Autor Tema: De los mandos policiales  (Leído 335513 veces)

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2160 en: 04 de Marzo de 2021, 10:12:13 am »
Lo que hará, a partir de ahora, es ir sacando información, de la mucha que tiene, para presionar a quienes le puedan beneficiar en sus procesos penales. . . fugarse?. . . puede ser, pero sería la última opción, antes de eso se llevará a unos cuantos por delante. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2161 en: 04 de Marzo de 2021, 16:24:10 pm »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2162 en: 05 de Marzo de 2021, 07:02:52 am »

El juez embarga 53 propiedades de Villarejo por 17 millones para dificultar su fuga



Reunió 23,5 millones en sus encargos

Solo los inmuebles están valorados en al menos 16,7 millones de euros, mientras que el capital de las mercantiles se ha tasado en más de 20 millones

Por Beatriz Parera
05/03/2021 - 05:00

El comisario Villarejo ha quedado en libertad, pero no podrá disponer de la gran mayoría de su patrimonio. En un auto fechado el pasado 1 de marzo, horas antes de su salida de la cárcel de Estremera, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón impone el embargo de 53 propiedades del policía jubilado, de todas sus participaciones en el entramado societario con el que se le vincula y las cuentas relacionadas con éstas. Solo los inmuebles están valorados en al menos 16,7 millones de euros, mientras que el capital de las mercantiles se ha tasado por parte de los investigadores y es superior a los 20 millones, según indica el auto en el que se da la orden de confiscar los bienes, al que ha tenido acceso El Confidencial.


 

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2163 en: 05 de Marzo de 2021, 15:21:11 pm »
Ese patrimonio no sale de un sueldo de funcionario. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Der Kaiser

  • Druida
  • ****
  • Mensajes: 9754
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2164 en: 05 de Marzo de 2021, 23:44:00 pm »
Ese patrimonio no sale de un sueldo de funcionario. . .

Ese patrimonio, o gran parte de él, lo habrá hecho en la década que estuvo de excedencia en la que creó varias empresas. Ese patrimonio probablemente ha salido de dinero sucio, pero a lo que voy, es que puede haber funcionarios que se tiren unos años de excedencia y se lo monten bien y ganen mucho dinero legalmente, que repito, este no es el caso.

Un ejemplo.
Citar
Juan Faro, el policía culturista que colgó el uniforme: sus dos Porches tras triunfar en las redes

https://www.elespanol.com/reportajes/20201220/juan-faro-policia-culturista-uniforme-porches-triunfar/544446928_0.html

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2165 en: 07 de Marzo de 2021, 07:17:08 am »
Vaya lío con las edades y las vacunas...


El Ayuntamiento defiende al jefe de la Policía Local: se vacunó siguiendo la orden de las autoridades sanitarias


Achaca la polémica a la confusión a la hora de interpretar las directrices del SAS sobre el límite de edad en la administración de las dosis de AstraZeneca

Silvia Tubio
SEVILLA
Actualizado:05/03/2021 18:03h
GUARDAR
13
13

NOTICIAS RELACIONADAS
El jefe de la Policía Local de Sevilla se cuela en la vacunación contra el Covid
El Ayuntamiento ha respondido a la denuncia del SPPME, sindicato mayoritario en la Policía Local de Sevilla, que acusaba este viernes al jefe de la plantilla municipal de haberse colado en la orden de vacunación del Covid. Según detallan fuentes municipales, la polémica se ha producido por una confusión en la interpretación de las instrucciones sobre la administración de la vacuna de AstraZeneca que se está dispensando a los integrantes de los cuerpos policiales.


«En el arranque del proceso de vacunación hubo varias rectificaciones y confusiones en la comunicación entre el SAS y la Policía Local, hasta llegar a una última orden del cuerpo». Dicha orden, a la que ha tenido acceso ABC, señala específicamente que quedan excluidos los que tengan más de 55 años y un día. Quiere decir que el tope de edad está en los 55 recien cumplidos. El jefe de la Policía Local, José Medina Arteaga, cumple 56 años la semana que viene.

En dicha orden también se advierte a los agentes que en caso de dudas sobre si puede o no vacunarse, acudieran al punto de vacunación. Eso produjo, según el Consistorio, que se presentaran más agentes de los que estaban previstos. Señalan además, que se acabó vacunando a personal que no se encontraban en los listados iniciales del SAS correspondientes a ese día.


55 años (inclusive)
En mitad de la confusión que se había generado sobre cuál era el tope de edad, el Ayuntamiento detalla que el jefe de la Policía Local se personó en el local «para colaborar en la organización del dispositivo» que se había visto alterado porque se habían presentado más funcionarios de los previstos. Fue entonces cuando se decidió ampliar la vacunación. Desde el Consistorio insiste que Medina Artega recibió la dosis «previa consulta a las autoridades sanitarias» y que se vacunó finalmente «siguiendo las indicaciones del coordinador de la vacunación, quien le subrayó que las vacunas de AstraZeneca en el Grupo 6 se administran hasta los 55 años inclusive».

Lo cierto es que en las instrucciones de la Consejería de Salud sobre la administración de la vacuna de AstraZeneca, se detalla específicamente que está indicada en personas entre 18 y 55 años (inclusive). Sin embargo, la orden interna que debían cumplir los funcionarios policiales señala que quedan fueran «los que excedan en un día la edad exacta de 55 años». El jefe de la Policía Local ha incumplido la orden, pero no el criterio de las autoridades sanitarias españolas. En España, la vacuna de AstraZeneca se administra a personas de hasta 55 años porque no está verificada su eficacia en pacientes con más edad. Medina Arteaga se encuentra en el límite porque cumple 56 en los próximos días.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2166 en: 17 de Marzo de 2021, 08:32:57 am »

Los fogones de la Kitchen



Cómo se cocinó la operación ilegal para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas

Textos: Ángeles Vázquez.
Novela gráfica: Silver Larrosa (ilustraciones), Eva Domínguez (guion).


Responder a la pregunta de quién era el chef al frente de los fogones de la ‘Kitchen’ es la clave de la investigación que tiene entre manos el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón.

En el domicilio del excomisario José Manuel Villarejo se encontraron audios y recibís con cargo a los fondos reservados relativos a una operación “parapolicial” puesta en marcha en 2013 para descubrir e intervenir la documentación comprometedora para el PP que su extesorero Luis Bárcenas pudiera guardar.

En la causa ya están imputados varios 'jefes y ayudantes de cocina' con distintos grado de responsabilidad. Por su parte, el Congreso está a punto de inaugurar una comisión de investigación para identificar a los responsables, si no penales, sí políticos.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2167 en: 18 de Marzo de 2021, 06:55:32 am »


Señalado por mandos inferiores
Un inspector ligado a la red de Villarejo, nuevo imputado en la causa sobre BBVA

El magistrado le cita como investigado para finales de marzo junto con otros dos policías que ya se vieron salpicados en el espionaje a un bufete de abogados.

Gema Huesca   NOTICIA17.03.2021 - 21:08h
Actualizado: 18.03.2021 - 04:30h

Nuevas imputaciones en la investigación abierta en la Audiencia Nacional por los trabajos de Villarejo para BBVA. Cuando se cumple una semana de la comparecencia en sede judicial de mandos policiales imputados por filtrar información confidencial de bases internas, el magistrado ha dado un paso más y ha citado como investigado a su entonces superior en la Comisaría General de Información. Se trata de Constancio Riaño, un inspector jefe ya retirado que, según estos cargos policiales, les ordenó buscar datos de una serie de personas que estarían en la diana de los negocios de Villarejo. Se da la circunstancia de que este jefe policial será juzgado a partir de octubre por hechos similares cometidos en otro de los encargos del agente encubierto.

En la providencia recogida por La Información, el magistrado Joaquín Elías imputa a un total de tres mandos policiales por delitos de cohecho y revelación de secretos y les cita para el próximo 24 de marzo. Se trata, además de Riaño, de Manuel Novoa y José María Serrano Ydígoras. Ambos estuvieron en el foco de Anticorrupción por el trabajo de Villarejo para el despacho de abogados Herrero y Asociados. El magistrado les implicó en el cometido tras las consultas que efectuaron en bases de datos policiales. Estos hechos, por los que Villarejo se embolsó poco más de 300.000 euros, se investigaron en el marco de una de las primeras piezas abiertas en esta causa, bautizada como Iron. Sin embargo, cuando terminó la investigación el instructor dejó al borde del banquillo a Riaño pero archivó la causa para los otros dos.

Según plasmó entonces, aunque constaría acreditado que entregaron a sus superiores datos reservados de las víctimas del espionaje, no se ha justificado que recibieran dádivas a cambio o que conocieran que cometían una ilegalidad. Precisamente ese mismo argumento es el que emplearon en su cita ante el juez los cuatro policías imputados en la pieza del BBVA. El instructor les llamó a declarar a petición de Anticorrupción al constatar que se habían hecho búsquedas con sus claves privadas. Al analizar el contenido del material estudiado, los investigadores sospecharon que detrás de estas consultas podría estar Villarejo, máxime teniendo en cuenta que una de las personas indagadas es E.I Petrov; un ciudadano de nacionalidad búlgara que compartió celda con Luis Pineda mientras cumplió prisión provisional

Pineda es uno de los protagonistas de la investigación al BBVA por su enemistad con el entonces presidente Francisco González y por haber sido espiado por el policía. Fue precisamente en el análisis de la documentación incautada al comisario jubilado donde los agentes constataron que los cuatro imputados (entre ellos un inspector y un subinspector) efectuaron búsquedas en el fichero Adexttra sobre ocho personas extranjeras. La documentación se encontró en la carpeta que atesoraba Villarejo bajo el nombre de 'Búlgaros' y la fecha de estas consultas coincide con el tiempo en prisión del líder de Ausbanc. Los investigadores sospechan que el banco encargó estas pesquisas al Grupo Cenyt ante el temor de que Pineda se aprovechara sus vínculos con Petrov para vengarse de González por su guerra abierta en relación a las cláusulas suelo.

En su cita ante el juez el pasado jueves los cuatro mandos policiales explicaron que no sabían qué información buscaron ni para qué y que simplemente cumplieron órdenes de su superior. Se refirieron en concreto a Constancio Riaño, que en el momento de los hechos era inspector jefe de la Sección de Relaciones Institucionales de la UCAO. Al frente de esta unidad se encontraba Enrique García Castaño, alias 'El Gordo', un 'histórico' de esta causa de corrupción por su buena relación con Villarejo. Al respecto, los policías también precisaron que las órdenes fueron verbales y que éstas no quedaron registradas en ningún fichero interno. De este modo, y escuchados sus alegatos, el juez ha seguido tirando del hilo y pide ahora explicaciones a su entonces superior en la Comisaría General de Información.

Con todo, este pasado jueves el magistrado también tomó declaración a la actual jefa de seguridad del banco. Inés Ochagavia había pedido comparecer para explicar una serie de errores que encontró en el forensic elaborad por la entidad. La directiva, que sucedió a Julio Corrochano al frente de este departamento, desmintió que tuviera poder de decisión alguno en relación a los contratos con el Grupo Cenyt por los que el BBVA pagó un total de 10,3 millones de euros entre 2004 y 2017. Además, aportó correos y otra documental que probaría, según expuso, que mandó correos sobre los trabajos de Villarejo porque Julio Corrochano ya se había jubilado pero dejando claro siempre que eran cosecha del comisario retirado. No obstante, los investigadores pusieron el foco en este punto y le insistieron con el hecho de que figurara en copia en en muchas comunicaciones internas en las que se trató de estos asuntos.

Más material de Villarejo

En ese punto la directiva dijo que atesoraba material nuevo relativo a los trabajos de espionaje y que los aportaría a la causa un día después, cuando volviera para seguir declarando ante el juez. Se trataba de documentos que recopiló por orden del director de comunicación del banco, Tobin, y del exresponsable del área de regulación y control interno del BBVA Eduardo Arbizu, tras el estallido en prensa de los lazos del banco con el espía. Sin embargo, cuando acudió de nuevo a la Audiencia Nacional suavizó el tono y no entregó las facturas a las que se había referido el día anterior. Al respecto fuentes del banco explicaron que no hay más material inédito sobre este asunto y que el Juzgado Central de Instrucción número 6 ya tiene el resultado de todas las pesquisas internas que realizó PwC.

Como consecuencia de su declaración, la defensa de Pineda pidió un registro del domicilio de Ochagavia en aras a requisar las facturas y contratos a los que ella hizo mención. En su escrito, Pineda justificó la diligencia asegurando que se había producido un "cambio drástico" de su testimonio que justificaba la intervención del juzgado. El banco, por su parte, aportó un escrito este mismo martes en el que confirmaba que la información contenida en la carpeta de Google Drive a la que hizo alusión Ochagavia ya había sido aportada a la causa por parte de la entidad pero que volverían a presentar los documentos al juzgado. El magistrado, por su parte, está a la espera de conocer el resultado de la investigación encargada a la Policía Judicial para que revise los 2,3 millones de hits que entregó el banco de la pericial encargada a PwC.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2168 en: 08 de Abril de 2021, 07:11:24 am »

Los jefes de la Policía Local se oponen a nombramientos de mandos ajenos al cuerpo

    La asociación Ajdepla critica la designación de un capitán de la Guardia Civil como jefe de la Policía Local de Alcalá de Guadaíra

F. P. A.
07 Abril, 2021 - 16:20h

Los jefes de la Policía Local volvieron a este martes a insistir en su rechazo al nombramiento de altos cargos que procedan de otras fuerzas de seguridad. Lo hacen tras la toma de posesión de un capitán de la Guardia Civil, Gabriel Solano, como jefe de la Policía Local de Alcalá de Guadaíra, que ha accedido al puesto por el procedimiento de libre designación.

Como ya ha hecho en otras ocasiones, la Asociación de Jefes de las Policías Locales de Andalucía (Ajdepla) se opuso a esta fórmula para nombrar a los mandos, y recordó que lleva años formulando numerosas alegaciones ante la Dirección General de Interior, Emergencias y Protección Civil para que, en la nueva ley, las jefaturas de los cuerpos de la Policía Local sean sólo ostentadas por policías locales.

"Existe unanimidad entre todos los miembros de la Comisión de Coordinación para que el nombramiento de una Jefatura de la Policía Local de Andalucía se efectúe entre las personas de máxima categoría del Cuerpo de la Policía Local del municipio, o incluso de otros cuerpos de la policía local de Andalucía, y así se lo ha manifestado siempre desde Ajdepla a la Consejería de Justicia e Interior", asegura la asociación, que añade que no quiere "puertas giratorias" ni "pasarelas".

Además, apuntan que "no existe reciprocidad para que mandos de las policías locales puedan ser nombrados jefes" de la Policía Nacional o de la Guardia Civil. "Aunque pertenezca a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Guardia Civil tiene carácter militar. Tampoco existe equivalencia entre las distintas categorías o empleos de las distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad", insiste Ajdepla.

"Con independencia de la valía y acreditada experiencia, de la que no dudamos, de los profesionales procedentes de otros cuerpos de seguridad, para Ajdepla, este procedimiento ha sido siempre considerado como un mecanismo que vulnera el estatuto básico del empleado público, porque de esta forma, algunos alcaldes pueden nombrar discrecionalmente al jefe de la Policía Local, a funcionarios de otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, solamente con el requisito de la categoría igual o superior, sin tener en cuenta la titulación que la Ley exige a las propias Policías Locales para ascender de una escala a otra", indica la entidad.

Ajdepla considera que la frecuente utilización por parte de algunos Ayuntamientos de "estos nombramientos de libre designación sólo ha traído a las plantillas de la Policía Local desencanto, desmoralización y desestructuración". "El hecho de que en las mayorías de Comunidades Autónomas de nuestro país (todas menos Baleares y Andalucía), esta posibilidad haya sido retirada de sus respectivas Leyes de Coordinación, da la razón a Ajdepla", apunta la organización.

La asociación de jefes considera que la "dirección profesional de las policías locales necesita de la experiencia y el conocimiento del complejo mundo municipal, y esta experiencia y el conocimiento, lo tienen aquellos que llevan años dedicados a él, y no nos pueden despreciar y apartar de esta injusta forma".

El presidente de Ajdepla, Juan Ferrer, espera que "tal y como avanzó el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, el pasado día 26 de Marzo en la Jefatura de la Policía Local de Málaga, la nueva Ley de Coordinación de las Policías Locales de Andalucía, acabe de una vez con estos procedimientos injustos, discriminatorios e insultantes, en los nombramientos de las Jefaturas de las Policías Locales, y que actualmente suponen un desprecio y desconsideración a los Jefes, jefas, Directivos y Directivas de las Policías Locales de Andalucía”.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2169 en: 22 de Abril de 2021, 18:23:45 pm »

Un comisario de Kitchen en el Congreso: "Por supuesto que el ministro Fernández Díaz conocía la operación"



Enrique García Castaño declara en el Congreso que Villarejo se incorporó al operativo de espionaje a Bárcenas por decisión del ministro Fernández Díaz y de su secretario de Estado, Francisco Martínez. Asegura que copió los teléfonos del tesorero sin orden judicial porque "así se trabaja en la Policía"






El comisario jubilado Enrique García Castaño en la comisión de Kitchen
El comisario jubilado Enrique García Castaño en la comisión de Kitchen
Pedro Águeda

22 de abril de 2021 17:27h
1

@pedroagueda
El comisario Enrique García Castaño ha dicho en el Congreso que el comisario Villarejo entró a participar en la operación de espionaje a Bárcenas por orden del ministro del Interior Jorge Fernández Díaz y su segundo, Francisco Martínez. "Por supuesto que el secretario de Estado y el ministro conocían la operación", ha dicho el comisario, antiguo jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO).

García Castaño ha hablado ante la comisión de la comisión Kitchen de una "Operación Bárcenas" porque, según él, nunca hubo una operación Kitchen’ simplemente una orden del director adjunto operativo, Eugenio Pino, para recuperar el dinero escondido por el tesorero. Sobre esto ha dicho que informaba semanalmente al entonces jefe de la UDEF, el comisario hoy jubilado Manuel Vázquez; al DAO Pino y en ocasiones al secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez. Estos dos últimos están imputados en la pieza 7 del caso Villarejo, no así el comisario Vázquez. Fernández Díaz también permanece como investigado.


El comisario Enrique García Castaño ha confirmado esta tarde en el Congreso sus declaraciones en sede judicial sobre el volcado de tres teléfonos móviles de Luis Bárcenas que le facilitó su chófer y que actuó sin orden judicial porque “una oportunida como esa no se puede perder: así se trabaja en la Policía”.

El portavoz socialista, Felipe Sicilia, le ha preguntado con qué orden judicial actuó y García Castaño, hoy jubilado, ha contestado: “Se llama oportunidad. Si una persona te dice que tiene unos dispositivos electrónicos y que al día siguiente te los puede dejar media hora… esa inmediatez esa oportunidad no se puede perder, es como se trabaja en la Policía”.

Ante la incredulidad del portavoz socialista que preguntaba, Felipe Sicilia, García Castaño, hoy jubilado, ha matizado que eran terminales sin batería, en desuso, y que su obligación era comprobar que había en ellos. Según ha declarado ante el juez del caos Kitchen, sus subordinados copiaron en una cafetería el contenido de esos terminales en unos pocos minutos y se los devolvieron al chófer que tenían infiltrado en la familia.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2170 en: 04 de Mayo de 2021, 06:50:02 am »

El exjefe de Asuntos Internos denuncia que la Policía ha omitido información sobre la ‘Kitchen’
El comisario Martín Blas ha enviado un escrito a la Audiencia Nacional para pedir que se incluya las anotaciones de la agenda de Villarejo que tengan relación con la causa

Fecha
04/05/21access_time 1:02

Irene Dorta Hermoso
El comisario Marcelino Martín Blas ha enviado un escrito al juez Manuel García-Castellón para reprocharle que los investigadores no hayan aportado toda la documentación relativa al exjefe de Asuntos Internos. En particular, Martín Blas quiere que se incluyan todas las anotaciones que se han encontrado en la agenda de José Manuel Villarejo y cuyo contenido obra en la Audiencia Nacional, pero no ha sido incorporado a la pieza número 7 del caso ‘Tándem’, la conocida como ‘Operación Kitchen’.

En el escrito del pasado mes de abril, al que ha tenido acceso Confidencial Digital, la defensa de Martín Blas recuerda al juez que fue el propio magistrado quien solicitó a los investigadores que remitieran al Juzgado de Instrucción número 6 que lleva el caso todo lo que relacionara al anterior jefe de la Unidad de Asuntos Internos con la operación ‘Kitchen’. Captura de pantalla 2021-04-30 a las 14.19.56

Fue en octubre cuando los agentes enviaron un extenso informe que incluía documentación intervenida en los registros al domicilio de Villarejo como una investigación patrimonial a Martín Blas y a su familia llamada operación “Party”, o grabaciones entre el exjefe de Asuntos Internos y Villarejo.

Sin embargo, los agentes de la Unidad de Asuntos Internos que se encarga de las pesquisas no incluyeron ninguna de las anotaciones de la famosa agenda del comisario Villarejo y el letrado de Martín Blas explica que al haberla conseguido “extrajudicialmente” ha encontrado ahí abundante información que también tiene que ver con él.

El ‘pequeño Nicolás’

En el escrito presentado en el Juzgado el pasado 12 de abril se detallan todas las anotaciones que Villarejo hizo sobre el exjefe de Asuntos Internos.  Señala al exDirector Adjunto Operativo Eugenio (DAO) Eugenio Pino, al exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) Enrique García Castaño y al inspector jefe José Ángel Fuentes Gago por “maniobrar buscando la imputación de Marcelino Martín Blas” en el caso del ‘pequeño Nicolás’.

Aporta para ello las notas manuscritas de junio de 2016 relativas a conversaciones con el exDAO Eugenio Pino que le “dice que hay que ir a por todas contra MARCEL”, o que “quiere joderlo como sea”. También Villarejo escribe sobre Fuentes Gago que “está decidido a dar caña a MARCEL y a RUBÉN [el inspector Rubén Eladio]”. Dice la defensa de Martín Blas que estas notas ponen de manifiesto que “existían planes para liquidarle profesional y personalmente”. Captura de pantalla 2021-04-30 a las 14.20.07

La grabación del ministro Fernández Díaz

En el escrito incorpora también las anotaciones que Villarejo realizó en relación a la filtración de la grabación del entonces Ministro de Interior Jorge Fernández Díaz y el responsable de la Oficina Anti Fraude de Cataluña Daniel De Alfonso.

Villarejo muestra sus sospechas en torno a que la autoría de la grabación corresponde a García Castaño como, por otro lado, así reconoció el propio exjefe de la UCAO en su última intervención en la Comisión Kitchen en el Congreso de los Diputados. Dice el escrito a García Castellón que, a pesar de que Villarejo sabía quién había grabado al exministro inició una “terrible campaña de difamación” contra Martín Blas atribuyéndole a él la autoría.

Para ello, se valió de periodistas como Carlos Herrera o Ana Rosa Quintana que trasladaron esta versión en los medios de comunicación.  “CARLOS HERRERA: llamó muy temprano y se le dio todos los detalles. Lo contó perfectamente y mañana piensa seguir señalando a Marcelino como autor de la grabación”, escribió Villarejo en su agenda. “ANA ROSA: le conté en líneas generales los datos. Sabía que había hablado con Herrera”.Captura de pantalla 2021-04-30 a las 14.20.18
Cataluña y el pendrive de los Pujol

En otra anotación de agosto de 2016 Villarejo refleja que el exDAO Pino dice que se llevó todas las notas informativas “de Cataluña, Andorra y otras”. “Uno de los argumentos que se utilizó en la campaña de difamación contra Marcelino Martín Blas es la calumnia de que se las había llevado Marcelino”, relata la defensa del exjefe de Asuntos Internos al juez.

Sobre Martín Blas ha estado la sombra de haber participado en una supuesta operación coordinada entre la Policía y el Gobierno de Mariano Rajoy entonces, conocida como ‘Operación Cataluña’, para buscar investigar a los políticos catalanes y rebajar las pretensiones independentistas.

Lo cierto es que el juez Manuel García-Castellón, que ya tiene abiertas más de 30 líneas de investigación en este caso, no ha iniciado ninguna relativa a este asunto, a pesar de que el propio Villarejo ha remitido varios escritos al magistrado en los que asegura que existió y que se siente “muy orgulloso” de haber participado; además de que tiene información para abrir “otras 100 piezas más”.

En este escrito de Martín Blas se incluyen también anotaciones sobre el asunto del pendrive del caso Pujol que estaba siendo investigado en el Juzgado de Instrucción 11 de Madrid y por el que tanto Pino como el inspector jefe Bonifacio Díaz fueron absueltos. En septiembre de 2017 Villarejo escribió sobre Pino “propuesta para que le ayude en el tema del pendrive”, “dice que va a declarar y que quiere que le ayude como testigo”.

Además, Martín Blas afea a los investigadores que no hayan puesto en manos de la Fiscalía o del Juzgado la investigación que Villarejo hizo de su patrimonio para “dilucidarse las correspondientes responsabilidades criminales”.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2171 en: 06 de Mayo de 2021, 19:09:36 pm »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2172 en: 08 de Mayo de 2021, 07:10:18 am »

Andrés Gómez Gordo: el uniforme como negocio para el policía de Cospedal

    El actual comisario de Villa de Vallecas se niega a declarar en la comisión Kitchen del Congreso. Sus trabajos para el PP dentro y fuera de la Policía le han valido una petición de seis años de cárcel en un caso de corrupción y estar imputado en el caso Villarejo por controlar y pagar con fondos reservados al chófer de Bárcenas


El comisario Andrés Gómez Gordo y María Dolores de Cospedal

Pedro Águeda
7 de mayo de 2021 22:12h


@pedroagueda

En el catálogo de estampas ocultas que han aflorado con el caso Villarejo hay una sección entera dedicada a los reservados de los restaurantes caros de Madrid y la inquietante pregunta de qué hacía siempre un policía allí. Podía ser el propio Villarejo o cualquiera de los mandos que integran la lista de imputados, ávidos de tomar el ascensor social y olvidarse de atestados, trienios y la dichosa vocación de servicio público. El uniforme y la placa como oportunidad de negocio. Que le pregunten al comisario Andrés Gómez Gordo, al servicio del Partido Popular y de lo que el señor López del Hierro y su esposa, María Dolores de Cospedal, tuvieran oportuno requerir.

El comisario Andrés Gómez Gordo transitó por el poder del PP en la Comunidad de Madrid y en Castilla-La Mancha disfrutando de excedencias, y en el Gobierno central, de uniforme y en primera línea de la brigada política. La Fiscalía Anticorrupción pide para él seis años de cárcel por los amaños de los contratos de seguridad en el fracasado proyecto de la Ciudad de la Justicia de Esperanza Aguirre, otra serie de obras faraónicas que dilapidaron millones y se quedaron en casi nada. En el caso Villarejo está imputado como "controlador" del chófer el extesorero, al que pagaba de los fondos reservados del Ministerio del Interior para sabotear la investigación de la caja B del PP.

Entre un periodo y otro, el por entonces inspector jefe Gómez Gordo fue fichado por María Dolores de Cospedal como director de Análisis y Documentación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, un subterfugio para ejercer otras funciones al servicio de la entonces presidenta autonómica, de las que solo era visible la organización de su escolta. Aunque en mayo de 2015 nada hacía prever que Cospedal perdería el Gobierno castellano-manchego en las dos semanas siguientes, Gómez Gordo regresó al servicio activo de la Policía. El porqué tardaría tres años en descubrirse.

Gómez Gordo conocía desde hace años al empresario Ignacio López del Hierro, donante de la caja B del PP, mencionado en varios sumarios, imputado en ninguno. En 2009 logró el puesto de jefe de prensa de la Jefatura Superior de Policía de Madrid en pleno estallido del caso Gürtel. Su cometido era trasladar a los periodistas la actividad del Cuerpo en la Comunidad de Madrid, informar de los sucesos… pero eso no parecía interesarle mucho. Él se las ingeniaba para mercadear con la información, dedicado a conseguir las claves de la plataforma que daban acceso al sumario del caso Gürtel y alertar a López del Hierro si algún periodista intentaba meter las narices en sus negocios.

Hasta que en 2012 dejó la Policía para ir a Castilla-La Mancha a servir a la esposa del empresario, María Dolores de Cospedal, junto a la que permaneció tres años antes de su regreso triunfal a la Policía en el Gobierno de Mariano Rajoy. De vuelta al Cuerpo, el puesto asignado volvía a ser un pretexto: jefe de la sección de Vigilancias de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF). Su cometido real: integrar el grupo de policías que el director adjunto operativo Eugenio Pino había reunido para atacar a la oposición y sabotear el caso de la caja B que se instruía contra el Partido Popular. Otro comisario imputado, Enrique García Castaño, ha acusado a Gómez Gordo, primero ante el juez y hace unos días en el Congreso, de participar en la confección del informe PISA (Pablo Iglesias Sociedad Anónima), el documento apócrifo con el que la brigada política intentó socavar a Podemos, que difundieron varios medios de comunicación y que encalló en los tribunales.

En el sumario de Kitchen hay evidencias de que participó también en la maniobra de Interior para torpedear el caso de la doctora Pinto y lograr que Villarejo no fuera imputado por apuñalar a la dermatóloga que trataba a personalidades de la élite madrileña. Gómez Gordo firmaba el informe por el que la Dirección de la Policía defenestró profesionalmente al comisario que comenzó a investigar a Villarejo como agresor de la médico a sueldo del empresario Javier López Madrid. De su participación en la maniobra apareció constancia en el teléfono incautado al número dos de Interior Francisco Martínez. "El 16 de julio reconocimiento fotográfico de Pp [Villarejo} en el caso de la loca, llegó el jueves la citación, lo habíamos parado, pero alguien lo ha reactivado… Ya me dices algo. Un saludo", le dice en un mensaje Gómez Gordo al secretario de Estado de Interior en la primera etapa del Gobierno de Mariano Rajoy.
6.000 euros de sueldo, 100.000 de indemnización

Pero como ha desvelado la pieza 7 del caso Villarejo, el regreso de Gómez Gordo a la Policía escondía otro motivo aún más relevante. Sergio Ríos Esgueva, el chófer que el Partido Popular había puesto a Luis Bárcenas no encajaba con los comisarios que el Ministerio del Interior había puesto a "manipularle". El chófer prefería a un antiguo amigo suyo, de la época en la que era conductor de Granados. Después de fracasar la Ciudad de la Justicia, donde el policía cobró 6.000 euros mensuales y 100.000 de indemnización como director de seguridad de un proyecto que Esperanza Aguirre presentó en medio mundo pero que no se llegó a inaugurar, Francisco Granados lo había acogido como asesor en la Comunidad de Madrid. Ríos Esgueva era entonces el chófer de Granados y con el policía pasaba los ratos muertos. Era el momento de que Andrés Gómez Gordo entrara en la Operación Kitchen.

A su regreso a Madrid, el policía puso sus habilidades sociales a trabajar. Como ha desvelado el teléfono móvil del entonces número dos de Interior, el policía contó en poco tiempo con el favor de Francisco Martínez. El 22 de julio ambos se intercambian mensajes de Whatsapp. El entonces inspector jefe no repara en atenciones. El inspector jefe invita a comer a Martínez "al Villamagna", uno de los cinco entrellas más lujosos de Madrid, en el Paseo de La Castellana. "En todo caso invito yo", le contesta el secretario de Estado. El 30 de agosto vuelven a hablar. Lo hacen con familiaridad sobre una noticia aparecida en los medios. El siempre correcto secretario de Estado, licenciado por la elitista universidad privada de ICADE, comenta al policía sobre una periodista que firma una información: "A ésta te la has ligado… Los uniformes le ponen a las progres también". En esa época, sus colegas de la brigada política le apodaban "Cospedín".

No habían pasado seis meses de su regreso procedente de Castilla-La Mancha cuando Gómez Gordo recibió una medalla pensionada en el cuerpo. La Dirección de la Policía nunca informa de los motivos de las condecoraciones, pero el caso Kitchen ha desvelado que el policía tenía en sus manos al confidente más importante para el ministro del Interior en ese momento: el chófer que podía acceder al material escondido por Bárcenas tras entrar en prisión y que podía comprometer a la cúpula del partido y al propio presidente del Gobierno.

En Gómez Gordo reside uno de los grandes interrogantes de la Operación Kitchen: ¿Robó la brigada política un disco duro con grabaciones del tesorero a Mariano Rajoy? Los policías se acusan entre ellos. Ninguno reconoce haberlo tenido. En los papeles que el chófer robó a Rosalía Iglesias, la mujer de Bárcenas había escrito: "Sergio ha creado a través jefe presidencia Cospedal disco duro. Muertos de miedo".
"¿Quién le paga el abogado?"

El miércoles pasado, ante la comisión del Congreso que investiga Kitchen, Gómez Gordo apareció con una mascarilla que le tapaba el rostro hasta las pestañas y gafas de leer. Titubeando, el policía se disculpó una y otra vez por no poder contestar a las preguntas de los diputados por consejo de su abogado. La portavoz de Vox, Macarena Olona, reparó en un detalle. El letrado pertenece al despacho del ex juez José Antonio Choclán, letrado de Ronaldo o Corinna Larsen. "Quién le paga el abogado", preguntó la diputada al policía sin obtener respuesta. Al terminar la comparecencia, Gómez Gordo recuperó repentinamente su desparpajo. Se dirigió uno por uno a los portavoces para chocar puños y dar un toque en el brazo de pretendida familiaridad a alguno de ellos.

Andrés Gómez Gordo ascendió a comisario en la última etapa del PP en el Gobierno y juró el cargo ya con Grande-Marlaska en el Ministerio. Tiene un hermano policía que ha sido dos veces juzgado y absuelto por sus tratos con la mafia china, a la que estaba encargado de investigar. Ambos siguen en activo. A día de hoy, Andrés Gómez Gordo es jefe de la comisaría madrileña de Villa de Vallecas.

Publicado el
7 de mayo de 2021 - 22:12 h
He visto un error

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2173 en: 16 de Mayo de 2021, 16:13:52 pm »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2174 en: 20 de Mayo de 2021, 06:52:40 am »

Absuelto de falta grave por emitir informes falsos el exjefe de la Guardia Civil del puesto de Paiporta que habló de "partirle las piernas" a la alcaldesa

    El Tribunal Militar Territorial estima un recurso de un agente de Paiporta contra una sanción impuesta por "falta de respeto o réplicas desatentas a un superior"


Lucas Marco
19 de mayo de 2021 22:30h
@lucas_marco

Eduardo Aranda, el exjefe de la Guardia Civil en Paiporta que habló de "partirle las piernas" a la alcaldesa de la localidad valenciana, Isabel Marín, ha dejado un reguero de conflictos con sus subordinados a lo largo de su trayectoria. Destinado por la dirección general del Instituto Armado a la Comandancia de València, Aranda se ha librado de una sanción por una falta grave tras haber sido acusado por uno de sus subordinados de emitir informes o partes del servicio que no se ajustaban a la realidad.

La sección primera del Tribunal Militar Central ha estimado el recurso del guardia civil contra la sanción impuesta por el general jefe de la zona de Valencia, de cinco días de haberes con suspensión de funciones, al considerar que los hechos considerados probados no son constitutivos de la falta grave por la que había sido sancionado.

El teniente acusó a Aranda de haber confeccionado un Informe Personal de Calificación del Guardia Civil (IPECGUCI) con una observación que rezaba: "Se le ha prevenido sobre ella responsabilidad en el cumplimiento de órdenes por parte del Jefe de la Compañía y el Adjunto en más de una ocasión". El jefe del destacamento de Paiporta solicitaba al teniente en varios correos electrónicos la subsanación de "reiteradas deficiencias relativas a la grabación de hechos en el Sistema Integrado de Gestión Operativa (SIGO), la aplicación del Instituto Armado para registrar la información diaria del cuerpo.

El teniente contestó por e-mail "dando cuenta de la subsanación de los errores o tratando de justificar algunos de ellos. En el cruce de correos, el jefe reprochaba "en letra de tamaño significativamente grande" que los errores en el SIGO continuaban produciéndose.

La sentencia recuerda que "para que la conducta infractora pueda ser susceptible de reproche y sanción, ha de concurrir dolo o culpa en el sujeto al que se le imputa". Así, en el caso del informe, "los hechos declarados probados no son constitutivos de la falta grave por la que ha sido sancionado el demandante", concluye el juez militar, quien destaca que "hay constancia de respuesta expresa por parte del teniente a algunas de las prevenciones que le dirigieron los mandos de la Compañía de Paiporta". "Esa hipotética falta de comprobación del cumplimiento de sus órdenes tal vez podría ser achacarle al recurrente bajo otro título de imputación, pero nunca como constitutiva de falta grave", agrega.

Por otro lado, la misma sección primera del Tribunal Militar Territorial ha estimado el recurso de un agente de la Comandancia de Paiporta sancionado por Aranda por falta leve a consecuencia de una supuesta "falta de respeto o réplicas desatentas a un superior", que comportaba la pérdida de dos días de haberes con suspensión de funciones.

En este caso, la resolución sancionadora "se realizó una vez producida la caducidad del procedimiento". Así, las actuaciones se iniciaron el 14 de marzo del 2019 y la notificación al agente fue el 16 de mayo, con lo cual el expediente superó en su tramitación el plazo de dos meses fijado por la normativa de la Guardia Civil.

El guardia civil ha sido denunciado en diversas ocasiones por sus subordinados por abuso de autoridad y acoso y fue imputado por haber frenado una investigación por presunta estafa con mascarillas durante el confinamiento.

Aranda fue grabado en junio de 2018 en una reunión con una decena de mandos del Instituto Armado diciendo en referencia a la alcaldesa de Paiporta, Isabel Marín: "Para una vez que tenemos una oportunidad de haberle partido la cara... Había que haber entrado en el Ayuntamiento y haberle partido la cara. Yo no sé por qué a veces yo digo las cosas y no se me hace caso". Incluso fue más allá y se refirió directamente a "partirle las piernas" a Marín. La investigación fue archivada por la fiscal; Aranda alegó entonces que había utilizado "jerga futbolística".

La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, ordenó la apertura de una información reservada sobre el mando en medio del malestar generado tras la revelación de sus afirmaciones durante una reunión, en las que también habla de "reventar el Ayuntamiento", una rápida respuesta que Martín agradeció, al igual que el respaldo obtenido desde la Delgación del Gobierno en la Comunitat Valenciana. La alcaldesa pidió amparo a la máxima responsable del Instituto Armado y al ministro Grande-Marlaska tras conocerse los hechos: "Esta persona no puede seguir llevando pistola".

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2175 en: 27 de Mayo de 2021, 18:53:01 pm »
https://youtu.be/YPv2KS9GFHY

Canta Villarejo, canta

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2176 en: 28 de Mayo de 2021, 08:42:19 am »

Desconectado Der Kaiser

  • Druida
  • ****
  • Mensajes: 9754
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2177 en: 29 de Mayo de 2021, 01:34:47 am »
https://twitter.com/PabloEchenique/status/1397946574341349378

Este tuit habrá que guardarlo para dentro de un tiempo..., hace nada el coletas era Vicepresidente, y hace menos candidato a la CAM...

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2178 en: 29 de Mayo de 2021, 06:38:22 am »

El juez cita a Villarejo tras implicar a Rajoy y Fernández Díaz en la trama 'Kitchen'

También llama al exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, tras las confesiones del policía en el Congreso en las que implicó a la excúpula del Gobierno en el espionaje ilegal a Bárcenas

MADRID, 27/05/2021.-El excomisario José Manuel Villarejo, que salió de prisión en marzo después de tres años y medio, durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria Kitchen, que trata de aclarar el presunto uso de fondos reservados para una operación parapolicial de espionaje a Luis Bárcenas, este jueves en el Congreso de los Diputados.- EFE/J.J. Guillén
 

Gema Huesca
Publicado 28/05/2021 14:39Actualizado 28/05/2021 16:09   

El magistrado al frente del caso Tándem, Manuel García Castellón, quiere que Villarejo explique en sede judicial las confesiones que hizo este jueves en el Congreso de los Diputados sobre el espionaje ilegal a Luis Bárcenas. Por ese motivo le ha vuelto a citar para el 2 de junio en la pieza relativa a la trama Kitchen junto con el que fuera secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez. El magistrado acuerda esta diligencia después de que el comisario jubilado implicara al Gobierno de Mariano Rajoy en la trama Kitchen durante su intervención este jueves en la comisión de investigación de la cámara baja.

En su auto, el magistrado les atribuye a ambos delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación y descubrimiento y revelación de secretos en relación a estos hechos que se produjeron entre los años 2013 y 2015. El comisario jubilado aportó este jueves numerosos detalles sobre este operativo parapolicial y reveló por primera vez que despachó del espionaje a Bárcenas con el propio Rajoy. También dijo que se reunió en numerosas ocasiones con Francisco Martínez para darle traslado de cómo avanzaba este asunto, si bien matizó que él nunca sospechó que era un espionaje ilegal y que dio traslado de que se informara a la Audiencia Nacional de estos hechos.

"Yo solo sabía que había una documentación importante que recuperar", dijo el comisario durante su intervención. Se trata de una versión que también han defendido otros mandos policiales en sus declaraciones en sede judicial donde apuntaron que no existió una trama Kitchen como tal y que se les ordenó seguir el rastro al extesorero del PP en relación a toda la fortuna que ocultaba en el extranjero. Sin embargo, el avance de esta causa permitió acreditar que lo que buscaban era las pruebas que Bárcenas pudiera atesorar de la caja B del PP en plena investigación penal por la trama Gürtel.
Momento clave en la investigación

Sus confesiones se producen en un momento crucial de la investigación que sigue la Audiencia Nacional por estos hechos. La Fiscalía Anticorrupción pidió en septiembre la imputación en la causa del exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, así como de María Dolores de Cospedal y su marido Ignacio López del Hierro. El magistrado solo dio luz verde a la primera de ellas y dejó en 'standby' lo relativo a la exsecretaria general del Partido Popular para recabar más pruebas sobre su posible implicación en el espionaje. Tanto es así que declaró secreta una parte de esta pieza séptima del caso Tándem en el marco de la cual interrogó al que fuera chófer de Bárcenas, Sergio Ríos Esgueva, y al propio exsenador.

Fuentes jurídicas consultadas por Vozpópuli explican que los investigadores trabajan en el análisis de las nuevas agendas incautadas tras la detención de Gemma Alcalá antes de levantar el secreto y decidir sobre el futuro procesal de la que fuera presidenta de Castilla-La Mancha. Ayer Villarejo hizo mención a este asunto durante su comparecencia en la cámara baja denunciando que todavía no había tenido acceso a este material que obra en manos de Asuntos Internos. Preguntado por sus lazos con la exdirigente popular y el empresario, Villarejo admitió que les conocía pero les desligó de cualquier encargo concreto con su entramado empresarial.
"El presidente tenía interés"

Aunque el espía comenzó apuntando que dudaba que Rajoy estuviera al margen de este asunto, finalmente acabó implicándole ante la insistencia de los diputados parlamentarios. Según dijo, todo comenzó cuando Marcelino Martín Blas, entonces jefe de Asuntos Internos, le requirió con urgencia por orden del director de la Policía Nacional Ignacio Cosidó; un hecho que le llevó a abandonar una operación en Líbano y otra en Arabia Saudí. Según explicó, se le había encomendado que captara al chófer de Bárcenas como confidente policial para seguirle de cerca y esclarecer lo relativo a los 40 millones que escondía en Suiza. "Efectivamente, yo tenía cierta capacidad para captar fuentes y mi misión era ganarme su confianza", dijo.

Preguntado por si despachó de este asunto con la entonces secretaria general de los Populares, Villarejo dio largas, la desligó de cualquier encargo privado y restó importancia a las grabaciones que se reprodujeron en la comisión de investigación relativos a conversaciones entre ambos y López del Hierro. De hecho, volvió a tratar de tumbar la principal fuente de prueba de los investigadores insistiendo en que se trata de audios manipulados. No obstante, sí fue más específico cuando se le preguntó por la implicación en este asunto del Ministerio del Interior que entonces dirigía Jorge Fernández Díaz.

"¿Le trasladó a información a Francisco Martínez?", le preguntó un parlamentario tras admitir que se reunió en varias ocasiones con él sobre este asunto. "Claro. La evolución del tema, las sospechas que había de donde podía tener la información de las pruebas... ", respondió el comisario, insistiendo en que el apuntó todo en notas informativas para que dieran traslado de las mismas al juez. Se trata de apuntes que están protegidos por la Ley de Secretos Oficiales al contener información no solo de esta trama sino también de asuntos relacionados con el CNI o con pagos de confidentes, según sostienen los investigadores. Del mismo modo también confesó que despachó con Fernández Díaz e implicó a la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224327
Re: De los mandos policiales
« Respuesta #2179 en: 14 de Junio de 2021, 09:39:41 am »
Cospe, sé fuerte....

'CASO KITCHEN'

Las notas de Villarejo: “Cospe: Apoyo a tope en todo. Me envía a Orti con 100 y promete 50 más”


La Fiscalía sospecha de supuestos encargos del PP al comisario jubilado que “serían sufragados” con fondos del partido para tapar el ‘caso Gürtel’. La investigación apunta al que fue jefe de gabinete de la exdirigente y que las cifras se refieren a pagos de 100.000 y 50.000 euros
Dolores de Cospedal, tras comparecer en la comisión de investigación del Congreso por el 'caso Kitchen' el 2 de junio.
Dolores de Cospedal, tras comparecer en la comisión de investigación del Congreso por el 'caso Kitchen' el 2 de junio.E. PARRA / EUROPA PRESS
25
JOSÉ MANUEL ROMERO
|
J. J. GÁLVEZ
Madrid - 14 JUN 2021 - 05:40 CEST
Los 13 cuadernos donde el comisario jubilado José Manuel Villarejo registraba sus citas, conversaciones y actividades, localizados durante un registro de su domicilio en octubre de 2020, estrechan el cerco sobre María Dolores de Cospedal, ex secretaria general del PP, imputada en el caso Kitchen y señalada desde hace meses por la Fiscalía Anticorrupción por los “puntuales encargos” que habría encomendado al policía que “serían sufragados” a cargo de fondos del partido. Una de las anotaciones que hizo Villarejo en sus cuadernos, desconocida hasta ahora, ahonda en la tesis del ministerio público: “Cospe: Apoyo a tope en todo. Me envía a José L. Orti con 100 y promete 50 más el lunes. Quedo en informarla”, escribió el comisario el 6 de diciembre de 2012, según detallan a EL PAÍS fuentes de la investigación. Las mismas fuentes sospechan que las cifras referidas son de 100.000 y 50.000 euros, respectivamente.



“José L. Orti” es, según la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, José Luis Ortiz, jefe de gabinete de Cospedal durante la etapa en que presidió la comunidad de Castilla-La Mancha (2011-2015) y luego en la Secretaría General del PP. Los agentes que han analizado los cuadernos de Villarejo conceden credibilidad a su contenido al relacionarlos con otros indicios existentes en la causa. La policía describe las agendas como una especie de “diario personal” destinado a “la lectura privada de quien las confeccionó”, donde se incluyen las presuntas “actividades”, “citas o comunicaciones mantenidas con terceros”, así como las fechas en que se produjeron y una “breve descripción del objeto de las mismas”.

EL PAÍS contactó este domingo con José Luis Ortiz y con Dolores de Cospedal. Ortiz dijo que no tenía nada que comentar. Cospedal no ofreció ningún comentario, informa Javier Casqueiro.

MÁS INFORMACIÓN
La Operación Kitchen desde dentro
El apunte de la supuesta entrega al comisario refleja una presunta conversación de Villarejo con Cospedal, a quien el policía bautiza en sus manuscritos con el mote de “Cospe” o “MD”. La fecha, además, no resulta baladí: la supuesta entrega se produjo solo tres días después de que llegara a la Audiencia Nacional la comisión rogatoria con la información de las cuentas en Suiza del extesorero popular Luis Bárcenas y cuando, según los investigadores, ya se trataba de torpedear la instrucción que había abierta sobre la trama Gürtel, que asediaba al PP desde 2009.

Estas relaciones profesionales que recogió Villarejo en sus cuadernos precedieron a la bautizada como Operación Kitchen, la trama parapolicial urdida en el Ministerio del Interior para espiar al extesorero tras estallar el escándalo de los papeles de Bárcenas con el presunto objetivo de arrebatarle documentos comprometedores para altos cargos del PP. Según la instrucción de la Audiencia Nacional, Kitchen se activó presuntamente el 11 de julio de 2013, cuando el partido ya había dejado de proteger a Bárcenas y este se disponía a tirar de la manta ante el juez Pablo Ruz —su primera confesión se produjo finalmente el 15 de julio—.


Anticorrupción sostiene que Cospedal y su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, mantuvieron una larga relación con Villarejo. Al menos desde 2009, cuando se reunieron los tres en la sede del PP, como consta en una grabación revelada en otoño de 2018. Según el ministerio público, el matrimonio aprovechó esa cita para ofrecer al comisario “la ejecución de encargos puntuales que serían sufragados con fondos del PP”. La Fiscalía sospecha que, desde entonces, el policía les facilitaba información de investigaciones sobre casos de corrupción que afectaban a su partido. De hecho, han detectado dos comunicaciones entre Villarejo y López del Hierro donde el primero “advierte” a su interlocutor de dos instrucciones penales que se encontraban bajo secreto de sumario.

Esos contactos continuaron, según los investigadores. También en 2012, año clave. Entre los apuntes de las agendas, el juez destaca una presunta conversación de Villarejo con López del Hierro el 23 de abril de aquel año, cuando el comisario anota en su cuaderno: “Aviso ayuda a Barc”. Al día siguiente, habla supuestamente de nuevo con el empresario y escribe: “Charla breve. MD agradeció aviso de Barc.”. El magistrado subrayó que el 26 de octubre se produjo un presunto encuentro entre los tres y, pocos días más tarde, el comisario recogió la dirección de correo electrónico de la política y el teléfono móvil de su secretaria: “Sería necesario preguntar a Cospedal si fue ella quien facilitó estos datos a Villarejo y, en ese caso, el motivo por el que lo hizo”, recalca el auto de imputación de la pareja. Ambos están citados a declarar ante el juez a finales de este mes.

Fluido contacto
El juez considera que la cadena de anotaciones del comisario “permiten inferir” que la pareja tuvo un fluido contacto con Villarejo y que participó después, al menos, en la captación del chófer de Bárcenas como confidente de la Operación Kitchen.

Para ello, el matrimonio usó presuntamente como intermediarios a dos hombres muy cercanos a la secretaria general: el comisario Andrés Gómez Gordo, a quien Cospedal fichó como asesor durante su etapa como presidenta en Castilla-La Mancha; y el citado José Luis Ortiz.


Ortiz aparece en el apunte del 6 de diciembre de 2012 como enlace entre Cospedal y Villarejo. “Me envía a José L. Orti con 100 y promete 50 más el lunes”, escribió el policía, que suma en sus agendas más contactos con él: “Aviso de que todo va según lo previsto. Se encarga de transmitirlo a Cospe”, recogió el 15 de enero de 2013. Una relación que levanta los recelos del juez: “Esta dación de cuenta de Villarejo al que fuera jefe de gabinete de la presidenta de una comunidad autónoma carece de toda lógica y sería conveniente que se recabara declaración a Orti sobre su participación en la trama”.

El hallazgo de las 13 nuevas agendas ha supuesto una revolución en el caso Villarejo, que se instruye en la Audiencia desde 2017. Los cuadernos han sacudido al menos 12 de las 30 líneas de investigación abiertas en el sumario. Y el juez Manuel García-Castellón les otorga importancia por “su virtualidad para reflejar datos de los que se tiene noticia a través de otras diligencias de investigación”.

LOS APUNTES DE PAGOS PENDIENTES DE LA ‘NÚMERO DOS’
La investigación judicial ha descubierto otros apuntes del comisario jubilado José Manuel Villarejo entre la fecha de la supuesta entrega de “100” (6 de diciembre de 2012), y la confesión de Luis Bárcenas en la Audiencia Nacional (15 de julio de 2013) donde el polémico expolicía se refiere a los “pagos pendientes” de la entonces número dos del PP, Dolores de Cospedal. El 31 de diciembre de 2012, Villarejo escribe: “Orti: Recordar pagos pendientes”. El 21 de junio de 2013: “Toque para hablar. Aviso que pago pendiente. Queda en comentarlo con la Cospe”. El 1 de julio de 2013, Villarejo apunta “MD. Charla larga desde las 18.30. Comprende que hay que pagar lo pendiente. Valora que si sigo con el tema Cataluña y hablará con Chisco sobre los cambios”. MD es, según la policía, María Dolores de Cospedal. Y Chisco es el nombre con el que Villarejo identificaba a Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad del Gobierno del PP.