Autor Tema: Nuev@s papás y mamás  (Leído 73357 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175622
Re:Nuev@s papás y mamás
« Respuesta #940 en: 06 de Marzo de 2015, 17:29:11 pm »

<a href="http://youtube.com/v/o78pW-hxFIA" target="_blank" class="new_win">http://youtube.com/v/o78pW-hxFIA</a>

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175622
Re:Nuev@s papás y mamás
« Respuesta #941 en: 18 de Marzo de 2015, 08:42:55 am »
Los beneficios cognitivos de la leche materna persisten de adultos
E. ORTEGA@abc_salud / MADRID
Día 18/03/2015 - 07.48h
Un estudio proporciona la «primera evidencia» de que la prolongación de la lactancia materna no solo «aumenta la inteligencia» al menos hasta los 30 años de edad, sino que también tiene un impacto tanto a nivel individual y social, mejorando el «nivel de educación»
Los beneficios cognitivos de la leche materna persisten de adultos

Cada vez hay más estudios que hablan de los beneficios de la lactancia materna. El último lo publica mañana «The Lancet» y señala que la leche materna está relacionada con una mayor inteligencia en la edad adulta, una escolarización más larga y mejores ingresos de adultos mayores. El trabajo, realizado en la Universidad de Pelotas (Brasil), ha hecho un seguimiento de un grupo de casi 3.500 recién nacidos durante 30 años. «Sabíamos los beneficios de la lactancia en el desarrollo del cerebro y la inteligencia del niño, pero no si estos efectos persisten en la edad adulta» explica el autor principal, Bernardo Lessa Horta.

Según los investigadores, el estudio proporciona la «primera evidencia» de que la prolongación de la lactancia materna no solo «aumenta la inteligencia» al menos hasta los 30 años de edad, sino que también tiene un impacto tanto a nivel individual y social, mejorando el «nivel de educación». En opinión de Lessa, lo que distingue a este estudio es «en la población estudiada, la lactancia materna no era más común entre las personas con mejor nivel educativo o aquellos con mayores ingresos económicos, sino que se distribuye de manera uniforme por las diferentes clases sociales». Y añade que, al contrario que estudios anteriores que han sido criticados por no separar el efecto de la lactancia materna del estatus socioeconómico, «en nuestro trabajo sí se tuvieron en cuenta».
Durante 30 años

Así, Horta y su equipo analizaron los datos de un estudio prospectivo de cerca de 6.000 niños nacidos en Pelotas en 1982. Los expertos tenían información sobre la lactancia en sus primeros años y, a los 30 años, todos ellos se sometieron aun test de inteligencia (Wechsler Adult Intelligence Scale). Además, los investigadores recgieron información sobre sus logros educativos y sus ingresos.

Los expertos solo recogieron información sobre el coeficiente intelectual y la lactancia materna de 3.493 participantes. Los investigadores los dividieron en cinco grupos en función del tiempo durante el cual fueron amamantados cuando eran bebés, y asimismos controlaron 10 variables sociales y biológicas que podrían contribuir al aumento del cociente intelectual, incluyendo la renta familiar al nacer, el nivel socioeducativo de los padres, el tabaquismo materno durante el embarazo, la edad, el peso al nacer, y el tipo de parto.
Y a pesar de que el estudio mostró un aumento de la inteligencia de adulto, una mayor y mejor educación y de los ingresos econnómicos de adultos en todos los grupos, aquellos que tomaron leche materna durante más tiempo (hasta 12 meses) obtenían mayores beneficios. Por ejemplo, un bebé que habían sido amamantado durante al menos un año tenía cuatro puntos más en su coeficiente intelectual, 0,9 años más de escolaridad y unos ingresos de 341 reales (99 euros) más al mes a la edad de 30 años que los lactantes amamantados durante menos de un mes.
El mecanismo subyacente probable de estos efectos beneficiosos es la presencia de ácidos de cadena larga grasos saturados (DHA) que se encuentran en la leche materna

Horta cree que «el mecanismo subyacente probable de los efectos beneficiosos de la leche materna en la inteligencia es la presencia de ácidos de cadena larga grasos saturados (DHA) que se encuentran en la leche materna, y que son esenciales para el desarrollo cerebral».

En un comentario que acompaña al trabajo, Erik Mortensen, de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), afirma que «con la edad, los efectos de los factores de desarrollo tempranos podrían haberse diluido a causa de los efectos de los factores ambientales posteriores, pero también mejorarse, porque afecta a la capacidad cognitiva ligada a os logros educativos y ocupacionales. Pero este estudio sugiere que los efectos de la lactancia materna en el desarrollo cognitivo persisten en la edad adulta, y esto tiene importantes implicaciones para la salud pública».

Conectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43086
  • Verbum Víncet.
Re:Nuev@s papás y mamás
« Respuesta #942 en: 21 de Marzo de 2015, 21:46:54 pm »
<a href="https://www.youtube.com/v/Spidd9UWruM" target="_blank" class="new_win">https://www.youtube.com/v/Spidd9UWruM</a>

 :mj:

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175622
Re:Nuev@s papás y mamás
« Respuesta #943 en: 03 de Mayo de 2015, 17:54:22 pm »

Desconectado William

  • Moderador
  • Velociraptor
  • **
  • Mensajes: 21815
  • Ignorantia legis neminen excusat.
Re:Nuev@s papás y mamás
« Respuesta #944 en: 03 de Mayo de 2015, 22:17:47 pm »
 :carcaj
QUID PRO QUO

Desconectado Koji K.

  • Profesional
  • Master Honorario
  • *
  • Mensajes: 1935
Re:Nuev@s papás y mamás
« Respuesta #945 en: 03 de Mayo de 2015, 22:24:15 pm »
Los beneficios cognitivos de la leche materna persisten de adultos
E. ORTEGA@abc_salud / MADRID
Día 18/03/2015 - 07.48h
Un estudio proporciona la «primera evidencia» de que la prolongación de la lactancia materna no solo «aumenta la inteligencia» al menos hasta los 30 años de edad, sino que también tiene un impacto tanto a nivel individual y social, mejorando el «nivel de educación»
Los beneficios cognitivos de la leche materna persisten de adultos

Cada vez hay más estudios que hablan de los beneficios de la lactancia materna. El último lo publica mañana «The Lancet» y señala que la leche materna está relacionada con una mayor inteligencia en la edad adulta, una escolarización más larga y mejores ingresos de adultos mayores. El trabajo, realizado en la Universidad de Pelotas (Brasil), ha hecho un seguimiento de un grupo de casi 3.500 recién nacidos durante 30 años. «Sabíamos los beneficios de la lactancia en el desarrollo del cerebro y la inteligencia del niño, pero no si estos efectos persisten en la edad adulta» explica el autor principal, Bernardo Lessa Horta.

Según los investigadores, el estudio proporciona la «primera evidencia» de que la prolongación de la lactancia materna no solo «aumenta la inteligencia» al menos hasta los 30 años de edad, sino que también tiene un impacto tanto a nivel individual y social, mejorando el «nivel de educación». En opinión de Lessa, lo que distingue a este estudio es «en la población estudiada, la lactancia materna no era más común entre las personas con mejor nivel educativo o aquellos con mayores ingresos económicos, sino que se distribuye de manera uniforme por las diferentes clases sociales». Y añade que, al contrario que estudios anteriores que han sido criticados por no separar el efecto de la lactancia materna del estatus socioeconómico, «en nuestro trabajo sí se tuvieron en cuenta».
Durante 30 años

Así, Horta y su equipo analizaron los datos de un estudio prospectivo de cerca de 6.000 niños nacidos en Pelotas en 1982. Los expertos tenían información sobre la lactancia en sus primeros años y, a los 30 años, todos ellos se sometieron aun test de inteligencia (Wechsler Adult Intelligence Scale). Además, los investigadores recgieron información sobre sus logros educativos y sus ingresos.

Los expertos solo recogieron información sobre el coeficiente intelectual y la lactancia materna de 3.493 participantes. Los investigadores los dividieron en cinco grupos en función del tiempo durante el cual fueron amamantados cuando eran bebés, y asimismos controlaron 10 variables sociales y biológicas que podrían contribuir al aumento del cociente intelectual, incluyendo la renta familiar al nacer, el nivel socioeducativo de los padres, el tabaquismo materno durante el embarazo, la edad, el peso al nacer, y el tipo de parto.
Y a pesar de que el estudio mostró un aumento de la inteligencia de adulto, una mayor y mejor educación y de los ingresos econnómicos de adultos en todos los grupos, aquellos que tomaron leche materna durante más tiempo (hasta 12 meses) obtenían mayores beneficios. Por ejemplo, un bebé que habían sido amamantado durante al menos un año tenía cuatro puntos más en su coeficiente intelectual, 0,9 años más de escolaridad y unos ingresos de 341 reales (99 euros) más al mes a la edad de 30 años que los lactantes amamantados durante menos de un mes.
El mecanismo subyacente probable de estos efectos beneficiosos es la presencia de ácidos de cadena larga grasos saturados (DHA) que se encuentran en la leche materna

Horta cree que «el mecanismo subyacente probable de los efectos beneficiosos de la leche materna en la inteligencia es la presencia de ácidos de cadena larga grasos saturados (DHA) que se encuentran en la leche materna, y que son esenciales para el desarrollo cerebral».

En un comentario que acompaña al trabajo, Erik Mortensen, de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), afirma que «con la edad, los efectos de los factores de desarrollo tempranos podrían haberse diluido a causa de los efectos de los factores ambientales posteriores, pero también mejorarse, porque afecta a la capacidad cognitiva ligada a os logros educativos y ocupacionales. Pero este estudio sugiere que los efectos de la lactancia materna en el desarrollo cognitivo persisten en la edad adulta, y esto tiene importantes implicaciones para la salud pública».


¿Y de la leche paterna?   :partirse
Que me quiten lo bailao

Conectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43086
  • Verbum Víncet.
Re:Nuev@s papás y mamás
« Respuesta #946 en: 04 de Mayo de 2015, 12:07:07 pm »
Esa no porque se toma en biberón.

Enviado por Eutelsat usando ViaSat con Tapatalk.


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175622
Re:Nuev@s papás y mamás
« Respuesta #947 en: 12 de Julio de 2015, 10:13:46 am »
<a href="http://youtube.com/v/4hLy-WIwJ-0" target="_blank" class="new_win">http://youtube.com/v/4hLy-WIwJ-0</a>

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175622
Re:Nuev@s papás y mamás
« Respuesta #948 en: 13 de Marzo de 2016, 09:53:14 am »
<a href="http://youtube.com/v/7iVAEPkYFMI" target="_blank" class="new_win">http://youtube.com/v/7iVAEPkYFMI</a>

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175622
Re:Nuev@s papás y mamás
« Respuesta #949 en: 22 de Septiembre de 2016, 07:08:40 am »
“Se busca abuelo para estar con mi hija de 6 años”: Un llamativo cartel en las calles de Getxo
Por Juan Bosco Martín Algarra
21/09/2016 - 23:33

    Una madre soltera coloca un cartel en donde pide un abuelo o abuela que quiera estar un día por semana con su hija de 6 años.

    “Me gustaría que las cosas fueran de otro modo, pero fue idea de mi hija”, explica en una conversación con lainformacion.com.


“Se busca abuelo o abuela que quiera estar unas horas un día por semana con una niña de 6 años”. Así comienza un cartel que una madre soltera ha colocado por las calles de Getxo (Bilbao).

Aunque su nombre y su teléfono están al acceso de cualquier vecino de esta localidad vizcaína, nos pide que ocultar su teléfono y que usemos la identifiquemos con otro nombre, por ejemplo Ana, porque no quiere una publicidad excesiva de su idea. O más bien, de la idea de su hija.

De momento, ya ha llamado un candidato. Ana nos explica la sorprendente iniciativa con toda sencillez.

“Fue ella la que me pidió que pusiéramos carteles por el barrio”, explica. “Mi padre murió de cáncer hace dos años y madre está gravemente enferma de Parkinson. No está en condiciones de cuidar a su nieta”.

De hecho, recientemente la madre de Ana sufrió una aparatosa caída, que le ha provocado un desprendimiento de retina y la rotura de una muñeca. Ana está totalmente entregada al cuidado de su hija pequeña y de su madre enferma. Ahora se encuentra en paro, aunque espera que sea por poco tiempo. Licenciada en Bellas Artes, ha trabajado como fotógrafa, diseñadora gráfica, restauradora y un sinfín de ocupaciones más que por ahora ha tenido que aparcar para dedicarse a las dos personas que más quiere en este mundo. Le faltan brazos y tiempo. Y a su hija le falta alguien más:

“Quiero ser una niña normal, con un abuelo, como tienen mis amigos del colegio… ¡cómprame uno en internet!”, le espetó hace poco.

Ana se rió con la ocurrencia.

-“¡Pero, hija: eso no se puede hacer”

-Pues vayamos a un club de abuelos.

Ana buscó por el barrio alguna asociación de jubilados en el barrio. No hubo suerte. Y entonces su hija se lo propuso directamente: “¿Y por qué no hacemos carteles y los pegamos con celo?

Aunque al principio le sorprendió, fue tal la insistencia de la niña que la madre finalmente accedió. “Venga, mamá, hoy hace un día bueno, vamos a ponerlos”. Y ambas salieron a la calle con sus carteles bajo el brazo.
"Sí, no es broma, busco un abuelo"

Algunas personas se les quedaban mirando, pero la niña les decía con toda claridad: “Sí, no es broma, estoy buscando una abuela para estar conmigo”.

Al día siguiente de la pegada de carteles, Ana recibió una llamada. Un vecino del municipio se ofrecía como abuelo. “Fui a conocerlo y dio la casualidad de que teníamos amistades comunes. Naturalmente, me informé sobre él y tengo suficientes referencias como para concluir que es una persona totalmente confiable”.

¿Y no le da algo de miedo?, le preguntamos. “Me gustaría que las cosas fueran de otro modo. Hace cincuenta años no había estos problemas, pero la sociedad ahora es como es. Creo que si existiera algún tipo de recurso público que pudiera acercar a niños y ancianos sería muy bueno para ambas partes”, reflexiona Ana.

Añade que esta iniciativa no solo beneficia a su hija, sino también a las personas mayores. “Está comprobado que los nietos revitalizan a los abuelos. Con tan solo leerles un cuento, los mayores mejoran emocional y físicamente, porque se activan muchos procesos en el cuerpo”.

¿Y qué hará cuando el ‘abuelo adoptivo’ le empiece a comprar chuches a su nieta? “Bueno, tendré que dejar algunas cosas claras. Mejor la lleve a pasear y que le lea cuentos, ja, ja”.