Autor Tema: Pongamos que hablo de Madrid  (Leído 72598 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #500 en: 21 de Noviembre de 2018, 17:16:42 pm »


« Última modificación: 22 de Noviembre de 2018, 07:34:28 am por 47ronin »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #501 en: 21 de Noviembre de 2018, 17:17:01 pm »
Cual prefieren?

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #502 en: 23 de Noviembre de 2018, 06:49:05 am »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #503 en: 26 de Noviembre de 2018, 14:55:25 pm »
 A veces, todas, nos toman por subnormales profundos, lo de la A5 fue una propuesta del PSOE....no es de apoyo, sino SUYA.

Franco reclama ahora parar el plan «electoralista» de Carmena en la A-5 y retrasar Madrid Central


Pese a que el PSOE en el Ayuntamiento apoyó a Ahora Madrid en la puesta de las obras en el Paseo de Extremadura, el secretario general de los socialistas pide un «plan integral» para no dejar abandonados a «un millón de vecinos»

Marta R. Domingo
@MartaRDomingo
Madrid
Actualizado:
26/11/2018 13:40h


Un informe de Calle 30 dice que reducir la velocidad en el paseo de Extremadura no baja la polución

Cuando apenas quedan cuatro días para la puesta en marcha de Madrid Central, las restricciones al tráfico del distrito Centro que impulsaron los socialistas en el Ayuntamiento, el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, ha reclamado su paralización. «Es imprescindible que haya un gran acuerdo», ha exigido. Franco también ha arremetido contra el plan «personalista y electoralista» del gobierno de Manuela Carmena para implantar semáforos en el Paseo de Extremadura y convertir ese tramo de la A-5 en una vía urbana: «No podemos consentir que por las prisas, por intereses puramente electoralistas se ponga en cuestión la movilidad de una zona que afecta a más de un millón de vecinos», ha indicado.


Estas declaraciones se producen tras una reunión con una treintena de alcaldes y portavoces de los municipios afectados por la instalación de semáforos en la A-5, en la que ha censurado las «concesiones puntuales en función de la protesta del momento» que ha ido haciendo el gobierno municipal para acceder a Madrid Central. Aunque asegura no se «oponen» a este proyecto, porque «nunca» se van a negar ante algo que mejore «la calidad de vida de los ciudadanos y la calidad medioambiental». No obstante, ha incidido en que «las cosas hay que hacerlas bien y hay que buscar el mayor consenso posible».

Contradicciones
Franco ha anunciado que mañana, en el pleno de Cibeles, el grupo municipal socialista defenderá una proposición que rechaza el proyecto que prevé convertir un tramo de 11 kilómetros de la A-5, entre Cuatro Vientos y Batán, en una calle con un carril Bus Vao en sentido entrada, un radar, semáforos y una velocidad de 50 kilómetros por hora. Además, considera que no está «claro» que vaya a «solucionar los problemas de contaminación de la zona».


PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

Según Franco no hay «ninguna contradicción» en el PSOE, ya que el plan inicial que el Gobierno de Manuela Carmena que se aprobó con el apoyo socialista contemplaba «una solución parecida» para la A-5 «pero en tres años». «Apostamos por una solución integral. Las soluciones de este calibre no pueden adoptarse en unos días», ha subrayado. Entre otros aspectos, ha defendido la puesta en marcha de aparcamientos disuasorios o la ampliación de la línea 10 de Metrosur, mejorar la red de Cercanías.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #504 en: 29 de Noviembre de 2018, 06:47:43 am »

El PSOE recula y pide "un alto en el camino" para su propuesta de semáforos de la A-5 pero desafía a Franco al rechazar su paralización
MADRID

        ISABEL F. LANTIGUA
        Madrid
   
    27 nov. 2018 13:07

"Papelón", "sainete", "sorpresa"... Son los calificativos que han empleado PP, Cs e incluso Ahora Madrid ante la propuesta que el PSOE ha llevado este martes al Pleno de Cibeles y en la que ahora pide, en relación con los semáforos de la A-5 y la transformación de uno de sus tramos en vía urbana -un proyecto impulsado por el propio grupo socialista- "una mesa de trabajo intermunicipal para desarrollar medidas alternativas", insta "al Consorcio Regional de Transportes a que realice un estudio de movilidad en la zona afectada por el proyecto" y solicita "al equipo del gobierno municipal a que antes de la puesta en marcha abra un proceso de diálogo con todas las administraciones públicas implicadas".

Cuando todo está listo para que la primera fase de este proyecto, los semáforos, empiecen a funcionar en enero, el concejal del PSOE Chema Dávila ha insistido en la importancia de hacer "un alto en el camino" para "encontrar una solución y dar alternativas de movilidad a las personas que todos los días entran y salen por la A5". El edil considera "necesario un esfuerzo entre Administraciones y un ejercicio de responsabilidad para resolver la situación" y ha pedido un "alto" para "ponernos a trabajar sin perder un minuto más en encontrar una solución.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

Su propuesta llega justo un día después de que el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, mostrara abiertamente su rechazo al proyecto de su grupo municipal. Sobre la medida impulsada por el grupo que lidera Purificación Causapié en el Ayuntamiento de convertir el tramo de la A-5 entre Cuatro Vientos y Batán en una calle con un carril Bus-Vao en sentido entrada, un radar, semáforos y una velocidad de 50 km/h, Franco se alineó con el PP y los alcaldes del sur "donde viven más de un millón de personas" y pidió directamente «paralizar» el proyecto, que calificó de «personalista y electoralista».

Pero el grupo municipal, en un abierto desafío a su directiva regional, ha votado en contra de esta paralización. No obstante Dávila sí ha reculado y, aunque afirma que siguen apoyando la iniciativa, considera ahora, a falta de dos meses para que se pongan en marcha los semáforos, "imprescindible" la creación de una mesa de trabajo intermunicipal" que analice "el impacto en los habitantes de los municipios afectados así como su medición medioambiental y los costes de implementación" y ve "necesario realizar un estudio de movilidad del transporte público y el tráfico privado en la A-5".

Además admite que "para que se lleve a cabo un proyecto de tal calado se requiere la cooperación y la coordinación de todas las Administraciones públicas" porque la implantación de la medida sin esos pasos "corre el riesgo de producirse una insatisfacción a los vecinos del distrito de Latina y un agravio a los procedentes de los municipios situados en el entorno de la A-5". El concejal del PSOE municipal ha dado con esta proposición un paso atrás en el proyecto que ha defendido estos años, pero ha indicado que su propuesta la elaboró hace una semana, antes de las palabras de Franco y, por tanto, no actúa por orden del secretario general, quien expresó claramente que "si debe paralizarse el proyecto, que se paralice. No vamos a dejar abandonados a cientos de miles de ciudadanos que tienen que usar diariamente esa vía de acceso a Madrid».
Ahora Madrid seguirá adelante con el plan de la A-5

La propuesta socialista de crear una mesa de trabajo ha salido adelante con el apoyo de Ahora Madrid y el voto en contra de PP y Cs. Sin embargo, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha matizado que en ningún caso la creación de esta mesa "va a suponer ni un retraso ni una paralización" del proyecto de semáforos para la A-5.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

Calvo ha mostrado su "sorpresa" por la proposición presentada por el concejal socialista y ha recordado que "el 25 de mayo de 2016 el PSOE presentó una proposición encaminada a mejorar la contaminación en el Paseo de Extremadura" y lo que proponían era "avanzar hacia la transformación en vía urbana". Por eso, ha pedido al grupo municipal del PSOE que "mantenga la coherencia en un tema en el que estábamos de acuerdo para solucionar una anomalía urbana y que no olvide a los vecinos de Batán y Campamento, que viven ahora mismo encerrados". Según ha destacado el responsable de Urbanismo, "la obligación de este Gobierno es resolver un problema urbano y devolver a esos barrios una normalidad que no tienen desde hace 50 años".

Por su parte, el concejal Álvaro González, del PP, ha puesto de manifiesto que su grupo fue el único que en su día votó en contra de poner semáforos en la A-5 y ha recriminado el "papelón" del PSOE que "tras el tirón de orejas del señor Franco" ahora dice que hay que valorar los costes, hacer una medición ambiental, realizar un estudio de movilidad... que hace dos años no hacía falta". Una actitud que ha llamado la "inconsistencia socialista". Según González, al grupo socialista municipal "le acaban de hacer un 155 en público" y ha manifestado que la iniciativa 'popular' que pide la paralización del proyecto "coincide precisamente con lo que quiere su secretario general, el señor Franco".

Para Sergio Brabezo, de Cs, el papel del PSOE en el Pleno de este martes es el de "bombero pirómano" porque "primero ha creado el problema al proponer la iniciativa de la A-5 y luego se presenta como el salvador".



   

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #505 en: 15 de Diciembre de 2018, 07:51:13 am »


Cuando Madrid fue capital de Armenia
MADRID

        VICTORIA GALLARDO

    15 dic. 2018 01:51


Esfera metálica en honor a Colón que diseñó el arquitecto Alberto de Palacio para el Retiro. EL MUNDO


El periodista Ángel del Río recopila en 'Disparates de la historia de Madrid' algunos de los desatinos de los que la ciudad fue víctima o testigo

Hubo un tiempo en el que Madrid quiso ser puerto de mar. Fue en época de Felipe II, cuando el monarca puso interés en comprobar la viabilidad de un proyecto que hiciera posible la navegación comercial y que conectase esta ciudad con Sevilla, capital financiera y comercial por aquel entonces. Sin embargo, la idea de dar caudal suficiente a los ríos Jarama y Manzanares mediante un sistema de esclusas quedó finalmente relegada en el desván del olvido por falta de presupuesto.

También hubo un Madrid que llegó a ser capital de Armenia, cuando el rey León V de Lusignan, cuya fe cristiana le condujo a un largo cautiverio, escogió la ciudad como nuevo baluarte de su perdido reino tras la intervención de Juan I de Castilla. Éstas y otras muchas anécdotas figuran en Disparates de la historia de Madrid (Ediciones La Librería), el nuevo libro que el periodista y cronista oficial de la villa Ángel del Río dedica a la urbe madrileña.

Con un grueso número de títulos sobre la ciudad en su haber, Del Río se retrata a sí mismo como «madrileño y madrileñista», y define como «manía» su afición por «escrutar la historia». «Madrid es una ciudad de contrastes y contradicciones. Su relato está hecho de aciertos y desaciertos, de errores forzados o involuntarios, algunos de los cuales han podido cambiar el curso de su desarrollo urbano y cultural», sostiene el autor. Tras más de dos años paseando esa curiosidad suya por archivos y bibliotecas, ha recopilado parte de su saber en este volumen a modo de «diccionario».

Nefastas operaciones urbanísticas con la especulación como telón de fondo, ambiciosos proyectos que no se llegaron nunca a realizar o monumentos cambiados de lugar o, directamente, desaparecidos son algunos de los retales con los que se confeccionan los 10 capítulos que componen la publicación. Ahí está, por ejemplo, el triste final del Cine Madrid, testigo de acontecimientos como el discurso que el 14 de marzo de 1933 pronunció Manuel Azaña. Tras ser derribado en 2014, fue reemplazado por una tienda de electrónica. La demolición de la Quinta del Sordo, donde Goya pasó sus últimos años de vida en España, o la voladura del edificio que albergó la sede del diario Madrid son otros de los muchos episodios sobre los que el libro recala.

Junto a estos sucesos conviven fracasos tan sonados como el del monumento a Colón, una gigantesca esfera metálica de 200 metros de diámetro diseñado por el arquitecto español Alberto de Palacio, discípulo del mismísimo Gustave Eiffel. En 1892, con motivo del cuarto centenario del descubrimiento de América, se pensó en situar dicha construcción en El Retiro, junto al Palacio de Cristal pero, por desgracia (o por fortuna) la falta de presupuesto fue de nuevo responsable de su descarte.

Tampoco quedan fuera de la publicación ciertos sucesos con regusto castizo, como el fugaz retorno de los serenos que Enrique Tierno trató de promover en 1986. Sin embargo, esta idea romántica no llegó a buen puerto por ser incompatible con las nuevas exigencias de la seguridad pública. El inadecuado uso del Mercado Puerta de Toledo, cuya escasa media de visitantes era de 25 personas diarias, es otro de los recuerdos con sabor a antaño, mientras que la picaresca más evidente sale a relucir en el momento de abordar el origen de las casas de malicia. Dichas construcciones tienen su origen en la imposición de Felipe II de ceder la segunda planta de las viviendas de la villa a los más de 10.000 servidores de la realeza que por aquella época acogió la capital. Como reacción a tal medida, los madrileños optaron por combatir dicha exigencia con la construcción de falsos interiores en las nuevas viviendas que permitieran a sus propietarios eludir tal obligación.

Con todos y muchos otros pasajes en la mano, a la hora de escoger cuál es, en su opinión, el mayor desastre del que Madrid ha sido víctima y testigo, Del Río introduce en su genérica respuesta «la pérdida del patrimonio histórico que ha sufrido en los últimos 150 años». Por eso, cuando se le pregunta cuál es la impresión que le gustaría que perdurase en el público tras esta lectura, responde así: «Me gustaría que se quedase con la imagen de todo cuanto pudo hacerse y no se hizo. Con la de todo lo que fue y la de lo que nunca pudo llegar a ser».




Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #506 en: 18 de Diciembre de 2018, 07:20:20 am »
El nombre que le han puesto a la exposición tiene copyrigth?




'Pongamos que hablo de Madrid', un viaje con historia por el arte de la capital


        VIRGINIA GÓMEZ
        Madrid
   
    16 dic. 2018 01:53


La obra 'Torres Kio, puerta de Europa', de José Manuel Ballester, expuesta en 'Pongamos que hablo de Madrid'. E.M.

La muestra, expuesta indefinidamente en el Museo de Arte Contemporáneo, reúne obras de reconocidos artistas de las últimas cuatro décadas

Ver, oír y sentir el arte en la capital de las últimas cuatro décadas en el mismo espacio y tiempo es, desde hace unos días, una realidad en Pongamos que hablo de Madrid, la exposición que recorre a través de pinturas, dibujos, obras gráficas y fotografías esta visión de la historia de la ciudad. Esta semana, las obras que la componen han aterrizado en el lugar de donde proceden, el Museo de Arte Contemporáneo, con la intención de quedarse. Hablemos.

La muestra, que reúne 149 piezas de 39 artistas de reconocido prestigio, como Fernando Bellver, Luis Gordillo u Ouka Lele, ya había podido verse en Guadalajara (México) durante la pasada edición de la Feria Internacional del Libro, en la que Madrid fue ciudad invitada. Ahora, regresa a la capital enmarcada en los actos de homenaje al que fuera el primer alcalde de la democracia en la ciudad, Enrique Tierno Galván, en el centenario de su nacimiento.

«Le dedicamos esta exposición como homenaje porque estoy segura de que el resurgir del arte de Madrid no hubiera sido como fue sin él al frente de la Alcaldía, una persona capaz de insuflar esa característica especial de la Movida madrileña, de la revitalización de Madrid, del florecimiento de su cultura», comentó la alcaldesa, Manuela Carmena, en la presentación de la muestra.
Una de las obras expuestas en el Museo de Arte Contemporáneo dentro de la muestra. E.M.

Este recorrido sobre lo que ha sucedido en el arte en Madrid en los últimos 40 años, que está dividido en seis capítulos, arranca con el titulado El mapa y el territorio, que muestra un mapa de la ciudad de Fernando Bellver que da cuenta de la voluntad de un comienzo inspirado en la cartografía madrileña.

En el apartado Instantáneas metropolitanas se puede ver una selección de fotografías de la ciudad de creadores como Ángel Marcos, Pepe Buitrago, José Manuel Ballester o Concha Prada, aunque también se puede observar la visión de los artistas internacionales Gabrile Basilico, Hannah Collins o Roland Fisher.

La ciudad hiperreal aúna cuadros de carácter realista y lírico firmados por los artistas Manuel Franquelo, José Manuel Ballester y César Galicia, entre otros.

En la sección La estética de los Esquizos, se puede observar el trabajo de la generación de artistas que en los años 70, en diálogo con Luis Gordillo, transformaron la pintura influenciados por movimientos artísticos internacionales como la Transvanguardia. Carlos Alcolea, Manolo Quejido, Guillermo Pérez Villata y Javier Utray protagonizan esta parte de la muestra, enriquecida por una vídeo-instalación que reproduce las piezas de los Esquizos y con la que el visitante puede interactuar.
La obra 'Puerta giratoria grises', de María Luisa Sanz. E.M.

El apartado Los años de la Movida acoge obras de los artistas de Javier de Juan, El Hortelano, María Luisa Sanz, Ceesepe o Ouka Lele. Además, las fotografías de Pérez Mínguez o Miguel Trillo ofrecen una visión de este mítico momento de la cultura madrileña más allá de los aspectos musicales o cinematográficos.

Y, por último, Visiones singulares está protagonizado por artistas como Eduardo Arroyo, Eduardo Úrculo o Alfredo Alcaín, que realizaron personales versiones del pop y lo figurativo relatando la historia madrileña.

Además de esas seis secciones, Pongamos que hablo de Madrid recoge también una pieza de videoarte guionizada por la directora del Museo de Arte Contemporáneo, María Ángeles Salvador, y realizada por el equipo de videoartistas Refugio 93, que describe la evolución de la historia del arte del siglo XX y su conexión con algunas de las piezas de la exposición.

Esta pieza de videoarte, elaborada con recursos de animación basados en el trabajo a mano de los artistas de Refugio 93, transita por una dualidad ancestral, la de la figuración y la abstracción, y plantea una metáfora de la vida dividida en cinco partes: El origen o el nacimiento, La construcción o la constitución, El encuentro o la unión, La muerte o la desaparición y La resurrección o el comienzo de un nuevo ciclo.





Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #507 en: 05 de Enero de 2019, 08:48:57 am »

agravado por madrid central
El 'infierno' de los vecinos de Cuatro Vientos sin 'parkings' disuasorios: "El barrio colapsa"

Los vecinos del distrito de Latina denuncian el colapso que sufren todos los barrios junto a estaciones de metro mientras esperan el aparcamiento prometido por el Ayuntamiento

Autor
Paloma Esteban

Tiempo de lectura5 min
04/01/2019 05:00 - Actualizado: 04/01/2019 17:28

Los vecinos del distrito madrileño de Latina dan por hecho que la legislatura terminará y no tendrán ni empezados los aparcamientos disuasorios anunciados por el gobierno municipal de Manuela Carmena en 2016. Uno estaba previsto en Colonia Jardín y, el otro, en Aviación Española (Cuatro Vientos). Los barrios de esta zona, sin embargo, no pueden más y aseguran estar "al borde del colapso". En los últimos años han ido viendo cómo las calles de sus propias viviendas y aledañas se han convertido en 'parkings' improvisados para ciudadanos venidos de municipios cercanos, que utilizan la zona para dejar el coche y coger el metro y el cercanías. "Es una locura. La barriada parece la Castellana en hora punta. Es imposible circular por el barrio", asegura a este diario Pedro Berzal, presidente de la asociación de vecinos de la Dehesa del Príncipe.

Esta antigua colonia militar, formada por 1.500 viviendas y cerca de 80 pequeños chalés, es una de las más aisladas de todo Madrid, junto al barrio de Campamento. Pese a haber denunciado el deterioro de la zona, reconocen que su vía de escape y comunicación con el resto de la ciudad llegó hace años de la mano de la parada de metro de Cuatro Vientos (línea 10) pese a estar situados al otro lado del Paseo de Extremadura. Sin embargo, los vecinos, explica Berzal, las pasan canutas cada día para encontrar un hueco donde aparcar. "La masificación del barrio ha llegado a un punto brutal. De ocho de la mañana a ocho de la tarde no podemos aparcar en las calles cercanas a casa".
Vehículos aparcados junto al metro de Aviación Española.
Vehículos aparcados junto al metro de Aviación Española.

La situación se agrava teniendo en cuenta que alrededor de la barriada no hay nada. "Si no consigues aparcar el coche, te lo comes. Estás condenado". Lo único que existe son antiguos acuertelamientos completamente inutilizados. "Hay explanadas inmensas abandonadas. El Ayuntamiento podría haber impulsado aparcamientos subterráneos. Pero no han hecho nada, necesitamos que tomen ya la iniciativa", insiste el presidente de la asociación vecinal. El nudo ferroviario que caracteriza la zona hace de Cuatro Vientos un lugar muy atractivo para personas de otros municipios colindantes —Alcorcón y San José de Valderas, Leganés o Móstoles— que optan por dejar sus vehículos cada mañana a las puertas del metro para ir a trabajar. La mayoría de ellos no lo retiran hasta bien entrada la tarde noche.

Es el mismo problema que se encuentran los vecinos al otro lado de la A-5, justo en la siguiente parada de metro de la línea 10: Aviación Española, que han ido viendo como los aledaños del Parque Europa y las explanadas en mal estado que rodean la zona van siendo tomadas por coches provocando tráfico intenso cada día y dejando sin espacio a los residentes para aparcar los suyos. "Medio distrito está colapsado. Calculamos que medio millón de vecinos de esos municipios se desplazan a diario hacia nuestra zona para aparcar", insiten vecinos de la Asociación Parque Europa-Santa Margarita. Una cuestión que entienden que ha empeorado con la puesta en marcha de Madrid Central, la nueva súper área de prioridad residencial que cierra la almendra de la ciudad al coche privado de los no residentes desde finales de octubre.

Los vecinos de la Dehesa del Príncipe denuncian el 'colapso' de la zona.
Los vecinos de la Dehesa del Príncipe denuncian el 'colapso' de la zona.

"La gente de fuera de Madrid ya no coge el coche hasta allí por miedo a las multas y a no saber cómo funciona. Lo dejan cerca de las paradas de metro a diario para ir a trabajar y los fines de semana para ir al centro. La cuestión es que sin aparcamientos disuasorios el problema lo tenemos los residentes de esta zona", insisten.
La semaforización de la A-5

Socavones en la explanada junto al metro que se llena de coches. (EC)
Socavones en la explanada junto al metro que se llena de coches. (EC)

A los problemas de aparcamiento que ya tienen los barrios alrededor de la A-5 se añade el proyecto de semaforización que el Ayuntamiento pretende impulsar antes de que termine la legislatura. De hecho, la mayor parte de los semáforos están puestos y la adecuación de accesos sigue su curso para convertir la carretera nacional en una vía urbana. Ya en noviembre el director general de Gestión y Vigilancia del área de Medioambiente y Movilidad confirmó en la comisión del ramo que a "principios de 2019" podría empezar a funcionar, una vez se hubiera terminado "la obra civil, el cambio de señalización y el repintado". El consistorio defiende los "objetivos fundamentales" de la medida: reducir el ruido y la contaminación y, al mismo tiempo, mejorar la seguridad vial. Pero los vecinos tampoco esconden su desconfianza al respecto y entienden que el distrito "se colapsará aún más" con la iniciativa.
Sin aparcamientos a la vista

En julio de 2016 la Junta de Gobierno municipal aprobó la construcción de 12 aparcamientos disuasorios, un total de 9.500 plazas, situados a las afueras de la ciudad, en el entorno de la M-40 y vías de acceso, conectados con medios de transporte público y a un coste muy asequible (entre 0,50 y 1,50 euros al día e incluso gratuito si el usuario del vehículo tomaba después transporte público). Más de dos años después no hay ningún avance al respecto. En el caso de Latina, el proyecto inicial recogía dos 'parkings'. El de la zona de Cuatro Vientos, que a ojos de los vecinos es "sangrante" y el de Colonia Jardín, cuya zona también es frecuentemente utilizada por ciudadanos de municipios como Pozuelo o Majadahonda que después cogen el metro allí.

Precisamente el grupo municipal de Ciudadanos registró una enmienda parcial para que se iniciara la fase 1 del aparcamiento de Cuatro Vientos con una dotación de un millón de euros, pero Ahora Madrid no aceptó la propuesta. El grupo dirigido por Begoña Villacís, que acusa al equipo de Gobierno de "ni leerse las enmiendas de la oposición", insiste en que presentaron una enmienda de modificación siguiendo la promesa lanzada por el gobierno local en 2016 que nunca llegó a cumplirse. Entienden que un Ayuntamiento con superávit como es el de Madrid "no puede dejar de ejecutar" cosas tan necesarias para los vecinos como los aparcamientos disuasorios e insisten en que el caso de Cuatro Vientos necesita una solución cuanto antes.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #508 en: 19 de Enero de 2019, 08:02:17 am »
Los esqueletos de Atocha proceden de una carga de caballería

El análisis de los restos, hallados en 2017, detecta casos de sífilis, artrosis y sarro
Sara MedialdeaSara Medialdea
@smedialSeguir
MADRIDActualizado:
19/01/2019 00:32h


Dos de los 94 cráneos que fueron hallados en la calle Atocha y según los estudios pudieron proceder de una carga de caballería dOS DE - COMUNIDAD

Un motín, tal vez el de Esquilache, está tras la muerte violenta de los 94 cadáveres hallados en 2017 durante unas obras en el edificio de la Sociedad Cervantina, en la calle Atocha. Un extenso estudio arqueológico y antropológico ha permitido averiguar que entre los fallecidos –muchos con la cabeza partida por golpes de sable de la caballería– hay 73 hombres y mujeres (algunas embarazadas: hay tres cuerpos muertos antes de nacer) y 18 niños.

Los estudios del equipo del arqueólogo Juan José Cano y el del antropólogo Jesús Herrerín, de la Universidad Autónoma de Madrid, realizados por encargo de la consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid que dirige Jaime de los Santos, han permitido arrojar luz sobre el origen de estos restos humanos hallados en noviembre: miles de huesos procedentes probablemente de una «monda» o vaciado de las tumbas existentes en la cercana iglesia de los Desamparados.


Uno de los cráneos, con la marca de un sable - COMUNIDAD

Del análisis a fondo del osario –loscráneos y los huesos largos suelen conservarse, pero los más pequeños se pierden en el traslado– se han obtenido datos que permiten dibujar con bastante lo que ocurrió y cuándo tuvo lugar: muy probablemente, una carga de caballería que pudo producirse en una horquilla que va de 1625 a 1808.
Porras, sables y machetes

Los daños detectados en los cráneos encontrados parecen realizados con sables y desde arriba, lo que indica que fueron golpeados desde los caballos. Embestidas brutales, que no sólo les rompieron los huesos sino que llegaron al cerebro, constatan los científicos. Otras lesiones se corresponden con golpes de machetes o hachas, y también por bastones o porras.

Los huesos, en este caso, hablan también de otros hechos, como las condiciones de vida en el Madrid de estos siglos XVII y XVIII. Y lo que cuentan es que el día a día transcurría entre muy deficientes condiciones de higiene y cuidado corporal, con muchas infecciones en la boca, desgastes muy importantes y pérdida de piezas dentales, y abundante sarro.

También hay muchas huellas de artrosis en sus articulaciones, una patología relacionada con la edad pero también con una actividadfísica exigente. Además, al menos se encontraron cinco casos de sífilis.

Pero ¿cuándo ocurrieron estos hechos? De las pruebas halladas se deduce que pueden coincidir con varios motines y asonadas de las que eran tan habituales en otras épocas. Pudo ser, dicen los expertos, en el Motín de Esquilache, que tuvo lugar en marzo de 1766; en ese momento se produjeron muchos incidentes en Madrid, entre ellos una carga de la Guardia Valona que afectó a hombres, mujeres y niños.
Motín por el pan

Otra posibilidad es que se trate del motín contra la Guardia Chamberga, de 1670, que se saldó con varias cargas de soldados y reyertas con armas blancas desde la Plaza Mayor; o el Motín de los Gatos o de Oropesa, en 1699, contra el aumento del precio del pan, que se centró en la plaza de Santo Domingo.

También pudo tratarse de muertes producidas en el Motín de Corte de 1764, que incluyó cargas de caballería cerca el Palacio del Buen Retiro. O en alguna revuelta relacionada con el Motín de Aranjuez, en 1808, que llegó hasta la capital con asalto a varias casas de Madrid y refriegas callejeras, aunque esta opción es la más endeble, ya que los registros del hospital y la iglesia de los Desamparados no recibieron muertos del 2 de mayo ni de los fusilamientos posteriores.

 

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #509 en: 18 de Febrero de 2019, 07:04:17 am »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #510 en: 26 de Febrero de 2019, 06:57:21 am »

Hoy empiezan a funcionar los semáforos de la A-5
La velocidad máxima permitida en el tramo urbano de la Autovía de Extremadura será de 70 kilómetros por hora

Gloria Rodríguez-Pina

Madrid 26 FEB 2019 - 00:32 CET   


Este martes empiezan a funcionar los semáforos que regularán tres intersecciones del tramo urbano de la A-5, entre el kilómetro 3 y el 8,5. La velocidad, controlada por radar desde el pasado 15 de febrero (aunque sin multas los dos primeros meses), está limitada a los 70 kilómetros por hora en ambos sentidos, excepto en las zonas de aproximación a los discos, donde bajará a 50.

Las luces se sitúan en la avenida de los Poblados, para permitir el giro a la izquierda y conectar con el paseo de Extremadura y, en ese mismo paseo, en los kilómetros 6,5 y 5,7.

El mismo día entrará en funcionamiento la señalización de carril bus, la limitación de velocidad a 70 kilómetros por hora y la apertura de las vías que conectan con la avenida de los Poblados y con la calle Carabias.

La concejal de Movilidad y Medio Ambiente, Inés Sabanés, ha descartado que la medida vaya a generar problemas de tráfico y que habrá "más normalidad" de la que se prevé. En un acto de la EMT, ha afirmado que la ciudadanía está lo suficientemente informada sobre la medida, encaminada a reducir la siniestralidad en esta vía, junto a la contaminación atmosférica y acústica.
Oposición del suroeste

El proyecto en este eje de entrada a Madrid, que fue iniciativa del PSOE, ha generado una fuerte oposición de los municipios del suroeste de la Comunidad de Madrid, de distintos signos políticos.  En declaraciones a cadena Ser, la alcaldesa de Móstoles, la socialista Noelia Posse, ha criticado la actuación "unilateral" del Ayuntamiento de Madrid en su decisión de instalar semáforos. "Lamentamos que transcurridos estos meses, en los que de forma unánime, los municipios del suroeste madrileño hemos exigido reiteradamente una visión responsable y global, la respuesta del Ayuntamiento de Madrid haya sido una actuación unilateral", ha señalado Posse en declaraciones a la Cadena Ser.

La consejera de Transportes, Infraestructura y Vivienda, Rosalía Gonzalo, ha insistido en que la decisión sobre esta autovía no afecta "solamente a la ciudad de Madrid". "Es importante lo que vamos a encontrarnos, porque lo que hay es miedo escénico de cómo llegar a los trabajos, a los centros de salud", ha lanzado.

El candidato del PP en el Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, ha considerado “obvio” que “los semáforos en la A-5, que ya tiene un índice de congestión de tráfico muy importante, puedan generar aún más atascos y, como dice un informe de Calle 30, que es una sociedad del propio Ayuntamiento, puedan provocar incluso que se cierren los túneles de la M30 por razones de seguridad”.

Preguntada sobre las críticas, la alcaldesa Manuela Carmena ha señalado en un acto este lunes por la mañana que "lo importante en cualquier medida de movilidad es planificarla estratégicamente, pero luego estudiarla". El Ayuntamiento, según la alcaldesa, está dispuesto a revisar la medida y "tener en cuenta cualquier circunstancia", pero a la vez ha insistido en que "el debate de la movilidad es incuestionable" y ha recordado que "esta autopista en el fondo es una calle".

“Cuando uno ya piensa en que va a tener que revisar una medida es que no está muy seguro de ella”, ha criticado el portavoz sobre las palabras de Carmena, a la que ha pedido que “en los 90 días que le quedan como alcaldesa haga un compromiso democrático y no tome medidas que puedan vincular a futuros gobiernos”.
La EMT ampliará la línea exprés E1

La Comisión delegada del Consorcio Regional de Transportes ha dado luz verde la propuesta del Ayuntamiento de Madrid para ampliar la línea exprés E1 de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que hace el recorrido Atocha-Plaza Elíptica. El objetivo del Área de Movilidad y Medio Ambiente es aliviar el tráfico y, en consecuencia, la contaminación de plaza Elíptica, donde la estación de medición sobrepasó el valor límite horario de dióxido de nitrógeno (NO2) permitido para todo 2019 el pasado 5 de febrero.

El Ayuntamiento propuso al Consorcio que el trayecto vaya desde La Peseta a Colón, para aumentar su área de captación y hacer la línea más atractiva. Finalmente, el recorrido aprobado irá desde La Peseta a la plaza de Cibeles.

El Consistorio también planteó en la Comisión una ampliación de la línea exprés E5, que discurre por la A-5. El Consorcio ha decidido por ahora estudiar la propuesta.

 






















Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #511 en: 26 de Febrero de 2019, 14:44:59 pm »


Villacis, Villacis....

https://twitter.com/CsMadridCiudad/status/1100323422012346370?s=19




Un túnel para silenciar Batán


El Consistorio aprobará el día 31 la Operación Campamento, varada durante 20 años - El proyecto incluye el soterramiento de 2,6 kilómetros urbanos de la A-5
Conéctate
Daniel Verdú


Madrid 17 MAR 2009


Han pasado 20 años desde que el entonces presidente de la Comunidad Joaquín Leguina imaginó aquello de la Castellana del Sur. La denominación respondía a la idea de urbanizar la zona de los cuarteles de Campamento y construir una gran avenida que uniría el barrio de Aluche con Alcorcón. Una nueva entrada a Madrid. Y al fin parece que se va a hacer realidad. Pero la operación, que se aprobará en el pleno municipal de este mes y a la que ha tenido acceso EL PAÍS, trae un regalo de Pascua para más de 15.000 vecinos.

Con las cargas urbanísticas, unos 618 millones de euros, Ayuntamiento y Ministerio de Defensa pagarán el soterramiento de la carretera de Extremadura (A-5) a su paso por el barrio de Batán. Un túnel de 2,6 kilómetros que enlaza con el actual subterráneo de la avenida de Portugal y que irá desde el Alto de Extremadura hasta la carretera de Boadilla. Una obra que terminará con las pesadillas y el ruido de los vecinos de la zona, que aguantaban en algunos tramos hasta 83,5 decibelios, muy por encima de los 55 decibelios, el máximo permitido por la normativa europea.

El subterráneo beneficiará a 15.000 vecinos acosados por el ruido

Costará unos 600 millones, pagados por el Ayuntamiento y el Gobierno central

Se construirán 10.000 viviendas, y el 70% serán de protección oficial

Una reivindicación histórica sobre la que se ha parcheado con mejoras de asfalto y radares para controlar la velocidad pero que, al fin, encontrará una solución. De momento, los vecinos mantienen la denuncia contra el Ayuntamiento por lo que, a día de hoy, todavía soportan.

Pero todo esto va íntimamente ligado al comienzo de las obras de la Operación Campamento. Es decir, antes de dos años los vecinos no empezarán a ver la luz. Será entonces cuando se dé inicio a la primera fase del plan, en el que se construirán en total unas 10.000 viviendas. El 70% de todos esos pisos serán públicos. Un enfoque que garantiza su éxito pese a la crisis inmobiliaria y el stock de vivienda que castiga a la economía española.

La idea es que el nuevo túnel libere una gran superficie que unirá el hasta ahora dividido barrio de Batán. El comienzo del subterráneo estaría justo donde acaba el túnel de la avenida de Portugal, en la intersección con el paseo de Extremadura. Sobre el terreno liberado se construirán calles de paso y conexión entre los dos lados de Batán, zonas verdes y arbolado.

El nuevo túnel subirá a la superficie progresivamente desde la altura de la carretera de Boadilla. Tras un tramo de transición, para que los vehículos se adapten a la velocidad del siguiente tramo, la salida del subterráneo conectará con la nueva avenida, la denominada Castellana del Sur. Una vía que llegará a tener en algunos tramos hasta 127 metros de ancho, zonas verdes, carril bus y carril bici. La circulación estará regulada mediante semáforos.

Los vecinos de la zona están encantados con la idea. Pero, dicen, "no es la primera vez que se habla de esto y luego queda en nada", señala Manuel Dorado, portavoz de la asociación de vecinos de Batán. Además, piden que el nuevo túnel se prolongue hasta más allá de la carretera de Boadilla, "para que no haya gente afectada por el ruido y que quede fuera de la reforma".

La nueva propuesta, consensuada con el Ministerio de Vivienda y el Grupo Municipal Socialista, es una apuesta por el transporte público. Por ello, el nuevo plan incluye la construcción de un gran intercambiador en la parada de metro ya existente de Aviación Española. Además, junto a la estación, se hará un aparcamiento disuasorio con capacidad para unos 2.000 vehículos que costará unos 32 millones de euros. El primero de los que anunció Gallardón en campaña. De este modo, los conductores que tengan que llegar a la ciudad en coche podrán dejarlo a la altura de la M-40 y coger el autobús o el metro para que no se colapsen los accesos.

Con esta operación, por una vez, se han puesto de acuerdo PP y PSOE. "Estamos muy satisfechos con el desbloqueo de la operación. Ha sido un ejemplo de colaboración entre administraciones y de construcción de vivienda pública", señaló el portavoz municipal socialista David Lucas. El suelo es propiedad del Ministerio de Defensa, pero ejecutará la Operación Vivienda a través de la Entidad Pública Empresarial de Suelo (SEPES), que dirige Félix Arias. Un proyecto que se diferenciará del resto de nuevos desarrollos porque se conservarán muchos elementos del paisaje existente, tanto algunos de los edificios como los pinares adyacentes a la zona de los cuarteles.
Recurso contra el nuevo barrio de Alcorcón

Uno de los problemas que presenta esta gran operación es el desarrollo colindante que se construirá en Alcorcón. El municipio madrileño ha proyectado un nuevo barrio con unas 30.000 viviendas. Y eso, básicamente, para Madrid se traduce en miles de coches que entrarán y saldrán a diario por la Castellana del Sur y que se meterán en el nuevo túnel.

Precisamente, el Ayuntamiento de la capital logró el compromiso de dicho municipio y de la Comunidad de Madrid de que se presentaría un informe de movilidad complementario para analizar cómo afectaría ese tráfico a las nuevas infraestructuras. Pero, aseguran fuentes de la Concejalía de Urbanismo, ese informe no lo han visto. Tampoco hay en ese desarrollo ningún dinero presupuestado para solucionar los problemas de tráfico. Por ello, han presentado un recurso contencioso administrativo en el TSJM contra la aprobación del desarrollo. Los vecinos de Aluche han hecho lo propio mediante alegaciones.

El alcalde de Alcorcón (PSOE), Enrique Cascallana, discrepa "radicalmente". "Sí hay un informe de Movilidad. El proyecto está consensuado y viene de un protocolo de 2006. No entiendo de dónde viene esto, más allá de los problemas que el Ayuntamiento tenga con la Comunidad. Tenemos más de 20.000 jóvenes esperando una vivienda. Esto está más que discutido, hablado y aprobado por el Consejo de Gobierno de la Comunidad".

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #514 en: 10 de Marzo de 2019, 07:56:40 am »

Esta calle es un infierno

El tráfico empieza a calmarse en la A-5 a su paso por el paseo de Extremadrua, que se convirtió en vía urbana hace una semana en beneficio de más de 50.000 vecinos de cuatro barrios

Pablo León


Madrid 10 MAR 2019 - 00:54 CET   

“Contaminación, ruido, accidentes, enfermedades, miedo”. Con estas palabras describen su calle los más de 50.000 vecinos que viven en el paseo de Extremadura, en la ribera de la A-5. Hubo un tiempo que esta vía fue una calle —ideada para pasear, como indica su nombre—, pero hace más de cinco décadas, se convirtió en una autovía. Los coches sustituyeron a los ciudadanos, partiendo en dos los barrios de Lucero, Batán, Campamento y Las Águilas. La pesadilla para los vecinos comenzó el 11 de octubre de 1968, cuando Franco inauguró la Nacional-5: lo que era un paseo arbolado, con amplias aceras se convirtió en un espacio que relegaba a las personas a un segundo plano en favor de los vehículos a motor. “Los vecinos siempre hemos denunciado que aquí hay un problema”, dicen desde la Plataforma Campamento, Sí, que aglutina a más de 40 colectivos vecinales. Los habitantes de los barrios afectados por la A-5 comenzaron a organizarse en los años ochenta para reclamar soluciones; para que su calle fuese una calle de verdad.

Actualmente, por esa vía —de entre seis y ocho carriles, tres o cuatro por sentido, respectivamente— circulan una media de 130.000 vehículos diarios (en laborables). Los atascos en hora punta son la norma desde hace décadas. Con la intención de paliar los problemas que genera a los vecinos vivir con vistas a una autovía, la semana pasada el Ayuntamiento de Madrid puso en funcionamiento cinco semáforos en el denominado “tramo urbano” de la vía —que va desde el kilómetro 3 al 8,5—. El Consistorio también redujo la velocidad en algunas partes de la carretera; instaló un radar de tramo e inauguró un carril bus. El Partido Popular así como varios alcaldes de la zona sur de la región se llevaron las manos a la cabeza y comenzaron a hablar de “improvisación”, “caos” e incluso “discriminación” hacia los vecinos de Móstoles, Torrejón o Arroyomolinos.

“Para nosotros, la sensación es de que por fin se ha hecho algo; se han atrevido a meter mano a esta autopista”, defiende Sergio Fernández, de 35 años. Lleva 14 viviendo en el barrio —“me vine por la cercanía a la Casa de Campo”— y comenzó a preocuparse por los daños colaterales de esta autovía hace siete. “Fue al poco de nacer mi hijo mayor”, recuerda, “desarrolló una dermatitis y el médico nos dijo que estaba relacionada con la contaminación”. Su hija pequeña también sufre la polución: “Cuando le da faringitis, a los pocos días salta el protocolo anticontaminación”, explica. En base a un estudio realizado en Madrid, y publicado en la revista Anales de pediatría el pasado noviembre, los episodios de contaminación aumentan las consultas pediátricas de atención primaria en un 8%.

A finales de los setenta, cuando se inauguró la carretera, la contaminación no existía. Tampoco el estrés que genera el sonido de los motores. Las urbes se diseñaban anteponiendo los coches a las personas. Así, el régimen franquista no dudó en expropiar casas y terrenos para ampliar viales mientras diseñaba estrechas aceras por las que no cabe ni un carrito de bebé ni una silla de ruedas.

Ahora todo eso son problemas. Por eso, la remodelación del paseo de Extremadura lleva décadas sobre la mesa. En 2004, con el soterramiento de la M-30, el Ayuntamiento, gobernado entonces por el conservador Alberto Ruiz-Gallardón, prometió que también enterraría esta vía. Los vecinos celebraron la noticia. Un año después, los “problemas técnicos” abortaron la operación. Los vecinos de Batán denunciaron al Consistorio y acabaron ganando en los Tribunales. Era 2008 y el Consistorio no solo no tenía recursos económicos sino que estaba endeudado por encima de sus posibilidades. La idea del soterramiento —cuyo coste supera los 1.000 millones de euros— desapareció (ahora ha vuelto a resurgir).

Los ocho carriles siguieron atestados de vehículos. Para cruzarlos, los vecinos deben usar alguno de los 19 túneles subterráneos. “Si es tarde, no cruces por el subterráneo”, avisaban padres y madres preocupados. En los bajos de esta autovía, a comienzos de los ochenta, se producían atracos y asaltos. Ahí, el Violador de El Batán violó a una treintena de mujeres. Con los años, la inseguridad se ha mitigado, pero la herida urbana se mantiene. “Se tarda menos en ir a Plaza de España [en Metro] que en cruzar la A-5 para ir a la biblioteca, al consultorio o al centro cultural”, cuenta Samir Awad, experto en movilidad, socio Hecate Ingeniería, y vecino de la zona “de toda la vida”. Awad, que también es autor del blog Urbanismo y Transporte, ha sido testigo de cómo su barrio se degradaba. También, de aparatosos accidentes. Una de las paradas de autobús ha sido remodelada más diez veces después de que algún vehículo se estampase contra ella a la velocidad del rayo: antes se podía circular a 90 kilómetros por hora.

Justamente, sobre velocidad y tiempo hablan los alcaldes del sur. Consideran que los semáforos entorpecerán la llegada de sus vecinos a la capital. Los primeros días que comenzaron a funcionar, las redes sociales se llenaron de quejas. "Fue una campaña de ruido, muy politizada", apuntan desde Plataforma Campamento, "hemos preguntado a gente y nos dicen que ahora tardan tres o cinco minutos más que antes, pero también hay otros que cuentan que en el bus ahora se llega más rápido". El Ayuntamiento va a esperar a tener más datos para dimensionar el impacto de la medida, pero por ahora se están cumpliendo sus objetivos de calmado de tráfico. "Esto es un paso", incide Sergio Fernández, que defiende que habrá que tomar más medidas. Y añade: "Nadie quiere vivir al borde del rugir de miles de motores".


















Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #515 en: 13 de Marzo de 2019, 07:14:56 am »

El soterramiento de la A-5, primer debate electoral
El PP presenta su plan para un "falso túnel" de 3,8 kilómetros con un coste de 180 millones

Gloria Rodríguez-Pina
Miguel Ángel Medina


Madrid 13 MAR 2019 - 00:00 CET   

Proyección de la Autovía de Extremadura en la A-5 según la obra que plantea el PP.

José Luis Martínez Almeida, candidato del PP a la Alcaldía de Madrid, presentó ayer su proyecto para soterrar 3,8 kilómetros de la A-5. Para el PP, los atascos y la contaminación de la zona se solucionan con un proyecto similar al de la M-30: los coches circularían por un túnel subterráneo sobre el que construirían zonas verdes. El precio estimado: 180 millones. Ciudadanos asegura que con ese presupuesto “es imposible” hacer lo que plantean. El Ayuntamiento se opone a un modelo que “esconde los atascos debajo de tierra” pero no reduce el uso del coche.

La instalación de semáforos en la A-5, la primera medida de un plan municipal —impulsado por el PSOE— para reducir el tráfico y convertir en una vía urbana esta autovía de acceso a Madrid, generó una fuerte oposición en los municipios del suroeste y en la Comunidad. El PP plantea construir un “falso túnel” de casi 4 kilómetros y seis carriles, tres en cada dirección. Sobre él, “un pasillo verde de 80.000 metros cuadrados”.

Ciudadanos tiene un proyecto en fases para la zona que incluye también el soterramiento, pero con un coste aproximado de 450 millones. Además, promete un plan de regeneración urbana y rehabilitación de viviendas, y la construcción de un parking disuasorio en Cuatro Vientos y otros aparcamientos vecinales.

El equipo de gobierno, de Ahora Madrid, se opone a cualquier modelo que no pase por “reducir drásticamente el uso del coche”. “Ninguna ciudad moderna puede permitirse este nivel de atasco y contaminación”, sostienen fuentes del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, que descartan en cualquier caso el coste que promete el PP. Solo un kilómetro de soterramiento cuesta, según sus cálculos, 100 millones.

La candidatura del PSOE de Pepu Hernández cree que la medida se podría estudiar y plantea que cualquier actuación sea concertada con la Comunidad y los municipios afectados. Miguel Álvarez, experto en infraestructuras del blog Nación Rotonda, considera el soterramiento “una idea razonable” si se mantiene el número de carriles y se deja el autobús en superficie.









Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #516 en: 14 de Marzo de 2019, 07:00:24 am »

El regreso de El Palentino
El bar reabre este jueves reformado y con una nueva oferta gastronómica, pero manteniendo el espíritu que lo hizo mítico


Martín Presumido (izquierda) y y Narciso Bermejo ante el nuevo El Palentino. / VÍDEO: Así contamos el cierre del antiguo El Palentino. Uly Martín / epv
Pelayo Escandón
Madrid 13 MAR 2019 - 12:19 CET   

La última vez que Casto Herrezuelo entró en El Palentino, el gastrónomo Narciso Bermejo le abrió la puerta. Charlaron brevemente y se despidieron. Casto era copropietario del local. Estuvo detrás de la barra desde 1977 y lo convirtió, junto a Loli, su cuñada, en un referente generacional. Bermejo es creador de conceptos como Macera Taller Bar, Nada365 y director gastronómico del hotel 7 Islas. Dos generaciones de hosteleros que se cruzaron para poner al más joven en la encrucijada de continuar con la historia del bar, famoso por sus precios populares y su aspecto castizo, ubicado en la calle del Pez, 8, en Malasaña. En febrero del año pasado Casto falleció y sus herederos vendieron el local. El gastrónomo, guiado por un impulso de responsabilidad, cogió las riendas del negocio junto al hostelero Martín Presumido, propietario del restaurante Mamá Chicó. Mañana reabren El Palentino, remodelado y con una oferta gastronómica nueva, pero con el espíritu de lo cotidiano que lo convirtió en un lugar mítico.

Cuando Casto murió se dispararon los rumores acerca del futuro del bar. Los herederos vendieron el local por 1,3 millones de euros a un fondo de inversión que lo puso en alquiler. Detrás había grupos de restauración potentes, como Restalia (propietaria de 100 Montaditos o La Sureña). Presumido se hizo con el establecimiento en menos de 24 horas. “Las probabilidades de que esto se hubiera reabierto como El Palentino eran muy bajas”, explica. Después se puso en contacto con Bermejo, quien tuvo dudas hasta que aceptó. “Me lo tomé como una responsabilidad. Para mí era sencillo no cogerlo ya que es muy difícil llevar una línea continuista de algo que no creó nadie, sino que sucedió”, añade. La nueva propuesta la pasaron por el filtro del espíritu de Casto: “¿Cómo lo haría si volviera a tener 28 años? Lo que construyó esta historia fue la normalidad de la transversalidad. Loli trataba igual a una estrella de cine que a un indigente”, recuerdan.

¿Por qué sucedía todo lo que sucedía aquí? “Por los precios [las copas costaban tres euros]”, apunta Bermejo. Por ello habrá ocho horas a la semana con los importes antiguos, los martes y jueves por la tarde, en las que se recuperarán las cañas a 1,10 o los pepitos de ternera a dos. “Nos gustaría tenerlos siempre así, pero no podríamos sobrevivir económicamente”, explica el gastrónomo.

El alquiler del local asciende a 10.285 euros al mes y contarán con seis profesionales tras la barra. Trabajar los destilados artesanales les permitirá ofrecer las bebidas a siete euros “y no a doce”. “Porque en esta calle no hay nadie que baje de ocho”, señala el hostelero, encargado de la parte líquida y que ha creado, junto al estudio Happy Ending, una carta de cócteles que homenajean al pasado, como La Tragaperras, El Mondadientes o El Chino de las Rosas. La oferta gastronómica, contemporánea, corre de la mano de Mamá Chicó e incluye clásicos del local revisados, como el sándwich mixto y nuevas propuestas como las croquetas de centollo o la lasaña de rabo de toro.

En cuanto a la estética, la barra cambia de lado por cuestiones logísticas y de reglamento, se mantienen las lámparas y la fachada y se actualiza el logo, de la mano del diseñador Juanjo López. “Hemos hecho lo posible por salvar lo que había, pero se caía a cachos. Nos dimos cuenta de que nada de eso importaba, porque El Palentino, al igual que una iglesia, no lo creaban las paredes, sino los feligreses”, explica Bermejo. Los feligreses del pasado estarán presentes en el trabajo de Jonás Bel que en 2005 retrató durante un año lo que pasaba cada mañana en el local. Sus fotos se colgarán ahora en sus paredes, recordando los espacios que ocupaban la plancha, la tragaperras o el botellero.

Para el creativo gastronómico, El Palentino no deja de ser “un mosquetón enganchado a la juventud de todos”, porque todo el mundo vivió una pequeña juventud en este local. “Incluso falsa, porque yo creo que es uno de los locales donde más gente ha dicho que ha estado y no ha estado. Y eso queremos que siga ocurriendo, que el fuera de plano siga sin controlar. Eso sí, si hay un objetivo, es ser transversales”, aclara. Para Bermejo mantener el Palentino no es solo un esfuerzo personal, es cosa de todos: “Venir y decir que no es lo que era es una evidencia casi obscena, pero la otra opción era que una gran cadena de restauración montara aquí su local. Si hay alguien que estaba preparado para hacerlo soy yo. Y estoy cada día más convencido”.























Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #517 en: 20 de Marzo de 2019, 07:13:20 am »

Los semáforos de la A-5 ralentizan el tráfico entre siete y 10 minutos

El Ayuntamiento señala que el tráfico se ha reducido hasta el 14% mientras el Consorcio de Transportes calcula que la limitación de velocidad obligará a adquirir más autobuses, con un coste de cinco millones

Miguel Ángel Medina

Gloria Rodríguez-Pina

    Twitter

Madrid 19 MAR 2019 - 22:12 CET   

Tres semanas después de que los semáforos de la A-5 se pusiesen en marcha, el primer balance del Ayuntamiento apunta, entre otras conclusiones, a que el tráfico en hora punta se ha ralentizado de media 10 minutos. El Consorcio Regional de Transportes calcula que el incremento del tiempo de recorrido de las líneas que pasan por esta vía ha subido en siete minutos. Lo que para el Ayuntamiento son "datos positivos en cuanto a cumplimiento de objetivos", para Rosalía Gonzalo, consejera de Transportes de la Comunidad, demuestran que la transformación de la vía fue “una decisión mal planificada”.

El Área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) y el Consorcio Regional de Transportes de Madrid, el organismo que gestiona y regula todos los transportes públicos colectivos de la región, han hecho sendos informes paralelos sobre el impacto de las medidas destinadas a la conversión de la autovía A-5 en vía urbana, en la zona comprendida entre la M-40 y la entrada a la capital.

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid estima que como consecuencia de la reducción de velocidad, el tiempo de recorrido de las 27 líneas interurbanas que utilizan esa vía de entrada y salida a la capital ha subido entre un 10% y un 15%, lo que se traduce en una media de siete minutos por vehículo. El organismo, que depende de la Comunidad de Madrid, asegura que para cumplir los horarios previstos será necesario incorporar 27 nuevos autobuses en estas líneas en los próximos meses, lo que tendrá un coste de cinco millones de euros.

El Ayuntamiento ha comprobado que la instalación de los semáforos y de un radar de tramo que limita la velocidad de la vía a 70 kilómetros por hora se traduce en un “lógico incremento del tiempo medio de recorrido en hora punta de día laborable que no supera los 10 minutos”, según el informe del Área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) que todavía no ha concluido. Aproximadamente, la mitad de ese tiempo transcurre en parada, y el resto es consecuencia de la disminución de la velocidad media. “Por el contrario, el tiempo de recorrido de la línea 39 de la Empresa Municipal de Transporte (EMT) que circula por la zona ha disminuido en un minuto (15%) en sentido entrada”, asegura el Consistorio.

La parte urbana de la Autovía de Extremadura la recorren 22 líneas interurbanas diurnas y cinco nocturnas bajo siete concesiones diferentes. En día laborable realizan 2.844 trayectos, de los cuales 1.415 son de salida y otros 1.429 son de entrada. La demanda media diaria en día laborable de estas líneas es de 108.055 viajeros, según datos del Consorcio regional. Los autobuses dan servicio a los municipios del suroreste de la comunidad, como Móstoles, Alcorcón y Navalcarnero, entre otros.

Tras la entrada en funcionamiento de los semáforos el pasado 26 de febrero y del rádar de tramo el día 15 —los dos primeros meses, solo en modo de aviso informativo—, se registra una velocidad media diaria de los carriles en sentido entrada, a la altura de la avenida de los Poblados y de la carretera de Boadilla, de 53 kilómetros por hora. Este dato lo avala, según el Ayuntamiento, tanto los puntos de medida como la información que está ofreciendo el radar de tramo desde que empezó a funcionar. Este era uno de los objetivos primordiales del proyecto de transformación de la vía, con la que el Consistorio espera mejorar la seguridad vial y reducir la contaminación acústica y atmosférica que generan para los vecinos de la zona (50.000 afectados de cuatro barrios diferentes) los 150.000 vehículos que utilizan este acceso de entrada a Madrid a diario.
10% menos de tráfico 

Según el Ayuntamiento, el tráfico se redujo en aproximadamente un 10% en sentido entrada de la ciudad. Con “la actuación ya consolidada”, la caída llega hasta el 14%.

Una parte del tráfico que ha desaparecido, el 17%, se ha derivado hacia el transporte público, según los datos de DUS a los que ha tenido acceso este diario. El 83% restante se ha repartido entre rutas alternativas, sobre todo hacia otras vías de alta capacidad.

Otro de los aspectos que destaca el informe municipal es que las incorporaciones a la vía se realizan con mayor seguridad que antes. Al estar limitada la velocidad, los vehículos que acceden a la vía no necesitan emplear el carril bus como carril de aceleración. De paso, “la práctica totalidad de autobuses y taxis utilizan el carril bus mientras antes lo evitaban”. El Ayuntamiento observa una disminución del tráfico por el carril-bus de un 8% de media. En hora punta, calcula que la bajada llega al 33%, “lo que apunta un mayor nivel de cumplimiento”, según fuentes de DUS.

El Ayuntamiento hace un balance positivo de la medida, que está cumpliendo con los objetivos que se había marcado. “Menor velocidad, configuración más segura y trasvase modal al transporte público”, señala.

Las soluciones para descongestionar el tráfico y reducir la contaminación en la A-5 en su tramo urbano se ha convertido en uno de los primeros debates de campaña. El PP plantea el soterramiento de un tramo de 3,8 kilómetros sobre el que quiere construir un pasillo verde de 80.000 metros cuadrados. El partido estima que el proyecto supondría un presupuesto de 180 millones de euros, que al resto de partidos le parece irreal. Ciudadanos, tiene un proyecto para la zona que incluye también el soterramiento, pero con un coste aproximado de 450 millones. El PSOE, que impulsó la conversión de la vía que finalmente ha desarrollado el gobierno municipal, no se cierra ahora a estudiar el soterramiento. Para el Ayuntamiento gobernado por Manuela Carmena la solución no pasa por “esconder los atascos bajo tierra” sino por buscar un modelo sostenible que limite el uso del coche y potencie el transporte público.
Cruce de acusaciones entre Ayuntamiento y Comunidad

José Manuel Calvo, delegado de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS), defiende que “los datos demuestran que el tráfico se ha reducido o reconducido”, como esperaba el Ayuntamiento. Rosalía Gonzalo, consejera de Transportes de la Comunidad, afirma que “no es de recibo que un responsable político tome una decisión que afecta de esta manera no solo a Madrid, sino también a los madrileños que acceden a la capital desde los municipios del sur”. “Me parece totalmente insolidario”, añade.

Los gobiernos municipal y autonómico criticaron ayer el análisis realizado por la otra administración. La consejera advirtió sobre los “informes de parte” del Ayuntamiento y recordó que el transporte es competencia del Consorcio. Calvo consideró que “no es admisible” que “un órgano de deliberación, funcione con fines partidistas” y que en vez de ofrecer “alternativas de transporte público” critique “lo que hace el Ayuntamiento en el ámbito de sus competencias”.























Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170664
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #519 en: 25 de Marzo de 2019, 06:42:10 am »

Los semáforos de la A-5 causan un sobrecoste de 5 millones y un 15% de retrasos, según el Consorcio

    EFE
    MADRID

Domingo, 24 marzo 2019 - 17:17


Los semáforos de la A-5 tendrán un sobrecoste de 5 millones de euros para sufragar la incorporación de veintisiete autobuses con el fin de compensar los retrasos de entre un 10 y un 15 por ciento que acumulan en sus recorridos las líneas de transporte interurbano afectadas, según el Consorcio Regional de Transportes.

Este organismo público dependiente de la Comunidad de Madrid ha analizado el impacto de la puesta en funcionamiento de tres semáforos y dos carriles-bus en la autovía A-5 por parte del Ayuntamiento de la capital el pasado 26 de febrero.

Se trata de la primera fase del proyecto del equipo de Gobierno de la alcaldesa Manuela Carmena para convertir la A-5, en una vía urbana, entre la M-40 y la entrada a Madrid, una infraestructura que soporta una densidad de tráfico muy alta con más de 150.000 vehículos al día y genera ruidos insoportables para los vecinos, sobre todo en Batán.

El pasado 15 de febrero ya comenzó a funcionar un radar de tramo que multará a quienes circulen a más de 70 kilómetros por hora, la máxima circulación permitida en la zona.

El Consorcio Regional de Transportes ha constatado que la reducción de la velocidad y la instalación de semáforos en esta vía ha aumentado el tiempo de frecuencia de las líneas que circulan por la A-5.

En concreto, tuvieron un incremento medio de tiempo de recorrido en su trayecto que varía entre el 10 y el 15%, aunque, de forma puntual, este aumento de tiempo ha llegado a ser del 18%.

Para compensar estos retrasos, conseguir el cumplimiento de los horarios programados y mantener la calidad del servicio habrá que incorporar 27 autobuses más en las concesiones regulares de transporte interurbano, lo que tendrá un "sobrecoste" de 5 millones de euros, ha indicado el Consorcio Regional de Transportes.

Este organismo público ha comprobado el "enorme impacto" que la actuación del Ayuntamiento de la capital ha tenido sobre el transporte regular interurbano de viajeros que da servicio a los municipios del sur de la región de Madrid.

Por este tramo, circulan 22 líneas interurbanas diurnas y cinco líneas interurbanas nocturnas bajo siete concesiones diferentes.

En un día laborable, se suman un total 2.844 expediciones, de las cuales 1.415 son salidas de Madrid y 1.429 son entradas a Madrid.

La demanda media diaria de estas líneas en un día laborable es de 108.055 viajeros y de 28.728.956 viajeros al año, procedentes de municipios como Móstoles, Alcorcón, Navalcarnero, Villaviciosa de Odón, El Álamo, Arroyomolinos, Moraleja de Enmedio, Villanueva de la Cañada, Brunete, Quijorna, San Martín de Valdeiglesias, Navas del Rey, Pelayos de la Presa, Villamanta, Aldea del Fresno, Cadalso de los Vidrios o Villa del Prado.