Autor Tema: El modelo policial español  (Leído 67411 veces)

Conectado escalaejecutiva

  • Moderador
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 11432
Re:El modelo policial español
« Respuesta #640 en: 30 de Agosto de 2018, 10:15:59 am »
VOZPOPULI 30/8/2018


La policía debe ser competencia exclusivamente estatal


La Policía Nacional ha detenido al agresor que le partió la nariz a la persona que descolgaba lazos este fin de semana pasado. Los Mossos, por su parte, se dedican a identificar a quienes los retiran. ¿Qué está pasando con el orden público en Cataluña?

Lo básico debe ser competencia estatal
El problema del orden público en Cataluña, cada vez más degradado, tiene causas diversas, incluso complejas. No es un hecho aislado de lo que sucede en el resto de España, aunque tenga sus propios matices. El concepto de la autoridad, unido al del respeto hacia los demás, ha sido progresivamente degradado por progresismos suicidas. Desde la pseudo izquierda se ha machacado de manera constante el mantra de que la autoridad, la policía, vamos, es intrínsicamente malvada. Rara izquierda es esa, además de mentirosa, porque debemos recordar aquel principio revolucionario que habla de que la anarquía debe ser la máxima expresión del orden. En una sociedad utópica, y la anarquía es junto con el cristianismo la utopía más extrema de todas, las personas son responsables de sus actos, conscientes de sus responsabilidades y, por tanto, no precisan de leyes ni de agentes de la autoridad que recuerden cuáles son sus límites.

Confundir orden y ley con dictadura y fascismo es uno de los eslóganes mas perniciosos de la izquierda

Pero como sea que la condición humana es la que es, a lo largo de la historia nos hemos ido dotando de instrumentos sociales para evitar que la ley de la horca sea la que impere. Confundir orden y ley con dictadura y fascismo es uno de los eslóganes mas perniciosos de la izquierda caviar y ya no digamos de la comunista, que lo único que pretende es sustituir la ley democrática por la suya, profundamente dictatorial. Sabemos cómo acaba esa ley comunista: en el Gulag, igual que la nacionalsocialista finalizaba en Auschwitz.

En España, en las épocas de la transición, se llegó a la conclusión errónea de que había que erradicar el principio de autoridad, porque eso eran cosas del Caudillo, y así hemos llegado al día de hoy. En ese terrible y funesto proceder se enmarca el hecho de que, en Catalunya, a día de hoy, existan unos cuerpos de seguridad estatales vilipendiados por el separatismo, acusados de violentos, de torturadores, de serviles. Se les acosa, se les niega el alojamiento en hoteles y campings, se vilipendia a sus hijos en colegios. Son las fuerzas de ocupación, dicen los de la estelada. Es el mismo argumentario que siempre han utilizado los etarras, no lo olvidemos. De ahí que los Mossos sean la policía “buena” y el resto los cipayos o poco menos.

En España, en las épocas de la transición, se llegó a la conclusión errónea de que había que erradicar el principio de autoridad, porque eso eran cosas del Caudillo, y así hemos llegado al día de hoy

Que la policía autonómica, y aquí hablo de mandos y de un sector de la misma, se ha convertido en un órgano político al servicio del separatismo es un hecho indiscutible. No hay más que repasar los titulares de los diarios para comprobar que la perversión de la legalidad ha llegado hasta este cuerpo uniformado. Quienes cuelgan propaganda separatista ante la mirada complaciente de agentes de los Mossos ejercen su libertad de expresión; en cambio, quienes los retiran pueden acabar siendo multados, identificados, casi detenidos por ser peligrosos fascistas.

Tarradellas era mucho más listo que todo esto. El no quiso jamás disponer de una policía propia. Lo que deseaba aquel viejo zorro era tener mando sobre la Guardia Civil y la Policía Nacional, porque se consideraba el máximo representante del Estado en Cataluña. Luego pasó lo que pasó, y Pujol soñó con un cuerpo uniformado que le saludase y al que poder mangonear a su gusto. Pero no sería hasta el Tripartito que la cosa se desmadró. Recordemos que el despliegue de los Mossos, en detrimento de los otros cuerpos de seguridad, se efectúa bajo la presión de gobiernos catalanes presuntamente de izquierdas. Ese error lo estamos pagando muy caro los catalanes. Porque hay competencias que jamás deben delegarse en las autonomías, léanse las de educación, sanidad o las que afectan al tema que nos ocupa, el orden público. Es un principio democrático: iguales derechos para todos los habitantes del mismo país, del mismo territorio. Lo contrario es lo de siempre, crear privilegios para unos en detrimento de los otros.

De aquellos polvos vienen los actuales lodos
Fragmentar el orden público en policías autonómicas solo ha conllevado problemas. Ya no hablamos de la descoordinación entre diferentes policías en casos como el atentado yihadista de las Ramblas, sino de la aplicación del principio de legalidad que debe imperar en todo estado de derecho. La policía está para hacer que se cumpla le lay, la ley de todos, y no para satisfacer los deseos del hiperventilado político de turno. Esto, que se entiende en cualquier país europeo, en Cataluña se ha vuelto como tantas otras cosas del revés, y ahora resulta que Torra se indigna cuando fiscalía pretende investigar a los Mossos ante su pasividad con el separatismo. Torra y los suyos se pasan por el arco del triunfo la separación de poderes, fíjense, ellos que tanto afirman que en España no existe. Recuerden algunos que en el proyecto de constitución catalana a los jueces los nombraba directamente el poder político.

Al ser de mentalidad totalitaria y contar con los paniaguados que prefieren invertir en plastilina, taller de papiroflexia y otras memeces en lugar de dotar a la fuerza pública de medios y recursos humanos, han tenido hasta ahora la partida ganada. De ahí que les moleste que policía y guardia civil cumplan con su trabajo, que no es otro que el de proteger y servir. A ellos les atrae mucho más ver a Mossos ayudando a cargar cubos de plástico ejerciendo de urnas o ver como servidores del orden público llevan la estelada en las cachas de sus armas reglamentarias. Y si, ya sé que en los cuerpos nacionales existen algunos extremistas, pero eso es muy distinto del tema que nos ocupa. Una cosa es encontrar elementos que deshonran el uniforme que llevan y otra crear una policía política que, a despecho de la ley, ejerza de brazo armado al servicio de una caterva de golpistas.

Que la señora agredida haya presentado denuncia ante la Policía Nacional y no ante los Mossos es el más claro ejemplo de lo que digo. No se fía de los agentes autonómicos

Que la señora agredida haya presentado denuncia ante la Policía Nacional y no ante los Mossos es el más claro ejemplo de lo que digo. No se fía de los agentes autonómicos. Claro, ¿cómo se va a fiar, si son los mismos que permitieron el escrache al Parlament, haciendo ver que se oponían a la masa de fanáticos? Vean las imágenes en internet si no les puede el rubor de la vergüenza ajena.

Por todo lo visto hasta la fecha, lo mejor y más sabio sería poner a todas las fuerzas de la policía autonómica bajo el control de un cuerpo nacional; digo más, el remedio más efectivo sería su supresión, porque vamos a tener más uniformados que civiles. Además, disponiendo de cuerpos nacionales y locales, que esa es otra, ¿me quieren decir qué falta hace la Ertzaintza, la Policía Foral, los Mossos o lo que ustedes quieran decir? De nada, son un elemento más para que los covachuelistas de las autonomías medren y consigan opíparos cargos. Ah, y además para que cualquier orate disponga de una fuerza armada a la que emplear cuando y como le dé la gana.

Sánchez no hará nada en ese sentido, claro, pero lo triste es que el resto de partidos tampoco moverá un dedo. Hablar de recentralizar competencias es tabú. Creen que les haría perder votos cuando yo opino que pasaría justamente todo lo contrario. Porque la gente está harta de tanta majadería con las cosas realmente importantes, y el orden público es una de ellas.

Si uno no confía en su policía, como le pasa a la señora agredida, es el principio del fin.





Clavao.  :Ok
-Me acuerdo de madre, padre.
-Bueno, pero...¿no te gusta la moto que te he comprado?"

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 171673
Re:El modelo policial español
« Respuesta #641 en: 30 de Noviembre de 2018, 18:19:57 pm »

POLICÍAS LOCALES: UN POCO DE RECONOCIMIENTO POR FAVOR…


 29 NOV, 2018 7.648 Alejandro Carrasco

Aunque haya alguno que piense que sí, sé que NO batallo contra molinos de viento, que no veo gigantes, ni los convierto en enemigos imaginarios; sé por lo que quiero luchar y no es otra cosa que por dotar a las policías locales de este país de los medios necesarios para poder desarrollar su labor con más seguridad, profesionalidad, eficacia y eficiencia. Sé que este no es el tipo de artículos que suelo escribir… mi intención era volver a solicitar de nuevo la dotación de armas largas para las policías locales, pero ¿por qué quedarnos ahí después de ver cómo nos están tomando el pelo de una manera deleznable, descarada e irrisoria?

Sé que me enfrento a la gran ballena blanca, la administración del estado, y a otras muchas administraciones menores pero igual de feroces. Creo firmemente que las policías locales deben luchar por una ley que regule a nivel nacional a todos y cada uno de sus agentes y los cuerpos de policía local o municipal a los que pertenecen. Abogo por el avance, la evolución, el reconocimiento, la igualdad, la unión y por la labor policial. Estoy a favor de que se reconozcan sus funciones reales. Quiero que haya un cuerpo policial único, homogéneo. Este cuerpo policial está representado en la totalidad de ciudades y poblaciones más importantes de España y en poblaciones que no lo son tanto. Alcanzan la friolera aproximada de 70.000 policías locales. A todos ellos no los representa una única ley, sino una ley de coordinación por comunidad autónoma. Sumen y verán cuántas son, cada una legislando a su manera…

Para algunos ignorantes, estos policías locales pueden parecer policías de segunda; para otros… no sé, no me importa ni me preocupa. Pero el concepto de aquellos ignorantes a los que se les llena la boca con definiciones ridículas y desacertadas sobre dicho cuerpo dista mucho de la realidad.

En este país convergen varias fuerzas y cuerpos de seguridad que se dedican a proteger y servir a los ciudadanos sin excepción alguna, sean nacionales o extranjeros, jóvenes o adultos, hombres o mujeres, no importa el color de piel o la creencia religiosa, su orientación sexual o política, todos y cada uno de ellos son merecedores de la seguridad y bienestar que proporcionan todos estos cuerpos policiales. Entonces, ¿por qué existe una discriminación jurídico-administrativa sobre este colectivo policial?

Hagamos un poco de memoria ahora que está de moda volver la vista atrás. Hace ya muchos años, en el ultimo cuarto del siglo pasado, concretamente en marzo del año 1986, se publicó una ley orgánica, un gran avance de la época que recogía las competencias de los cuerpos policiales, unas eran comunes con carácter general para todos, aplicables cada uno en su ámbito de actuación y otras de tipo más específico para cada cuerpo. Con una distribución territorial a nivel nacional de las competencias establecidas en dicha ley orgánica. Hasta ahí todo bien, fue un gran paso, un progreso ya lo creo que sí, se reconoció que en España había varios cuerpos policiales dedicados a la seguridad. Pero esa ley queda hoy en día desactualizada, obsoleta, antigua, arcaica, desfasada, allende de la época contemporánea en la que nos encontramos. Esta norma jurídica, ya entonces reconocía a las policías locales como policías de pleno derecho y como ya he mencionado antes, les adjudicaba sus funciones y competencias, generales y específicas. Ha llovido mucho desde esos tiempos, ya casi inmemoriales, han pasado mas de treinta años, por lo que esa ley parece papel mojado. Pero, ¿por qué no hay una unidad real como sucede en otros cuerpos policiales que son regulados en una misma ley? Muchos pensarán que porque actúan o son de ámbito local, ya, ¿y? Aun así ¿por qué no pueden estar regidos por una misma norma a nivel nacional?

Bueno si hacemos alusión al dicho romano atribuido a Julio Cesar que reza de la siguiente manera “Divide et Impera” o sea “Divide y vencerás”, esta frase se acuñó durante la conquista de Italia por parte de los romanos. A cada pueblo o ciudad le concedían una serie de derechos, unos comunes para todos y otros más específicos. Lo que conseguían con esto era una división y la constante lidia entre ellos. Pues bien, en ese punto se encuentran nuestras policías locales en este país. Con la salvedad de no estar en pugna entre ellos, pero si divididos, aislados.

Un cuerpo que recibe el mismo nombre, la misma uniformidad, salvo casos excepcionales, las mismas competencias recogidas en la ya obsoleta ley orgánica de fuerzas y cuerpos de seguridad, los mismos medios de defensa, de locomoción, pero a la vez distanciados entre sí, desunido. Otra vez la misma pregunta se cierne sobre mí. ¿Por qué no pueden tener todos estos policías locales, que los hay repartidos por toda la geografía española, una ley que los regule a nivel nacional y un reglamento que desarrolle esa ley para todos por igual? Policía nacional y Guardia civil tienen presencia en toda España. Cada uno de ellos se rige por una única ley que los regula a nivel nacional, indistintamente de la provincia o localidad en la que se encuentren prestando servicios. El desarrollo de sus competencias y la aplicación de las leyes se realizan a nivel nacional, aunque luego apliquen leyes y reglamentos específicos de la comunidad autónoma en la que desarrollan sus funciones.

El colofón de toda esta historia es que se utiliza o aplica el reglamento disciplinario del cuerpo nacional de policía para estos funcionarios locales, lo cual nos dice que incluso carecen de un reglamento propio para ese fin. Pero la respuesta para mí es muy simple y es porque esto parece un reino de taifas. Al gobierno central no le interesa tener un colectivo como son las policías locales unidas, parece ser que para ellos no existen, o esa es la sensación que dan.

La unión hace la fuerza
¿Por qué cada comunidad regula su propia ley de coordinación? Pero, vamos por partes, algunos ediles y concejales sacan pecho a la hora de “No” negociar, y si de ordenar, de mal dirigir; otros por el contrario sí negocian con los sindicatos mejoras salariales y condiciones laborales. Esto se parece a la torre de Babel donde por mucho que hablaran los unos con los otros no se entendían. Ahí radica el gran mal que pende sobre estas policías. La falta de unidad para poder obtener un beneficio colectivo, de ahí surgen las diferencias entre medios, salarios, dotaciones, etc. No se busca formar parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, solo se busca un reconocimiento como un cuerpo policial único donde se reconozca la labor que realmente desarrollan actualmente. Pero, ¿por qué a fecha de hoy los funcionarios de seguridad locales NO pueden todavía jubilarse a los 59 años como el resto de colectivos policiales o bomberos? ¡Qué agravio comparativo, qué discriminación laboral! ¿No se jubilan anticipadamente el resto del gremio, por las condiciones de su trabajo, en este caso por ser un funcionario policial?


Policías locales manifestándose en favor de la jubilación anticipada
A los hechos me remito, a fecha de hoy aún no se ha promulgado el decreto que regule la jubilación, después de más de un año de retraso. La diferencia salarial dentro de este cuerpo es abismal. No todos cobran los dos mil euros como se ha ido anunciando a bombo y platillo ni por asomo, algunos son mil euristas y otros llevan meses sin percibir sus nóminas. Algunas policías de capital de provincia puede ser que sean afortunados y que se aproximen a esa cantidad, pero la media ronda entre los mil cuatrocientos o mil quinientos euros escasos y eso es lo que cobran la mayoría, si es que llegan, que muchos no lo hacen. Y si alguien duda de lo que digo, que se informe y saque él mismo la media. Como se decía en la serie televisiva, “la verdad está ahí fuera”, solo hay que contrastar la información.

No se puede demandar una equiparación salarial porque no existe una unidad del colectivo a nivel nacional con representación. En muchas plantillas no existen los coeficientes reductores por trabajar nocturnos, festivos y demás. No se puede solicitar la dotación de armas largas porque no hay unidad para poder hacerlo. ¿Por qué unas policías pueden llevar armas largas de dotación y otras no? ¿Por qué las fuerzas y cuerpos de seguridad estatales pueden desplazarse por todo el territorio de puesto en puesto, comisaria en comisaría y las policías locales no tienen reconocido el concepto de movilidad entre comunidades, pero sí la permuta? Es algo irónico e ilógico a la par que increíble. Amén de repetirme, es por la falta de una unidad colectiva real.

¿Pero de verdad sabemos qué es un policía local y para qué sirve? Si ya es difícil vestir el uniforme y ser vilipendiado por aquellos a los que no les gustan las policías. Aguantar tonterías de ese tipo, procedentes de… ya ni te cuento. Son casi siempre los primeros en llegar, pero no porque sean los más rápidos o mejores. ¿A qué se debe entonces que lleguen tan pronto? La respuesta es fácil, y es porque algunas tienen demarcaciones más pequeñas que las fcse y mayor presencia en esas ciudades o poblaciones, porque al no haber tantas especialidades dentro del cuerpo prácticamente están todos a pie de calle. Atienden todos los servicios para los que son requeridos. Atienden servicios humanitarios, sanitarios, sociales, administrativos, penales, de seguridad ciudadana. Ya, pero es que esta última no es una competencia atribuida a este colectivo de manera tácita. Ahora vas y cuando te llame una víctima pidiendo ayuda porque le han atracado o agredido, violado o abusado sexualmente o que haya una pelea en un bar, vas tú y le dices que llame a las fcse. Que tú no tienes competencia en esa materia.

Tu obligación moral y profesional, es ayudar a la persona o personas necesitadas de tus servicios. A eso es lo que se dedican los policías. A esos que ven al colectivo como “acompaña procesiones”, “pone conos” y demás, les diría yo que las policías locales, son muchas cosas además de eso y digo esto clarito “gilipollas, mendrugos, imbéciles, soplagaitas, cantamañanas y maleducados” hay en todas las profesiones de este mundo, qué se le va a hacer, dicen que la ignorancia es muy atrevida.

Un policía local es una persona que se ha preparado una oposición, donde ya hace 20 años se exige el bachiller para poder acceder. Donde son cuarenta y tantos los temas a estudiar. Temas que comprenden el derecho constitucional, derecho administrativo, derecho penal, derecho procesal, tráfico. Donde hay pruebas físicas, test psicotécnicos, entrevistas y revisiones médicas como en cualquier otra oposición. Pasan por la academia policial y luego por un periodo de pruebas como otros cuerpos policiales. Están en la puta calle, como cualquier otro policía, detienen, persiguen, sudan, sangran y dan el cayo como los demás. Son golpeados, insultados, menospreciados y despreciados por aquellos que no les gustan los uniformes. No se amedrentan frente a ningún tipo de servicio. Colaboran con los demás cuerpos policiales con los que coinciden. Conviven a diario con el ciudadano llano y proporcionan una gran cantidad de información útil para el desarrollo de otros cuerpos policiales. Desde el sur al norte de este país, hay policías locales desarrollando sus funciones con una excelente profesionalidad y eficacia. No se rigen por la condicionante estadística, sus detenciones se les adjudican a otros, simplemente porque las policías locales deben poner a disposición y en conocimiento de las fcse todas aquellas diligencias, atestados y detenciones que practiquen. No disponen de un gabinete de prensa que se haga eco de sus intervenciones y hazañas. No buscan el palote. Son un cuerpo con mucha proyección profesional en el ámbito de la seguridad. Eso a veces asusta. Tienen un abundante catálogo formativo. Ya sea de noche, de día, en fin de semana o festivo o incluso en un día laboral, cuando surge una intervención en la calle donde unos compañeros de otros cuerpos se enfrentan a una situación peligrosa y solicitan ayuda o aún sin solicitarla las fuerzas locales están ahí cuando se les necesita, luchando codo con codo con los otros cuerpos policiales. No hay distinción en el color del uniforme, no hay mandos, no hay papeletas, solo hay compañeros que se ayudan los unos a otros. Cuando estamos en la soledad de la calle, solo hay compañeros que visten el uniforme, que forman parte de la familia que compone la delgada línea azul y son los que vendrán en tu ayuda. Ahora que aún seguimos en nivel 4 de alerta terrorista, el gobierno reclama de nuevo la colaboración de las policías locales para asegurar el mantenimiento de la seguridad nacional.

Se pretende mantener a salvo nuestro modo de vida de amenazas externas. Pero cómo van a realizar estos funcionarios policiales tal colaboración con la eficacia y profesionalidad que se precisa, si no están reconocidos como parte de la seguridad de pleno derecho. Ahora el ministerio del interior también las quiere implicar en la protección de victimas de género. Será una manera de ir reconociendo lo inevitable. Cada cuerpo tiene sus competencias y nos es intención de las policías locales usurpar las competencias de unidades especiales que desarrollan sus funciones a través de grandes servicios. Para nada. Pero estos funcionarios de carrera sí que realizan controles de documentación de vehículos, alcoholemias, intervenciones policiales con todo tipo de personas, etc. No están exentos de encontrase con sujetos terroristas, solo hay que ver los sucesos de otros países europeos donde las policías mueren a manos de terroristas indeseables. O más cercanos, el ataque en una comisaría de los Mossos por parte de un sujeto que entró armado con un cuchillo. O ahora que hace poco se ha cumplido un año de los ataques de Barcelona y Cambrils, podemos hacer balance. Desde entonces se ha procurado un poco más de información sobre la materia. ¿Pero cuál ha sido la mejora evolutiva en cuanto a medios técnicos y formación? Seguimos igual. No hemos avanzado mucho por no decir nada. Después de ese desgraciado suceso se empezó a oír y leer sobre la posibilidad de dotar de armas largas a las policías locales, se formó un revuelo entorno a esa posibilidad, pero se quedó solo en eso, en rumores y vanas intenciones. De pronto, esa voluntad se convirtió en desidia, esa intención se transformó en pasividad, se difuminó en la inmensidad de las mediocres y pobres intenciones. Pero aquí estamos de nuevo, solicitando la dotación de armas largas y la correspondiente formación para su correcto uso por parte de las policías locales.

Esta lacra, que es la delincuencia, el terrorismo que nos acecha, que nos azota, que nos persigue, que por desgracia no cesará, por lo menos por el momento. Ya no solo son los terroristas, en el ámbito más trivial de la delincuencia también estos últimos evolucionan en cuanto a técnicas, medios técnicos y armas largas, entre ellas escopetas, fusiles y subfusiles, provenientes del mercado negro nacional e internacional. Todos evolucionan. Los gobernantes de este país nos engañan, nos mienten, nos camelan, nos marean o nos ignoran. Nos insultan con promesas vacías que se tornan amargas como la hiel. Nos ningunean, se mofan de las policías locales. No cumplen aquello a lo que se comprometen. No contraen un compromiso real y efectivo, pues no hay una unidad que les pueda hacer frente.

Este artículo nació con la idea de volver a solicitar armas largas para las policías locales, pero creo que es hora de ir más allá y pedir un reconocimiento real, efectivo, la unidad del colectivo, una demanda común, por el bien de todos. Desde aquí abogo por una unidad efectiva y real, es hora de que los sindicatos policiales remen en la misma dirección y con el mismo ahínco.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 171673
Re:El modelo policial español
« Respuesta #643 en: 19 de Diciembre de 2018, 06:14:18 am »

Las policías locales y el modelo policial del siglo XXI

Carlos Carretero
contacta@infolibre.es @_infoLibre
Publicada el 19/12/2018 a las 06:00 Actualizada el 18/12/2018 a las 21:23

Actualmente se desarrolla un debate en el Congreso de los Diputados en la Comisión para el estudio del modelo policial del siglo XXI con el objetivo de estudiar el marco de actuación de las diferentes Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En la citada Comisión, ya sea por los comparecientes o por algunos miembros de la misma, se habla de un modelo policial en el que se hacen constantes e insistentes menciones a los cuerpos dependientes del Estado y las Comunidades Autónomas, como si fueran las únicas claves del desarrollo del modelo. No digo que no sean importantes, sino que afirmo que es necesario contemplar e introducir de una manera decidida la visión “municipalista” de la seguridad (poco potenciada por la Comisión a excepción del Grupo de Unidos Podemos-En Común Podem-En Marea), en la que una gran cantidad de Administraciones Locales poseen competencias que ejercen, en muchas ocasiones, sin la adecuada homogeneización.

En España, en el año 2005, constaban alrededor de 1.700 municipios con Policía Local propia frente al total de los 8.100 que existen en España. En el año 2016 se estimó la existencia de cerca de 69.000 agentes de Policía Local, frente a los 249.000 que existían en otras administraciones, lo que supone que cerca del 28% de los agentes en todo el territorio nacional pertenecen a corporaciones locales. Esto demuestra una formidable potencia de trabajo y cohesión social que debe ser tratada de la forma adecuada y merecida.

En realidad existen tantos modelos de seguridad en las Administraciones Locales como municipios con Policías Locales o Municipales, todos dependientes de las políticas de seguridad que se estimen oportunas a nivel municipal y en los que la colaboración entre los diferentes actores en la emergencia depende más de los intereses personales de los responsables (ya sean políticos, policiales o ambos) que de una necesaria homogeneización de protocolos, procedimientos, colaboración o coordinación entre ellos. En un modelo policial con diferentes cuerpos policiales que comparten territorio y algunas competencias, la cooperación real, la interoperabilidad entre las diferentes organizaciones, la solidaridad, la lealtad y la confianza entre todas las fuerzas policiales es vital y debe ser el Estado, a través del nuevo modelo policial, el garante de todo ello.

En mi opinión, las Policías Locales son el cimiento de la seguridad local y representan una serie de virtudes altamente valoradas por los ciudadanos como son la cercanía, un mejor conocimiento del territorio y de las cuestiones sociales del mismo, una apuesta decidida por la prevención y una alta especialización en temáticas locales entre otras muchas cosas, que han dirigido el enfoque del servicio a solventar una gran cantidad de necesidades vecinales que se han convertido en problemas de seguridad y que no son competencia de los cuerpos estatales.

No todo es Seguridad Ciudadana, objetivo prioritario de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, competencia exclusiva del mismo (que no excluyente) y que las Policías Locales también realizan con mucha profesionalidad desde hace años. Las necesidades de Seguridad Ciudadana se han diversificado, lo que ha propiciado que muchos de los problemas de convivencia se hayan “securitizado” con el paso de los años y representen un elevado número de los requerimientos ordinarios que los ciudadanos plantean de forma abrumadora a las diferentes Policías Locales en todo el territorio nacional. Esta necesidad de prestar el servicio y solventar los problemas de la ciudadanía, objetivo final de cualquier política de seguridad ya sea nacional o local, necesita de una inversión y apuesta decidida en la potenciación de este tipo de servicios de seguridad locales, que no debería ser soportada exclusivamente por las diferentes corporaciones locales. Necesita de la apuesta decidida de la Administración nacional y el nuevo modelo policial del siglo XXI es la ocasión perfecta para ello.

Este es un punto vital, ya que la falta de homogeneización y apuesta a nivel nacional por las Policías Locales como herramientas operativas de trabajo, determina en muchas ocasiones que diferentes municipios presten diferentes servicios de seguridad, lo que hace que algunos de ellos (por la evidente falta de medios humanos y materiales fruto de los recortes en la época de crisis) no puedan prestar la totalidad de todos aquellos servicios que les vienen impuestos de forma legal o que desearía asumir. Esta situación hace que existan ciudadanos y ciudadanas con mayor grado de protección, rapidez de respuesta, grado de prevención o preparación, etc, en función del municipio que estemos valorando. Es decir, ciudadanos y ciudadanas de primera o de segunda en función de la cantidad y calidad del servicio de seguridad recibido, lo que puede determinar desigualdades en el disfrute de los derechos fundamentales.

Esta razón es determinante para expresar la necesidad de un modelo policial realmente integrado, coordinado y específicamente dirigido a las necesidades de la ciudadanía,  en el que se aborden las realidades sociales para las que son requeridas día a día las Policías Locales del Estado español. Reformar un modelo por el tejado y olvidar los cimientos, solo hará que se acrecienten las desigualdades de la ciudadanía y determinará la falta de éxito en un muy corto espacio de tiempo.

A todo ello hay que sumar que en la realidad del servicio ordinario trabajamos con una multitud de servicios como bomberos, sanitarios, Protección Civil, Policías Autonómicas, Policías Locales, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, además de un largo etcétera, todos ellos con sus competencias propias, que necesitan ser coordinados y poseer protocolos conjuntos, ya que muchos ejercen sus funciones en otras Administraciones en las que la colaboración y coordinación (desgraciadamente mediatizada por intereses políticos en muchas ocasiones) brilla por su ausencia, y en la que los protocolos de trabajo propios de cada uno de ellos son en muchas ocasiones incompatibles o no han sido integrados adecuadamente. Por estas razones, siendo importante un modelo policial creo aún más necesario un modelo coherente de Seguridad Pública que garantice la adecuada organización, competencias y coordinación entre todos los actuantes y que piense de forma prioritaria en las necesidades de la ciudadanía antes que en interés personales.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 171673
Re:El modelo policial español
« Respuesta #644 en: 15 de Enero de 2019, 09:34:01 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 171673
Re:El modelo policial español
« Respuesta #645 en: 12 de Febrero de 2019, 07:50:48 am »
Evidentemente...en el modelo no caben más que esos dos.




https://twitter.com/WeissCabosAUGC/status/1094984656657752064

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 171673
Re:El modelo policial español
« Respuesta #646 en: 15 de Febrero de 2019, 07:50:07 am »
Inserté una vez una viñeta de un policía metido en la cama junto a un matrimonio en un acto de "cercanía"...todos quieren la cercanía, menos cuando infringen, entonces quieren lejanía.




El Ayuntamiento presenta un plan director en el que apuesta por la cercanía del cuerpo de seguridad al ciudadano
ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga
Jueves, 14 febrero 2019, 19:49


La nueva Policía Local de Málaga ya está en marcha. El Ayuntamiento de Málaga ha creado un novedoso plan director para este cuerpo, algo con lo que solo cuentan las ciudades de Madrid y Barcelona en España, y que establece un cambio en el funcionamiento del cuerpo. Se busca más proximidad con los ciudadanos y se apuesta por la prevención.

Así lo ha anunciado esta mañana el concejal de Seguridad, Mario Cortés, que ha informado sobre la iniciativa acompañado por el responsable de la Policía Local, Fernando Cerezo. Cortés ha explicado que en el documento se marcan las líneas de trabajo de las actuaciones policiales y las prioridades que el cuerpo municipal debe desarrollar a lo largo del periodo 2019-2022.

El plan se ha elaborado con la participación y aportación de gran parte de la plantilla. Así, para trazar las líneas de actuación, se han tenido en cuenta aspectos como la evolución de la población o el turismo, las demandas de los ciudadanos en cada una de las distintas zonas de la ciudad o las llamadas que se reciben en la Sala del 092.

De esta forma se han establecido cuatro líneas estratégicas para orientar el trabajo de los agentes. En la primera de ellas se apuesta por la prevención. Se trata de una medida enfocada a la atención ciudadana «de forma eficiente y cercana», así como a la vigilancia del cumplimiento de las ordenanzas.

Por otro lado, también se impulsa la proximidad y la seguridad, apostando por optimizar la descentralización mediante las jefaturas de distrito, buscando, entre otros aspectos, la mejora de la percepción de la seguridad en la ciudad y de la convivencia vecinal implicando a la ciudadanía.

El concejal también ha manifestado que se incentiva la movilidad y la sostenibilidad. Asimismo, la última línea de actuación la marca el hecho de poner especial hincapié en gestionar de forma eficiente y transparente; así como planificar desde la innovación tecnológica.






Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 171673
Re:El modelo policial español
« Respuesta #647 en: 22 de Febrero de 2019, 18:42:34 pm »


CSIF reclama en el Congreso un nuevo modelo policial que unifique criterios y regule funciones



- Una delegación de CSIF se reúne con la portavoz de la Comisión sobre el Modelo Policial del siglo XXI, Ana Vázquez
21 de Febrero de 2019
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha reclamado en el Congreso de los Diputados un modelo policial que unifique los criterios, regule las funciones y la formación específica y especializada, acorde con el desempeño de cada puesto, junto a una dotación suficiente de recursos humanos. Así lo ha trasladado una delegación de CSIF a la portavoz de la Comisión sobre el Modelo Policial del Siglo XXI, Ana Vázquez, durante una reunión en la Cámara Baja.
CSIF ha subrayado la necesidad de potenciar la lucha contra el delito en la que están inmersos los Agentes Forestales, Servicio de Vigilancia Aduanera, Policía Local, Policía portuaria y, en general, todas aquellas que se encuentren enmarcadas como policías especiales.
Tras el anuncio de elecciones generales, y, por tanto, la próxima disolución de las Cortes, CSIF ha planteado todas estas propuestas y ha instado a la continuidad de la Comisión durante la próxima legislatura.
Para ello, exigimos como primera medida la actualización de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ya que se trata de una Ley del año 1986 que no es acorde a la actualidad de la tipología de Policías, que están en un segundo plano, o que incluso ni si quiera se las recoge.
La Seguridad Ciudadana, Vigilancia Medioambiental, Lucha contra el Fraude, narcotráfico, transito de puertos, están cubiertas por Policía Local, Agentes forestales, Servicio de Vigilancia Aduanera, policía Portuaria, y a ello se suma también la intervención de las Policías Autonómicas que de una manera u otra deben coordinar trabajo y esfuerzos.
Es necesario un nuevo modelo policial y, por ello CSIF ha solicitado a la portavoz de la Comisión que en la próxima legislatura continúen los trabajos ya iniciados. CSIF se ha adelantado a las futuras comparecencias en la Comisión, y ha trasladado a la comisión los documentos que servirán para trabajar y desarrollar ese nuevo Modelo Policial
Por su parte, la diputada Ana Vázquez ha mostrado su disposición y compromiso a la inclusión de esta propuesta en el programa electoral del PP.

https://www.csif.es/contenido/nacional/general/270145

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 171673
Re:El modelo policial español
« Respuesta #648 en: 05 de Mayo de 2019, 09:51:05 am »
Yo leí una vez la 2/86....y la interprete.




SEGURIDAD CIUDADANA: Competencia de todas las fuerzas y cuerpos de seguridad SIN EXCEPCION


DANIEL RODRÍGUEZ CASTILLO
QRÓNICA CEUTA
03 DE MAYO DE 2019 (20:32 H.)
Hoy abriré con expectación la “Caja de Pandora”, deseando que los truenos que salgan de ella, acabe de una vez por todas, con esos debates estériles que nada aportan a la sociedad; pero que sin embargo, en contrapartida, minimizan considerablemente un servicio público como es el de garantizar su seguridad.

Hoy seré la piedra en el zapato para unos y el “viento en la espalda” para otros.

Hoy, haré que florezcan árboles de hoja caduca, plantas que rechazan el agua que les hace crecer, aunque también, cortaré algunas ramas que han expandido tanto sus alas que de forma onírica les hace pensar que pueden llegar a tocar el cielo sin que nadie le ponga coto a sus aires de grandeza...

Hoy romperé una lanza a favor por los Cuerpos de la Policía Local y su papel en el mantenimiento de la Seguridad Ciudadana.

Cuando hablamos del término destacado en el párrafo precedente, el de Seguridad Ciudadana, nos encontramos a varios personajes que interpretan su actuación en la filmografía de manera muy diferente, por varios motivos, y de muy fácil explicación. El primero de ellos, representa a la vagancia. Desea tener una parcela muy pequeña para no tener que cortar mucha hierba, y eso le lleva a alegar erróneamente que “no es su competencia”. Seguidamente hace acto de presencia, el desconocimiento. Que del mismo modo, hace creer lo que no es creíble. Piensa llevar razón, cuando lo manifestado es una sinrazón. La ignorancia es demasiado atrevida. Posteriormente aparece la conveniencia. De ese modo, me sacudo las pulgas. Me exonero de responsabilidad. Por último, nos encontramos con el complejo de Aristóteles: creerse mejor que nadie. Son aquellos que se han sentado en el banco viendo pasar los trenes de la evolución y de la realidad social.

Como pueden llegar a entender, entre dichos personajes descritos previamente que actúan en nuestra proyección cinematográfica, nos encontramos con propios Policías Locales, Políticos o miembros de los Cuerpos de seguridad dependientes del Estado.

Pero para una mejor comprensión lectora desgranaré el concepto de “Seguridad Ciudadana”. Se hace necesario por consiguiente, apuntalar el mismo desde su base, con un breve trayecto legislativo que lo esclarezca. Muchos abogan todavía a día de hoy al término: orden público. Pues bien, en ese sentido, el mencionado término estaba acuñado por la ley de Orden Público del año 1933, la cual obviamente ya se encuentra derogada. La luna, ha visto muchas noches desde entonces. Eso hace, que actualmente el término que se encuentra en vigor sea el de “Seguridad Ciudadana”.

En ese sentido, cuando hablamos de Seguridad Ciudadana, hacemos referencia a la defensa de las personas y de sus bienes, y al mantenimiento de la tranquilidad ciudadana, actividad exigida a todas las fuerzas y cuerpos de seguridad. La propia Constitución Española, reconoce la participación de las distintas administraciones públicas a través de sus fuerzas y cuerpos de seguridad en el mantenimiento de esa Seguridad Ciudadana o Seguridad Pública”.

La Ley 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (a secas), amplía esta función manifestando que con apoyo directo al artículo 149.1.29ª, en relación con el 104.1 de la Constitución, la ley recoge que el mantenimiento de la seguridad pública es competencia exclusiva del Estado, correspondiendo su mantenimiento al Gobierno de la Nación y a las demás administraciones públicas, Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales […]. De tal forma que podemos afirmar que TODAS las fuerzas y cuerpos de seguridad, independientemente de si pertenecen al Estado, a las Comunidades Autónomas o a las Corporaciones Locales, tienen como misión genérica garantizar la seguridad pública, sinónimo de seguridad ciudadana. Siempre solemos irnos a las competencias específicas de cada cuerpo, pero nunca leemos los primeros artículos. Concretamente el artículo 1.4 de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad señala que: el mantenimiento de la SEGURIDAD PÚBLICA se ejercerá por las distintas administraciones públicas a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Y en su artículo 2 especifica que son Fuerzas y Cuerpos de Seguridad: las del Estado dependientes del Gobierno de la Nación, las dependientes de las Comunidades Autónomas y las dependientes de las Corporaciones locales; de tal modo que estamos ante competencias genéricas y compartidas, independientemente de las competencias exclusivas de cada cuerpo policial. Así mismo, la ley que nos ocupa en el presente párrafo, detalla en su artículo 5.4 que TODOS los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, deberán llevar a cabo sus funciones con total dedicación, debiendo intervenir siempre, en cualquier tiempo y lugar, se hallaren o no de servicio, en defensa de la ley y de la SEGURIDAD CIUDADANA. Como añade también en su artículo 3, que ajustarán su actuación al principio de “cooperación recíproca”, es decir, tú cooperas conmigo, yo coopero contigo. La Policía Local, desde hace tiempo, no es un cuerpo auxiliar ni subordinado a ningún otro.

Otra norma legislativa de obligada referencia, resulta ser la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local, en cuyo artículo 25.2ª se establece el ejercicio de la competencia de seguridad en lugares públicos a los municipios.

Destacable también es la Ley 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana, que atribuye la tarea protectora de ese derecho fundamental, a TODAS las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Para terminar legislativamente hablando, es necesario reseñar del mismo modo a la Ley 57/03 de 16 de diciembre, de Medidas para la Modernización del Gobierno Local y la

Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio del Poder Judicial, donde especifica que se potenciará la participación de los Cuerpos de Policía Local en el mantenimiento de la Seguridad Ciudadana, así como al Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, donde se implica a las Policías Locales”.

Estamos por tanto, ante una evolución de las leyes, así como desgraciadamente, de las actividades delincuenciales. No por ser genérica deja de ser esencial, la necesidad de dar respuesta adecuada, eficaz y segura, a las nuevas formas de delincuencia. Cada día hay una demanda cada vez más exigente e imperante por la sociedad de una seguridad integral, caracterizada por ser el bien público más determinante para el progreso de una ciudad, y por el hecho de que las encuestas marcan como prioritario garantizar este servicio público por encima de otros, motivo por el cual la Policía Local está adquiriendo un papel vital en las tareas de mantenimiento y protección de la Seguridad Ciudadana.

Se ha constatado que se está produciendo una variación de la delincuencia y por lo tanto, se tienen que cambiar las formas de actuar en las tareas policíacas a desarrollar para hacer frente a estos fenómenos, por lo que la Policía Local no sólo tiene la obligación, sino también la necesidad de adaptarse a éstas nuevas situaciones.

De igual modo, cada vez es más frecuente las actividades que se realizan en la vía pública y que conllevan la participación de un gran número de personas (lúdicas, festivas, deportivas, religiosas, etc…), que requieren el servicio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, de TODAS, para garantizar el buen desarrollo de dicha actividad.

Para concluir y que todo lo expuesto sea asimilado correctamente, hay que hacerlo poniéndonos en situación, visualizando la película que les he contado y que nos ha llevado hasta aquí.

Imagínense una sede judicial, con su sala de vistas, con dos miembros del Cuerpo Nacional de Policía o de la Guardia Civil y con su Señoría delante. Allí les preguntan a esos miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el motivo de por qué no han denunciado a un vehículo que se encontraba estacionado en doble fila. Estos les responden, que el tráfico en casco urbano es competencia exclusiva de la Policía Local y dieron aviso a dicho cuerpo para que procedieran en consecuencia. ¿Qué piensan que les pasaría?, ¿serían condenados por no actuar y delegar en ese caso concreto?...ya les respondo yo: absolutamente NO.

Ahora visualicen mentalmente el mismo escenario, pero esta vez, con dos Policías Locales. La pregunta ahora va encaminada al por qué no actuaron en una reyerta. Estos les responden, que la SEGURIDAD CIUDADANA es competencia exclusiva de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. ¿Serían condenados por incumplimiento de su deber?, ¿por omisión de sus funciones?...yo tengo la respuesta, pero mejor, respóndanse ustedes mismos.

Obviamente, hay que ser conscientes de las propias limitaciones. Y ser conocedor de las barreras que no se pueden superar. Pero lo mismo les ocurre a los miembros de los Cuerpos del Estado. Todo ello redundará en la prestación de un mejor servicio. Me explico, Policía Local: aviso de bomba o muerte violenta. Acordono, desalojo, no toco, no muevo, socorro, busco testigos y aviso a especialistas. ¿Esa actuación es seguridad ciudadana?, por supuesto. Patrullas ordinarias del Cuerpo Nacional de Policía o Guardia Civil: misma forma de proceder. ¿No son competentes en seguridad ciudadana porque actúan exactamente igual que la Policía Local?, por supuesto que sí lo son, la única diferencia que esos especialistas forman parte de su mismo Cuerpo policial, pero tanto unos como otros, son garantes de la Seguridad Ciudadana, cada uno implicado en su función. Queda patente, que desactivar un explosivo o extraer huellas de un cadáver por ejemplo, es una función especializada. Pero del mismo modo e igual de importante, es velar por la seguridad ciudadana de ese momento, por la preservación de las pruebas indiciarias y por ser los ojos y los oídos de esos especialistas que llegan para culminar el trabajo, ya que necesitan que se les ponga en el camino. Moraleja: TODOS los cuerpos y todos sus miembros colaboran y son necesarios en el mantenimiento de la seguridad ciudadana. Por lo que la Policía Local, siempre suma. No la saquen por consiguiente, de la operación matemática.

Para finalizar, apuntaré directamente a mis compañeros de la Policía Local. Nunca creerse más que nadie, pero tampoco menos. Hacéis una grandísima labor. Dignificar vuestro cuerpo. Respetar vuestro uniforme, para que sea respetado por los demás. Actuad sin quebrantar vuestro honor, para que os sirva de guía en el desempeño de vuestra labor. Llegad a vuestras casas embriagados de satisfacción de ese deber cumplido. Luchad por poner a la altura que se merece a vuestro cuerpo policial y sed conscientes de lo que sois y de lo que representáis, no manchéis nunca vuestra identidad. Haced de vuestra mirada, una flecha que dispara al frente y no hagáis que engorde la vista. Manteneos firmes y que nadie doble vuestras rodillas. Ayudad con profesionalidad al resto de compañeros de otros cuerpos, no desatender vuestro cometido. Os lo agradecerán y os reconocerán el buen hacer y compromiso de vuestras funciones. Nuestros hermanos y hermanas de oficio, necesitan apoyos para batirse el cobre día tras día en las calles de nuestro país, y para defender en cuerpo y alma, las libertades y los derechos de todos los ciudadanos. No hay arma más potente, ni más precisa, que vuestra ACTITUD…

Desconectado roberto117

  • Novato
  • ****
  • Mensajes: 55
Re:El modelo policial español
« Respuesta #649 en: 05 de Mayo de 2019, 12:01:03 pm »
 :aplauso :aplauso :aplauso :aplauso :aplauso :aplauso :aplauso :aplauso :aplauso :aplauso :aplauso :aplauso :aplauso
Somos lo que pensamos....