Autor Tema: Carreras ilegales  (Leído 26806 veces)

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43131
  • Verbum Víncet.
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #220 en: 18 de Abril de 2019, 19:22:22 pm »
La justicia divina, también llamada karma . . . jajajaja

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #221 en: 18 de Abril de 2019, 20:25:22 pm »
La justicia divina, también llamada karma . . . jajajaja

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


Según parece ha sido en las 3000 de Sevilla.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #222 en: 02 de Mayo de 2019, 15:21:47 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #223 en: 03 de Julio de 2019, 15:37:29 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #224 en: 30 de Julio de 2019, 07:17:31 am »

Carreras y derrapes con coches de «carsharing» en el Ensanche de Vallecas

Los vecinos advierten de que dos turismos de Zity se han estrellado en apenas tres meses

Aitor Santos Moya
@asmoya10
MadridActualizado:
29/07/2019 23:21h

En el Ensanche de Vallecas, hay calles donde las marcas de neumáticos muestran un «circuito de derrapes» trazado por algunos de sus habitantes. Conducen rápido, de forma temeraria, y no les tiembla el pulso a la hora de efectuar arriesgadas maniobras al volante. En ocasiones, llegan a retarse sin importar el paso de otros conductores. Los transeúntes tampoco se libran, a tenor de las huellas de goma dejadas en una vía peatonal. Aquí, en palabras de los vecinos, las carreras ilegales y los trompos no son novedad, pero sí los coches que emplean. ¿La última moda? Alquilar turismos de «carsharing»; en concreto, de la marca Zity, la única que opera en este enclave de la capital.

«La primera vez que detectamos un Zity a toda pastilla fue el día de las elecciones generales», resumen un portavoz de la Asociación del Ensanche de Vallecas Este (AEVE), conscientes del peligro que suponen: «Pasadas las 12 de la mañana, encontramos el vehículo estrellado contra unos bolardos y avisamos a la Policía». Los conductores, que habían huido tras el accidente, volvieron a acercarse al coche una vez se habían marchado los agentes. «Volvimos a llamar a la Policía y al final retiraron el turismo», advierten. Desde entonces, el ruido del freno de mano no ha pasado desapercibido en el vecindario.

El punto más crítico, marcan los moradores, ,es el entorno de la estación de Las Suertes muy cerca de un gran bloque perteneciente a la Agencia Social de la Vivienda de la Comunidad de Madrid (el antiguo Ivima). Ubicado en la calle del Embalse del Vellón, del número 2 al 16, el edificio está habitado en su gran mayoría por okupas y adjudicatarios problemáticos. «Es habitual que circulen por allí. La semana pasada, hubo una fuerte discusión entre dos familias de etnia gitana porque casi atropellan a un chico», señalan desde la asociación vecinal. El inmueble, formado por 245 pisos en ocho portales de siete plantas cada uno, es un foco habitual de conflictividad y menudeo de drogas.

En menos de tres meses, los residentes ya han visto dos coches de Zity estrellados. «Una mujer nos contó que habían detenido a dos marroquíes implicados en este segundo siniestro», indican, con el miedo de que algún día pueda ocurrir una desgracia mayor: «Se pasean por las calles como si fueran suyas». Dado el sistema de alta de las empresas de «carsharing» (a través del cual los conductores tienen que registrar su carné de conducir), se sospecha que varios de estos «fitipaldis» podrían estar utilizando documentación robada o falsificada.

Para frenar esta situación, desde Zity aseguran que trabajan activamente para poder «identificar y bloquear en tiempo real» a los conductores que realicen un uso indebido del servicio. Inciden, además, en el trabajo conjunto con las fuerzas de seguridad para denunciar este tipo de comportamientos.

El bajo precio, unido al hecho de que el desgaste de las ruedas no corra a cuenta de los conductores, conforman un peligroso caldo de cultivo con un problema añadido: la presencia de menores. «Hace unos días, vi a dos chicos de 14 o 15 años al volante de un Zity. Llamé a la Policía, pero no pude apuntar la matrícula», subraya otro residente, convencido de que solo se tomarán medidas el día que ocurra un atropello.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #225 en: 10 de Agosto de 2019, 16:01:43 pm »


HA SUCEDIDO EN NAVARRA

Se estrella contra un coche de la Guardia Civil cuando iba en dirección prohibida y hacía trompos


EDCM/EP 10 de agosto de 2019
Una patrulla de la Guardia Civil ha colisionado frontalmente la pasada madrugada contra un vehículo que conducía en dirección prohibida a gran velocidad y realizando trompos en las inmediaciones del polígono de Tajonar, en Navarra.


La Guardia Civil había acudido al lugar por un aviso por carreras de coches clandestinas cuando se produjo el accidente, en el que no ha habido heridos.

Los agentes solicitaron el apoyo de otras patrullas por la presencia de numerosos coches y alrededor de 300 personas en la zona. Contaron con la colaboración también de efectivos de la Policía Foral.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #226 en: 01 de Septiembre de 2019, 06:59:38 am »



Noche de carreras ilegales en Villa de Vallecas


F. JAVIER BARROSO
Madrid 1 SEP 2019 - 01:07   CEST
Es jueves y ya es de noche. Mientras miles de madrileños regresan o se encuentran en sus domicilios, las calles desiertas del polígono de La Atalayuela se convierten en un hervidero. Coches tuneados, otros alquilados para la ocasión, y más de un motero se concentran en este paraje apartado del distrito de Villa de Vallecas. Las carreras y los piques entre los conductores se prolongan hasta la madrugada. Los motores rugen ante los aplausos y vítores de un público reducido. El olor a rueda quemada se hace palpable en el ambiente. La Policía Municipal lleva más de dos años vigilando las denuncias reiteradas para acabar con estas concentraciones, sobre todo, tras las quejas de los vecinos de la zona por ruidos y altercados.



Las carreras siempre se celebran la noche de los jueves, pero de forma aleatoria, sin que haya fechas fijas. Los participantes se convocan por grupos cerrados de redes sociales (en especial WhatsApp), a los que resulta imposible acceder. En su mayoría son vecinos de la cercana Cañada Real. A partir de las ocho y media o las nueve empiezan a dejarse ver algunos jóvenes. Estos comprueban que no haya policía por la zona.

Desde ese momento, los aparcamientos comienzan a llenarse, en especial los de la calle Provisional Atalayuela Cinco; es la más larga del polígono, con cerca de 500 metros, y carece de rotondas, por lo que los coches alcanzan mayor velocidad. Esta zona, en la que no hay ninguna industria, se abrió hace unos años para conectar la carretera de Vallecas a Vicálvaro y el Ensanche de Vallecas.


Los coches y las motos van llegando poco a poco, en su mayoría, turismos deportivos tipo Seat León, aunque también se puede ver algún Lamborghini, Audi A-8 y lujosos BMW. “En ocasiones hemos detectado coches robados, que nada más terminar las carreras los dejan abandonados. Otras veces han intentado huir campo a través, pero no lo han logrado porque han destrozado el coche al romper el cárter. Una vez quemaron uno para borrar las huellas”, explica el subinspector de la Policía Municipal, Juan Antonio Barrientos. “Muchas veces van familias enteras con los niños. Lo que no hemos podido comprobar hasta ahora es que haya apuestas”, añade.

Los conductores, en su mayoría jóvenes y treintañeros, suelen estacionar hacia la mitad de la calle para exhibir sus coches e iniciar los piques con los rivales. Las carreras suelen ser de dos en dos vehículos que se paran en paralelo en los dos carriles de la calle y aceleran a toda velocidad hasta la glorieta de la avenida del Mayorazgo. Pese a que se mezclan con el tráfico habitual, allí dan la vuelta a velocidades de vértigo. Las ruedas chirrían casi al unísono. Después regresan a la calle del polígono, conducen a la rotonda de abajo y regresan a la meta. Algunos conductores rozan los maceteros instalados por el Ayuntamiento hace unos meses para evitar que los conductores escapasen campo a través.


Problemas de ruido

 Un agente con cadenas para evitar que los competidores en las carreras ilegales escapen.
Un agente con cadenas para evitar que los competidores en las carreras ilegales escapen. VÍCTOR SÁINZ
Los vecinos de la zona, que tienen miedo de dar sus nombres, aseguran que están “hartos” de las carreras, sobre todo en verano, dado que se duerme con las ventanas abiertas. “No dejan de oírse los motores a todo trapo y la gente chillando y aplaudiendo hasta altas horas de la madrugada”, resume una residente. “Siempre son los jueves, como si estuvieran preparando el fin de semana. Cada dos por tres acelerones y frenazos”, añade otro vecino.

El punto álgido llega hacia las once de la noche, cuando pueden implicarse hasta cuatro y cinco vehículos en una misma disputa. También se puede ver a motoristas haciendo caballitos pese a llevar acompañantes y pasar a toda velocidad entre los turismos. En el asfalto son visibles las huellas de frenadas y derrapes, sobre todo, en las cercanías de las glorietas. “Hemos visto a gente que llevaba ruedas de repuestos para cambiarlas cuando se le gastasen las que tenían puestas”, explica la intendente de Policía Municipal de Villa de Vallecas, que prefiere no dar su nombre.

La Policía Municipal lleva tiempo intentando acabar con estas carreras ilegales, pero se enfrenta a varios problemas. Entre ellos, está el que se trata de un grupo muy cerrado que no organiza las carreras de forma regular. Pueden pasar semanas entre unas competiciones y otras. “Si les presionamos mucho, a veces las organizan en la zona del Cañaveral, en Vicálvaro, o en el polígono Los Molinos, en Getafe. Una vez lo hicieron al lado del Wanda Metropolitano. Pero se han tomado medidas pues allí están muy cerca de la M-40 y de una gran avenida, como Arcentales, con las graves consecuencias para los conductores de esa zona”, reconocen desde la Policía Municipal.

Despliegue policial


Durante una de las citas, justo a medianoche, se despliegan en la zona unos 50 agentes. Colocan coches patrullas y motos en todas las salidas de La Atalayuela de forma que todos los vehículos tengan que pasar por los dos filtros de salida. Antes, policías de paisano camuflados entre la multitud se dedican a apuntar matrículas. Cuando intenten salir, se les notificará una denuncia por conducción temeraria (seis puntos y 500 euros de multa).

El cierre de La Atalayuela ha mejorado con el paso del tiempo, ya que antes aprovechaban los fondos de saco para huir por el parque de la Gavia y los caminos rurales. Así llegaban a sus viviendas en la Cañada Real, donde ya es casi imposible seguirlos y mucho menos detenerlos. “A veces se han subido por las aceras y se han dejado el motor”, reconoce Barrientos. “Bastaría con instalar resaltos en las calzadas para acabar las carreras”, resume.

Los turismos van saliendo uno a uno, tras pasar los controles policiales. Se pide la documentación a todos los ocupantes y se les obliga a que dejen sus pertenencias en el capó. A veces se les cachea. También se busca en el interior de los coches. A algunos conductores se les practican pruebas de alcoholemia y de drogas.

“El primer día que aplicamos este dispositivo, identificamos a 283 personas y comprobamos 195 vehículos. Algunos tardaron hasta más de dos horas en salir”, describe la intendente. “Es un problema de educación y de concienciación de lo peligroso que es todo esto. Una vez, paramos a una joven de 18 años que con el carné recién estrenado llevaba un Porsche Cayenne que costaba más de 100.000 euros. Se lo había regalado su padre”, añade. Poco a poco, La Atalayuela recobra la tranquilidad, lejos ya de derrapajes y acelerones.

UNA ACTIVIDAD ILEGAL QUE ROZA EL DELITO
Policías municipales registran un turismo después de que se bajaran todos sus ocupantes.
Policías municipales registran un turismo después de que se bajaran todos sus ocupantes. VÍCTOR SÁINZ
Las carreras en vías públicas sin autorización están prohibidas en España y su actividad roza el delito. El artículo 381 del Código Penal recoge condenas de prisión de dos a cinco años, multa de 12 a 24 meses y retirada del carné de conducir hasta diez años por conducir “con manifiesto desprecio por la vida de los demás”. Si no se ha puesto en peligro la vida o la integridad de personas, las penas se reducen hasta dos años de prisión y multa de seis a 12 meses. El problema en estos casos es la dificultad para imputar el delito y demostrar ante el juez que se ha conducido de forma temeraria. No siempre basta el testimonio de los agentes.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #227 en: 10 de Septiembre de 2019, 07:33:41 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #228 en: 21 de Septiembre de 2019, 07:03:20 am »

Golpe policial a las carreras ilegales de coches
Sábado, 21 septiembre 2019 - 02:12

La Policía Municipal detiene a nueve personas 'in fraganti' en una operación nocturna desarrollada en un polígono de Vallecas

La Policía Municipal de Madrid ha detenido a seis personas e imputado a otras tres por la celebración de carreras nocturnas ilegales en una redada reciente celebrada en el polígono La Talayuela de Vallecas Villa. Se trata de la operación más importante emprendida por los agentes contra este tipo de quedadas prohibidas que se celebran en las amplias avenidas de este desértico polígono cercano a la M-50 donde no hay ninguna industria y que conecta la carretera de Vallecas a Vicálvaro con el Ensanche de Vallecas.

Otra novedad importante de estas detenciones es que por primera vez los agentes han aportado vídeos grabados por la Policía donde se comprueba la temeridad de los pilotos y que se han puesto a disposición de la autoridad judicial. La información y pruebas obtenidas por los policías se han trasladado también a la Unidad de Atestados de Tráfico de Policía Municipal para que abra la correspondientes diligencias penales.

Todos los arrestados están acusados de un delito contra la seguridad vial castigados con penas de hasta cinco años de prisión y se enfrentan también a multas de hasta 3.000 euros. Las fechorías al volante han sido cometidas por jóvenes imprudentes de 18 a 30 años propietarios de coches tuneados, aunque también suelen acudir jóvenes con potentes vehículos alquilados para convertir La Talayuela en un improvisado circuito del Jarama.

La Policía Municipal tiene ya un grupo de agentes de la Unidad Integral del Distrito de Villa de Vallecas encargada de la prevención de este tipo de actos y situaciones de riesgo. Cada mes realizan controles de vehículos para impedir estas carreras ilegales. En algún caso, los agentes han actuado de paisano haciéndose pasar por los propios disparatados conductores.

Este tipo de carreras se convocan por jóvenes irresponsables y temerarios de forma aleatoria a través de las redes sociales durante las noches de los jueves y los domingos. Suelen citarse por grupos cerrados de redes sociales (en especial WhatsApp), muy difíciles de detectar. Muchos de ellos son vecinos de la Cañada Real y de algunas zonas de Vallecas, Usera y Carabanchel. Incluso los organizadores disponen de su propio servicio de contra vigilancia para detectar la presencia de la Policía Municipal.

Las largas avenidas se transforman en una pista de carreras clandestinas y de maniobras arriesgadas de vehículos. Los irreflexivos automovilistas llegan a presumir de que han puesto el cuentakilómetros a 220 kilómetros en una recta de 700 metros.

Los asistentes grababan a los coches corriendo en paralelo, los zigzags, trompos y derrapes y los difunden en las redes sociales. En algunos casos varias personas también se han subido a los coches mientras aprietan el acelerador y frenan de forma casi suicida.

Algunos de los jóvenes suelen llevar ruedas de repuesto en el maletero para cambiarlas cuando las gastan, según han descubierto los investigadores.

De acuerdo a las pesquisas, no solo acuden automovilistas a estos encuentros clandestinos. También se suele ver a motoristas haciendo caballitos.

La presión policial ha provocado que en alguna ocasión hayan decidido trasladar el escenario de las carreras a otros puntos de la región, como el estadio Metropolitano, el distrito de Vicálvaro o un polígono de Getafe.

No es la primera vez que la Policía Municipal detiene a conductores implicados en carreras. En el mismo polígono de La Talayuela ya fueron arrestados dos conductores de VTC por participar en estas contiendas sobre ruedas.

Las carreras en vías públicas sin autorización están totalmente prohibidas. Los posibles delitos a los que se enfrentan estos conductores son recogidos en el artículo 380 del Código Penal: conducir vehículo a motor con temeridad manifiesta poniendo en concreto peligro la vida o integridad física de las personas. Estas acciones pueden acarrear de dos años a cinco años de prisión y retirada de permiso de conducir de seis a 10 años por ir al volante con «manifiesto desprecio por la vida de los demás». En el caso de que no se haya puesto en peligro la vida o la integridad de personas, las penas se reducen hasta dos años de prisión y multa de seis a 12 meses.

Lo complicado en estos casos es la dificultad que tienen los agentes para imputar el delito y demostrar ante el juez que se ha conducido de forma temeraria. No siempre basta el testimonio de los agentes aunque pueden ser suficiente los vídeos que los detenidos suben a las redes sociales.

Los vecinos también han denunciado el ruido provocados por estas combates de velocidad, sobre todo en verano. Son los primeros que se llaman a la Policía cuando oyen el ruido de los motores «a todo trapo».





Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #229 en: 22 de Septiembre de 2019, 09:17:34 am »


En libertad el motorista que hirió a dos policías locales en una carrera ilegal en Sevilla


El detenido intentó huir cuando uno de los funcionarios le dio el alto pero acabó arrollándolo y al perder el control de su moto, el vehículo impactó contra otro agente
Silvia Tubio
@latubio
Sevilla
Actualizado:
20/09/2019 16:09h

NOTICIAS RELACIONADAS
Un motorista que participaba en una carrera ilegal en La Cartuja atropella a dos policías
El juzgado de Instrucción nº 2 de Sevilla, en funciones de guardia, ha decretado la puesta en libertad con cargos del motorista de 28 años que la pasada madrugada arrolló a dos agentes de la Policía Local que participaban en un dispositivo para abortar una carrera ilegal en la zona de la Cartuja. El individuo está siendo investigado por los delitos de atentado y lesiones, según han informado a ABC fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.


La detención se producía cerca de la medianoche y sobre la una y media de la mañana el motorista ingresaba en los calabozos de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Blas Infante. Este jueves por la mañana ha pasado a disposición judicial. Por su parte, los dos funcionarios se encuentran de baja. Uno de ellos por la fractura del dedo de un pie, mientras que su compañero tuvo que ser atendido en el hospital por la rotura del escafoides.

Según detalla una nota de prensa del Ayuntamiento, los dos agentes heridos formaban parte de un dispositivo que se había montado después de que la Policía Local tuviera constancia a través de las redes sociales que se había convocado una nueva carrera ilegal junto a la Facultad de Ingeniería. Medio millar de personas se habían reunido en la zona.


Uno de los agentes heridos intentó darle el alto al detenido en mitad del evento. «Cuando estaba a escasos metros, el motorista aceleró bruscamente y trató de hacer una maniobra para esquivarle y alejarse del lugar. En esta maniobra de fuga atropelló al policía, cayendo al suelo y perdiendo el control de la motocicleta. Ésta salió despedida y arrolló a un segundo funcionario», según el comunicado oficial.

El motorista fue finalmente detenido por otros agentes que formaban parte del dispositivo. En ese momento reconoció no estar en posesión del permiso de conducción.

En redes sociales, los agentes detectaron imágenes del momento de la detención captadas por personas que estaban allí presenciando la carrera ilegal. Y algunas de esas fotografías incluían comentarios en los que se aplaudía la conducta que había tenido el motorista: «Vaya vacilón que se ha pegao el de la moto, kiyo».


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175926
Re:Carreras ilegales
« Respuesta #231 en: 20 de Noviembre de 2019, 07:04:22 am »

Drones de la Policía «cazan» in fraganti a los conductores de una carrera ilegal en Vallecas
Los agentes identificaron en el polígono de Alatayuela a 13 individuos que serán investigados por delitos contra la seguridad vial
S. L.
Madrid Actualizado:20/11/2019 02:11h

El polígono de Alatayuela se ha convertido en un circuito clandestino de carreras ilegales. Por eso, el pasado 10 de octubre, la Policía Municipal estableció un dispositivo especial de vigilancia, con drones incluidos, en el que identificaron a los conductores. Trece de ellos están siendo investigados por delitos contra la seguridad vial.

Esta zona industrial, en el distrito de Villa de Vallecas, es el escenario perfecto para acoger, de forma esporádica, estas carreras prohibidas. Cuenta con grandes viales de más de un carril por cada sentido de marcha y poco tránsito de vehículos y peatones, según ha informado la Policía en redes sociales.

Más de treinta agentes de la Unidad Integral del Distrito, la Unidad de Apoyo a la Seguridad y la Unidad de Medio Ambiente participaron en el dispositivo de vigilancia. Usaron drones por primera vez para disponer de un punto de vista general e identificar a los vehículos infractores.

Una vez finalizado el dispositivo, la Policía traspasó las correspondientes diligencias a los juzgados de instrucción, el pasado 14 de noviembre. Así, hasta 13 participantes en la carrera están siendo investigados por delitos contra la seguridad vial.

Además, la Unidad Integral del Distrito de Villa de Vallecas ha solicitado la instalación de badenes y el cierre de varios tramos en el polígono de Alatayuela, para disuadir a los conductores de este tipo de conductas delictivas.