Autor Tema: Derechos y riesgos laborales  (Leído 223730 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187894
Re:Derechos y riesgos laborales
« Respuesta #2120 en: 18 de Octubre de 2020, 09:40:53 am »

Con 39 años Juan José Salas quedó tetrapléjico. Fue en el año 2006. Desde entonces va en silla de ruedas.

REPORTAJES ZARAGOZA


Juanjo, el policía al que dejó tetrapléjico Lanza, vive en "estado vegetativo"


Casado y padre de cuatro hijos, en 2006 fue la primera víctima del acusado de matar a un hombre con una barra de hierro por llevar tirantes con los colores de la bandera de España. Tras despertar del coma después de meses nunca volvió a hablar.
13 diciembre, 2017 18:43


 AGRESIONES ASESINATOS AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA FALANGE ESPAÑOLA LEGIÓN ESPAÑOLA MUERTES
 
 
Brais Cedeira  @BraisCedeira
Juan José Salas era un policía normal. Cumplidor de su deber, en 2006 era un recién llegado al turno de las noches de la cosmopolita Barcelona. Tenía 39 años. Acababa de aterrizar en la unidad procedente de la Policía Local de Molins de Rei (Barcelona), su pueblo natal, donde había desarrollado su cargo desde 1999.

Juan José sigue casado con María Rosa García. La pareja tiene cuatro hijos: Ricardo, Laura, Beatriz y Roberto. Este último tan sólo tenía seis años cuando su padre quedó tetrapléjico para siempre.


Juan José es la otra víctima de Rodrigo Lanza, el joven detenido este martes tras matar a Víctor Láinez en Zaragoza, un motero afín a Falange, por llevar unos tirantes con la bandera de España. Acabó con él en un bar, de un golpe en la cabeza con un objeto metálico. Eso pasó el viernes. Víctor estuvo en coma hasta el lunes. Le tuvieron que desconectar. No se pudo hacer nada por su vida.

Rodrigo Lanza pasó 7 años en prisión por dejar tetraplégico a un Guardia Urbana en Barcelona.

Rodrigo Lanza pasó 7 años en prisión por dejar tetraplégico a un Guardia Urbana en Barcelona.
EL ESPAÑOL

Rodrigo vuelve ahora a estar en la cárcel cinco años después de salir tras el caso 'Ciutat Morta'. Por ese caso el Tribunal Supermo le condenó a nueve años. Cumplió siete y salió. Aquella noche de 2006, Lanza dejó tetrapléjico al Salas. Ahora ha vuelto a actuar. EL ESPAÑOL reconstruye los hechos a través de fuentes policiales y la sentencia con la que el TS ratificó la condena a Rodrigo Lanza.


Repaso a los hechos
Eran las 3.30 de la madrugada del 4 de febrero de 2006. Rodrigo Lanza y decenas de personas habían montado una fiesta en el edificio Palau Alòs, un inmueble okupado tiempo atrás en la calle Sant Pere més Baix, en pleno barrio del Born. Muy cerca del paseo Lluis Companys.


Los agentes reciben un aviso y acuden al lugar. Entre ellos está Juan José Salas. Lleva apenas un año destinado en la unidad nocturna. Sus compañeros le llaman Johny, un apodo que conserva, según cuentan a EL ESPAÑOL fuentes policiales, desde su infancia en Australia, donde vivió varios años. Allí le pusieron ese apelativo.

Ya en la puerta, Juan José y los suyos comprueban la situación. Aquello estaba de gente a rebosar. Deciden esperar en la entrada. Desde ese momento, los que organizan la fiesta prohíben la entrada a más personas. La celebración de la fiesta continúa sin incidentes durante horas. Casi al alba, en torno a las 6.30 de la madrugada, un grupo de 20 personas se acercan a la puerta. Entre ellos está Rodrigo Lanza. Su estética era entonces similar a la de ahora: pelo rapado por los laterales, largas rastas cayendo por la espalda, camisetas de grupos de death metal, aros, pendientes y dilataciones en boca y nariz.

Él y sus colegas llegan de fiesta y se acercan a la puerta de la casa para disfrutar de los últimos coletazos de la noche. Desde dentro les niegan la entrada. Al ver fuera a los agentes, se dirigen hacia ellos increpándoles, culpándoles de que no se les permita acceder al inmueble. Los agentes les piden que se marchen de allí. Durante unos breves instantes, el grupo parece marcharse.

A los pocos minutos, el grupo de Rodrigo regresa a la puerta, esta vez en actitud hostil. Llevan palos, botellas, piedras y otros objetos similares a modo de armas caseras. Rodrigo sujeta una piedra en la mano. Comienza el ataque. Él y los suyos empiezan a lanzarl todo tipo de objetos a los agentes de la patrulla, que se ven obligados a replegarse.

Víctor Lainéz y su agresor, Rodrigo Lanza.

Víctor Lainéz y su agresor, Rodrigo Lanza.
Pocos minutos después, Rodrigo lanza una piedra contra la patrulla. Esta impacta en la frente de Juan José. Con el golpe, el policía pierde el sentido y cae al suelo. Se desploma de espaldas, sufriendo un golpe violento en la cabeza contra el suelo. Justo en ese momento, otro de los jóvenes atacantes, Alex Cisternas, lanza a su vez otra piedra que impacta también sobre Juan José cuando está tumbado ya en la calzada.

Esa piedra no le provocó ninguna lesión. Fue la de Rodrigo Lanza la que resultó fatídica. En cuanto tocó el suelo, el brutal impacto hizo que no recuperase ya el conocimiento. Alguno de los jóvenes, entre tanto, exclamaba: “Perro, cabrón, nos lo hemos cargado”. Botellas, latas y piedras seguían cayendo sobre los agentes. Varios salieron heridos.

Despuntaba el día. A los pocos minutos, varias patrullas de refuerzo llegan al lugar para socorrer a los suyos. Rodrigo y muchos de los atacantes son detenidos. Mientras, tumbado en una calle aledaña, custodiado por varios de sus compañeros, Juan José Salas yace en el suelo, convaleciente. Nunca más volvería a andar.

Las consecuencias
Años después, los médicos no comprenden cómo Juan José sobrevivió a lo ocurrido. Tuvo suerte de contarlo,dicen. La pedrada que le lanzó Rodrigo Lanza le provocó un traumatismo craneoencefálico, agravado por el cabezazo posterior contra el suelo. Estuvo en coma durante varios meses. Cuando despertó, había perdido la movilidad de casi todo su cuerpo. También había perdido la voz.

El golpe y la caída provocaron que el agente se rompiese el cráneo por cuatro sitios diferentes. Su estado, al ser ingresado, era de mínima respuesta. Su estado, en ese momento, era equiparable a un “estado vegetativo persistente”.

Juan José sobrevivió de milagro pero le quedaron graves secuelas. Desde entonces, va en silla de ruedas y son siempre terceras personas quienes tienen que llevarle y traerle a todas partes. En aquel momento tenía 39 años.

Condecoración
“Los niños se han hecho mayores y son personas alegres y sin odio, como tú querías”. Aquel día, Rosa habló con aplomo y seguridad. Con convicción. Ante ella estaban todo tipo de autoridades: entre ellas Jorge Fernández Díaz, entonces ministro de Interior, que acompañaba a la familia en la condecoración. También el alcalde de Barcelona, Xavier Trias. Rosa no habló ni una sola vez de quienes le hicieron aquel daño terrible a su marido. Era el día de su condecoración.

Era 28 de noviembre del año 2013, siete años después del ataque. En el acto, el ministro de Interior se refiere al agente antes de otorgarle la condecoración. “Eres un ejemplo de servidor público que se ha convertido en una referencia para tus compañeros”.J uan José recibió la condecoración más importante del Cuerpo Nacional de Policía: la Cruz al Mérito Policial con Distintivo Rojo.

Aparte de en ese acto, Rosa, la mujer del agente, nunca más ha querido hablar con el fin de preservar la identidad de sus hijos.

Su agresor, Lanza, abandonó la ciudad Condal cuando dejó la cárcel, tras siete años entre rejas. Se marchó a Zaragoza. Su madre y sus hermanos se quedaron en Barcelona.

La mujer que le trajo al mundo, Mariana Huidobro, es también una conocida activista de los círculos antifascistas y okupas de la ciudad. En tierras aragonesas su hijo se echó novia, compartía piso con dos amigos, trató de seguir estudiando Historia, como en la Ciudad Condal, y asistiendo a conciertos de metal extremo. Montó una empresa de reparación de bicicletas a domicilio. Hasta ahora, se había montado su propio negocio.

Lanza está ahora entre rejas por matar a Víctor Laínez. Su otra víctima, Juan José, sigue viviendo en Barcelona. Su familia cuida de el.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187894
Re:Derechos y riesgos laborales
« Respuesta #2121 en: 23 de Octubre de 2020, 06:20:42 am »

Un juez obliga a la Guardia Civil a respetar las 11 horas diarias de descanso de un agente

El abogado del guardia civil, destinado en Burgos, se basa en una directiva europea para que su defendido tenga un descanso de al menos 11 horas entre cada servicio

Gonzalo Araluce


Publicado 23/10/2020 04:45
Actualizado23/10/2020 4:51

Sentencia destacada en materia de derechos laborales de los guardias civiles. Un juez da la razón a un miembro del cuerpo que, tras un largo proceso judicial, peleaba por que se respetasen sus 11 horas de descanso entre cada servicio. Destinado en la comandancia de Burgos, el agente denunciaba que al menos en siete ocasiones y en un breve periodo de tiempo se le habían asignado servicios con un intervalo inferior a esas horas.

El episodio tuvo lugar en marzo de 2019. El agente, cuyo nombre corresponde con las iniciales L.A.L.C., alegaba que durante ese mes se le habían asignado siete jornadas de trabajo con un descanso inferior a 11 horas. El guardia civil consideraba que esas órdenes vulneraban sus derechos y, por tanto, elevó un escrito fechado en el 22 de abril de 2019 en el que denunciaba la situación.

A partir de entonces comenzó el arduo proceso judicial que no empezó con buen pie para el agente. El 26 de febrero de 2020, el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 1 de León desestimó el recurso de L.A.L.C. El agente, no obstante, agotó todas las vías judiciales y recurrió la decisión: pedía que se anularan todas las resoluciones recurridas y que se le compensara con las horas de descanso que le correspondían.

Una directiva europea

El asunto llegó hasta el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. La defensa del Guardia Civil apelaba a la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, que recoge la "ordenación del tiempo de trabajo". En base a esa premisa, L.A.L.C. y su equipo jurídico pedían que se le compensara por esa batería de turnos que encadenó con menos de 11 horas de descanso.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León dictó su sentencia el pasado 15 de octubre de 2020 -hace una semana-: el juez admitió el recurso del guardia civil y le dio la razón: "[Reconocemos] al actor el derecho a disfrutar de los descansos compensatorios que sean procedentes", añade el escrito de la sala. Una sentencia que pone fin a los turnos con menos de 11 horas de descanso para el agente destinado en Burgos.
Fijarlo como norma habitual

"Hay sentencias en otras provincias que están indicando lo mismo", aseveran desde IGC, la asociación que ha prestado asesoramiento jurídico al guardia civil. "Esperamos que la dirección general tome medidas y que haga cumplir esta norma a nivel nacional. Y que, por tanto, no sea necesario que cada agente tenga que recurrir a los tribunales siempre que discrepe sobre estas órdenes".

El portavoz de la asociación añade, en conversación con Vozpópuli, que tener descansos inferiores a esas 11 horas debería ser opcional para cada guardia civil: "Puede haber algunos casos a los que les interese, porque así pueden terminar antes su jornada y regresar a casa. Pero a otros muchos les supone un gran desajuste, porque en ocho horas tienen que trasladarse a su vivienda, cenar, acostarse, despertarse y regresar al trabajo con pocas horas de sueño".

IGC considera que esta sentencia respalda su petición de que se establezca, como norma habitual, un descanso de 11 horas entre turnos para los guardias civiles.




Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187894
Re:Derechos y riesgos laborales
« Respuesta #2122 en: 23 de Octubre de 2020, 06:23:00 am »
Cuando se habla de 11 horas de descanso de qué estamos hablando?

Sólo de turno ordinario o también se incluyen los extraordinarios voluntarios?


Esa es la gran cuestión....que hay funcionarios que doblan, triplican, cuadruplican empalmando ordinario con extraordinario en un cúmulo de horas sin descanso alguno.

Conectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 6001
Re:Derechos y riesgos laborales
« Respuesta #2123 en: 24 de Octubre de 2020, 03:52:27 am »
Podemos admite que el despido del abogado Calvente por acoso sexual a una trabajadora fue improcedente

https://www.20minutos.es/noticia/4427881/0/podemos-admite-que-el-despido-del-abogado-calvente-por-acoso-sexual-a-una-trabajadora-fue-improcedente/

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187894
Re:Derechos y riesgos laborales
« Respuesta #2124 en: 27 de Octubre de 2020, 08:29:57 am »
José Antonio Domingo ,el compañero que lucho hasta regresar al trabajo

Ailpold   
Posted by
Ailpold
26 de octubre de 2020



Hoy contamos  la historia de José Antonio Domingo (45 años) , el se incorporó a la policia en el año 2004 y 8 años después ,en el mes de Octubre del 2012 tuvo un pequeño aviso estando de servicio .Un día tras estar por la mañana trabajando con normalidad ,cuando regresaba a la unidad para tomarse un pequeño descanso, noto que no se encontraba bien y empezó a notar un dolor de cabeza muy fuerte y un fuerte mareo,fue trasladado al hospital más cercano y tras varias pruebas se determino que era un pequeño vertigo y que no era preocupante y siguió con su vida normal.

Un mes después fue  trabajando cuando le volvió a dar otro mareo ,pero esta vez no era igual ,tuvo pérdida de consciencia y un dolor terrible de cabeza ,fue de nuevo trasladado al hospital ,pero en este caso le dijeron que no se preocupara que había sido otro mareo más grave pero que se podía marchar a casa ,el no se encontraba nada bien, pero siguió las indicaciones médicas.

Al día siguiente cuando se levanto de la cama ya noto que esto no era un simple mareo ,todo le daba vueltas no podia caminar en linea recta y le costaba entender a las personas ,fue de nuevo a su Mutua y le dieron de baja por ello ,mandándole una resonancia de forma Urgente al ver un derrame grave en uno de sus ojos.Unos días después le dieron la noticia que había sufrido un Ictus,pero esto no fue lo peor sino que 15 días después le repitió estando en su casa por la mañana ,de nuevo un fuerte dolor de cabeza le hizo perder la consciencia en el salón ,vino el SUMA de forma Urgente ,viendo como su mujer veía que no podía hablar bien y que decía cosas incoherentes ,otra vez se volvía a repetir y en la misma zona ,zona del cerebelo en el polígono de Willis .

Eso ocurrió en 2012, cuando ya no pudo volver a su puesto. “Cogí la baja, y en aquel entonces no sabía lo que debía de hacer ,no tenia capacidad de entender nada ,era como un automata ,había sufrido varios ictus isquémicos.

Antes había tenido un aviso y no le hice caso ,por el mal endémico que tenemos creyéndonos que esto no me puede pasar a mí. Entre en una depresión muy fuerte ,nada me parecía sencillo ,todo era un mundo ,no era capaz de atender a mi hija ,no podía enterarme de nada ,y me caía frecuentemente ,por las mañanas no podía levantarme de la cama ”, recuerda. Durante el periplo de especialistas en su enfermedad, recibe una comunicación de la Seguridad Social. “Me habían dado una incapacidad llevando solo 8 meses de baja ,ya habían resuelto sin verlo siquiera. Era incapaz de hacer nada , no era capaz simplemente de pensar que le estaba sucediendo.

Unos días después me llamaron de personal del Ayuntamiento indicándome que me había jubilado ,no entendía nada le indique a mi mujer que se acercara al departamento de personal conmigo ,ese día me notificaron el cese ,pero eso no era lo más grave ,pues todavía no era capaz de interpretar lo que estaba sucediendo, pues en persona me indicaron que era el procedimiento habitual y que no pasaba nada, que me cuidara. No dudé de lo que me decían”, cuenta.
Ailpold

JUBILACION FORZOSA

Fue seis meses después, tras una rehabilitación y un tratamiento para las crisis de angustia que estaba sufriendo ,cuando empezó a recuperarse del todo y descubrió que le habían jubilado. “Recibí de nuevo una carta certificada tras realizar un nuevo escrito a la seguridad social en la que me confirmaban que era pensionista.

Pero esto no era lo peor sino que a la vez unos días después recibí una llamada de la Unidad de mi Oficial ,indicándome que tenía que entregar la ropa y todas mis pertenencias ,lo recuerdo como el día más triste de mi vida porque es algo que no te esperases como si te arrancaran algo muy dentro de ti.

“No había recibido ningún decreto de alcaldía, ninguna notificación del ayuntamiento conforme a que me cesaban, no había podido defenderme. Nada”, recuerda.


El INS ya había resuelto tras un informe de la Mutua por parte del neurólogo ,en el que indicaba que padecía una incapacidad permanente total y el responsable de personal le comunicó que no podía seguir trabajando.
José Antonio era consciente de que no podía desempeñar su labor como agente de calle en aquel entonces  “voy medicado con anticoagulantes por mi enfermedad y además no estaba físicamente como estoy ahora tras la recuperación ” pero sí podia realizar cualquier otro puesto adaptado, porque hay muchísimos en Madrid.

Finalmente lo consiguió, pero no ha sido un camino fácil. “Tras muchos años de litigios judiciales y con las idas y venidas a la seguridad social ,conseguí revertir esta situación y pedí el reingreso en el año 2018 tras la ultima resolución ”.

EN TIERRA DE NADIE

“Me saque la oposición  con un gran esfuerzo, trabajaba 12 horas en la empresa privada,estaba muy cerca de los 28 años ,en 8 meses había aprobado en 4 municipios ,Pozuelo de Alarcón ,Torrejón de Ardoz ,Mejorada del Campo y Madrid .Pasé nueve meses en la academia para tener un puesto de trabajo seguro y por una enfermedad me echan a la calle sin darme ni si quiera ni un triste papel”, lamenta.

Jose Antonio es padre de una niña, tenia un trabajo seguro y una vida acorde al sueldo que ganaba pero de repente se vio con la mitad de los ingresos y fue una época muy dura la que tuvo que pasar. Tras ello, reclamó al consistorio, al Ayuntamiento de Madrid un puesto adaptado a sus lesiones pero se lo denegaron. Se vio “en tierra de nadie” durante muchísimo tiempo .

Primero conoció al compañero Rentero de Madrid ,”una de las mejores personas que he conocido” ,me oriento y me ayudo muchísimo ,es casi como un hermano para mí, el fue el que me abrió los ojos en este periplo judicial ,y posteriormente, conocí, buscando información a Vicenç Flores de la Asociación de Policías con Discapacidad (AILPOLD) .

Su presidente, Vicenç Flores, le orientó para poder reclamar sus derechos. “Sin ellos no hubiera podido hacer nada porque vamos totalmente  perdidos”, agradece José Antonio. Tras estudiar la normativa, se agarró a la normativa vigente, y reclamó su derecho a un puesto acorde a su situación.

A pesar de que tuvo que llegar hasta el tribunal Supremo el periplo judicial y recurrir varias veces la incapacidad emitida por el INSS sin valorarle ,consiguió  revocar dicha situación.

Una vez solicitada la reincorporación por el Ayuntamiento que tuvo que recurrir dado que no la llevaban a efecto ,unos meses después se le realizo una valoración funcional en el Instituto Fabiola de Mora y Aragón que determino que podía regresar a un puesto de trabajo operativo con limitaciones funcionales.

Aun tiene procesos judiciales abiertos contra el consistorio y varias reclamaciones internas en procesos internos , decir ,que 2 años después de la incorporación todavía no se ha echo justicia con el ,aún habiendo ya un dictamen de la ONU por vulnerar los derechos de los policías con discapacidad en España.
Luchar para trabajar

No puedo estar más contento con volver a mi puesto de trabajo . “Quiero que los compañeros no dejen de luchar ,no hay que conformarse ,hay que adaptarse a tu situación pero trabajar es un derecho que no hay que dejarlo perder”, subraya. “Estoy muy feliz en mi situación actual . No tenían que haberme jubilado nunca ,porque podía haber realizado un montón de funciones perfectamente, acomodándolas a mi estado de salud. Siempre te queda un punto de frustración y dolor pero también de satisfacción por haberlo conseguido”, confiesa.

José Antonio anima al resto de compañeros que se han visto discriminados por una discapacidad sobrevenida a no parar hasta volver a su puesto de trabajo. “Se puede conseguir, hay que pelearlo muchísimo, pero no hay que tener miedo a las administraciones . Y es que esta lucha va más allá de recuperar tu puesto de trabajo, es de vulnerarte como persona” . “Pienso en un montón de compañeros que no conocen esta asociación y están por ahi perdidos como lo estuve yo , no podemos llegar a informar a todos y muchas administraciones lo hacen mal porque no saben hacerlo de otra forma , por ello no hay que abandonar nunca a un compañero con una incapacidad , todos merecemos un puesto de trabajo adaptado”, señala.

Ahora como no podía de ser de otra forma dedica su tiempo libre a ejercer como delegado de la zona de Madrid y luchar junto a los compañeros de la Asociación (AILPOLD) a que no sea vulnerado ningún compañero que sufra una incapacidad sobrevenida o se encuentre solo y perdido.

Aún así, se muestra positivo porque, al fin y al cabo, ha vencido. Un periplo de seis años de lucha para acceder a un derecho fundamental; trabajar.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187894
Re:Derechos y riesgos laborales
« Respuesta #2125 en: 27 de Octubre de 2020, 08:35:11 am »
No siempre las causas judiciales acaban bien y en este foro tenemos un caso de hace tiempo en el que por dos sentencias se falló en contra del jubilado forzoso y asi sigue desde que se produjeron...en mi opinión fue un error del letrado que llevó el asunto al no ir contra la decisión de la SS de jubilación forzosa y si contra el municipio, cuando el munícipe lo que hace es simplemente aplicar lo que desde la SS se le significa, es decir, jubilación forzosa ya que es el competente...y ese error le costó que no pudiera recuperar su plaza.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187894
Re:Derechos y riesgos laborales
« Respuesta #2126 en: 28 de Octubre de 2020, 11:04:42 am »
Una más sobre jubilaciones forzosas, esta vez en Palma....incluso condena en costas a la administración.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187894
Re:Derechos y riesgos laborales
« Respuesta #2127 en: Hoy a las 06:23:17 »

La Policía lanza un plan 'anti-suicidios' para evitar más bajas entre sus filas

La propuesta contempla un plan de actuación en tres fases de prevención y recoge alegaciones que han presentado sindicatos como el SUP

Gonzalo Araluce

Publicado28/10/2020 18:48

La Dirección General de Policía ha presentado este miércoles un proyecto para minimizar el impacto del suicidio entre sus filas. El borrador consta de 12 páginas y actualiza una batería de protocolos que, a juicio de los sindicatos, ya estaban "desfasados". Entre otras medidas se contempla el desarrollo de programas de promoción de la salud mental entre aquellos agentes que afronten actividades de un "fuerte impacto psicológico". También recoge algunas alegaciones presentadas, como la del Sindicato Unificado de Policía (SUP), para regular un procedimiento de retirada cautelar del arma entre aquellos agentes que afronten estos procesos.

"Esta Dirección General se compromete a llevar a cabo las actuaciones necesarias para, implementando los recursos especializados y organizacionales precisos, potenciar y promocionar la salud mental adoptando un enfoque integral", detalla el borrador presentado este miércoles. "El objeto del presente plan es definir los objetivos a perseguir y las medidas a implantar para llevar a cabo la promoción integral de la salud mental, incluyendo la prevención de la conducta suicida".
La prevención primaria

El documento clasifica la batería de medidas en función de la fase de aplicación. En la prevención primaria -"cuya finalidad es evitar que aparezca el problema o patología"- se contempla la sensibilización de los policías sobre la relevancia de la salud mental mediante diversas campañas. También se prevé "procurar la consecución de un adecuado ambiente de trabajo": evaluaciones periódicas y propiciar la conciliación con la vida personal.

También se pretende "aumentar la información y los conocimientos con la prevención de las conductas suicidas". Para ello se creará una página web con contenidos específicos y se desarrollarán ciclos formativos. El borrador contempla la potenciación de medios de aviso accesibles para la detección de personas en "situación de vulnerabilidad" y la implantación de "mecanismos de detección de alteraciones de índole psíquica".

Otro objetivo destacado pasa por "mejorar las capacidades de afrontamiento de los funcionarios que desarrollan determinadas actividades de fuerte impacto psicológico".
Prevención secundaria y terciaria

En otro escalón, la Dirección de la Policía establece nuevas pautas para la prevención secundaria; esto es, "en la detección del daño psicológico en sus fases iniciales o estadios precoces o prepatológicos". Como objetivo se establece "la detección del riesgo de conducta suicida", "actuar ante las diferentes situaciones desde un Equipo de Intervención Psicosocial" y "proporcionar recursos de apoyo psicológico tras la participación en incidentes críticos o como consecuencia a una exposición habitual a riesgos".

Y en el ámbito de la prevención terciaria -para aquellos agentes que "hayan protagonizado una tentativa de suicidio o mostrado indicios de voluntad autolítica"- se establecen otros objetivos, que van desde "prestar la asistencia necesaria y garantizar la continuidad de la atención entre los diferentes circuitos" hasta "conformar un cuerpo de conocimientos generales sobre la conducta suicida que permita definir medidas preventivas eficaces". Entre las medidas se estudia la "retirada cautelar de armas de fuego, oficiales y particulares".

Toda esta batería de medidas requiere el desarrollo de varias estructuras internas y la dotación de recursos. La Policía potenciará los órganos a nivel central y a nivel periférico para cubrir las necesidades de todos los agentes que integran el cuerpo.
Buena acogida

El proyecto ha encontrado buena acogida en términos generales en el seno del cuerpo, tal y como refleja el Sindicato Unificado de Policía (SUP) en una circular: "El documento ya está cerrado con las alegaciones que hemos presentado y que han sido tenidas en cuenta por la Administración. En este sentido, sólo quedasu publicación, una vez se produzca, en el corto plazo, su aprobación en la Comisión correspondiente".

Desde el sindicato consideran que "se llega al final de un camino muy duro, con muchas tragedias por la muerte de compañeros y compañeras as que exigen ya una herramienta que levante toda la estructura necesaria para prevenir, evitar y reducir todo lo posible el suicidio en nuestro Cuerpo".