Autor Tema: Pongamos que hablo de Madrid  (Leído 105773 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #580 en: 29 de Septiembre de 2023, 07:40:55 am »
Ojalá sea cierto.


La antigua cárcel de Carabanchel se convertirá en viviendas y en un hospital 25 años después


DANIEL SOMOLINOS
Madrid
Actualizado Lunes, 18 septiembre 2023 - 00:05


Hasta que no lo vea...

El centro de estos terrenos, una parcela de 39.920 metros cuadrados de uso dotacional de servicios colectivos con calificación de equipamiento singular de salud, el ayuntamiento lo reservará para un hospital. La otra parcela dotacional cedida al consistorio se destinará a un equipamiento básico de bienestar social, de 2.037 metros cuadrados, y habrá otros cinco espacios municipales para zonas verdes, cuya superficie sumará 23.460 metros cuadrados.

https://www.abc.es/espana/madrid/pp-psoe-vox-votan-favor-construir-600-20230928133521-nt.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.abc.es%2Fespana%2Fmadrid%2F

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #581 en: 09 de Noviembre de 2023, 08:06:22 am »

Almeida pone la primera piedra para cubrir la A-5: siete millones en los presupuestos y arranque a final de 2024


CARLOS GUISASOLA
Madrid
Actualizado Jueves, 9 noviembre 2023 - 00:07
Las nuevas cuentas incrementan la inversión en Seguridad y Emergencias, que desembocará en 596 nuevos policías o 305 bomberos



Ayer se levantó oficialmente el telón de los presupuestos para 2024. Y eso no es cualquier cosa para un Ayuntamiento, para una ciudad, que lleva desde 2022 sin una buena nueva de ese calibre. Tras la Junta de Gobierno, adelantada al miércoles por la festividad de hoy de La Almudena, José Luis Martínez-Almeida se presentó junto a Engracia Hidalgo, delegada del Área de Gobierno de Economía, Innovación y Hacienda, para la premiere de unas cuentas récord de casi 6.000 millones de euros, a las que aún le esperan unos cuantos escalones burocráticos. No será hasta la penúltima semana del año (días 20 o 21) cuando se aprueben en un Pleno extraordinario y urgente. Unos días más tarde, en la semana del 26, podrían ser publicados en el Boletín Oficial del Ayuntamiento (BOAM) y en el de la Comunidad de Madrid (BOCM).

Es la primera vez que Almeida tiene libertad plena para trazar su plan económico. Es la 14ª que Engracia Hidalgo cocina con su receta, tras haberlo hecho nueve veces en la Comunidad de Madrid, bajo los mandatos de Esperanza Aguirre, primero, y de Cristina Cifuentes y Ángel Garrido, antes de ponerse a las órdenes del alcalde de Madrid.

El caso es que ambos desgranaron algunos de los epígrafes de estos números municipales que articularán la ciudad de Madrid durante 2024. Con las palabras «equilibrio y precaución» como banderas. En ellos figuran ya los primeros trazos de dos de las grandes promesas que daban lustre al último programa electoral de Almeida. Siete de los 5.939 millones presupuestados tendrán como destino ese soterramiento de la A-5 que lleva enquistado toda una vida. «Nos hemos cansado de esperar al Gobierno central», proclamaba ayer el alcalde.


Será algo así como una primera piedra que, en cualquier caso, no se colocaría hasta el último tercio de 2024. El Área de Movilidad se encargará de un proyecto cuyo contrato de licitación plurianual ascenderá a 400 millones. Ayer, Borja Carabante, delegado del ramo, se reunió con el secretario de Estado, y se marchó con el compromiso de una cofinanciación. En cualquier caso, el Ayuntamiento echará a andar solo.

INCREMENTO EFECTIVOS SEGURIDAD
Otro de los puntos bajo lupa estará en el tramo de la M-30 que pasa por Ventas. Esa cubrición contará con un pellizco de 1,9 millones, que se invertirá a final de año, tras su licitación. Esta, igual que la del soterramiento del trecho final de La Castellana, correrá a cargo del Área de Obras, que ve reducido su presupuesto en 16 millones (614), tras haber acometido el remate de los proyectos la pasada legislatura. La remodelación de Santa María de la Cabeza en el flanco de Carabanchel, el desdoblamiento del puente Eduardo Barreiros o la mejora de las plazas Jacinto Benavente, Tirso de Molina y Dalí exigen una inversión de 50 millones. En materia de equipamientos, el antiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi, donde se unificarán 2.500 trabajadores, contará con 141,5 millones.


El Área de Vicealcaldía, Portavoz, Seguridad y Emergencias pasará a superar los 1.000 millones (124 más que hasta ahora), lo que se traducirá en un incremento de los efectivos. Habrá 596 nuevos policías, 305 bomberos y 224 miembros del Samur-Protección Civil. Esas cuentas incluyen también al organismo autónomo Madrid Salud, que dispondrá de un importe de 112 millones.


En cuanto al reparto por distritos, son Carabanchel y Moncloa-Aravaca los que reciben el mayor incremento: cuatro millones. Los nueve del sureste sumarán 462 millones de los 880,60 que se reparten los 21.

Además, después de tres años con los salarios congelados, los presupuestos incluyen una subida del 2% a todo el personal municipal.

« Última modificación: 09 de Noviembre de 2023, 08:54:32 am por 47ronin »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #582 en: 20 de Noviembre de 2023, 07:34:03 am »

La A-5, de autovía a bulevar tras dos décadas de sueños rotos: su soterramiento comenzará a principios del 2024


CARLOS GUISASOLA
Madrid
Actualizado Domingo, 19 noviembre 2023 - 23:57
El Ayuntamiento prevé iniciar las obras en torno al otoño, con una partida de 7 millones en los próximos presupuestos

Recreación del soterramiento de la A-5.
Recreación del soterramiento de la A-5.
E.M.
Proyecto El plan de Almeida para cubrir la A-5 que mira a las generales para llegar a la M-40: 25 toneladas de acero y 215.000 m3 de hormigón
Hay una herida de ruido y hollín que empezó a infectarse hace más de cinco décadas. Los barrios de Lucero y Aluche quedaron separados en 1968 por esa frontera de asfalto que resultó ser la A-5. Lo que se ideó como una solución para el tráfico, hoy es una migraña que condiciona la vida de miles de vecinos de la zona. Llevan desde los noventa escuchando buenas palabras y viendo pasar proyectos que no echan raíces. Ahora, parece, el color de su horizonte desprende ilusión. Según ha podido saber GRAN MADRID, el proyecto de soterramiento de la autovía de Extremadura quedará licitado en el primer trimestre de 2024, lo que se traducirá en el trampolín para un plan que, por unos motivos o por otros, nadie ha sido capaz de sacar a flote.

Conforme a la información que ha podido conocer este diario, el lanzamiento del proyecto no pasará del mes de marzo, por lo que las obras arrancarían durante los meses siguientes de 2024, probablemente ya en el siguiente otoño. En los próximos presupuestos municipales presentados hace unos pocos días asomó, al fin, una partida de siete millones de euros para que el Área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, con Borja Carabante al frente, pueda empezar a remover la tierra.

Por esa travesía rumbo al oeste de la Península circulan cerca de 80.000 vehículos al día. Según los epígrafes que articulan el proyecto, el tránsito de vehículos en superficie se reduciría en más de un 90%. Y al mismo nivel, lógicamente, las emisiones contaminantes que arrojan. Al menos esas son las cifras que manejan en Cibeles. Con la cubrición del asfalto, que generaría 80.000 metros cuadrados de zonas verdes, se pretende fomentar la llamada movilidad blanda, con la creación de un carril bici bidireccional de 3,5 kilómetros, entre la calle Illescas y la avenida de Portugal, enlazando con Madrid Río. Además, las 16 conexiones peatonales actuales pasarían a ser 33. La obra hilvanará la fractura entre Campamento, Aluche, Lucero, Puerta del Ángel, Los Cármenes y Las Águilas.

EL GERMEN DE GALLARDÓN
El rediseño contempla que el futuro túnel disponga de dos carriles, junto a otro de Bus VAO, por cada sentido. Habría dos más en superficie, uno por dirección. El nuevo dibujo nada tendrá que ver con los ocho que en la actualidad pasan a unos pocos metros de cientos de viviendas. Uno de los principales empeños de este rediseño sería el de resolver los notables problemas de retenciones en conexiones conflictivas como el Paseo de Extremadura, Batán y Boadilla. La actuación se articularía sobre un tramo de 3.198 metros, que son los situados entre la boca de túnel de la Avenida de Portugal y el entorno de la avenida del Padre Piquer. De estos 3,2 kilómetros, 2,7 son prolongación del túnel, 150 metros serían rampa de entrada entre muros y 260 actuaciones de acondicionamiento en superficie.

Simulación del proyecto de cubrición de la A-5.
Simulación del proyecto de cubrición de la A-5.E. M.
Los primeros bocetos del futuro Paseo Verde del Suroeste los garabateó en 2005 Alberto Ruiz-Gallardón. Y el candidato José Luis Martínez-Almeida, aún sin corona, los repasó con trazo grueso en su primera campaña electoral. Se hablaba de 180 millones de euros, que es menos de la mitad de la suma que hará falta para completar ese rompecabezas que nadie ha logrado/querido solucionar. Por el camino, el Gobierno de Manuela Carmena, ya en 2019, pensó que la solución era instalar unos semáforos.

El proyecto 2.0 de Almeida, con su mayoría absoluta bajo el brazo, cuenta con un proyecto bajo un contrato de licitación plurianual de 400 millones, dividido en tres lotes para acortar los plazos de ejecución. El primero, de 176 millones, abarca desde Padre Piquer a Batán e incluye una glorieta en la avenida de los Poblados para redistribuir la movilidad, así como obra civil, instalaciones y viario en superficie. El segundo lote, de 171,5 millones, afecta al tramo entre Batán y la avenida de Portugal, y recoge, aparte de la conexión con el túnel de la propia avenida, las comunicaciones y enlaces telemáticos de la nueva galería subterránea con el resto de la red de gestión de Calle 30. El tercero, de 57,8 millones, recoge la urbanización de la actuación en superficie.

300 MILLONES DEL ESTADO
De la última reunión entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el Ayuntamiento, no hace ni dos semanas, brotó un compromiso estatal de cofinanciación de 150 millones en una primera fase y otros 150 en la segunda. Sin embargo, en Cibeles hay prisa, cuatro años después de su primera promesa, y arrancarán por su cuenta, a la espera de que la Operación Campamento, con esos terrenos del Estado destinados a viviendas, cuaje al fin.

Recreación de la cubrición de la A-5.
Recreación de la cubrición de la A-5.E.M.
Hace unos meses, Sigfrido Herráez, decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) y uno de los elegidos para articular el Consejo Asesor Urbanístico para la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM), daba algunas pinceladas a este diario sobre la repercusión del proyecto en la ciudad. «Vincular el cubrimiento de la A-5 a la Operación Campamento es inteligente. La entrada y salida de esa zona necesita unas condiciones de acceso y la parte ya soterrada (avenida de Portugal) es un espacio muy interesante. Todas estas intervenciones mejoran la calidad de vida de los vecinos».

Eso es lo que anhelan quienes llevan contemplando toda una vida la procesión de vehículos al otro lado de su ventana. Vecinos que conviven con el hollín y el ruido diario. Todos ellos suspiran por ese verde, verde esperanza, que empezará a germinar en ese primer trimestre de 2024.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #583 en: 29 de Noviembre de 2023, 09:44:36 am »


Madrid publica detalles sobre el soterramiento de la A-5 y propone pagar 5,3 millones en expropiaciones


El consistorio expropiará 2.585,22 m2 de suelos privados y reservará otros 1.037,46 m2 para servidumbres
— Las obras para soterrar la A-5 en Madrid arrancarán a finales de 2024





Zona de Campamento en la que arrancará el túnel para soterrar la A-5
Zona de Campamento en la que arrancará el túnel para soterrar la A-5 Somos Madrid
Diego Casado

Madrid —
29 de noviembre de 2023 01:00h
0

SEGUIR AL AUTOR/A
Los vecinos del bloque situado en el número 308 del Paseo de Extremadura serán los primeros en ver cómo desaparece la A-5 bajo sus ventanas. Entre ese edificio y el ubicado en el 310 ha previsto el Ayuntamiento de Madrid que arranque el túnel de 2,7 kilómetros con el que soterrará esta autovía urbana y sobre el que se construirá el Paseo Verde del Suroeste, según los detalles publicados por el Ayuntamiento de Madrid a los que ha tenido acceso este periódico.


Así quedará el soterramiento de la A-5 en Madrid: vídeos y recreaciones de la obra que transformará Latina

El punto exacto para el túnel de acceso es uno de los primeros detalles sobre el proyecto de la A-5 que publica el consistorio. Se encuentra dentro de la información sobre los terrenos que deberán ser expropiados para ejecutar las obras, el paso previo a la licitación del contrato de obras, que está prevista en las próximas semanas para que los trabajos puedan iniciarse a finales del año 2024.

Según esta información que va deslizando el Ayuntamiento con cuentagotas, la carretera de Extremadura empezará a descender durante 150 metros justo después de la avenida de los Poblados, explica la memoria del proyecto para las expropiaciones, en periodo de información pública desde este lunes.



Inicio del descenso de la carretera, en la zona de Padre Piquer y la Avenida de los Poblados Ayuntamiento de Madrid
El túnel proyectado atraviesa el distrito de Latina, principalmente el barrio de Lucero aunque también bordea los de Campamento y Aluche. Por encima, contará con zonas ajardinadas y un carril bici de 2,9 kilómetros, según el mismo documento. El proyecto de urbanización integrará “de forma equilibrada y compatible todos los flujos de circulación peatonales, bicicleta y vehículos, tanto longitudinales como transversales”, explica el consistorio en la memoria de las expropiaciones. Su objetivo es que el nuevo Paseo Verde se constituya como un “elemento vertebrador” para dar continuidad a la avenida de Portugal y al entorno de Puerta del Ángel.


Los primeros planos publicados de ocupaciones desvelan los trazados de las conexiones con el túnel de la A-5, que enganchará con la zona de Los Yébenes siguiendo los trazados que muestra la siguiente imagen:


Accesos para el soterramiento de la A-5 en el cruce con la calle de Los Yébenes Ayuntamiento de Madrid
Otra de las conexiones de esta carretera soterrada estará en Batán, en el cruce con la calle Villamanín. Allí es donde el Ayuntamiento prevé las mayores expropiaciones y ocupaciones de terrenos cerca de viviendas.


Cruce con la calle de Villamanín del soterramiento de la A-5 Ayuntamiento de Madrid
Como estaba previsto, el Proyecto de Expropiación y relación de bienes y derechos afectados por la ejecución del Paseo Verde del Suroeste. Distritos de Latina y Moncloa-Aravaca incluye hacer desaparecer el número 325 del paseo, lo que se llevará la mayor parte del importe previsto para expropiaciones.

En total, el Ayuntamiento de Madrid prevé gastar 5,3 millones de euros en expropiaciones y ocupaciones de terrenos durante el tiempo que duren las obras. En concreto, se dedicarán 3,8 millones a expropiaciones y servidumbres y otros 1,2 millones a indemnizaciones por ocupaciones, además de otros importes menores. El consistorio expropiará 2.585,22 m2 de suelos privados y reservará otros 1.037,46 m2 para servidumbres. Además, 5.635,95 m2 se utilizarán para ocupaciones de los trabajos.

EL ARTÍCULO CONTINÚA DESPUÉS DEL SIGUIENTE MENSAJE
Apoya el periodismo local independiente
En Somos Madrid apostamos por el periodismo riguroso y de servicio público, que ayude a entender el lugar en el que vivimos, dé voz a los vecinos y denuncie los excesos que cometen los poderosos. Para seguir haciéndolo necesitamos tu ayuda. Puedes apoyarnos aquí con cuotas que van desde 1€ al mes.

Necesitamos a lectores comprometidos como tú.
Ayúdanos a seguir adelante, compartamos el compromiso con los valores democráticos y un futuro lleno de tolerancia.

Apoya el periodismo local independiente en Madrid



Detalle de las casas que serán expropiadas en Paseo de Extremadura 325 Google Maps
Somos Madrid adelantó hace meses que el coste de soterrar la A-5 será de 409,7 millones de euros, según documentos de la futura licitación a los que tuvo acceso este periódico. La construcción se dividirá en tres lotes, dos para la construcción del túnel en sí y otro más para la urbanización de la superficie, en la que se levantaría el paseo urbano y se pondría fin a la autovía urbana que quieren hacer desaparecer los vecinos.

El área de Movilidad, encargada de licitar las obras, ha previsto dedicar siete millones de euros a los primeros trabajos en el presupuesto para el año 2024. Su delegado, Borja Carabante, exige al Ministerio de Transportes el pago de 150 millones de euros para acometer el grueso de los trabajos durante el resto de la legislatura, una cifra que todavía está en el aire.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #584 en: 14 de Diciembre de 2023, 08:04:18 am »
El Ayuntamiento presenta un contrato de 400 millones para las obras de cubrición de la A-5
CARLOS GUISASOLA
@C_Guisasola
Madrid
Actualizado Jueves, 14 diciembre 2023 - 00:05

La A-5, de autovía a bulevar tras dos décadas de sueños rotos: su soterramiento comenzará a principios del 2024
La cubrición de la A-5, la gran promesa electoral de Almeida y la obra que cambiará por completo el rostro de la entrada suroeste de la capital, va cogiendo forma. Las primeras grúas se verán el año próximo y aunque el remate final no será hasta la siguiente legislatura, el Gobierno municipal insiste en que su objetivo número uno es empujar con fuerza esta gran intervención.

El plan estrella del alcalde, con su mayoría absoluta bajo el brazo, cuenta ya con un proyecto bajo un contrato de licitación plurianual de 400 millones, dividido en tres lotes para acortar los plazos de ejecución. El primero, de 176 millones, abarca desde Padre Piquer a Batán e incluye una glorieta en la avenida de los Poblados para redistribuir la movilidad, así como obra civil, instalaciones y viario en superficie. El segundo lote, de 171,5 millones, afecta al tramo entre Batán y la avenida de Portugal, y recoge, aparte de la conexión con el túnel de la propia avenida, las comunicaciones y enlaces telemáticos de la nueva galería subterránea con el resto de la red de gestión de Calle 30. El tercero, de 57,8 millones, recoge la urbanización en superficie.

En otoño a más tardar, matizan fuentes municipales, debería comenzar esta enorme obra civil que recordará a la que hace ya más de 15 años años afrontó el soterramiento de la M-30 a su paso por el Manzanares y el estadio Vicente Calderón.

Aquello transformó por completo la zona, cambió tráfico denso por paseos bajo los árboles, aire contaminado por sonido de pájaros y pisos decadentes por viviendas hiper revalorizadas. Ahora los vecinos de la A-5 cuentan los días para ver algo parecido y muy necesario para su calidad de vida, por culpa de esos 80.000 vehículos al día que circulan por ese tramo de la autovía de Extremadura.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #585 en: 27 de Diciembre de 2023, 07:44:25 am »

Madrid y Moncloa sí se cogen de la mano... por la Operación Campamento: "Hay voluntad de sacarlo adelante, es fundamental para la ciudad"

CARLOS GUISASOLA
Madrid
Actualizado Miércoles, 27 diciembre 2023 - 00:06

Proyecto La A-5, de autovía a bulevar tras dos décadas de sueños rotos: su soterramiento comenzará a principios del 2024
Hace semanas que el Ayuntamiento de Madrid decidió echarse al monte con el soterramiento de la A-5. Ya va con retraso el asunto, pues era uno de los asuntos capitales del anterior mandato de José Luis Martínez-Almeida. Pero, al fin, tras años de espera (y otros tantos desengaños) de los vecinos que moran junto a la autovía de Extremadura, el proyecto zarpó. Lo hizo por su cuenta el Consistorio, sin esperar al Gobierno Central, de quien depende lo que concierne a la Operación Campamento. El viernes pasado, durante el agitado último Pleno, se aprobaron unos presupuestos municipales para 2024 que incluyen una partida de siete millones de euros, punto de partida para un contrato plurianual cuyo importe ascenderá a 400 millones de euros. Desde Cibeles aseguran que en el primer trimestre del año quedará licitado.

Sin embargo, aunque el Ayuntamiento ha decidido acelerar por su cuenta, ayer hubo un nuevo movimiento para que Cibeles y Moncloa puedan caminar por este proyecto cogidos del brazo. El alcalde de Madrid se reunió con la ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, en la sede del ministerio. De ese encuentro salió el compromiso por parte del Gobierno de acelerar los plazos y trámites para iniciar un proyecto en el que se construirán 12.000 viviendas (60% protegida pública y el 40% libre) en el distrito de Latina, sobre el suelo que pertenecía al Ministerio de Defensa.

También quedó elaborada una hoja de ruta donde ya hay dos reuniones técnicas, la primera para el 15 de enero, en poco más de dos semanas, donde se «sentarán las bases para que la Operación Campamento se haga realidad», según aseguraba ayer el propio Almeida, a la salida de la reunión. Será la mayor actuación de vivienda pública de España, que ayudaría a paliar uno de las principales patologías de la capital. Y es que la vivienda fue uno de los epígrafes prioritarios del regidor en la génesis de su nuevo Ejecutivo, allá por junio, de ahí que decidiera crear un Área de Políticas de Vivienda, con Álvaro González, presidente también de la EMVS, al frente de las operaciones.

«Hay una voluntad firme por parte del Ayuntamiento y el Ministerio para sacar adelante esta operación que es fundamental para la ciudad», añadía Almeida, confiado de que los plazos sean «breves y razonables». Por primera vez en mucho tiempo, brotó optimismo de un encuentro entre las dos Administraciones: «Debemos ser capaces de resolver en pocos años un proceso que lleva décadas enquistado». Hubo química por primera vez desde hace mucho tiempo. Como si, al fin, se adivinase un final para la pesadilla.

El Gobierno modifica el decreto 'anti-Huawei' y se arroga más poder sobre los operadores en plena 'operación Telefónica'
Hace apenas un par de meses, en el amanecer del mes de noviembre, fueron David Lucas, secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y Borja Carabante, delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, quienes se reunieron (junto a sus respectivos equipos, frente a frente, en una mesa alargada) en ese mismo ministerio donde ayer se dieron cita Isabel Rodríguez y Almeida. Una cumbre más fría que la de ayer, pero que también resultó productiva. Uno de los acuerdos que trascendieron fue que habría una cofinanciación estatal del soterramiento. Serían 150 millones en una primera fase y otros 150 en la segunda. Serán casi cuatro kilómetros de soterramiento, entre la avenida de Portugal y la avenida de los Poblados, que generarán 80.000 metros cuadrados para los vecinos de zonas verdes y estanciales. Los pasos, esperados desde hace demasiado tiempo, van llegando para fortuna de quienes viven junto al ruido y el humo de la A-5.

Hay prisa para esconder bajo la alfombra verde esos cerca de 80.000 vehículos al día que circulan por ese rincón de la capital. Pero, lo más importante, es que ahora todos reman en la misma dirección. Que, más allá de ese pellizco de siete millones en las cuentas municipales, de esa licitación inminente del proyecto, también hay un compromiso del Estado para desatascar esa Operación Campamento y ese Paseo Verde del Suroeste que ya soñó Alberto Ruiz-Gallardón en 2005.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #586 en: 09 de Enero de 2024, 09:35:00 am »

Carabante, el 'paraguas' de Almeida que maneja los hilos del plan de la A-5: "En mayo de 2027 estará soterrada y esperemos ver grúas de la Operación Campamento"

CARLOS GUISASOLA
Madrid
Actualizado Martes, 9 enero 2024 - 00:10

El delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad charla con GRAN MADRID tras conseguir por segundo año seguido cumplir con la normativa europea de calidad del aire

En junio de 2019, Borja Carabante (Madrid, 1975) cruzaba por primera vez la puerta de su despacho en Cibeles. Un espacio poblado de libros, informes y tacos de folios, con vistas privilegiadas al Madrid que le mira de reojo. «Hay que encajar y golpear para salir hacia delante», admite durante su cita con GRAN MADRID. Se refiere a los golpes (y las satisfacciones) de un Área, la de Urbanismo -nueva atribución-, Medio Ambiente y Movilidad, con un presupuesto de 1.752,5 millones para 2024, que tiene los frentes abiertos del soterramiento de la A-5, los nuevos cantones o el tráfico de la capital. Casi nada.

Arranca 2024 como lo hizo 2023: por segunda vez Madrid cumple la directiva europea de calidad del aire y lo hace con mínimos históricos. ¿Cuál es el secreto?
El secreto es poner en marcha una política de sostenibilidad que sea global integral, que no sólo se centre en la restricción del tráfico, como hizo Manuela Carmena antes de que llegáramos nosotros. El objetivo es que sea global y luche contra todas las fuentes de emisiones. No sólo fomentar la movilidad sostenible, sino también mejorar la gestión de residuos, fomentar la renovación de la flota de la propia administración, establecer un espacio público más sostenible, más saludable y, por tanto, un conjunto de medidas que abarquen todos los ámbitos de actuación por parte del Ayuntamiento.
¿Cree que con el plan que en su día activó Carmena no se habría cumplido la normativa europea?
Ya habían implantado su plan de calidad del aire, habían implantado Madrid Central, y sin embargo no consiguieron estos objetivos. De hecho, tal y como dice la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea, durante esos cuatro años se empeoró de media la calidad del aire, porque se desarrolló un plan que estaba basado en la restricción en un punto de Madrid y no abarcó toda la política. Nosotros hemos trabajado en mejorar la eficiencia energética, en la regeneración del espacio público, en la renovación tan importante que se ha hecho de la EMT, donde se ha renovado 60% de los autobuses, en una gestión de los residuos más sostenibles con la generación de biometano y, por tanto, trabajar en la economía circular. No sólo centrándonos en restringir el tráfico en el centro como hizo Manuela Carmena. Durante aquellos cuatro años lo pusieron en marcha y no consiguieron cumplir esta directiva europea.
Sin embargo, lejos de ser alabado su plan, está rodeado de críticas de los diferentes flancos políticos.
Sobre todo desde la izquierda, que entiende que la mejora de la calidad del aire y la lucha contra la contaminación es una bandera suya. Pero más que una bandera es una pancarta, ya que cuando tienen que llevar a cabo políticas de mejora de la sostenibilidad nunca las ponen en marcha o no son eficaces. Sobre Madrid 360 se podría haber discutido en el año 2019, cuando la pusimos en marcha. Sin embargo, en el 2022 y 2023, cuando ha conseguido el objetivo que perseguimos todos, que es mejorar la calidad del aire, ya no debe tener debate. Hemos adoptado unas medidas basadas en el sentido común que nos ha permitido cumplir la directiva de calidad del aire sin que se paralizara Madrid, como decía Vox. O sin desmantelar una política de sostenibilidad que viene practicando el Ayuntamiento ya hace muchos años. La lucha contra la contaminación no la empezó Carmena, arrancó con Botella y ese primer plan de calidad del aire.
El 26 de diciembre, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y la ministra de Vivienda, Isabel Rodríguez, tuvieron una reunión por la Operación Campamento. Y, según contaron las partes, todos salieron contentos. ¿Estamos ante un momento decisivo para que el Gobierno y el Ayuntamiento puedan ir de la mano?
Estamos en un momento decisivo porque hemos decidido tirar para adelante con el soterramiento de la A-5 y hay unos compromisos que tiene que sufragar el Ministerio a través de la Operación Campamento. Por tanto, es el momento de poner sobre la mesa los compromisos y, sobre todo, el cumplimiento de los compromisos adquiridos. Por eso estamos en ese momento esencial de la operación. Vamos a poner en marcha soterramiento de la A-5 y queremos que el Ministerio presente la iniciativa para el desarrollo de la Operación Campamento, para poder planificar también la segunda fase de ese soterramiento y, sobre todo, poner en valor esas 10.200 viviendas que se van a poner en marcha. Es el momento de que ambas administraciones trabajemos de manera conjunta. Hemos tenido ya dos reuniones técnicas y la semana que viene (15 de enero) tendremos otra con los equipos del Ministerio para ver si entre todos somos capaces, no de desbloquear, porque hay intención por ambas partes de tirar para adelante, pero sí de coordinar los trabajos.
¿Y por qué si es tan vital para la ciudad lleva tanto retraso? Los vecinos llevan muchos años de frustraciones.
El Ministerio, que es el propietario mayoritario de los suelos, es el que tiene que presentar la iniciativa para el desarrollo de la Operación Campamento y hasta ahora no lo había presentado. Tenía el planeamiento aprobado, pero no había presentado la iniciativa para poder ponerlo en marcha. El detonante ha sido que el Ayuntamiento de Madrid iniciara los trámites de licitación del soterramiento de la A-5. A partir de ese momento, el Ministerio se ha dado cuenta que era necesario coordinar los plazos y sobre todo los proyectos para que fuéramos coherentes en ese soterramiento con el desarrollo tiene que haber de la Operación Campamento.
Dice entonces que el Ayuntamiento es 'culpable' del acelerón del proceso.
Creo que el inicio de los trámites de la licitación es lo que ha detonado que el Ministerio decida ahora poner en marcha la Operación Campamento. Es muy buena noticia y nosotros estamos encantados y queremos trabajar de manera coordinada con el Ministerio. Además, hay que hacerlo con un carácter netamente técnico y a partir de ahí tienen que trabajar los equipos técnicos para ser capaces de desarrollar esa esa operación.
Avancemos hasta mayo de 2027, ¿cómo estará para entonces ese rincón de Madrid?
Pues estará soterrada la A-5. Es decir, habrá 80.000 metros cuadrados de zonas verdes estanciales para los vecinos. Los 100.000 coches que pasan todos los días estarán por debajo de ese espacio público y será una infraestructura sostenible que va a dar continuidad a Casa de Campo y a Calle 30. Y esperemos que podamos ver ya las primeras grúas también en la Operación Campamento, sobre todo el proyecto de urbanización. La idea es que el proyecto de urbanización se pueda compatibilizar con las primeras ejecuciones de vivienda y que podamos ver las primeras grúas. Claro que sí, que dentro de tres años podamos verlo es el objetivo que, por lo menos tiene el Ayuntamiento, que está al alcance de la mano, siempre y cuando el Ministerio trabaje con el Ayuntamiento de Madrid para poder sacarlo.
Parece que el ruido por los cantones de limpieza bajó de decibelios durante la Navidad. ¿Cómo está el asunto?
Hemos seguido teniendo reuniones con los vecinos de Montecarmelo, hablando y analizando parcelas. Pero los cantones son una infraestructura esencial que necesita ejecutar sí o sí el Ayuntamiento de Madrid. Intentamos ejecutarlos sin que se pueda producir perjuicios por parte de los vecinos. Hay 116 cantones en la ciudad de Madrid y nunca supone ningún perjuicio, ninguna molestia para los vecinos. Prácticamente no tenemos quejas. Una queja puntual, por supuesto hay, pero prácticamente no hay quejas de los cantones. De hecho, nadie sabía que había cantones en Madrid hasta que saltó esta polémica. Entendemos la preocupación de los vecinos, pero no la podemos compartir. Esos eventuales perjuicios que consideran que se producirían por culpa de los cantones no serán así. Ahí no hay gestión ni almacenamiento de residuos y, por tanto, no ocasionan ni malos olores ni ninguna molestia. Por parte de la izquierda ha habido una utilización de este asunto, porque por parte de los ciudadanos yo creo que hay un cierto desconocimiento de la infraestructura que se iba a instalar ahí, y eso ha provocado cierto miedo que nos estamos intentando apaciguar poniendo sobre la mesa lo que va a ir. De hecho, la mejor prueba de que no producen molestias y que hay que construirlos es lo que ha dicho el Defensor del Pueblo: que no genera ni malos olores ni perjuicios a los vecinos y que es una estructura esencial para la ciudad de Madrid.
Pero movimiento de vehículos sí que va a haber...
Pero pero muy poco. Cualquier instalación comercial, cualquier actividad que pueda haber en los alrededores, genera más tráfico que lo que genera o movilidad de lo que genera un cantón de limpieza, muchísimo más. Los propios vehículos de limpieza que están circulando para transportar a los barrenderos para gestionar toda esa limpieza son los mismos que van a continuar circulando, que alguno estacionará en ese cantón, pero la movilidad es la misma.
Es el mayor contratiempo de lo que va de legislatura o, al menos, el más ruidoso.
Más que un contratiempo, es un tema de que los ciudadanos entiendan cuál es la factura que va ahí. Por eso hemos organizado visitas con los vecinos que han ido a ver otros cantones de limpieza. Les hemos dicho: 'Mira hay 116, podéis ir al que queráis para ver qué es una instalación de limpieza'. La han visto y yo creo que quienes han acudido a ver lo que es un cantón pues han entendido que eso no les iba a producir ningún perjuicio.
Borja Carabante, durante la entrevista con GRAN MADRID.
Borja Carabante, durante la entrevista con GRAN MADRID.JAVIER BARBANCHOMUNDO
Si hay atascos, todos le miran a usted. Si hay cantones, todos le miran a usted. Si hay contaminación, todos le vuelven a mirar. ¿Se siente el paraguas de Almeida?
Las políticas de la prestación de los servicios públicos del Ayuntamiento recaen en el tráfico, en la movilidad, en la gestión de los residuos y en la limpieza. Por tanto, son los servicios esenciales. Y, efectivamente, pues los ciudadanos cuando tienen una queja de todos esos servicios, pues miran a este Área que somos los que lo gestionamos. Pero tenemos que mirar lo que hemos hecho hasta ahora. Tenemos menos quejas de limpieza de las que teníamos cuando llegamos en el 2019, prácticamente la mitad. Hemos sacado unos nuevos contratos de mantenimiento de zonas verdes y la ciudad de Madrid hemos sido declarada por tercer año consecutivo ciudad arbórea del mundo. Y hemos conseguido también con esa política de movilidad sostenible que se haya reducido el tráfico y se haya incrementado el uso del transporte público. En estos últimos cuatro años, el coche ha ido perdiendo protagonismo en detrimento del transporte público.
¿No le incomoda que todos los golpes vayan a usted?
Yo me siento muy cómodo porque no sólo vienen todos los golpes, también tenemos la satisfacción de ser los responsables de prestar los servicios públicos más esenciales del Ayuntamiento de Madrid, como son la movilidad, el tráfico y la limpieza.
¿Qué se le da mejor: encajar o golpear?
Las dos cosas. Hay que encajar y golpear para poder tirar hacia delante.
¿Es Bicimad una de sus mayores satisfacciones desde que está en el Ayuntamiento?
Mi mayor satisfacción es el cumplimiento de la directiva europea europea de contaminación. Bicimad puede ser la segunda. Nadie había conseguido durante los últimos 14 años que se cumpliera la directiva europea. Es más, parecía que era una cosa absolutamente impensable cuando llegamos en 2019. Todo el mundo dijo que no íbamos a cumplirlo porque estábamos muy lejos. De igual manera que dice la izquierda ahora que no cumpliremos en el 2030 cuando se modifiquen los umbrales. Ese ha sido el primero. Pero Bicimad también. Ha tenido el sinsabor de la utilización y la batalla política durante la campaña, cuando hicimos la transición de un sistema a otro, tuvimos mucha polémica y mucha crítica por parte de la izquierda.
Críticas justificadas.
Había que tomar una decisión. O suspender durante tres o cuatro meses el sistema de Bicimad e implantar el nuevo, y por tanto que no hubiera sistema de alquiler de bicicletas durante tres o cuatro meses, o arriesgar e implantar este sistema de manera progresiva y dual y que convivieran los dos sistemas. Durante la convivencia hubo determinados problemas, pero no dejamos sin movilidad ciclista a la ciudad de Madrid, que hubiera sido una queja y una crítica mayor. Pero el éxito es que estamos en cifras récords, con 57.000 usos diarios. Estamos casi en cinco veces más de lo que tenía Manuela Carmena. Hemos llegado a todos los barrios, a todos los distritos y solo hace falta pasarse por Madrid, porque uno ve circulando con total normalidad bicicletas azules muy a menudo.
¿Cómo es su relación actual con el ministro Óscar Puente? ¿La ha reconducido durante las Navidades?
De momento inexistente, no sólo en redes sociales, sino también a nivel personal. Entre otras cosas porque ha decidido no recibir, por ejemplo, a la Comunidad de Madrid. No queremos tener ni buena ni mala relación con Óscar Puente. Lo que queremos es que Óscar Puente arregle Cercanías. Porque en Cercanías tenemos un problema que no sólo es de movilidad, sino de seguridad. La gente tiene miedo a coger el Cercanías. Pero tiene miedo, entre otras cosas, no sólo por los tres descarrilamientos que se produjeron de manera sucesiva en apenas 15 días, sino porque el sindicato de maquinistas de Renfe dijo que había que cortar ese tramo porque no estaba dispuesto a poner en riesgo su vida y la seguridad de los viajeros. Lo tiene que hacer Óscar Puente es gestionar la red de Cercanías en vez de su cuenta de Twitter.
Si la izquierda habla de las talas de la línea 11, ustedes salen con las de Atocha y las de La Castellana de la época de Carmena. ¿Talar es delito?
No, para eso está la Ley de Protección del Arbolado Urbano y establece bajo qué condiciones se puede talar un árbol. Y las condiciones son claras: cuando se trata de una infraestructura de interés general, cuando no existe una viabilidad técnica de ejecutar esa infraestructura y afecta el arbolado, corresponde hacer los trasplantes, la tala y la compensación. Se habla mucho de la tala, pero poco de la compensación. Se van a plantar 14.000 árboles en compensación a la tala de esos 600. Es decir, va a haber más árboles en la ciudad de Madrid, pero es necesario talar árboles cuando se trata de hacer una infraestructura de interés general, como puede ser el Metro o puede ser la estación de Atocha, o puede ser cualquier infraestructura, cualquier carretera o cualquier red ferroviaria.
¿Y tan difícil era encontrar una alternativa en el caso de la Línea 11 de Metro?
No había alternativa según los técnicos de la Comunidad de Madrid y según el estudio de evaluación ambiental. Hay que recordar que la Línea 11 tiene evaluación ambiental favorable y que, por tanto, está sometida a ese trámite de evaluación ambiental por parte de todas las entidades. Todo el mundo ha podido establecer alegaciones a ese informe de evaluación ambiental. Los técnicos de la Comunidad de Madrid del Área de Medio Ambiente han determinado que esa infraestructura ambientalmente tiene un estudio que es favorable. Por tanto, no tenemos más remedio que conceder esas talas. Y lo que sí hacemos es tomar medidas compensatorias para replantar y mejorar, en su caso, el arbolado de la ciudad de Madrid. Pero nunca se había producido una queja de este tipo. En la Línea 3, en Getafe, ha habido afección al arbolado, ha habido talas autorizadas por la alcaldesa socialista de Getafe. Sin embargo, yo no he oído a nadie manifestarse. Lo que no entiendo es como esta izquierda es tan feroz cuando se trata de actuaciones por parte de los gobiernos del Partido Popular y es tan servil cuando se trata de actuaciones por parte de gobiernos de la izquierda. Nos tendría que importar lo mismo. Durante los últimos cuatro años el Gobierno de España ha talado en la ciudad de Madrid 1400 árboles. No he oído a nadie, ni a Reyes Maroto ni a Rita Maestre ni a nadie quejarse de esas talas. Y yo entiendo que esos mil 1.400 árboles son igual de importantes para la ciudad de Madrid que los 600 que se van a talar como consecuencia de la línea 11.
Borja Carabante, durante la entrevista con GRAN MADRID.
Borja Carabante, durante la entrevista con GRAN MADRID.JAVIER BARBANCHOMUNDO
Vamos a mirar a la política nacional. ¿Teme que los pactos del Gobierno con Bildu o Junts repercutan en la inversión de infraestructuras en Madrid?
Bueno, es que ya está repercutiendo. El Gobierno ha decidido destinar 6.300 millones de euros a los Rodalies en Cataluña y ha decidido no invertir en la ciudad de Madrid. Ha decidido condonar 15.000 millones de euros a los independentistas catalanes y esa cantidad la vamos a pagar todos los madrileños. Madrid es la ciudad y la región que menos inversión del Estado recibe tres veces menos que Cataluña y aporta el 25% de toda la recaudación. La comunidad que más aporta y la comunidad que menos recibe inversión por habitante. Y eso simplemente porque se está utilizando el dinero público para comprar la presidencia del Gobierno. Literalmente los nueve votos que le faltan para gobernar a Sánchez en detrimento de la Comunidad y la ciudad de Madrid. Si no el Cercanías no estaría como está.
¿Por qué están tan caldeados los Plenos del Ayuntamiento? La semana pasada fue reprobado por segunda vez Ortega Smith.
Hay debates más controvertidos y más subidos de tono, pero el PP es el único que está siendo coherente. Pedimos en su día el acta de Viondi y pedimos también la dimisión de Ortega Smith, votando a favor de su reprobación, porque es absolutamente intolerable su comportamiento. Es increíble que para unos sólo tengan el carácter de moralmente rechazable una actuación en función de quién sea el autor de la misma. La actuación está igual de mal, la haga quien la haga, la izquierda o Vox.
¿Tanto les afectan personalmente los temas nacionales?
Las cosas importan y Madrid es la capital de España, donde los debates nacionales tienen su importancia. Quizás en otros ayuntamientos hay un debate también mucho más local. Aquí, como digo, el debate nacional tiene su importancia y los debates muchas veces son controvertidos. Son duros, pero mientras uno debata con respeto no hay ningún problema, por muy duro que sea el debate. El problema es cuando se pierde el respeto cuando se insulta y en este caso cuando se amenaza o incluso cuando se agrede. Tenemos que ser todos intolerantes con ese comportamiento. Y la izquierda no lo es cuando se trata de personas de izquierdas y Vox tampoco cuando se trata de personas de Vox. Vox pidió en su día el acta a Viondi y ha protegido a Ortega Smith.
Pero gestos como el de Ortega Smith no les hace demasiado favor a ustedes por los pactos que tienen con Vox a nivel nacional.
Es un comportamiento personal de Ortega Smith. No es un comportamiento de Vox, es un comportamiento de Ortega Smith. Que Ortega Smith tuviera un comportamiento amenazante, violento y agresivo en el Pleno no quiere decir que Vox lo sea. De igual manera que no puedo decir que el Partido Socialista sea un partido agresivo y violento porque Viondi se comportará de esa manera. Por tanto, es un comportamiento personal del señor Ortega absolutamente rechazable y reprobable.
Las dos personas con más poder en el Ejecutivo de Almeida son usted e Imma Sanz, la vicealcaldesa. ¿Qué tal es la relación entre ambos? Hay quien sugiere que no pasaría por su mejor momento...
La relación es extraordinaria. Trabajamos de manera conjunta y nos conocemos los tres (con Almeida) desde hace años. Fuimos compañeros los tres también en la Comunidad de Madrid y lo fuimos en la oposición. Trabajamos juntos en el Gobierno municipal y somos amigos. Trabajamos muy bien, no solo los tres, sino los 29 concejales, bajo las órdenes del alcalde y de manera muy coordinada.
Ha habido quejas vecinales por los parkings que se van a construir en torno al estadio Santiago Bernabéu. ¿Qué dice el Ayuntamiento?
Ese parking lo ejecutamos precisamente para para mejorar la movilidad del entorno, de las personas que acuden al parque, al estadio Santiago Bernabéu, pero también de los vecinos. El 75% de las plazas del Paseo de La Habana son para residentes. Ahora tienen un problema de aparcamiento porque muchos de esos edificios no tienen parking. Queremos poner en servicio para los residentes esas plazas y el éxito va a ser en cuanto se ejecute la demanda que van a tener esas 75% de plazas designadas para los residentes. Hemos hecho los estudios técnicos que establecen que mejoramos la fluidez del tráfico, que mejoramos la posibilidad de estacionamiento y por tanto va a ser una infraestructura buena para los visitantes, pero especialmente para los vecinos.
Sólo falta la confirmación oficial de la llegada de la Fórmula 1 a Madrid. Es un reto para la ciudad, pero el área que dirige por cuestiones de movilidad.
Ha demostrado que es capaz de acoger grandes eventos. Lo hicimos con la OTAN, lo hicimos con la COP 25, lo hemos hecho en cada una de las importantes visitas y eventos deportivos, culturales, institucionales que se han celebrado en la ciudad de Madrid. Esa capacidad organizativa va a ser uno de los puntos importantes en el caso de que venga la Fórmula uno.
¿Tiene amigos en la política de otros partidos?
Me llevo muy bien con mucha gente de otros partidos. Es viable ser amigo o tener buena relación con otros políticos y, sobre todo, es muy saludable porque es muy importante hablar y hablar mucho con otros partidos.
¿En casa habla de política?
Sí, a mis hijos les gusta mucho la política. Debatimos mucho de política.
¿Su suegro [José María Álvarez del Manzano, alcalde de Madrid entre 1991 y 2003] le tira de las orejas con algún tema?
Bueno, más bien me aconseja. Mi suegro es una persona muy vinculada a la política municipal, le encanta y le apasiona. Comparte conmigo muchísimas cuestiones, y sobre todo experiencias suyas de cuando era alcalde.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #587 en: 11 de Enero de 2024, 09:38:15 am »
Almeida inicia las expropiaciones para el soterramiento de la A-5


Urbanismo aún no ha precisado la superficie afectada para unos trabajos que arrancarán previsiblemente a finales de este año

C. D. Q.
Madrid
10/01/2024
Actualizado a las 19:53h.

La obra faraónica empieza a materializarse, al menos, en términos administrativos. El Ayuntamiento de Madrid ha iniciado las expropiaciones necesarias para ejecutar el soterramiento de la A-5, una obra faraónica que enterrará la autovía en el paseo de Extremadura a lo largo de los próximos años. José Luis Martínez-Almeida ha reservado una partida de 7 millones de euros en sus primeros presupuestos con mayoría absoluta para realizar la que previsiblemente se convertirá en la obra insignia de su mandato.

El objetivo es pisar el acelerador para que, antes de que termine 2024, arranquen los trabajos. El proceso está en manos del Área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, que ya ha publicado un primer contrato de 400.000 euros bajo el concepto «ejecución del Paseo Verde del Suroeste», 3 kilómetros de jardines, plazas peatonales y carril bici que taparán seis carriles de la A-5 en 2027. «Confío en que a lo largo de este mes de enero podamos convocar la licitación del soterramiento de manera definitiva, que los trabajos puedan empezar antes de que acabe el año, si el procedimiento administrativo y de contratación sigue los trámites normales», ha señalado este miércoles el alcalde madrileño, en declaraciones a los periodistas.

El proyecto requiere de una serie de expropiaciones, aunque el Área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad aún no ha precisado la superficie afectada del distrito de Latina. «Seguimos el procedimiento normal que hay cuando se tiene que ejecutar una infraestructura de estas características, para poder ejecutarla, para hacer la ocupación de los terrenos necesarios, para la maquinaria», ha precisado Almeida.

El regidor ha garantizado además que cumplirán la normativa: «Por supuesto, con la fijación del justiprecio y el pago de las cantidades correspondientes que se tengan que fijar en el procedimiento administrativo, como no puede ser de otra manera».

El proyecto municipal cubrirá seis carriles de la autovía y mantendrá dos en superficie, con el fin de reducir un 20% el tráfico de salida de Madrid en hora punta

Mientras el plan para la A-5 avanza, el ayuntamiento trabaja también en otro proyecto inseparable del soterramiento. Este viernes habrá una reunión entre el ayuntamiento y el Ministerio de Vivienda para abordar la Operación Campamento, una operación urbanística en los antiguos carteles del barrio homónimo, en el distrito de Latina, para levantar 10.000 viviendas. Almeida ya se reunió con la ministra, Isabel Rodríguez, en la última semana de diciembre, «una reunión fructífera» donde «sentar las bases» de la Operación Campamento; este segundo encuentro será «más técnico».

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #588 en: 11 de Enero de 2024, 09:46:07 am »
Vecinos de la A-5, indignados con Almeida porque el soterramiento no cubrirá los 800 metros prometidos en Campamento


Asociaciones del distrito reclaman al Ayuntamiento de Madrid que mantenga su compromiso de arrancar el túnel más allá de la avenida de los Poblados en lugar de a mitad del último barrio de la zona, como apuntan los pocos detalles desvelados del proyecto


Tramo de 800 metros (en rojo) que el Ayuntamiento de Madrid prometió cubrir a los vecinos de Campamento. Somos Madrid
Diego Casado

Madrid —
10 de enero de 2024 22:57h

Actualizado el 11/01/2024 05:30h

Ochocientos metros y ochenta millones de euros. Es lo que separa lo que el Ayuntamiento de Madrid prometió a los vecinos de Latina de la realidad del proyecto para soterrar la A-5, que está a punto de ser publicado en el portal de contratación municipal. Los datos del proyecto desvelados por Somos Madrid muestran que el túnel tendrá finalmente una longitud de 2,7 kilómetros y que arrancará en mitad del barrio de Campamento, en lugar de hacerlo antes de la avenida de los Poblados como aseguró a los habitantes de la zona el delegado de Movilidad, Borja Carabante, cuando les explicó el proyecto en febrero del año 2022.

Entonces, la mano derecha de Almeida en el consistorio detalló a los vecinos que el túnel tendría una longitud de 3,5 kilómetros y que las entradas y salidas de coches estarían pasada la avenida de los Poblados. Lo hizo en un acto multitudinario en la Junta de Latina, en el que estuvo acompañado del concejal del distrito y de dos directores generales de su área. Los vecinos salieron con muchas dudas de ese encuentro, en el que no se detallaron fechas para el inicio de la construcción, pero los residentes en Campamento y en parte de Aluche se quedaron con el convencimiento de que el asfalto que ahora ven delante de sus casas sería sustituido por un parque de escaso tráfico. El documento de la presentación, con el trazado del túnel, aún está colgado en la página web municipal.

Casi dos años después de aquel encuentro, las fechas de las obras ya están mucho más claras: el Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que licitará el proyecto a finales de enero y que para la última parte de este año comenzarán los primeros trabajos para la excavación. Pero las primeras informaciones sobre el túnel distan bastante de lo que prometió el equipo de Almeida en su día: la carretera comenzará a bajar ya en el barrio de Campamento y se ocultará del todo a la altura del número 310 del Paseo de Extremadura, donde comenzará el Paseo Verde del Suroeste.


Zona de Campamento en la que arrancará el túnel para soterrar la A-5. Somos Madrid

El punto de arranque del soterramiento es clave para los miles de vecinos que viven en esta zona de Latina, ya que un proyecto como el planeado les obligaría a seguir utilizando pasos subterráneos para trayectos tan cotidianos como el de coger el Metro en la parada de la línea 10 más cercana, además de ver cómo un proyecto tan caro (el coste de partida será de 407 millones de euros) no acaba con el tráfico bajo sus casas. El área de Movilidad cifró en unos 80 millones de euros el presupuesto adicional para extender el túnel 800 metros más, hasta el cruce con la calle Ceferino Ávila.

La Coordinadora Vecinal de Latina, que agrupa a las asociaciones de Campamento, Batán y Lucero, va a exigir al Ayuntamiento que el túnel salga una vez pasada la avenida de los Poblados como fue prometido y que el proyecto se haga público “para que lo conozca toda la vecindad y que salga a información pública tal y como nos afirmaron en febrero de 2022”, explican desde esta organización a Somos Madrid antes de añadir que esperan que “la ciudadanía y las entidades que lo deseen puedan hacer alegaciones o propuestas”.

Además, afirman estar preocupados por “el oscurantismo, la poca transparencia y el ninguneo a las entidades vecinales ante la envergadura de un proyecto de estas características”. “Nos tememos que Borja Carabante esté jugando a la confusión con la vecindad de Latina o algo peor, que nos esté utilizando como arma arrojadiza con otras administraciones”, añaden aludiendo al desarrollo urbanístico de la Operación Campamento, aún pendiente del acuerdo entre el Ministerio de Vivienda y el Ayuntamiento.

El alcalde confirmó este miércoles que el viernes tendrá lugar una nueva reunión entre ambas administraciones para intentar desbloquear la construcción de miles de viviendas. “Es la continuación de la reunión que tuvimos la ministra de Vivienda (Isabel Rodríguez) y yo el 26 de diciembre, que fue fructífera y donde sentamos las bases para que la Operación Campamento definitivamente pueda ser una realidad”, aseguraba.


Soterramiento previsto de la A-5 (verde) y tramo prometido por Almeida (en rojo) que reclaman los vecinos. Somos Madrid

La que aún no tiene fecha es la reunión de Borja Carabante con las asociaciones de vecinos, que pidieron estas últimas el pasado 21 de noviembre para conocer de primera mano el proyecto definitivo con el que se va a soterrar la A-5 a su entrada a Madrid. Los únicos datos que se conocen son que la construcción se dividirá en tres lotes, dos para la construcción del túnel en sí y otro más para la urbanización de la superficie, en la que se levantaría el paseo y se pondría fin a la autovía urbana que quieren hacer desaparecer los habitantes de la zona, para lo que se manifestaron en dos ocasiones el año pasado.

El área de Movilidad, encargada de licitar las obras, ha previsto dedicar siete millones de euros a los primeros trabajos en el presupuesto para este 2024. Borja Carabante exige además al Gobierno de España el pago de 150 millones de euros para acometer el grueso de los trabajos durante el resto de la legislatura, una cifra que todavía está en el aire, como también la segunda parte del soterramiento, ligada a la construcción de la Operación Campamento y que llegaría hasta la M-40. La intención del Ayuntamiento de Madrid es inaugurar la primera parte de la infraestructura antes de las elecciones del año 2027.

Mientras, los vecinos de Latina esperan que Almeida cumpla su promesa de convertir el Paseo de Extremadura en una vía urbana a lo largo de todo Campamento. También confían en que se dé una solución que pacifique el tráfico de forma definitiva en la carretera de Boadilla del Monte, que en el proyecto se convierte en una vía de salida con dos carriles, a mayor velocidad de la permitida hasta ahora.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #589 en: 13 de Enero de 2024, 08:05:00 am »


Urbanismo aún no ha precisado la superficie afectada para unos trabajos que arrancarán previsiblemente a finales de este año

C. D. Q.
Madrid
10/01/2024
Actualizado a las 19:53h.



La operación Campamento arrancará en 2025 y conllevará la ampliación del soterramiento de la A-5 hasta los terrenos


Los trabajos urbanísticos empezarán en 2025, con la adjudicación de la licencia para construir 10.700 viviendas
El Consejo de Ministros autoriza la venta de los terrenos de la Operación Campamento por 272 millones de euros

CARLOTA BARCALA
Madrid
12/01/2024
Actualizado a las 19:20h.

La operación Campamento está más cerca de convertirse en realidad. Tras 19 años paralizada parece que el desarrollo urbanístico proyectado para los distritos de Latina y Carabanchel, por fin, se desempolva y empezará a ver sus primeras piedras. El Gobierno, desde el Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana, se ha comprometido con el Ayuntamiento de Madrid a presentar en el primer semestre de este año el plan de iniciativa urbanística para que el consistorio dé el visto bueno como administración local competente. De cumplirse los plazos, en 2025 se licitarán las obras y comenzará la primera fase de la urbanización que incluye, además, una segunda etapa de la ampliación del soterramiento de la A-5 hasta los terrenos de la operación, es decir, hasta Cuatro Vientos.

En una reunión mantenida este viernes entre el secretario de Estado de Vivienda y Agenda Urbana, David Lucas, y el delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad del ayuntamiento, Borja Carabante, confirmaron que se levantarán 10.700 viviendas en 1.135.000 metros cuadrados edificables de suelo público actualmente sin uso. De ellas, como marca la ley el 60% serán protegidas y el 40% libres. El objetivo de la cita era claro, y parece que lo cumplieron, a tenor de las buenas palabras entre ambos al término de la cita: desbloquear el desarrollo en el menor plazo posible. Bastante tiempo ha sido ya papel mojado.


«El los primeros seis meses presentaremos la iniciativa urbanística», se comprometió el secretario de Estado: «Además, en el soterramiento de la A-5 también se incluirá la operación Campamento», añadió, casi por sorpresa. Fue el principal punto del día, no estudiado hasta ahora, en las casi dos décadas de vida de la operación.

NOTICIA RELACIONADA
Madrid ofrece al Gobierno su aportación económica para soterramiento de la A-5, que cifra en 150 millones
Madrid ofrece al Gobierno su aportación económica para soterramiento de la A-5, que cifra en 150 millones
ABC | EP
Almeida espera licitar el proyecto antes de que finalice enero

Ni ayuntamiento ni Gobierno detallaron cuántos kilómetros supondrá la ampliación o el punto exacto hasta el que llegará. Actualmente, el cubrimiento de la A-5 está proyectado en un primer tramo hasta la avenida del Padre Piquer, afectando a unos 3 kilómetros de la autovía de Extremadura con unos trabajos que se prevé que pongan en marcha a finales de 2024.

ABC
¡Te ayudamos con la cuesta de enero! Informar, analizar y opinar con libertad de criterio cobra un valor añadido de denuncia en defensa y protección de valores esenciales de nuestra convivencia.

+ información
6 meses x
6 €
3 meses x
1 €/mes
En el caso de que se incluyese la totalidad del terreno de Campamento, supondría ampliar el soterramiento cerca de 4 kilómetros (es decir, más de 7 kilómetros de vía soterrada), aunque esta decisión depende del ministerio y, en caso de que se realice, no se contempla que comience hasta la siguiente legislatura. Como pronto.

«Ejemplo en Europa»
«El barrio no solo tiene que contemplar la construcción de viviendas, sino que paralelamente a la calidad en la edificación trabajaremos en el desarrollo urbano de la zona y en la mejora de la vida de los vecinos. Esta zona tiene que ser modélica no solo para el urbanismo den España, sino también de toda Europa», añadió Lucas. Tampoco esclareció cómo serán los bloques de viviendas: «Hasta la redacción del proyecto no estará definido».

Por parte del ayuntamiento, el delegado de Urbanismo mostró «plena disposición en poner en marcha una operación que es esencial para el desarrollo de Madrid». «Si en los próximos seis meses recibimos la iniciativa del ministerio, la tramitaremos lo más rápido posible para que en 2025 liciten las obras de urbanización de las 10.700 viviendas», dijo Carabante. Lo que sí especificó el delegado es que la continuidad del soterramiento conllevará la remodelación también el enlace de la avenida de Los Poblados y llegar hasta la finalización de la operación Campamento, como ya había apuntado el secretario de Estado de Vivienda.


El soterramiento de la A-5

a su paso por la operación Campamento

Inicio del

soterramiento

Casa de Campo

Plan Campamento

Fase 1

Salida al

nudo de Batán

Fase 2

BATÁN

Soterramiento

Tramo 1 (3.000 m)

LATINA

A-5

Carretera

Boadilla del Monte

Tramo 2 (3.700 m)

Cl. de los Yébenes

CAMPAMENTO

Salida a

Avenida del

Padre Piquer

SAN ISIDRO

Avda. de los Poblados

ALUCHE

A-5

LAS ÁGUILAS

Final del

soterramiento

CARABANCHEL

0

1.000 m

Aeropuerto de Madrid-Cuatro Vientos

Fuente: MMinisterio de transportes/Ayuntamiento de Madrid / ABC

Ninguno de los representantes habló claramente de plazos y de los futuros pasos a dar, pero la previsión (todavía muy incipiente y que puede cambiar) es que las obras de edificación de viviendas comiencen entre el 2026 y 2027 y duren, aproximadamente, tres años. Así sería en el mejor de los calendarios.

Newsletter
newsletter
'Madrid al día'
¿Quieres recibir de martes a viernes en tu mail la información más destacada de la Comunidad de Madrid? Apúntate aquí
LA QUIERO
Otra de las cuestiones que se abordó es la aportación económica de cada administración al desbloqueo final de la operación Campamento. «Paralelamente a la tramitación de las iniciativas urbanísticas, coincidimos en la necesidad de revisar el convenio de desarrollo firmado en 2009 entre el Ministerio de Defensa [dueño de los terrenos en los que se va a edificar] y el ayuntamiento», hizo hincapié el representante del Gobierno de Pedro Sánchez. Buscan adaptarlo, actualizando tanto las obligaciones urbanísticas como las económicas. El ayuntamiento pondrá encima de la mesa 150 millones de euros, pero precisó que el soterramiento de la A-5 cuenta con un presupuesto total de aproximadamente de 400 millones de euros.

La primera fase del cubrimiento ya ha empezado, ejecutando las expropiaciones de viviendas desde el miércoles. «Las personas que están expropiadas lo que le podemos garantizar es el cumplimiento íntegro de la normativa legal en materia de expropiación, la fijación del justiprecio y el pago de las cantidades correspondientes que se tengan que fijar en ese procedimiento administrativo, como no puede ser de otra manera», afirmó el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

Y en cuanto se han empezado a darlos primeros pasos, se han desatado las reivindicaciones. Las asociaciones vecinales de Latina han reclamado que el soterramiento se extienda, en esta primera fase, hasta la avenida de los Poblados, como «solución a los graves problemas de salud, aislamiento y seguridad que generan los 130.000 vehículos que transitan a diario por el Paseo de Extremadura».

Sobre el proyecto en el que trabaja el Gobierno municipal, que creará un túnel desde la avenida de Portugal hasta, aproximadamente, el número 308 del paseo de Extremadura, unos 3.100 metros. Pero las asociaciones reclaman que se extienda más allá para no dejar fuera en esta primera etapa «a la mayor parte del barrio de Campamento y a buena parte de Aluche», ya que «sus vecinos y vecinas tendrían que seguir cruzando la A-5 por pasos subterráneos». Ahora, si el ministerio cumple su palabra y define la segunda fase del soterramiento, de manera paralela a la configuración de Campamento, los deseos y reivindicaciones históricas de los residentes se harán realidad. Incluso se extenderán más allá de lo que reclaman.

Desde Vivienda celebran el impulso conseguido tras casi dos décadas de abandono. «La actuación de Campamento definirá estructuralmente el suroeste de la capital y permitirá poner a disposición de la ciudadanía vivienda asequible, en uno de los mercados más tensionados, tanto en precios de venta como en alquiler», sostienen desde el Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana que dirige Isabel Rodríguez. Y el ayuntamiento, pese a la diferencia de signos políticos, coincide: «Parece que esta vez sí que va en serio y se hará realidad».



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #590 en: 14 de Enero de 2024, 08:37:01 am »


Un pacto (al fin) entre Cibeles y Moncloa para cubrir toda la A-5 en Madrid: "¡Esto va a salir!"

CARLOS GUISASOLA
Madrid
Actualizado Viernes, 12 enero 2024 - 23:59

El Gobierno se compromete a mover ficha para la urbanización en los próximos seis meses y podría estar licitado para 2025

.
Proyecto Apretón de manos por la Operación Campamento entre Cibeles y Moncloa: arrancará en 2025 y tendrá 10.700 viviendas
Entrevista Carabante, el 'paraguas' de Almeida que maneja los hilos del plan de la A-5: "En mayo de 2027 estará soterrada y esperemos ver grúas de la Operación Campamento"

Hay quien sigue sin creerse ni una línea de lo que se publica y se dice sobre la Operación Campamento, y es normal. Han sido muchos años de chascos, frustraciones y palabras vaporosas. Sin embargo, ahora la cosa sí va en serio. Al menos eso se desprende de los gestos, acuerdos y afirmaciones que brotan tras cada reunión entre el Gobierno Central y el Ayuntamiento de Madrid. La última, ayer, en una de las salas del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Las puertas se abrieron a eso de las 11.00 horas y, ante la mirada vigilante de Santo Domingo de la Calzada, patrón de los cuerpos de Obras Públicas, una voz inundada de optimismo se deslizó por los pasillos: «¡Esto va a salir!».

«Esto» es la Operación Campamento. Y la garganta fue la de Borja Carabante, que no ocultaba su satisfacción. La cita con el secretario de Estado, David Lucas, que conoce bien los entresijos de la A-5, ya que fue alcalde de Móstoles entre 2015 y 2018, resultó todo un éxito. Con un apretón de manos entre ambos, entre Moncloa y Cibeles, se cerró un acuerdo trascendental: el Gobierno Central se compromete en seis meses a presentar la iniciativa para poder desarrollar el plan de urbanización. Es decir, que, si nada se tuerce, se estarían preparando los viarios a mediados de 2025 y, a finales de ese año, podrían verse las primeras grúas de construcción de las 10.700 viviendas previstas, un 60% protegidas.

«En el último mes y medio se ha acelerado todo», deslizan fuentes municipales, que aguardan a que en los próximos días quede licitado el proyecto para el soterramiento de la A-5. El primer paso de un proyecto global que podría concluir en torno a 2030. La sintonía entre el Ayuntamiento y el Gobierno es plena, como pudo verse en la cita que el alcalde, Martínez-Almeida, y la ministra de Vivienda, Isabel Rodríguez, tuvieron en el ocaso de diciembre. «La postura del Ministerio ha cambiado y esa ha sido una de las claves», añaden desde el Consistorio.

ALGO MÁS DE 800 MILLONES

Allí recuerdan que hasta los últimos días de 2022, hace poco más de 12 meses, el árbol no se agitó. Fueron casi tres años desde 2019 sin un solo movimiento. Pero aquella reunión por el soterramiento de la A5 inició un proceso que, según lo visto en las últimas semanas, parece ser el definitivo para suerte de los vecinos de la zona. En el acuerdo con Moncloa, hay una cofinanciación de 300 millones para ese plan completo que incluye la Operación Campamento. La primera parte tiene ya un presupuesto estimado de 400 millones y la segunda, aún por definir, estaría un poco por encima. La idea es que Cibeles sufrague esa primera parte y que el Estado se encargue de la otra con esos 300 millones, cofinanciando el resto de la suma.

Aunque la operación estaba lista para ejecutarse ya en 2012, es ahora, tras el OK del Gobierno de Sánchez de hacerlo en una sola unidad de ejecución, cuando cobra vida.

«Con el desarrollo de la Operación Campamento se va a dar continuidad a este tramo, de tal manera que se pueda remodelar también el enlace de la avenida de Los Poblados y llegar hasta la finalización de todo el operativo», sostenía tras la reunión Carabante, que ya aseguró en una entrevista con GRAN MADRID que en mayo de 2027 estará soterrado el primer tramo de la A-5 El plan (al fin) parece funcionar.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #591 en: 14 de Enero de 2024, 08:42:48 am »
El coste de la obra, proyectada primero en 180 millones, más tarde en 400 millones, lo siguiente más de 500...y ya rebasa los 800.

01/02/2020

En el proyecto presentado en campaña se contemplaban 80.000 metros cuadrados de zonas verdes y tres carriles por sentido con un coste aproximado de 180 millones de euros.


https://www.elmundo.es/madrid/2020/02/01/5e35add9fdddff5d648b4662.html


Hoy


La obra más costosa de la era Almeida –se estima en más de 500 millones de euros, aunque los cálculos finales no se han hecho públicos–


https://www.eldiario.es/madrid/somos/gobierno-almeida-presenta-proyecto-soterrar-5-detallar-fecha-coste_1_8747106.html


Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51211
  • Verbum Víncet.
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #592 en: 14 de Enero de 2024, 14:53:28 pm »
Son muchos a trincar. . . y si ahora está en 800, cuando se termine, con los sobrecostes. . . llegará a los 2000. . . o sino mira lo que pasó con la M-30, cual fue el coste del proyecto inicial y cuanto costó al final, la obra pública es así. . .

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #593 en: 30 de Enero de 2024, 09:30:56 am »
Así serán los siete puntos que unirán Latina de norte a sur en el Paseo Verde sobre la A-5

Historia de Álvaro Ortega  •

El proyecto de soterrar la A-5 a su paso por los barrios de Batán y Campamento, distrito de Latina, va cogiendo forma. El Ayuntamiento de Madrid urbanizará el futuro Paseo Verde del Suroeste a lo largo de los 3,8 kilómetros que se liberarán en la superficie tras cubrir la autovía. Un plan que se vertebrará en siete nodos de zonas verdes y que conectarán el distrito de Latina de norte a sur, uniendo el este del barrio de Campamento hasta la actual avenida de Portugal y el entorno de Puerta del Ángel.

Esta intervención por encima de la A-5 generará nuevas centralidades en el distrito, lo que estructurará la movilidad y potenciará los desplazamientos en transporte público, así como los realizados a pie y en bicicleta, según ha avanzado el diario El Mundo y han confirmado a 20minutos fuentes del área de Urbanismo. "Esto supone recuperar 80.000 metros cuadrados gracias al soterramiento de 3,4 kilómetros de la A-5 y ganar en superficie zonas estanciales y zonas verdes", ha informado el delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.
"Habrá siete nudos principales, con parques infantiles, plazas abiertas, zonas verdes para transitar y que permitirá la conexión peatonal entre ambos lados de la A-5, lo que va a permitir dar continuidad a Madrid Río y Casa de Campo", ha especificado Carabante. Además, ha recordado que es "un compromiso de este mandato que cuanta con un presupuesto de 400 millones de euros".

Siete nodos para dar un aire nuevo a los barrios

El primero de los siete nodos es el enlace del Parque de Atracciones. La intención del Consistorio es resolver los fuertes desniveles existentes en un espacio concentrado, con el objetivo de conectar de forma peatonal el Paseo verde con el sur con la Casa de Campo. Además, busca integrar la nueva zona verde con el Paseo de Extremadura, el viario sobre el túnel de la Avenida de Portugal y el acceso sur hacia la Casa de Campo. Esto supondrá una mejora para los vecinos a nivel visual, sonoro y de regeneración del espacio urbano. Se extienden las zonas verdes generando una lectura continua entre Paseo Verde y Casa de Campo en la parte norte de la intervención.

La primera gran plaza, marcada por su proximidad al Colegio Divino Maestro y las fachadas comerciales, tendrá como elemento identitario una gran fuente seca, que busca garantizar el confort térmico en verano y tendrá también un uso lúdico, lo que reforzará la integración de este espacio público con los equipamientos del entorno.

El segundo de los nodos establecerá una interacción entre el Centro Cultural El Greco, el Centro Deportivo Municipal El Olivillo y el Paseo Verde, a través de dos elementos: unas gradas y rampas integradas en la zona verde; y una pérgola verde en superficie, que ofrecerá sombra a los vecinos y potenciará un área que podrá acoger mercados locales o eventos socioculturales y deportivos. Al mismo tiempo, se contempla la implantación de un posible quiosco dentro de los usos compatibles para esta zona.

El tercer nodo es el enlace de Batán, donde se instalará una gran pérgola, que constituirá un nuevo espacio identitario para el entorno y definirá la Gran Plaza de Batán. Funcionará como nodo central de la conexión entre Metro Batán y Puerta Casa de Campo, hasta llegar al centro del barrio de Lucero. El pequeño desnivel entre el eje central del Paseo Verde y la conexión con la calle de Cebreros se aprovechará para generar un jardín dinámico en terrazas transitables a través de un sistema de rampas y plataformas intermedias.

El cuarto nodo está vinculado a los grandes equipamientos educativos y deportivos de este entorno de Lourdes. El Ayuntamiento instalará zonas de juegos infantiles, conectadas al Paseo Verde y a las instalaciones deportivas IDB Sanchoreja, ubicadas al sur de la A-5. La futura ubicación de cruces peatonales estratégicos subraya la importancia de la conexión transversal de carácter peatonal entre el Paseo Verde y el espacio vinculado al Colegio Lourdes, en la parte norte del barrio de Lucero.

El quinto nodo se corresponde con el enlace Yébenes–Cuña Verde, donde se unirán las partes más discontinuas del proyecto, recuperando la cota de la ciudad y de edificios del entorno y reubicando el vial de doble sentido a la superficie. De este modo, busca aproximar los parques Cuña Verde (sur) y la Casa de Campo (norte), completando con una pieza clave el límite del de Cuña Verde con el nuevo paseo. El espacio público, configurado como una plaza blanda cubierta por pérgolas, servirá como nueva puerta de acceso a este emblemático parque de Latina. El eje Yébenes conducirá el peatón al Metro Casa de Campo y a una de las principales entradas del parque.

En la zona que comprende Casa de Campo–Boadilla se establecerá el sexto nodo. El objetivo del Ayuntamiento es construir un parque que envuelva y oculte la subestación eléctrica, situada al sudeste de la A-5, y un mirador hacia la Casa de Campo. Este nuevo parque se transformará en un núcleo con usos diversos: anfiteatro urbano encajado en la topografía con gradas verdes integradas al paisaje; un nuevo skate-park; juegos infantiles topográficos; zonas de ping-pong y mesas de picnic. Además, contará con un nuevo quiosco mirador en la cota más alta del montículo que se abre al oeste del Paseo Verde.

El séptimo y último nodo se ubica en la zona de Padre Piquer, donde el proyecto pretende mejorar el funcionamiento del intercambiador en el que los viajeros de los autobuses interurbanos conectan con la Línea 5 del Metro. Se establecerán zonas de circulación y estanciales amplias, sombreadas por pérgolas o arbolado que visualmente sirvan de referencia para los usuarios y conecten el sur y el norte del Paseo Verde. Además, el Consistorio pretende crear una nueva plaza abierta en el tramo de la fachada de la Biblioteca Publica Ángel González hacia el Paseo, conformada por una fuente y zonas sombreadas por el arbolado.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #594 en: 02 de Febrero de 2024, 08:04:35 am »
De esto:



A esto:


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #595 en: 10 de Febrero de 2024, 08:21:36 am »
Cuando en Madrid se conducía por la izquierda: por qué fue la última ciudad en cambiar de sentido


Madrid era el único lugar de España donde se conducía todavía por la izquierda hasta que el Consistorio emitió una orden que fue muy polémica.
10 febrero, 2024 03:17
Óscar Medel
Aunque no podamos imaginar cómo ni por qué, en Madrid se empezó a conducir por la izquierda. Es decir, los coches, como en Reino Unido y ahora todos los países de la Commonwealth, tenían que guiarse por su siniestra más que por su diestra.

Y no hace tanto que los responsables del Gobierno de la capital tomaran una decisión drástica: cambiar el sentido de la circulación para que los vehículos fueran por su lado derecho siempre.

Otra de las cosas que parecen inauditas es que por aquel entonces aún era posible que nevara en julio en Madrid. "Y cuando en la acera de la derecha dé el sol y sea julio, ¿habremos de achicharrarnos a la fuerza?", preguntó un periodista a Juan Pradillo, ingeniero municipal de la Inspección de Carruajes y "director de tránsito" del Ayuntamiento, sobre la norma que a partir del 10 de abril obligaba a los peatones a caminar siempre por la acera derecha de las calles.


Circulación de coches por la calle de Alcalá, a principios del siglo XX. Archivo Santos Yubero

"En primer lugar, es posible que en julio esté nevando todavía", respondió Pradillo. "Pero tampoco se llevarán las cosas hasta ese extremo. Solo en las calles de mucho tránsito y aceras muy estrechas".

"Otro caso peliagudo", insistió el reportero de Heraldo de Madrid. Si va uno por la derecha y en dirección contraria –y por la acera opuesta, naturalmente–, sobreviene una señora 'de bandera', ¿no podrá uno cruzar para verla de cerca? Esto es muy interesante para los miopes". "Hombre, como yo no soy miope, no había caído en eso", se excusó el joven ingeniero. "Pero si lo fuera… cruzaría. En todo caso desandaría un poco el camino andado".

[Cambios en la DGT: estos son los coches que no podrán circular en Madrid a partir del 1 de enero de 2024]

Era el 7 de abril de 1924, hace cien años, y la ciudad era un hervidero de dudas, de preguntas, de opiniones encontradas, de chistes… sobre las dos grandes medidas con las que el Consistorio iba a tratar de regular la circulación de Madrid, tanto de vehículos como de peatones: todos tenían que circular siempre por su derecha.


madrid calle
madrid calle

Veintidós años después de la matriculación en 1902 del primer coche en la capital, en la ciudad convivían automóviles, motocicletas, tranvías, taxis, carruajes tirados por caballos y carretas… Casi todos los días la prensa informaba de accidentes y atropellos de consecuencias fatales: "Ayer tarde a última hora ocurrió en el paseo de las Delicias, frente a la calle del mismo nombre, un atropello de automóvil, del que fue víctima un muchacho de trece años de edad llamado José Rivero Martín, con domicilio en la calle de Trifón Pedrero, núm. 12".

Por aquel entonces, Madrid era una gran ciudad de algo más de 800.000 habitantes, en la que aún no se habían integrado algunos de los distritos que hoy la conforman, pero en la que todo el mundo parecía conocerse.

La prensa facilitaba desde el domicilio de la víctima, hasta la matrícula del coche que lo atropelló "11.794", la identidad del conductor, "don Carlos Resines Cardeazábal" y del doctor "Echenique" y su ayudante "señor Marcos", que le atendieron en la Casa de Socorro y solo pudieron certificar la defunción del niño.

Meter en vereda a Madrid
"Las principales ventajas son para los automovilistas", defendía la decisión del Ayuntamiento el ingeniero Pradillo en La Correspondencia de España, porque "dado el gran desarrollo que ha tenido este medio de transporte, salen y entran diariamente en Madrid por las carreteras varios centenares de automóviles".

Las colisiones eran habituales, "pues el conductor de un vehículo que viene de cualquier provincia y está acostumbrado a caminar por su derecha, instintivamente tiende a caminar de la misma manera, causando choques y atropellos", razonaba.

Y es que en aquel 1924, en toda España los automóviles circulaban ya por la derecha, salvo en Madrid, donde aún se hacía por la izquierda, pese a que la mayoría de los modelos (como el exitoso Ford T con el que Henry Ford revolucionó la automoción) estaba equipado con el volante a la izquierda.

Así, cuando un coche o un carro cargado con productos de los pueblos vecinos donde se circulaba por la derecha llegaba a la ciudad, estaba obligado a cambiar la dirección de su marcha. Y cuando salía de ella, igual. Pero los despistes, el desconocimiento y la costumbre de los conductores y cocheros provocaban accidentes a diario.

Había llegado el momento de meter en vereda a Madrid. "La razón más poderosa", argumentaba Pradillo, "es que es más fácil amoldar una sola provincia al modo de circular en el resto de las carreteras y provincias, de una nación, que cambiar todas estas al de la primera, que es única".

Basta una mirada a las fotografías antiguas de la ciudad de principios del siglo XX para comprobar aquella estampa hoy extraña de vehículos y carruajes transitando por la izquierda de las calles de Madrid. Como si la fotografía se hubiera revelado al revés.

Regular el caos
En 1924 no existía una Dirección General de Tráfico (sería creada en 1959) y gran parte de la aún incipiente normativa de circulación recaía sobre cada municipio. Cuatro años antes, el 24 de julio de 1918, se había publicado el primer reglamento para la circulación de vehículos con motor mecánico de España.

Este trató de poner orden en el caos circulatorio que asolaba el país y estableció, entre otras medidas sobre las condiciones de los vehículos y las matrículas, que los automóviles circularan en las vías públicas siempre "llevando su mano derecha, excepto en los términos municipales de aquellas ciudades cuyos ayuntamientos hayan adoptado disposiciones especiales".

Así, mientras en Madrid se circulaba por la izquierda, en Barcelona, por ejemplo, se hacía por la derecha. No fue hasta febrero y marzo de 1924 cuando Juan O'Donnell y Vargas, gobernador militar y civil de Madrid, decidió regular la jungla circulatoria en la que se había convertido la capital.

Militar de larga trayectoria experimentado en Filipinas, Cuba y el Ejército de África, el III duque de Tetuán había apoyado en septiembre de 1923 el golpe de Estado de Miguel Primo de Rivera, del que esperaba "la regeneración de España". Y cansado de que las "autoridades se crucen de brazos" ante "la gran dificultad que ofrece la reglamentación del tránsito por las calles de esta villa y corte", en vez de "procurar resolverlo poco a poco", decidió afrontarla.

El 8 febrero de aquel 1924, O'Donnell proclamó un bando en el que limitó a 20 kilómetros hora la velocidad que podían alcanzar los automóviles en Madrid. Y el 22 de marzo, otro para regular el tránsito de peatones y vehículos en las calles de la ciudad.

"Desde el 10 de abril próximo venidero todos los vehículos irán por la derecha de las calzadas, tanto en las calles como en las plazas", recogía su primera disposición. "Los peatones deberán caminar siempre por la acera derecha de las calles, según la dirección en que vayan, quedando prohibido en absoluto estacionarse dentro de las mismas y de ambular (sic) por las calzadas", ordenaba su artículo décimo.

La norma, sin embargo, concedía: "En las aceras de gran anchura podrá tolerarse, por excepción, que los viandantes sigan discurriendo en las dos direcciones, como hasta ahora".

Régimen derechista
Rápidamente, las 13 disposiciones del bando del gobernador se convirtieron en la comidilla de los periódicos de la época, que durante un mes publicaron innumerables artículos de opinión y viñetas satíricas sobre la nueva ordenanza. "Ramona: búscame la mano del almirez", pedía una cocinera en una viñeta de Tovar impresa por La Voz, el 11 de abril. "La derecha o la izquierda", replicaba su ayudante.

La Voz, 11 de abril de 1924.
La Voz, 11 de abril de 1924. La Voz

"Ya lo sabes, desde el 10 de abril irás siempre por la derecha", le recordaba un personaje de Bagaria a otro en una viñeta publicada por El Sol, el 25 de marzo de 1924. "¿También en eso?", se preguntaba el otro.

El Sol, 25 de marzo de 1924
El Sol, 25 de marzo de 1924 El Sol

 La alusión a la dictadura de Primo de Rivera se atisba igualmente en la crónica que Heraldo de Madrid publicó sobre las primeras horas de circulación tras la entrada en vigor de la norma: "Inauguración del régimen derechista. Hoy ha creído la gente que andaba hacia atrás", tituló el diario.

"Urge que se adopten para el aire disposiciones inspiradas en el mismo sentimiento que mueve a dictar las que rigen para la tierra", se ironizaba el 7 de abril también en La Voz. "Siendo el aire tan ancho, ¿cómo es posible que choquen dos aeroplanos a unos cientos de metros de altura? Y, sin embargo, ocurre. (…) Como el que manda para todos, se va a mandar que de aquí en adelante los aeroplanos vayan también por la derecha".

"El gobernador de Granada ha dispuesto que a partir de hoy los montes de la provincia de su mando circulen solamente por la derecha", se anunciaba en una viñeta en El Liberal, el 12 de abril.

El Liberal, 12 de abril de 1924
El Liberal, 12 de abril de 1924 El Liberal

Incluso La Acción publicó el 12 de abril una copla del escritor Luis de Castro sobre la normativa: "A la jota, jota / del auto y peatón; / ya por la derecha / no habrá confusión. (…) A la jota, jota / del auto ligero; ya por la derecha / no habrá un atropello".

Instrucciones para dar la vuelta en la plaza de la Independencia
El 7 de abril, la edición de noche del Heraldo de Madrid publicó un "Manual del perfecto automedonte" (en la mitología griega, Automedonte era el auriga que conducía el carro de Aquiles) para explicar a los conductores y peatones cómo debían actuar a partir del día 10.

"Se recomienda a todos los automovilistas que coloquen en el parabrisas la inscripción 'Marchad por la derecha'; de esta forma se recordarán unos a otros constantemente la nueva disposición", señalaba, antes de detallar cómo debía girarse a partir del 10 de abril en las rotondas.

"En las plazas la circulación será también por la derecha, debiendo marchar siempre en esta forma, aunque sea preciso dar la vuelta a toda ella, por ejemplo: un carruaje que, saliendo de la calle de Alfonso XII, haya de dirigirse a la Cibeles, deberá dar la vuelta por toda la plaza de la Independencia, dejando a su izquierda el monumento central: igualmente girará el que viniendo por la parte alta de la calle de Alcalá se dirija a la de Alfonso XII. Sirva esto de regla para todas las plazas y encuentros de calles a todas las horas del día y de la noche".

Un "espectáculo" escandaloso
El cambio no convenció a todos: "Antes por la izquierda, ahora por la derecha. Lo mejor será llevar la contraria... que es lo castizo", lamentaba el protagonista de una viñeta publicada por La Acción, el 29 de marzo.

La Acción, 29 de marzo.
La Acción, 29 de marzo. La Acción

Pero se llevó a cabo. Y a las doce en punto de aquel 10 de abril de 1924, Madrid cambió de rumbo. Así lo recogió el Heraldo de Madrid: "Con la última campanada de dicha hora, un coro nutridísimo de voces bien timbradas prorrumpió en gritos, diciendo todos la misma frase: '¡Media vuelta a la derecha!' Inmediatamente, en medio de un griterío ensordecedor y una lluvia de frases humorísticas, muchas de buen ingenio, aurigas y conductores de automóviles se dispusieron a cumplir con lo ordenado; es decir, a cambiar de mano, pasándose la izquierda a la derecha".

"El espectáculo resultó pintoresco y curioso", recordaba horas después La Correspondencia de España, "porque al mismo tiempo todos los 'chauffeurs' empezaron simultáneamente a hacer sonar las bocinas, armando la algarabía consiguiente, y fueron desfilando alborotadamente por la Carrera de San Jerónimo, calle de Sevilla, calle de Alcalá, hacia la Cibeles, para tomar allí la dirección de la derecha con el fin de regresar a la Puerta del Sol. Los automóviles ostentaban en el cristal del parabrisas un visible letrero en el que se leía: '¡Llevad la derecha!'".

La Compañía de Tranvías fue la que desplegó el mayor operativo. Al filo de la medianoche retiró sus coches, mientras decenas de obreros se lanzaban a cambiar las agujas de las líneas. Sin tranvías, los taxis y simones "fueron tomados por asalto" a la salida de los teatros y muchos no tuvieron más remedio que caminar un largo trecho para regresar a sus domicilios. A las ocho de la  mañana se restableció el servicio, tras modificar seiscientas agujas en la vía y los cables.

"Apenas despertó, y luego de desperezarse voluptuosamente, Madrid se echó a la calle. Los primeros tranvías fueron acogidos con admirativos ¡ah! y asombrados ¡oh! La gente creía que andaban hacia atrás". "Esto ha hecho cambiar el aspecto de algunos sitios", se recordaba en La Correspondencia de España, puesto que la animación de los apeaderos se ha trasladado a parajes antes menos concurridos. Las preocupaciones que el viajero toma para subir y bajar son inmensas, hasta que se acostumbre al cambio de dirección. En esto hace bien. No así como así se puede uno jugar la vida o una pierna por la tontería de dársela de valiente".

"Aquí no comemos, pero nos reímos mucho"
Satisfecho por el resultado del operativo, el gobernador civil facilitó a los periodistas una nota en la que mostraba "su agradecimiento por lo bien que han sido secundadas sus órdenes, destacándose, principalmente, el Real Automóvil Club y la Sociedad General de Tranvías, que en un período cortísimo de horas ha cambiado la marcha de sus vehículos, y el público que, con su buena voluntad, ha subsanado las deficiencias naturales al implantarse una transformación tan radical como representa el cambio de mano".

Tres meses después, en julio de 1924, el duque de Tetuán era nombrado subsecretario de Guerra y delegado del Directorio Militar de Primo de Rivera y en noviembre, ministro de la Guerra.

El "cambio de mano" de la circulación comenzaba a transformar la fisonomía de la ciudad, sustituyendo las paradas ordinarias por otras nuevas en el lado opuesto de las vías y trasladando el tránsito de los viajeros a la acera de enfrente. Pero no frenó en seco, sin embargo, los accidentes en la capital. El primer día de la nueva norma un vehículo colisionó en el paseo de Recoletos, esquina a la calle Prim, con el tranvía número 7. "El choque fue violentísimo, hasta el punto de que el automóvil dio casi la vuelta de campana".

Mientras, un poco más norte, en la glorieta de Emilio Castelar, un grupo de verduleras paseaba con la cesta colgada del brazo derecho y un cartelito en el asa en el que se leía: "¡Llevadla en la derecha!" "Al paso de las alegres verduleras de hortalizas", se publicó en La Libertad al día siguiente, "los transeúntes se olvidaban de las patatas, de la carestía de las verduras, y se entregaban por completo al chiste, en algún momento verde, jugando en la frase aguda la derecha, la izquierda y el centro. Y así todo el día, aprovechando lo propicio de las circunstancias. Porque aquí no comemos, pero nos reímos mucho".

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51211
  • Verbum Víncet.
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #596 en: 10 de Febrero de 2024, 12:12:02 pm »
El Metro de Madrid, a día de hoy, circula por la izquierda. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #597 en: 15 de Febrero de 2024, 09:37:55 am »
El soterramiento de la A-5 hará aumentar el tráfico en el “triángulo de la contaminación” de Madrid


El estudio de movilidad que acompaña al proyecto, ahora en licitación pública, contempla un fuerte incremento de coches en la carretera de Carabanchel a Aravaca, mientras que la salida hacia Boadilla registrará más retenciones, especialmente por las tardes, a pesar de contar con un colegio en una de sus aceras

El 'triángulo de la contaminación' en Campamento, con los tramos donde se incrementa el tráfico (en rojo) y donde se reduce en superficie (en verde) Somos Madrid
Diego Casado

Madrid —
14 de febrero de 2024 22:22h

Actualizado el 15/02/2024 05:30h

Los vecinos de la zona de Campamento serán los grandes perjudicados por el proyecto actual de soterramiento de la A-5. La decisión municipal de empezar el túnel a la altura del cruce con la calle Illescas en lugar de pasada la avenida de los Poblados dejará a la mayoría del barrio encajonado -como sucede actualmente- por tres grandes carreteras, y sus habitantes verán cómo se incrementa el tráfico por los cambios de direcciones asociados a colocar bajo tierra el paseo de Extremadura.

El estudio de movilidad que acompaña al proyecto de obras, cuya licitación acaba de publicar el Ayuntamiento, revela un importante incremento del tráfico en la carretera de Aravaca y también en la propia avenida de los Poblados. Los datos a los que ha tenido acceso Somos Madrid indican una fuerte subida de la circulación de coches asociada a la eliminación de la entrada directa a la A-5 por la carretera de Boadilla, que se convierte casi en su totalidad en una vía de salida de la ciudad.

La nueva configuración del tráfico mantendrá el conocido “triángulo de la contaminación”, en alusión a los numerosos tubos de escape que soportan en esta zona del distrito de Latina, encerrados actualmente entre la A-5 (con unos 4.000-5.000 vehículos/hora según cálculos municipales) y las carreteras de Boadilla (1.500 v/h) y de Aravaca (1.600 v/h). El soterramiento llevará unos 400-500 coches más a la carretera de Aravaca, sin que se produzca un descenso similar en la de Boadilla.

“Este aumento no compromete la capacidad de la vía”, asegura el estudio de movilidad, que sí que detecta posibles retenciones en todo el entorno durante las horas punta, especialmente en la carretera de Aravaca, en el futuro acceso subterráneo a la A-5 desde la avenida de los Poblados y en la salida de esta hacia Boadilla.

Los cambios en la movilidad de la zona se completarán con una nueva rotonda sobre el inicio del túnel, que distribuirá el tráfico procedente de la calle Illescas, y otra más situada en la avenida de los Poblados, para repartir los vehículos hacia una de las entradas del nuevo túnel. Esta última contará con semáforo y permitirá el cambio de sentido a la altura de la calle Flor del Coral para acceder al ramal de entrada a la nueva A-5 subterránea.

En superficie, las nuevas zonas peatonales creadas con el soterramiento apenas se notarán en Campamento, pues el barrio solo disfrutará de 180 metros de autovía cubierta, con los nuevos jardines situados al otro lado de la nueva carretera en superficie de dos sentidos y el carril bici que se creará en paralelo a esta última.

“Los vecinos de Campamento son los grandes damnificados del gran proyecto de legislatura del PP. No solo se quedan fuera del soterramiento, sino que su barrio se va a convertir en una zona de paso de todos los flujos que quedan afectados por el soterramiento incrementándose el tráfico en este entorno residencial” aseguran desde Más Madrid, en palabras del concejal Álvaro Fernández Heredia.

“Lejos de resolverles nada, antiguas reivindicaciones como eliminar el tráfico de paso de la carretera de Boadilla empeoran aún más, por no hablar de la pérdida de accesibilidad al transporte público como consecuencia de la reordenación de sentidos de las calles para favorecer este tráfico de paso”, añade recordando que con el soterramiento se perderán las paradas de los buses interurbanos que antes daban servicio al barrio y conectaban la zona rápidamente con el centro de la capital y con localidades como Alcorcón o Móstoles.


Estado actual de los cruces en el barrio de Campamento (arriba) y proyecto de soterramiento (abajo) Ayuntamiento de Madrid
También lamentan la solución final desde la Asociación de Vecinos de Campamento, al conocer el impacto del tráfico después de las obras. Lo dicen al comprobar que finalmente su petición de que el primer proyecto de soterramiento cubra todo el barrio ha caído en saco roto. Los vecinos querían que el soterramiento llegara hasta el cruce con la calle Ceferino Ávila, pasada la avenida de los Poblados, algo que hubiera supuesto “menor trastorno para la vecindad” durante la fase de obras, asegura Andrés Piñeiro, presidente de la asociación.

Sus demandas se las han transmitido esta semana a la nueva coordinadora de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, María José Aparicio, con quien se reunieron hace unos días. Ella les indicó que para alargar el túnel sería necesario un cambio en la ordenación del plan general y que el trámite se podía extender dos años, por lo que se ha optado en dejar al Ministerio de Transportes esta parte del proyecto, ligado al futuro desarrollo de la Operación Campamento. En principio el nuevo túnel pasaría por debajo de la línea 5 de Metro, el escollo con el que se ha encontrado el consistorio a la hora de planificar este primer tramo soterrado.

 “Es absurdo sacar el túnel para volver a meterlo, no entra en la cabeza”, se quejan los vecinos ante la perspectiva de soportar varios años de obras ahora para ver cómo empeora el tráfico en su barrio, para después, en una fecha aún indeterminada, sufrir más obras para el segundo soterramiento.

El peligro aumentará en la carretera de Boadilla

El paso de coches alrededor del barrio de Campamento ha cambiado mucho en los últimos años. Cuando se construyó apenas pasaban vehículos, pero los diferentes desdoblamientos de carreteras y los desarrollos urbanísticos en poblaciones como Pozuelo o Boadilla han incrementado notablemente el paso motorizado junto a sus casas, convirtiéndose en una zona con gran presión de la circulación.

El ejemplo más palmario es el que se da en la carretera de Boadilla, que la asociación vecinal pide que se convierta en una calle más del barrio pero que con el proyecto asociado al soterramiento se transformará en una vía de escape de Madrid de doble carril, con una velocidad máxima que aumentará de los 30 km/h a los 50 km/h si el Ayuntamiento no lo remedia.





Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #598 en: 16 de Marzo de 2024, 07:21:55 am »
Los (casi) 700 metros en el soterramiento de la A-5 que tienen en vilo a Campamento y Aluche: "Si es por el bien de los vecinos, se han quedado cortos"


Reclaman al Ayuntamiento que se llegue a la Avenida de los Poblados en la primera fase. El Ministerio sostienen que no le corresponden a ellos

Carlos Guisasola
Madrid
Actualizado Sábado, 16 marzo 2024 - 00:03

En la desembocadura de la Avenida del Padre Piquer, junto al paso subterráneo que lleva toda una vida sorteando el frenesí de la A-5, un grupo de vecinos recogen firmas. A su espalda, colgada en una valla de alambre, hay una pancarta que sintetiza el motivo por el que están allí. «Soterrar A-5 pasada la Avd. de los Poblados», reza su argumento, escrito sobre un cono de obra naranja. «Sólo reclamamos lo que salía en la recreación que nos enseñaron en 2022. Es una zona que lo pide», lamenta Rafael Álvarez, uniformado con un chaleco fluorescente de la Asociación de Vecinos de Campamento, mientras vuelve a la carga en busca de más apoyos para su causa.

Con la Operación Campamento encallada en aquel día de los enamorados de hace dos años, el Consistorio presentaba en la Junta Municipal de Latina un proyecto que contemplaba el soterramiento hasta la Avenida de los Poblados. En el plan recién licitado, la primera fase, la que ejecutará el Ayuntamiento al final de este año, el túnel concluye junto al 310 del Paseo de Extremadura. A partir de ahí, la responsabilidad pasaría al Gobierno Central (o no). «No nos fiamos, queremos lo que nos prometieron en 2022», insisten. Por eso la manifestación organizada para mañana entre la Carretera de Boadilla y la deseada Avenida de los Poblados.

Pedro vive en la calle Seseña. No lleva el chaleco, pero está bastante sensibilizado con la empresa. «A mí me afecta por partida triple», sostiene. Con un cartel en su aparcamiento de residentes de la calle Illescas se enteró de que el soterramiento conllevaba la expropiación del garaje, que se suma al asunto del tráfico por las obras y ese final de la primera fase antes de lo previsto. «Hay una fractura entre los barrios de Aluche y Campamento que se solucionaría con esos 700 metros más de túnel. Lo que nos prometieron en 2022», abunda.

Desde el Área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, encabezada por Borja Carabante, puntualizan que el tramo pendiente para la siguiente fase es de 600 metros. «Tenemos dividido el barrio. Nos preocupa también la velocidad de los coches cuando se reorganice el tráfico», añade Petra, que reside junto a la carretera de Boadilla. Los 3,4 kilómetros de soterramiento se les quedan cortos y reclaman ese pellizco hasta la avenida de los Poblados, que se divisa desde la mesa donde siguen recogiendo firmas -unas 2.500 junto a las de change.org-. «Este barrio es como una ciudad pequeña. La brecha no tiene sentido».

"NOS SENTIMOS DEFRAUDADOS"

Nadie se fía de lo que pueda ocurrir a partir del número 308 del Paseo de Extremadura, que es cuando, sobre el papel, entraría en escena el Ejecutivo nacional. De hecho, tras la reunión del pasado jueves entre los vecinos y la directora general de la Entidad Pública Empresarial de Suelo (SEPES), Leire Iglesias, el asunto, lejos de aclararse, acabó sumergido en más confusión. «Se pasan la pelota entre unos y otros. El Ministerio (Vivienda y Agenda Urbana) dice que ellos arrancan desde la Avenida de los Poblados. ¿Y esos casi 700 metros?», explica Andrés Piñeiro, portavoz de la Asociación de Vecinos de Campamento. La cumbre tuvo lugar en una de las salas de la biblioteca Ángel González, que es donde concluiría la primera parte del proyecto, cuyo desenlace está previsto para mayo de 2027. En el Ayuntamiento señalan que este polémico tramo le corresponde al Estado: «Es algo que saben desde el principio. Se ha hablado en muchas reuniones». La historia, pese a la aparente sintonía previa, parece volver a enredarse.

«Estamos muy cabreados y nos sentimos defraudados por un proyecto que iba a solucionar el tráfico, el ruido y la contaminación. Queremos el soterramiento, pero que se haga bien», sostiene Piñeiro. «Ha habido ocultismo y una confusión muy grande. Nos enteramos hace un mes de que no llegaba a la Avenida de los Poblados. Ahora se deja según lo acordado en 2009, se ahorran 80 millones y tardan menos. Nos han dicho que lo dejarán todo preparado para pasar por debajo de la Línea 5 de Metro», zanja la voz autorizada de los vecinos de Campamento, que teme la futura velocidad del tráfico y la inseguridad del subterráneo de Padre Piquer, vital para el futuro.

"UNA BUENA PARTE SEGUIRÁ AISLADA"

Habla también Enrique Serrano, portavoz de la Asociación Vecinal de Aluche, el otro barrio implicado. «Nadie nos asegura que las obras de esa segunda fase se vayan a iniciar según acaben las anteriores y no podemos estar cinco años así. Es un doble despropósito hacer el proyecto por dos lados», lamenta, mientras recuerda los tortuosos días en los que el tráfico se desvió por el interior del barrio durante las obras de la M-30. «Queremos que nos aseguren la continuidad. Si en 2019 Almeida dijo que llegarían hasta la Avenida de los Poblados, no entendemos por qué se cambió de rumbo. Si soterrar es para bien de los vecinos, se han quedado cortos. La parte más poblada de Campamento seguirá aislada».

Cibeles tiene sus argumentos para defender las líneas maestras de este proyecto. «La razón por la que el Ayuntamiento ejecutará el Paseo Verde del Suroeste hasta la avenida de Padre Piquer es porque así se ha acordado con el Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana para poder viabilizar anticipadamente el primer tramo», detallaban, poco antes de conocer por medio de este diario que el plan estatal pasa por arrancar unos metros más adelante. «De no realizarse así, el inicio de las obras de la primera fase del Paseo Verde del Suroeste se habrían retrasado dos años», alegan. El convenio entre las dos administraciones contempla que el Gobierno Central abonará su parte (150 millones) cuando se apruebe el proyecto de urbanización de la Operación Campamento, previsiblemente en dos años. Y esa zona de la discordia, la de la Avenida de los Poblados, se incorporará en la siguiente fase.

A orillas de la A-5 recuerdan aquellos semáforos de Manuela Carmena o el puñado de sueños rotos. «Ese trozo salvaría viviendas a un lado y otro de la autovía. No queremos molestar a ningún otro barrio, sólo tener la seguridad de que, antes de acabar el túnel, el proyecto sigue. Nos tememos lo peor si se pasan la pelota». Es la voz de dos barrios que viven en vilo por esos (casi) 700 metros de asfalto.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223687
Re: Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #599 en: 18 de Marzo de 2024, 06:47:54 am »
Los excluidos de la A-5 cortan la autovía para exigir a Almeida su promesa: “Esto no pasa en el barrio Salamanca”


Una modificación de la obra para sepultar la carretera a Extremadura ha dejado por fuera a más de 12.000 vecinos de Aluche y Campamento, que piden aire limpio y menos ruido



Juan José Martínez
JUAN JOSÉ MARTÍNEZ
Madrid - 17 MAR 2024 - 16:53CET
1
Los vecinos del distrito Latina llevan años luchando con el Ayuntamiento de Madrid para que entierre la autovía que no los deja vivir en paz. Los ruidos ininterrumpidos y la contaminación omnipresente han sido dos lastres que los residentes pensaron que soltarían con el anuncio del consistorio del soterramiento de la A-5, en el tramo de la carretera de Extremadura. La obra, que costará, en principio, 347 millones de euros, se hará en un tramo de 3,7 kilómetros en el que viven más de 50.000 vecinos de Lucero, Batán, Cuatro Vientos, Campamento y Aluche. Pero el proyecto original que presentó el Ayuntamiento hace dos años difiere del anunciado en febrero. El nuevo contempla la salida del túnel 700 metros antes, lo que deja a más de 12.000 vecinos de Aluche y Campamento sin los beneficios de esta obra, según explica Andrés Piñeiro, presidente de la asociación vecinal de Campamento. Este domingo, los afectados han cortado dos carriles de la A-5 para pedir al Ayuntamiento “que ejecute el proyecto que presentó en febrero del 2022”, explican los convocantes en un comunicado.

Los excluidos del soterramiento de la A-5, por donde circulan 130.000 vehículos diariamente, llegaron antes del medio día al punto donde converge la autovía con la carretera del Boadilla de Monte. Piñeiro portaba el megáfono. Minutos antes del corte de la carretera, recordó a los vecinos: “Llevamos cinco años escuchando un proyecto de soterramiento hasta la avenida los poblados”. La petición es que la obra “vaya de la avenida de Portugal hasta después de la avenida de los Poblados, porque allí ya no hay viviendas”.

El Ayuntamiento ha justificado que el soterramiento se hará en dos fases. La primera ―la de la discordia― llegará hasta la calle de Illescas, aunque originalmente abarcaba un tramo más largo. La segunda, que se enmarca dentro de la Operación Campamento y cuya ejecución depende del Gobierno central, debería incluir, a ojos del Consistorio, el soterramiento de la A-5 hasta la avenida de los Poblados. Sin embargo, el Ministerio de Vivienda ha aclarado que ese tramo no ha estado incluido nunca en la Operación Campamento. En síntesis, el Ayuntamiento le ha tirado la pelota al Ejecutivo central, que se mantiene en su posición de financiar solamente las obras a partir de la avenida de los Poblados.

En la manifestación, el corte de la autovía se retrasó unos minutos por la tardanza de la unidad policial que ha escoltado la marcha. La batucada hacía lo suyo, el repicar de los tambores insuflaba confianza a los manifestantes que pasaron de las decenas a los centenares cuando el reloj marcó las doce. Los vecinos, inquietos por la espera, decidieron actuar por su cuenta. Primero, un puñado de manifestantes invadió tímidamente uno de los cuatro carriles de la concurrida autovía, un acto que incitó a la masa a ocupar la totalidad de la carretera. Una marea de aplausos tronó para celebrar el corte del tráfico, mientras los coches comenzaban a represarse. En ese momento llegó la policía, que despejó dos carriles para el tránsito vehicular y los dos sobrantes los dejó para la marcha. Los 600 asistentes, según la delegación de Gobierno, recorrieron los 700 metros de la promesa incumplida, al compás de arengas como “el Ayuntamiento asfixia a Campamento” o “nos han engañado con este soterrado”.

A las 12.30 la marcha se detuvo frente a la Biblioteca Ángel González, el punto exacto donde finaliza el túnel del nuevo proyecto. Andrés se llevó el megáfono a la boca: “Vecinos, aquí es donde saldría el túnel, como veis hay viviendas a ambos lados. El Ayuntamiento tiene que cumplir lo prometido por la salud y el bienestar de los vecinos de campamento y Aluche”. La concentración aplaudió una vez más. Una vecina que acompañaba la marcha desde su balcón, descargaba su furia contra una olla que golpeaba repetidamente con una cuchara.

Begoña Fernández, de 68 años, vive en el 610 del Paseo de Extremadura, justo en el punto donde se ha proyectado la salida del túnel. Fernández conoce de sobra los perjuicios de vivir a orillas de la A-5. Ha aprendido a medir las partículas de dióxido de carbono con un aparato que ha instalado en casa y ha reforzado los puntos por donde se filtra la contaminación con una doble ventana, que solo se atreve a abrir “unas horitas nada más” para ventilar la casa. “No puedo utilizar la terraza —explica—, no puedo poner plantas ni nada. Siempre tengo la casa sucia, porque está todo el tiempo con polvillo negro. Además, sales de casa y respiras un aire infumable”.

Fernández evidencia otro efecto colateral de acortar el soterramiento: si la vía continúa por arriba, los vecinos tiene que cruzar por debajo, a través de los túneles subterráneos que los comunican con el resto de Madrid. “Cada dos por tres nos atracan y se inunda cuando llueve”, explica esta mujer que se declara doblemente afectada. “Además de excluidos, nos sentimos tremendamente perjudicados, porque además de la contaminación acústica, el túnel va a hacer un efecto chimenea, es decir, que nos vamos a tragar todos los gases”, resalta. Para ella: “Todo se ha retrasado porque somos una zona sin poder adquisitivo”. De fondo, la manifestación corea: “Los coches por abajo, la gente por arriba”. Y después “Esto no pasa en el barrio Salamanca”

La marcha finalizó sobre las 14.00 en la intersección de la A-5 con la avenida los poblados. Fue la última actividad de una serie de intervenciones que se han producido en los últimos días, como la campaña virtual de recolección de firmas en Change.org, que ya roza los 2.000 respaldos, o las mesas de pedagogía con los vecinos para explicar el nuevo proyecto de Almeida.

En el manifiesto final, leído por Piñeiro, los vecinos han defendido: “Se tiene que soterrar porque esto es una injusticia. Las ciudades han de ser cada vez más verdes, más habitables, más capaces de hacernos felices y que mejoren nuestra vida y nuestra salud, no que la empeoren”.