en un robo a la empresa Dianética, cuyo responsable se había desvinculado de las directrices de la Cienciología y trataba de montar un negocio paralelo.

Pero no solo se levantaban las alfombras. De repente, parecía que todo proceso judicial que se precie tenía que tener a Villarejo como guinda del pastel. Su nombre apareció de repente en el caso de Elisa Pinto y López Madrid. La doctora aseguró que fue el comisario quien la apuñaló el 10 de abril de 2014 tras recoger a su hijo en el colegio y así de hecho lo dijo la mujer en el Juzgado 39, que investiga el presunto acoso del empresario. La dermatóloga reconoció al policía en una rueda de reconocimiento que sirvió para que posteriormente fuera imputado el funcionario, quien admitió en la citada entrevista con Salvados que este procedimiento judicial es uno de los que más le preocupaban.

El salto al 'estrellato' de Villarejo coincidió también con la querella que interpuso la exjuez Coro Cillán contra el excomisario. La que fuera titular del Juzgado 43 de Madrid acusó al policía de haber estado detrás de la destrucción de su carrera. La magistrada, que había sido instructora de la denuncia del financiero Javier de la Rosa contra Jordi Pujol o del procedimiento iniciado por la Asociación 11M contra el exjefe de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano, apuntó a Villarejo como el autor de un plan diseñado para poner fin a su trabajo como jueza y le acusó de haber incurrido en amenazas, usurpación de funciones públicas, tráfico de influencias, cohecho y actividades prohibidas a funcionarios mientras llevaba a cabo ese programa para acabar con ella.

La jueza imputa a todos los policías del caso del pequeño Nicolás por retrasar la causa
Roberto R. Ballesteros
La magistrada envió a la Unidad Adscrita a los juzgados de la Policía para reclamar documentación a sus compañeros al entender que peligraba su custodia

Sin embargo, ha sido la eterna lucha de Villarejo con el CNI la que probablemente más ha dañado al policía que probablemente ha aglutinado más poder de la democracia. Esta 'guerra' con los servicios secretos la mantiene el excomisario desde hace años. Ya el 25 de junio de 1995, 'El País' publicó que "un policia expedientado acusó a un jefe del Cesid -anterior CNI- de filtrar informes sobre las escuchas ilegales". En concreto, el diario aseguraba que el entonces director general de la Policía, Ángel Olivares, había entregado al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Mariano Fernández Bermejo -años después ministro socialista de Justicia-, una nota interna elaborada por Villarejo (entonces inspector jefe) sobre un supuestos centro de escuchas ilegales. Este funcionario, continuaba la información, "tiene abierto un expediente disciplinario por presunta violación del secreto profesional" toda vez que sugirió que el comandante José Manuel Navarro Benavente, exjefe del gabinete de escuchas del Cesid, "pudo ser quien dio a 'El Mundo' la información sobre este escándalo".

En la entrevista con el programa Salvados del pasado junio, Villarejo continúa atacando a los servicios de inteligencia. En concreto, arremete sin compasión contra el jefe del CNI, Félix Sanz Roldán, a quien se refirió en varias ocasiones como "el generalísimo". "Lleva muchos años obsesionado por que toda la información pase por él y eso le lleva a tener tensiones con todos los ministros del Interior", apuntó en la mencionada aparición televisiva el policía, quien explicó que en concreto con Jorge Fernández Díaz -al que calificó de "vehemente"- tuvo un fuerte encontronazo a cuenta de este control. De hecho, "a los dos días" de este enfrentamiento entre Sanz Roldán y el entonces ministro, apareció en los medios de comunicación la grabación del encuentro que mantuvo Fernández Díaz con el que fuera jefe de la oficina antifraude de Cataluña Daniel de Alfonso, que provocó el mayor terremoto político de la legislatura.

Hoy, ya en la cuerda floja tras la crisis que vive el país a cuenta del desafío independentista de Cataluña, hay quien considera incluso que la operación Tándem, dirigida por la Fiscalía Anticorrupción, es la última bala que 'dispara' el máximo responsable de los servicios secretos contra Villarejo. La investigación, coordinada por la Audiencia Nacional, ha supuesto la detención del excomisario, de Salamanca y de otras cuatro personas más vinculadas con una supuesta trama dirigida a blanquear fondos procedentes de corrupción en los negocios con sociedades ubicadas en el extranjero.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1762 en: 04 de Noviembre de 2017, 08:35:46 am »
El archivo secreto del comisario Villarejo mantiene en vilo a políticos y empresarios

Anticorrupción y Asuntos Internos registran su lujoso chalet y las oficinas de Madrid donde tiene su centro de operaciones

El policía jubilado ha utilizado grabaciones a clientes y colaboradores siempre que se ha visto amenazado

Los gobiernos de PP y PSOE le han encomendado operaciones secretas y él se ha hecho rico realizando encargos para particulares
Pedro Águeda
03/11/2017 - 21:28h

La inquietud cundió entre los policías de Asuntos Internos que se habían desplegado desde primera hora de este vierenes alrededor del chalet propiedad del comisario jubilado José Manuel Villarejo Pérez en Boadilla del Monte (Madrid). Preveían detenerlo cuando abandonara su domicilio, pero ese momento no llegaba y comenzó a extenderse entre los investigadores la sospecha de que un chivatazo hubiera provocado su huida. Finalmente, Villarejo dejó su domicilio cerca del mediodía y fue arrestado. La pendiente por la que viene deslizándose el policía desde hace tres años se agudizaba, al tiempo que se abre la incógnita de si la detención destapará la caja de truenos con la que amenaza el comisario cada vez que se ve rodeado.

Los fiscales Anticorrupción Ignacio Stampa y Miguel Serrano habían convencido al juez Diego de Egea y Torrón, de apoyo en los juzgados 3 y 6 de la Audiencia Nacional, de que firmara las órdenes de registro del lujoso chalet donde reside Villarejo junto a su mujer, Gemma Alcalá, también arrestada en la Operación Tandem, así como de las oficinas de la Torre Picasso de Madrid desde las que el comisario dirige su grupo de empresas.

Cualquier policía que haya tenido cargos de responsabilidad en la lucha contra el terrorismo o el crimen organizado sabe que debe tener cuidado de lo que habla delante del comisario Villarejo. El agente encubierto, como le gustaba describirse, ha grabado continuamente a sus interlocutores, como un seguro ante posibles adversidades o buscando rentabilidad en el futuro. Y así ha quedado de manifiesto en los últimos años, siempre que el policía se ha visto envuelto en polémicas que le afectaban.

Una de esas grabaciones se llevó por delante la carrera política de Ignacio González cuando aún no había arrancado el caso Lezo. Pero también puso al comisario Villarejo bajo el foco mediático. Acostumbrado al anonimato, con tres identidades falsas facilitadas por el Ministerio del Interior, el nombre del policía comenzó a ocupar titulares. Y ahí comenzó su declive. Villarejo grabó y supuestamente filtró a dos medios de comunicación un extracto interesado de su conversación con González para hacer creer que el político le pedía en una cafetería que tapara la investigación sobre el origen de su ático en Estepona.
"Ni muertos ni heridos"

En el caso del ático sigue imputado entre otros, Enrique Cerezo, el poderoso empresario del cine telefoneó a Villarejo un mes después de que se conociera que González había comprado la vivienda a través de una sociedad offshore que controla un testaferro relacionado con el presidente del Atlético de Madrid. "En esta guerra no tiene que haber muertos ni heridos", le decía Cerezo al comisario mientras éste le grababa. El presidente del club rojiblanco añadía: "Pepe, que aquí tienes un amigo, que te lo digo yo". El 9 de marzo de 2015,  El Mundo publicaba la conversación.

Villarejo, entonces destinado en la Dirección Adjunta Operativa, había llegado al caso reclamado por la cúpula policial de los tiempos de Alfredo Pérez Rubalcaba. Su currículum atestigua que ha trabajado indistintamente para gobiernos del PSOE y el Partido Popular, de los que habría recibido encargos que bordean si no traspasan la legalidad. Es el caso de la Operación Cataluña, en tiempos de Jorge Fernández Díaz en el Ministerio del Interior.

José Manuel Villarejo ha admitido en sede judicial haber participado en el rastreo de posibles corruptelas de políticos soberanistas y sus entornos sin que hubiera abierto una investigación judicial, lo que él justifica al atribuir a la Policía tareas de "inteligencia" que por ley corresponden en exclusiva al CNI.  Su relato siempre ha sido negado por Interior.

El Ministerio siempre arropó al comisario Villarejo cuando, dirigido por Fernández Díaz, arreciaban las informaciones contra el policía. Ocurrió cuando El País desveló un patrimonio de 16 millones de euros y 12 empresas del agente, acumulado durante los diez años que estuvo fuera del Cuerpo (1983-1993), según la versión del policía retirado. Fernández Díaz aprovechó para destacar públicamente los méritos de Villarejo en la lucha antiterrorista y contra el crimen organizado. Por aquel entonces ya había condecorado a Villarejo con una medalla pensionada por su participación en lo que después se conocería como Operación Cataluña, según desveló eldiario.es.

En la querella de Anticorrupción que ha provocado la detención de Villarejo se le señala como miembro de una "una organización criminal cuyo principal objetivo es la reintroducción en España, y otros países de la Unión Europea, de fondos procedentes de actividades ilícitas vinculadas a la corrupción internacional en los negocios".

Sin embargo, la investigación interna llevada a cabo por Interior, y efectuada por el inspector jefe y compañero de Villarejo en la DAO José Ángel Fuentes Gago, concluyó que la actividad privada del comisario era compatible con su trabajo de funcionario público. Fuentes Gago fue recompensado después con un destino en la embajada en La Haya por el que aún percibe 10.000 euros brutos mensuales, un salario similar al de su mujer, a la que el director adjunto operativo, Eugenio Pino, había enviado a esa misma ciudad con un sueldo casi idéntico meses antes.
"Organización criminal"

La sospecha en medios policiales y judiciales es que Villarejo ha dirigido una organización que ofrecía un servicio integral que amplía el blanqueo de capitales del que le acusa Anticorrupción. Uno de esos servicios consistiría en reventar causas judiciales a través sus contactos o por medio de una asociación, Transparencia y Justicia, al frente de la cual está Rafael Redondo, mano derecha del comisario en sus actividades privadas. En el caso de la fuga de Esperanza Aguirre, Transparencia y Justicia ejerció la acusación popular, pero salvó del banquillo a la expresidenta madrileña. Más recientemente, Transparencia y Justicia se ha personado en la causa  contra los concejales de Ahora Madrid Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer.

Los funcionarios que han seguido las actividades del polémico comisario confían en encontrar pruebas de esta actividad y otras en los registros. El policía jubilado está imputado por haber pinchado presuntamente a la doctora Elisa Pinto por encargo del empresario Javier López Madrid. La mujer le ha identificado en una rueda de reconocimiento, pero el policía asegura que se limitó a aconsejar al yerno de Villar Mir que denunciara el acoso que, según le relató el empresario, sufría de parte de la doctora, también imputada en otro juzgado. Ese consejo fue gratuito, según el policía.

También en ese caso, la actuación de la cúpula de Interior acabó beneficiando al comisario. Un informe ordenado por la Dirección de la Policía dio un vuelco al caso al señalar a la doctora Pinto como autora de un montaje contra López Madrid y Villarejo. El caso fue entonces archivado por la jueza Belén Sánchez, pero la Audiencia de Madrid ha hecho caso omiso a esas conclusiones policiales -un montaje, según la defensa de la doctora- y ha ordenado reabrir la causa contra López Madrid.
Servicios de información y fondos reservados

Junto al empresario y su mujer ha sido detenido el comisario Carlos Salamanca, quien estuvo imputado en la Operación Emperador contra la mafia china. La causa contra Salamanca fue archivada antes de llegar a juicio. Esta vez, sin embago, los indicios acumulados contra él han motivado una orden judicial de arresto.

Salamanca, amigo de Villarejo, es un policía también cultivado en los servicios de Información, el manejo de fondos reservados y las relaciones con el mundo de la empresa. Fue jefe de Policía en el Aeropuerto de Barajas antes de ocupar su actual destino en la Unidad Central contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsificación (UCRIF).

Según han informado a eldiario.es fuentes próximas a la investigación, Salamanca está acusado de haber introducido a ciudadanos guineanos de forma irregular en España a cambio de dinero y regalos, entre otras actividades. Para la investigación de Asuntos Internos ha sido fundamental las denuncias de personas relacionadas con la trama contra ambos comisarios.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1763 en: 04 de Noviembre de 2017, 17:37:12 pm »


Los mandos de la Policía Local y Cs coinciden en reducir las escalas a dos categorías



De las tres actuales pasarían a dos, intendente principal e intendente.


R. MAESTRE
SEVILLA
01/11/2017 20:37h
Actualizado:
02/11/2017 08:26h

El comité ejecutivo de la Asociación de Jefes y Directivos de las Policías Locales de Andalucía (Ajdepla) presidido por Antonio Serrano, ha mantenido un encuentro de trabajo con responsables de la formación política Ciudadanos, en el que se les ha trasladado los principales problemas e inquietudes de los agentes. Entre estos destacan la necesidad de que los ayuntamientos doten de medios materiales a los Policías Locales (chalecos antibalas, guantes anticorte, armas largas, test de drogas y alcohol), sobre todo si los agentes realizan servicios contra el terrorismo yihadista en colaboración con la Policía Nacional y la Guardia Civil.


La asociación de mandos de la Policía Local ha analizado con Cs la nueva Ley de Coordinación de las Policías Locales en Andalucía, que según Ajdepla dicha ley del año 1981 y actualizada en 2001, «queda ahora, casi 17 años después, desfasada».

En este encuentro Cs ha apoyado la opción de reducir la escala técnica en dos categorías en vez de tres como existe en la actualidad. Pasarían de superintendente, intendente mayor e intendente a sólo intendente principal e intendente.

Con la supresión de la categoría de superintendente los alcaldes tendrían más opciones

Con la supresión de la categoría de superintendente, los alcaldes de las principales capitales y ciudades de Andalucía tendrían más opciones y candidatos a la hora de elegir el mando de la Jefatura de la Policía Local. Habría en estos momentos casi una veintena de candidatos a la hora de optar a una de estas plazas si son los aspirantes los intendentes y los intendentes mayores.

Tanto Ajdepla como la formación naranja muestran su disconformidad con la nueva ley andaluza que sigue contemplando que un alcalde pueda nombrar a «su antojo y libre designación» máximo responsable de una jefatura de la Policía Local a otros Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Esta situación se está produciendo en algunas ciudades andaluzas como Sevilla, Utrera y no está contemplada en ninguna otra comunidad autónoma, recientemente en Extremadura se ha eliminado esta opción. De esta manera, «no se respeta el escalafón de la Policía Local y el principio de igualdad, capacidad, mérito y publicidad de los diferentes candidatos entre las plantillas de las policías locales de Andalucía», según los mandos

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 47484
  • Verbum Víncet.
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1764 en: 04 de Noviembre de 2017, 18:40:46 pm »
Preocupado estoy con este asunto . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1765 en: 05 de Noviembre de 2017, 09:53:31 am »
 Detenido en una operación contra el blanqueo
Villarejo, un comisario con 14 empresas y negocios en Uruguay y Panamá

El excargo policial gozó de la protección de Interior que le permitió desarrollar su actividad privada mientras trabajaba en la cúpula del cuerpo

Manuel Altozano

sábado, 04 noviembre 2017, 05:00


      
Entramado de Villarejo
   

Un detective privado con los mejores contactos y la protección de la cúpula policial. Un comisario con un entramado empresarial de 14 sociedades con ramificaciones en países de dudosa fiscalidad como Uruguay y Panamá. El comisario José Villarejo, detenido ayer en el marco de la operación Tandem contra el blanqueo de capitales, nunca ha tenido problemas para compatibilizar su alto cargo policial -hasta su jubilación estaba adscrito al director adjunto operativo (DAO), el número dos del cuerpo solo por detrás del director general- y su trabajo como investigador privado y ‘solucionador’ de problemas para gente adinerada. La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela investiga ahora si se valió de sus negocios para cometer graves delitos.

Tal y como se recoge en la investigación del Pequeño Nicolás, que instruye el Juzgado de Instrucción 2 de Madrid, Villarejo compaginaba su destino en la cúpula de la policía con su actividad como abogado colegiado en Madrid con su despacho Stuart&Mckenzie. A través de ese bufete, ha participado en casos como el de Elisa Pinto y Javier López Madrid (yerno del empresario Juan Miguel Villar Mir) o en el propio caso del Pequeño Nicolás, donde uno de sus letrados ha ejercido la acusación popular. Otro de los miembros del despacho de Villarejo tuvo una actuación importante en los inicios del caso Pujol al acompañar a la denunciante, la examante del Jordi Pujol Ferrusola, Victoria Álvarez, a declarar ante la policía.

Villarejo, a través de su esposa, es a su vez propietario del diario digital 'Información Sensible' especializada en noticias policiales y de seguridad. Fue desde esa cabecera desde la que se publicaron noticias para denigrar a los policías de la Unidad de Asuntos Internos que investigaban sus actividades. Uno de sus periodistas grabó supuestamente una conversación entre esos agentes y miembros del CNI que también indagaban al presunto estafador Nicolás Gómez Iglesias, grabación cuya instrucción judicial todavía permanece abierta. El comisario jubilado también controla la agencia de detectives R&V Consultores de Investigación a través de su mano derecha, el abogado Rafael Redondo. Es esta última empresa la que se dedica a la “gestión de crisis”.

Entre sus firmas, según los informes policiales, se encuentra CENYT, fundada en 1996 por otras dos sociedades suyas radicadas en Uruguay y dedicada a la promoción inmobiliaria. También otras con un objeto social relacionado con la actividad investigadora, como Ansib Net Solutions -que ofrece un servicio que permite grabar, archivar y recuperar convesaciones telefónicas con absoluta validez legal- o CENYT Data, dedicada al asesoramiento en todo lo relacionado con pruebas electrónicas y recuperación de datos. Además controla Premiun Hoteles, dedicada a la importación y exportación de mercaderías y maquinaria.

La fusión de esas dos últimas sociedades dio lugar a CPD Real Estate, cuya actividad es la compraventa y alquiler de inmuebles. Ciudad Al Mansur (Turismo) y R&V Telecomunicaciones (aparatos electrónicos), Producciones Marítimas (importación y exportación de alimentos) y Lextor (asesoramiento jurídico, económico, fiscal, laboral y financiero), también forman parte de su entramado empresarial. Al igual que Servicios de Investigación y Detección (análsis puro de información en temas de comunicación, políticos o tecnológicos) y Desarrollos Empresariales Potes (asesoría y consultoría).

En total, el capital social de todas esas sociedades alcanza los 16 millones de euros y su entramado empresarial ha tenido actividad, además de en España y Urguay, en Panamá y en Estados Unidos, tal y como adelantó 'El País'.

Falta muy grave

Toda la actividad empresarial de Villarejo fue comunicada por la Unidad de Asuntos Internos al anterior director adjunto operativo, Eugenio Pino (considerado uno de los cerebros de la Operación Cataluña junto al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz), que, sorprendentemente, la consideró perfectamente congruente con su trabajo policial pese a que algunas de esas compañías desempeñaban labores relacionadas con las de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, lo que en su régimen de incompatibilidades se califica como falta muy grave.

Pino encargó un informe sobre ese asunto al entonces jefe de su gabinete, el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, que en sus conclusiones reflejaba que sus empresas se podían “incardinar en lo que son actividades excluidas del régimen de incompatibilidades”. También aseguraba que guardaba “respeto absoluto al horario asignado a su puesto de trabajo”, pese a que, según Asuntos Internos, su actividad laboral se desarrollaba en la sede de sus sociedades y no en la Policía. Por último, afirmaba que su entramado no tenía relación con el trabajo policial, pese a que su despacho de abogados estuvo directamente relacionado con el caso Pujol, el de la doctora Pinto o el del Pequeño Nicolás.

Tras años de protección oficial por Interior, ahora son los fiscales anticorrupción Ignacio Stampa y Miguel Serrano los que lo han implicado en una trama de blanqueo de capitales, cohecho, y delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Será la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela la que, en los próximos meses, tendrá que dilucidar si el comisario y detective antes intocable trató de introducir fondos en España y otros países procedentes de negocios corruptos. El considerado paradigma de las 'cloacas del Estado', hasta ahora inmune a cualquier investigación, está en jaque.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1766 en: 06 de Noviembre de 2017, 01:17:27 am »

La juez Lamela envía a prisión incondicional a Villarejo y al excomisario de Barajas


La magistrada de la Audiencia Nacional les acusa de delitos de cohecho, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

 
05.11.2017 - 22:13
 

La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha ordenado hoy el ingreso en prisión incondicional del excomisario José Villarejo, su socio Rafael Redondo y el también excomisario de Barajas Carlos Salamanca.

 
La jueza los acusa de los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. En el caso de Salamanca, también de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros

Desconectado pindongo

  • Profesional
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 10528
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1767 en: 06 de Noviembre de 2017, 10:21:38 am »
Fuerza y  honor.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1768 en: 08 de Noviembre de 2017, 08:32:51 am »


La cúpula del Cuerpo Nacional, de nuevo bajo sospecha

Los comisarios Pino y Gago, en el punto de mira tras la detención de Villarejo

Mandos de la Policía advierten de que los investigadores van a seguir las pesquisas de la compra de un equipo de grabación israelí de la que no informaron

La detención del ex comisario José Villarejo, ordenada por la jueza Lamela, ha vuelto a alterar a la cúpula de la Policía Nacional. Muchos sabían que había investigaciones avanzadas contra él, pero nadie esperaba un ingreso fulminante en prisión como el que se ha producido. Ahora, mandos del Cuerpo Nacional creen que Eugenio Pino y José Ángel Fuentes Gago serán los siguientes.



08/11/2017 01:00

“Estaba cantado desde hacía mucho tiempo, pero nadie esperaba que se produjera de la forma en que ha ocurrido”. Con estas palabras explica un alto mando de la Policía el sentir de la actual cúpula del Cuerpo tras la detención de José Villarejo. Un ingreso en prisión que “ha reabierto viejas heridas” y que puede “acelerar otras investigaciones en curso”.

En ese sentido, las fuentes policiales consultadas por El Confidencial Digital explican que antiguos colaboradores de Marcelino Martín Blas, ex responsable de Asuntos Internos, llevaban meses “a la caza” de Villarejo. Y, ahora que está en prisión, “los objetivos serán otros miembros de la llamada policía política creada durante la etapa de Fernández Díaz”.
Pino y Gago, en el punto de mira

Así, mandos del Cuerpo Nacional sitúan al ex director adjunto operativo, Eugenio Pino, y al inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, como los siguientes en “tener problemas” ante la justicia: “Como Villarejo, tenían cuentas pendientes y las pesquisas contra ellos se han reactivado en las últimas semanas”.

En concreto, tanto Pino como Gago tienen pendiente “explicar” la compra de un potente equipo de grabación, procedente de Israel, y de la que no informaron en su día. Un silencio que ha provocado “suspicacias” dentro del Cuerpo Nacional y la puesta en marcha de una investigación interna que “de la que podría haber filtraciones en los próximos días”.

Los mandos policiales consultados aseguran, en este sentido, que “la gente de Marcelino está muy activa” y no descartan que “puedan pasar a la prensa cualquier cosa” contra el ex DAO y el inspector jefe de la Policía.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1769 en: 19 de Noviembre de 2017, 12:56:51 pm »
A pesar de la aplicación del 155 “se estaba moviendo a sus anchas”

Por qué Interior ha convertido a Trapero en un simple oficinista


El Ministerio tenía constancia de que, desde su despacho oficial, el Mayor seguía en contacto y recibiendo información de sus subordinados

Veinte días después de la aplicación del 155, y de quitarle la jefatura de los Mossos d’ Esquadra, el Gobierno decidió, el pasado jueves, reubicar a Josep Lluís Trapero. El comisario trabajará ahora en tareas “meramente administrativas”, después de estar “dos semanas campando a sus anchas” según fuentes oficiosas. Una circunstancia que preocupaba en el Ministerio del Interior.

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero. El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero.

19/11/2017 01:00

El nuevo puesto que ocupará el Mayor de los Mossos se encuentra ubicado en las oficinas de la policía autonómica en Travessera de las Corts, en Barcelona, alejado de las responsabilidades operativas que tenía hasta que fue apartado de la jefatura de la policía catalana en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Porque, a pesar del cese del pasado 27 de octubre, Trapero “no se había ido del todo”, según explican a El Confidencial Digital fuentes de Interior y de los propios Mossos d’ Esquadra. Una circunstancia que, unida a otras informaciones que llegaban al Ministerio, no agradaba en absoluto a Juan Ignacio Zoido.
Trapero “ha campado a sus anchas”

En ese sentido, este confidencial ha podido saber que, desde el mismo momento que fue cesado, Josep Lluís Trapero “ha campado a sus anchas”, tanto por Barcelona como en Sabadell, sin que “nadie controlara lo que hacía”.

El Mayor de los Mossos ha pasado las últimas dos semanas acudiendo a trabajar al propio Departament de Interior, ubicado en la calle Diputació, de Barcelona. Allí, desde su despacho, “hacía llamadas a antiguos subordinados y les preguntaba cómo iba la cosa”.

Además, y tal y como han confirmado agentes autonómicos tanto al Gobierno como a este confidencial, Trapero acudía alguna tarde, y de forma reservada, al complejo central  de los Mossos d’ Esquadra, ubicado en Sabadell. De lo que hacía allí poco se sabe, pero “es evidente que mantenía el contacto con sus colaboradores más cercanos”.

Cargos de Interior confirman a ECD que Trapero, durante las dos últimas semanas, “ha ido de un lado a otro, se daba vueltas, preguntaba...” sin ningún tipo de control. Algo que ahora ha terminado con su nueva reubicación administrativa.
Aprovechó su rango de Mayor

Esa libertad de movimientos del que fue jefe operativo de los Mossos hasta hace dos semanas se debe, en gran medida, a que “Trapero ha aprovechado su rango de Mayor para seguir abriendo puertas que otros no podrían”, según las fuentes consultadas..

Esas fuentes explican que cualquier otro comisario cesado habría tenido difícil ser atendido, tanto telefónicamente como en Sabadell, por otros mandos del Cuerpo: “Esas conductas no se dan, pero el problema es que el que llamaba era el Mayor de los Mossos, el policía con más rango”.

Desde la policía autonómica explican a ECD que Trapero, pese a haber cesado como jefe operativo de los Mossos, sin embargo “no puede perder el tratamiento de mayor”.

Explican que esa distinción es un “rango”, y que no puede eliminarse de la noche a la mañana.

“La degradación de rango no existe. En la Policía, uno puede dejar de ser DAO pero no comisario, y aquí sucede lo mismo. Por eso, Trapero ya no es jefe de los Mossos, pero mantiene el rango de comisario mayor, y no lo perderá hasta que así lo disponga el nuevo Govern o sea inhabilitado”

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 47484
  • Verbum Víncet.
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1770 en: 19 de Noviembre de 2017, 17:27:22 pm »
El nuevo Govern, si es independentista, le devolverá el cargo de Mayor hasta que haya sentencia judicial que le inhabilite, si es que hay una condena en ese sentido . . . ya veremos . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1771 en: 30 de Noviembre de 2017, 06:32:27 am »

Incertidumbre sobre la futura cúpula policial

Los mandos de la Policía son demasiado viejos


Interior asume que tiene un problema. Dos nuevos jefes centrales se jubilan en 14 meses. Otros ocho comisarios principales abandonan el Cuerpo en un año

La reorganización de la Policía anunciada por Interior en julio se hizo efectiva, al fin, la semana pasada. El día 23, coincidiendo con la jubilación del DAO Florentino Villabona, tomaron posesión los cuatro nuevos jefes centrales que se ocuparán de la dirección operativa. Esos nombramientos, sin embargo, no solucionan un problema estructural: el envejecimiento de la cúpula del Cuerpo.



30/11/2017 01:00

Así lo reconocen a El Confidencial Digital altos mandos policiales y cargos de Interior, que coinciden en señalar que la escala superior del Cuerpo Nacional está integrada por un importante número de comisarios principales “nacidos en los 50”. Una circunstancia que les obligará a jubilarse en apenas unos meses.
Dos jefes centrales, a punto de jubilarse

Los principales ejemplos de esta circunstancia son, precisamente, dos de los cuatro nuevos jefes centrales nombrados por José Ignacio Zoido hace justo una semana. Así, tanto José Antonio de la Rosa como José García Losada volverán a dejar vacantes los puestos que ahora ocupan antes de año y medio.

--De la Rosa, que se ha puesto al frente de la Jefatura de Seguridad Ciudadana y Cordinación, llevaba un año en las quinielas para el cargo, a pesar de tener una causa pendiente en Sevilla. Tiene 64 y se jubilará en octubre de 2018. Su etapa en el puesto, por tanto, durará apenas 11 meses, aunque desde el Cuerpo entienden su nombramiento por ser “de la máxima confianza” de Zoido.

--García Losada, por su parte, ha sido el elegido para dirigir la Jefatura de Logística de la Policía. Es apenas unos meses más jóven que De la Rosa, y su jubilación está prevista para febrero de 2019. Su relevo, por tanto, se producirá apenas 14 meses después de tomar posesión.
Últimos meses para ocho comisarios principales

Además de los dos nuevos jefes centrales ya citados, hay hasta ocho comisarios principales, que ocupan o han ocupado puestos de relevancia dentro de la cúpula policial, que también se jubilan en los próximos meses. Son los siguientes:

--José Manuel Pérez Pérez. Nacido en 1953 y en el Cuerpo desde 1974. Actual subdirector del Gabinete Técnico, también se va en octubre.

--Jacobo Orellana Toral, actual secretario general de Personal de la Policía, fue con anterioridad director de Seguridad del Defensor del Pueblo. Se jubila el próximo 24 de diciembre.

--José Luis Cerviño Guimera. El pasado mes de abril, y tras dos años al frente de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental, dejó el cargo y desde entonces desempeña nuevas funciones en el centro de Altos Estudios de la Policía Nacional en Madrid, donde aguarda los meses que le faltan para su jubilación.

--Antonio Rodríguez. Ocupó de forma interina el puesto de Director Adjunto Operativo tras la jubilación de Eugenio Pino y hasta la designación de Florentino Villabona. Dejará el Cuerpo en apenas unas semanas.

--Telesforo Rubio. Nacido en 1966, se jubila el año que viene. Fue el máximo responsable de la Comisaría General de Información durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Hace dos años, Interior le castigó, junto a Miguel Ángel Santano, por reunirse con Antonio Trevín, entonces portavoz del PSOE en la Comisión de Interior del Congreso. Fue reubicado en el Área de Auditorías de Canillas.

--Miguel García Izquierdo. Actual Jefe Superior de la Policía en Extremadura. Su jubilación es cuestión de días.

--Jaime Barrado. Nacido el 28 de diciembre de 2019, le queda poco más de un año en el Cuerpo. Fue responsable de la comisaría de Chamartín y ha mantenido importantes enfrentamientos con José Villarejo.

--Manuel Bouza Canosa. Comisario provincial de La Coruña. Se va el 1 de septiembre de 2019.
Dos veteranos en la recámara

Todas estas jubilaciones, explican las fuentes consultadas, se sumarán a las salidas ya sabidas de otros cargos policiales, que han acabado su carrera profesional en los últimos meses.

Destacan en este grupo los ex directores adjuntos Eugenio Pino y Florentino Villabona; los cabecillas de la guerra de comisarios, José Villarejo y Marcelino Martín Blas; Alfonso José Fernández Díaz; y Villar del Saz.

Esta auténtica “desbandada”, que ha comenzado en 2017 y se prolongará hasta 2019, está generando “cierta incertidumbre” sobre el futuro de la cúpula policial a corto plazo. Un futuro que protagonizarán “nuevas caras”, aunque en el que también tendrán cabida, aseguran las fuentes consultadas, “comisarios principales veteranos”. Entre ellos, destacan los nombres de:

--Enrique Barón. Actual comisario general de Información. Nació en 1960, por lo que aún le quedan ocho años para jubilarse y, por tanto, “puede aspirar a todo dentro del Cuerpo Nacional”.

--Pilar Allúe Blasco. Nacida en Valencia en 1961. Fue jefa superior de Cantabria en 2007 y cinco años más tarde, Interio la designó comisaria general de Policía Científica, cargo que mantiene en la actualidad. Aspiró a la dirección adjunta operativa y aún tiene “mucho recorrido y años por delante”.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1772 en: 02 de Diciembre de 2017, 18:22:54 pm »

Que son.....?


« Última modificación: 03 de Diciembre de 2017, 10:27:07 am por 47ronin »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1773 en: 10 de Diciembre de 2017, 20:48:02 pm »


Trapero protegió al narco Carbajo porque le ayudó a procesar a cinco mandos de la Policía Nacional


M.A. Ruiz Coll 09/12/2017 02:18

El mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero intentó frenar la investigación del juez Joaquín Aguirre sobre el narcotraficante Manuel Gutiérrez Carbajo porque éste había actuado como confidente para sentar en el banquillo y condenar a cinco policías nacionales.

El juez Aguirre mantiene imputados a cinco agentes de la Unidad Adscrita de los Mossos que dirigía Trapero porque le engañaron y ocultaron pruebas en la investigación sobre la banda de tráfico de cocaína que, según el sumario del caso Macedonia, dirigía Carbajo.

Trapero tenía motivos para proteger al narco Carbajo, ya que éste había sido el principal testigo para procesar a cinco policías nacionales, acusados de cobrar sobornos de los propietarios de los burdeles Riviera y Saratoga de Castelldefels.

Durante aquella investigación, desarrollada por la misma Unidad Adscrita de los Mossos que dirigía Trapero, Manuel Gutiérrez Carbajo aseguró que él mismo había actuado de intermediario entregando sobres con dinero a mandos de la Policía Nacional, a cambio de que avisaran con antelación de las redadas que se iban a realizar en ambos prostíbulos.

Carbajo se desdijo de su declaración

Según la declaración de Carbajo, los agentes de la Policía Nacional no sólo cobraban sobornos en metálico de los dueños de los puticlubs, sino que también recibían otro tipo de gratificaciones como relojes de lujo –comprados en la conocida joyería Rabat de Barcelona–, estancias en hoteles, viajes e incluso atención médica para sus hijos.

Sin embargo, cuando se celebró el juicio en 2012, Manuel Gutiérrez Carbajo se desdijo parcialmente de su declaración inicial y aseguró que ni siquiera conocía a algunos de los policías imputados. Pese a a ello, la Audiencia Provincial de Barcelona condenó a 20 personas. Entre ellas, cinco mandos policiales (con penas de hasta seis años de cárcel) y tres abogados acusados de extorsionar a los dueños de los burdeles.

Gracias al testimonio del narco Carbajo, la Unidad Adscrita de los Mossos d’Esquadra que dirigía Trapero habían dejado al descubierto la corrupción de un puñado de agentes de la Policía Nacional mezclados en el negocio de la prostitución. Pero el Tribunal Supremo revisó la causa y absolvió finalmente a 15 de los 20 condenados: entre ellos, los dueños del Riviera y el Saratoga, así como los abogados acusados de extorsión.

En cuanto a los cinco policías nacionales condenados, vieron reducidas sensiblemente las penas: la mayor parte de ellos tan sólo ha tenido que afrontar una multa económica, además de penas de inhabilitación.

“Mañana como con Trapero”

La investigación en los prostíbulos Riviera y Saratoga concluyó en 2008. Pocos meses después, en mayo de 2009, el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, realizó un encargo especialmente incómodo para la Unidad Adscrita que dirigía Josep Lluís Trapero: investigar las actividades de un miembro de la banda del narco Carbajo, Juan Miguel Bono, que había sido detenido cuando recogía del interior del maletero de un coche un presunto alijo de 54 kilos de cocaína.

A medida que pasaban los meses, el juez Aguirre comprobó que la investigación no avanzaba: la Unidad Adscrita de Trapero se dedicaba a desviar la atención y le remitía transcripciones de conversaciones telefónicas triviales que no aportaban nada para esclarecer los hechos.

Sólo en los primeros días de la investigación, se había interceptado una conversación especialmente llamativa. Carbajo anunciaba a uno de sus hombres de confianza: “Mañana como con Josep Lluís Trapero, el de los Mossos“. El narcotraficante había quedado a comer con el mando de los Mossos encargado de investigarle.

Cansado de rodeos, el juez Aguirre pidió que interviniera la División de Asuntos Internos de los Mossos d’Esquadra. El magistrado constató entonces que el equipo de Trapero le había ocultado la transcripción de todas las conversaciones que evidenciaban que la banda de Carbajo se dedicaba a traficar con cocaína.

Varios mossos a sueldo de los narcos

El equipo de Trapero también había ocultado al juez otras conversaciones que acreditan que varios mossos cobraban de la banda de Carbajo a cambio de facilitarle información confidencial de las bases de datos policiales. El mayor de los Mossos que había destapado la corrupción en la Policía Nacional en los burdeles Riviera y Saratoga, ahora ocultaba la corrupción en la Policía autonómica.

Finalmente, en 2011 el juez Aguirre imputó a cinco agentes de la Unidad Adscrita de Trapero –entre ellos, su número 2, el subinspector Antoni Salleras– a los que acusa de haberle engañado para proteger a la banda del narco Carbajo.

Desde entonces, los cinco agentes están imputados por obstrucción a la Justicia, omisión del deber de perseguir delitos, ocultación de documentos a la Autoridad Judicial, revelación de secretos y falsedad documental. Tras ser detenido, el narco Manuel Gutiérrez Carbajo declaró ante el juez que Josep Lluís Trapero le ofreció colocar a su hijo en los Mossos d’Esquadra.

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Diplodocus
  • **
  • Mensajes: 17644
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1774 en: 10 de Diciembre de 2017, 21:17:39 pm »
Parece que Trapero no es tan "íntegro " como se le supone.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1775 en: 28 de Diciembre de 2017, 07:22:28 am »
La Audiencia mantiene en prisión al ex comisario Villarejo por organización criminal, cohecho y blanqueo

MADRID 27.12.2017 - 14:54

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado los recursos de apelación presentados por las defensas del comisario jubilado José Villarejo y el comisario en ejercicio Carlos Salamanca, de modo que los dos continuarán en prisión provisional, según han informado fuentes jurídicas.

Villarejo y Salamanca ingresaron en la cárcel el pasado 5 de noviembre por presuntos delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales, después de que la jueza Carmen Lamela les tomara declaración. En el marco de la misma operación también fue detenido y enviado a prisión el abogado Rafael Redondo, socio de Villarejo, cuyo recurso de apelación está todavía pendiente de resolver.

Después de que Lamela dictara el auto de prisión, el caso pasó a depender del Juzgado Central de Instrucción número 6, concretamente del magistrado de refuerzo Diego de Egea, quien confirmó la prisión incondicional para los tres investigados, razón por la cual éstos recurrieron a la Sala de lo Penal.

Lucrarse con servicios de inteligencia

A Villarejo, Salamanca y Redondo se les imputan los delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales por su implicación en una trama con la que presuntamente se habrían lucrado con servicios especializados de inteligencia y facilitado la entrada ilegal de ciudadanos no comunitarios en territorio español.

A Salamanca, excomisario de Barajas y actualmente comisario jefe de la Unidad Central contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsificación (UCRIF), se le atribuye también indiciariamente un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Según la Fiscalía Anticorrupción, los investigados se prevalecían de las funciones propias de sus respectivos cargos policiales, "especialmente sensibles para la seguridad nacional", con la intención de recibir "elevadas sumas de dinero así como regalos suntuarios diversos, a cambio de la prestación de servicios especializados de inteligencia y de facilitar la entrada ilegal de ciudadanos no comunitarios en territorio nacional.

En esta operación también fueron detenidas otras cuatro personas, entre ellas la mujer de Villarejo, pero todas ellas quedaron en libertad después de que la jueza Lamela les tomara declaración como investigadas también el 5 de noviembre.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1776 en: 06 de Enero de 2018, 08:46:29 am »
La Audiencia de Cádiz absuelve a los jefes de la Policía Local de Ronda, Arriate y Antequera

Javier Flores
Ronda, 05 Enero, 2018 - 02:14h

La sección octava de la Audiencia Provincial de Cádiz ha absuelto a los mandos de la Policía Local de varios municipios andaluces que estaban acusados por la Fiscalía de un presunto delito de prevaricación por presunto amaño de unas oposiciones para agentes en la localidad gaditana de Puerto Serrano.

Entre los mandos que estaban acusados se encontraban el ya ex jefe de la Policía Local de Antequera, Enrique Ruz, el jefe de la Policía Local de Arriate, Antonio Iglesias; y el jefe de la Policía Local de Ronda, Miguel Angel Cintado, que en el momento de los hechos investigados era el máximo responsable de la Policía Local de Puerto Serrano.

Precisamente, el procesamiento de Cintado generó una importante polémica tras ser designado por el actual Gobierno local para su actual puesto, exigiendo en Partido Popular en diferentes ocasiones responsabilidades por este asunto. De hecho, durante su acto de nombramiento, Cintando hizo un alegato de defensa y aludió en diferentes ocasiones a su presunción de inocencia, al tiempo que criticó los ataques públicos que había recibido. La alcaldesa de Ronda, Teresa Valdenebro, felicitó ayer a Cintado por su absolución y pidió a los responsables locales del Partido Popular que pidan "perdón" al mando policial por los ataques que durante este tiempo considera que han realizado sobre Cintando para convertir este asunto en un "tema político" y tratar de sacar rédito del mismo. Unas breves declaraciones que se espera que sean ampliadas el próximo lunes, cuando los responsables políticos del Gobierno municipal se espera que ofrezcan una rueda de prensa para dar los detalles de esta sentencia absolutoria.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1777 en: 23 de Enero de 2018, 09:34:32 am »

PSOE protestará por el discurso del jefe de Policía Local de La Línea

El líder del PSOE linense, Juan Chacón. · AI

Andalucía Información
22/01/2018 13:19 · Actualizado el 22/01/2018 13:20

El Partido Socialista Obrero Español presentara una protesta formal al alcalde de la ciudad, Juan Franco, por el discurso del Jefe de Policía Local en el acto institucional del pasado sábado 20 de enero.

Los socialistas linenses afirman que "no vamos a permitir que se cuestione la honestidad de una persona que ha ostentado la máxima autoridad en nuestra ciudad, ni tampoco que se utilice un acto institucional para hacer valoraciones y juicios que nada tienen que ver con el acto en sí. Es por ello que presentaremos una protesta formal al alcalde, instándole a que tome las medidas disciplinarias oportunas sobre el responsable máximo de este discurso". 

Los socialistas linenses lamentan que la cordialidad del acto "se viera empañada por un discurso político impropio de un funcionario público que no tuvo contestación por parte de la máxima autoridad ante su salida de tono".

Así mismo, el Partido Socialista Obrero Español de La Línea "se reserva las medidas a tomar ante lo expresado públicamente por el actual Jefe de la Policía Local en el acto institucional".

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205078
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1778 en: 04 de Abril de 2018, 09:58:19 am »

Altos mandos de la Guardia Civil, ‘pillados’ en una conocida Bodega
La AUGC denuncia el "derroche crónico" de la cúpula, mientras los guardias carecen de chalecos y van en coches viejos
Cecilia Guzmán @cguzmanal

Mar, 3 Abr 2018

Altos oficiales de la Guardia Civil de las nueve provincias de Castilla y León disfrutaron el pasado jueves de una comida en las Bodegas Emilio Moro, en Pesquera de Duero (Valladolid). Los mandos, que posaron con sus uniformes para una foto, fueron pillados porque la casa de vinos difundió la imagen en las redes sociales.

De esa manera se enteraron los guardias civiles, que denuncian “el derroche” de la cúpula de oficiales, mientras se recorta el número de agentes y de medios. Las asociaciones de guardias llevan años denunciando la escasez de chalecos antibalas y coches que superan el medio millón de kilómetros.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha enmarcado la comida en las Bodegas Emilio Moro en los “actos institucionales que conmemoran el 174 aniversario” de este Cuerpo y critican que los “altos mandos utilizan el uniforme y dinero público para acudir a un acto ajeno a la seguridad pública”.

"Derroche crónico"
“AUGC ha denunciado reiteradamente a lo largo de su historia el derroche crónico en la Guardia Civil en desfiles y otros fastos que no tienen que ver con la seguridad, sino con la vanidad y la ostentación que tanto caracteriza al generalato que sigue gobernando el Cuerpo y a sus agentes con espíritu anacrónico y falto de adecuaciones a unas relaciones laborales modernas”, ha denunciado la asociación mayoritaria de guardias civiles en una nota de prensa.

La AUGC reprocha a los oficiales que “en lugar de poner solución a los problemas que afectan al Cuerpo, se dedican a visitas que nada tienen que ver con la seguridad pública” y citan como ejemplo del derroche “la peregrinación anual a Lourdes de más de una docena de guardias civiles escogidos a dedo. Una expedición con carácter religioso con todos los gastos pagados por los ciudadanos”.

La asociación exige al Gobierno que “afronte de una vez por todas la modernización y democratización de la Guardia Civil, reconvirtiéndola en un cuerpo policial eficaz y centrado en su misión a la altura de lo que esperan los españoles”.

Desconectado Der Kaiser

  • Druida
  • ****
  • Mensajes: 9774
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #1779 en: 04 de Abril de 2018, 14:18:10 pm »
Bueno, si eso es todo lo que se puede rascar para criticar a los mandos  en la prensa... que se fueron a comer, es que la cosa va bien.


¿ Y cual es el motivo de ir a comer de uniforme  a una bodega?