Autor Tema: Pongamos que hablo de Madrid  (Leído 92994 veces)

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 48353
  • Verbum Víncet.
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #280 en: 07 de Octubre de 2014, 12:16:30 pm »
El futuro centro comercial de un chino rico en los tiempos de su construcción.

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #281 en: 08 de Octubre de 2014, 10:01:08 am »
El futuro centro comercial de un chino rico en los tiempos de su construcción.

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk

El legado de Ana Botella a la ciudad de Madrid

http://www.elmundo.es/madrid/2014/10/07/5433100fe2704e3b7a8b458a.html

Desconectado pindongo

  • Profesional
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 10528
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #282 en: 09 de Octubre de 2014, 13:19:31 pm »
Descampado con algo al fondo.


Desconectado pindongo

  • Profesional
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 10528
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #283 en: 09 de Octubre de 2014, 13:23:00 pm »
el del primer plano dicen que fue el primer perroflauta lector.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #284 en: 25 de Octubre de 2014, 13:00:51 pm »

Cuando Madrid pavimentó la calle Arenal con corcho para amortiguar el ruido


s.l. @ABC_Madrid  / madrid 

Día 21/10/2014 - 01.20h
 

A finales del siglo XIX el Ayuntamiento decidió optar por una solución mucho más imaginativa que peatonalizar la zona, pero la idea tuvo resultados decepcionantes





archivo abc
 .
La calle Arenal, cuando todavía era transitada por carruajes y coches



Catorce distritos de la capital estarán este martes afectados por los trabajos de rehabilitación de aceras y calzadas. Los inconvenientes derivados de tener que soportar un elevado volumen de tráfico han acompañado a Madrid casi desde el momento en el que fue designada como ciudad cabeza del Estado. Tratar de reducir al mínimo las molestias que esta situación ocasiona al ciudadano es uno de los objetivos que los gobernantes de la ciudad intentan alcanzar desde hace años.

Para lograrlo han recurrido a todo tipo de sistemas. Si en los últimos años el Ayuntamiento ha decidido desterrar el tráfico rodado de muchas calles del centro de la villa, hace algo más de un siglo, optaron por una solución mucho más imaginativa, pero de resultados decepcionantes.

La historia, tal y como relata un artículo publicado en el blog «Secretos de Madrid», arranca el 3 de febrero de 1896, día en el que el consistorio municipal aprobaba una insólita propuesta que pretendía reducir el molesto ruido que cada día ocasionaba la circulación de carruajes y animales como caballos o mulas por las calles de la ciudad. La revolucionaria medida consistía en pavimentar las calzadas con corcho.

Antes de permitir tapizar todas las vías de la ciudad con este material, abundante en la Península Ibérica, se decidió probarlo en una única calle para comprobar si era capaz de absorber el ruido generado por los impactos de los cascos de los animales y el rozamiento de las ruedas. La elegida fue la calle del Arenal, una vía céntrica y, al igual que hoy, muy transitada.
 
Si el invento superaba la prueba, se podría extender al resto de calles de Madrid. Contra todo pronóstico, en un primer momento, el corcho superó el examen con creces, logrando reducir el ruido de forma notable, para alegría de comerciantes y vecinos de la céntrica vía.

Sin embargo, todo se vino abajo poco después. Con la llegada de la lluvia, el frágil corcho no pudo soportar las pisadas de los animales ni el paso de las ruedas y se deshizo a una velocidad de vértigo. Las autoridades asumieron su fracaso y ordenaron devolver a la calle del Arenal su aspecto original. A los ciudadanos no les quedó más remedio que acostumbrarse al ruido del tráfico, que tiempo después, con la llegada de los automóviles, aumentaría hasta límites insospechados.

El intento de pavimentar Madrid con corcho pronto cayó en el olvido. Sin embargo, más de un siglo después, la calle del Arenal ha recuperado parte de esa paz que un día gozó. Aunque no gracias al corcho, sino a su completa peatonalización.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #285 en: 28 de Octubre de 2014, 10:56:50 am »
Un suicidio que «ni por esas»

ARCHIVO ABC

El juez de guardia levanta el cadáver de un hombre que se suicidó en el Jardín Botánico de Madrid en 1905

La dicha desgraciada del protagonista de este suceso ni siquiera le permitió poner fin a su vida, por mucho que lo intentó. Santiago Sainz no acabó en el cementerio sino en el juzgado. El 27 de junio de 1905 fue conducido al juzgado de guardia después de que, horas antes, hubiera intentado inútilmente poner fin a su vida tres veces consecutivas. En la calle del Sacramento se arrojó al paso de un automóvil y en la calle Mayor al de un tranvía, pero ambos vehículos detuvieron á tiempo su marcha. En el último de sus desesperados intentos, quiso darse una puñalada en la delegación del distrito del Centro, pero también fue detenido á tiempo por uno de los guardias. Está claro que no era el día para Santiago Sainz.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #286 en: 28 de Octubre de 2014, 10:58:53 am »
El viento tuvo la culpa



Ruinas del lavadero de Puente de Vallecas hundido por el viento en julio de 1905

«Se habló de un ciclón, del incendio de un lavadero y hasta de una explosión», decía la crónica de ABC aquel 22 de julio de 1905. Por las calles de Madrid la noticia corrió como la pólvora un día antes. Se había derrumbado, por unas fuertes rachas de viento, la cubierta del lavadero de Puente de Vallecas aplastando a las mujeres y los niños que allí se concentraban. «Forman el lavadero dos hileras de pilas de portland, con cubierta de teja marsellesa, sostenida por pies derechos, en los cuales se apoya el armazón de madera», describía el periodista. «Ocasionó el hundimiento una ráfaga de viento huracanado», apuntaba. «El vendaval volcó momentos antes dos carros de bueyes cargados de mieses», explicaba. El estrépito se oyó en todo el barrio, que salió a socorrer a las víctimas. El resultado varios muertos y medio centenar de heridos.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #287 en: 02 de Noviembre de 2014, 09:18:00 am »
La recogida de la basura cambia de manos en Madrid por primera vez en 74 años
SARA MEDIALDEA abc_madrid / MADRID
Día 02/11/2014 - 01.11h
Una nueva contrata recoge, por primera vez en 74 años, los residuos de los 14 distritos periféricos; FCC seguirá trabajando en el centro de la capital



ARCHIVO ABC
Varios operarios, subidos en el camión de la basura en el año 1972, por las calles de Madrid

Una nueva concesionaria se ocupa desde ayer de retirar la basura en los 14 distritos de la periferia de Madrid. Los vecinos probablemente no se enterarán de nada: los mismos camiones -salvo por el cambio en el cartel- recorrerán las calles con los mismos trabajadores -subrogados por obligación contractual-. Pero algo será diferente: por primera vez en los últimos 74 años, no será FCC quien se encargue de este trabajo, sino la unión temporal de empresas formada por Urbaser y Ferrovial, ganadora del concurso, que se encargará de este servicio hasta el 31 de diciembre de 2015.

La competencia ha llegado, de este modo, a la recogida de residuos en la ciudad. Durante un año largo, ambas concesionarias -Urbaser en la periferia y FCC en los distritos del centro- convivirán prestando el mismo servicio, con la vista puesta en el nuevo contrato, el «gran pastel»: a partir del 1 de enero de 2016, toda la recogida de basura en la ciudad tendrá que salir a concurso, al vencerse las dos adjudicaciones ahora en vigor. Será el nuevo gobierno municipal que salga de las urnas en mayo de 2015 el que decida si se oferta el servicio en toda la ciudad, o si ésta se divide en zonas y se saca la actividad en varios concursos diferentes.

Las cifras del negocio no son ninguna minucia: el contrato de los distritos de la periferia por trece meses supondrá cobrar algo más de 80 millones de euros. Las cifras de todo Madrid, en una adjudicación que será por al menos ocho años, puede fácilmente superar los mil millones de euros. Eso explica que también haya habido sus «roces»: a 48 horas del inicio del funcionamiento del nuevo contrato, la concesionaria «histórica» presentó un recurso contra la adjudicación, que planteaba dejarla en suspenso hasta que los tribunales dirimieran sobre el asunto.
Transformación total

La historia de la recogida de la basura en Madrid casi siempre ha tenido el mismo nombre: ahora FCC, antes Focsa. Esta empresa se ha ocupado de prestar este servicio con total eficacia durante los últimos 74 años. Pero en el último contrato municipal, el correspondiente a los distritos de la periferia, hubo más ofertas, y la ganadora resultó ser una empresa diferente.

A lo largo de décadas, la recogida ha cambiado mucho: los camiones se han ido sofisticando, siendo cada vez menos ruidosos y preparados para el reciclado de residuos. También ha variado la gestión de los residuos: desde el vaciado directo de los camiones en el vertedero, al actual procedimiento de separación desde el origen, que sigue en la planta de Valdemingómez, y que termina en la conversión de la basura en energía eléctrica y gas natural.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #288 en: 06 de Noviembre de 2014, 09:07:37 am »
Bares donde se beben copas desnudo
t. g. r.@abc_madrid / madrid
Día 06/11/2014 - 01.10h

Existen en Madrid locales con código de ropa. Se encuentran en las zonas de Chueca, Malasaña, La Latina y Lavapiés

óscar del pozo

Cruza la puerta, paga la entrada y deja todas sus prendas en un ropero. Se queda sin nada, como Dios lo trajo al mundo, camina hacia el interior, donde el resto de asistentes se encuentra también sin indumentaria. Se trata de uno de los locales madrileños que exigen código de ropa para el acceso. Es decir, que si uno no se presenta como manda la dirección del local, no puede pasar. Algunos dan la posibilidad de quedarse en ropa interior, pero otros son estrictos: «en bolas».

Esos días son la jornada «estrella» de la semana. Existen en madrid una decena de establecimientos de esta índole repartidos por la zona de Chueca, La Latina, Malasaña y Lavapiés. Son lugares frecuentados por hombres de tendencia homosexual que, gratis o previo pago de unos 8 euros, asisten a estas fiestas semanales hasta altas horas de la madrugada. El pase incluye la ingesta de bebidas alcohólicas y el ropero o la taquilla. Cada día de la semana se puede entrar en cueros en uno de estos bares. Algunos abren de 9 de la noche a 9 de la mañana.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #289 en: 07 de Noviembre de 2014, 09:01:44 am »
 La dramática historia de Mina Alix, la acróbata que quiso hacer historia en el Circo Price
ADRIÁN DELGADO abc_madrid / MADRID
Día 04/11/2014 - 12.26h
La joven estadounidense encontró la muerte en su espectáculo «Hooping the Hoop», una peligrosa actuación de velocidad sobre un vehículo que fascinó a los madrileños en 1904



ARCHIVO DE ABC
Mina Alix ensayando en «The Hooping the Hoop», en el antiguo Circo Price de Madrid, en enero de 1904

Miss Mina Alix quería comerse el mundo. A sus 21 años, la joven estadounidense, ya era una reputada artista circense que dejaba con la boca abierta al público. Su éxito le hizo llegar desde Nueva York a Madrid en enero de 1904 para hacer uno de los números más arriesgados y espectaculares de la época, «The Hooping the Hoop». Velocidad, riesgo extremo y giros «matemáticos» eran los atractivos que llevaron a cientos de madrileños al Teatro del Circo Price aquella trágica tarde.

Hasta la fecha, en Madrid no se había visto nada similar. El espectáculo transformó la pista del antiguo Price en una impresionante estructura de madera y hierro que se parecía a la de las primitivas montañas rusas de los parques de atracciones conocidas como «Looping the Loop». De ahí el juego de palabras «Hooping the hoop». «Miss Mina Alix se desliza por una rampa en un automóvil –un artilugio parecido a una vagoneta de tren–, pasa por una abertura que deja el trozo de lazo levantado, el cual baja rápidamente así que pasa la artista y completa el anillo, al que da una vuelta entera el automóvil, para formar la rampa de salida», describía la proeza un periodista de ABC, el 20 de enero de 1904, cuatro días antes del desgraciado accidente.

El vehículo de Mina salía del anillo completamente disparado. «Con objeto de amortiguar el empuje y detener el vehículo en su marcha vertiginosa colocan una fuerte red al final de la rampa de salida», explicaba la nota. El encargado de unir la circunferencia era el ingeniero Emile Payeur, el esposo de la joven circense neoyorquina, a través de unas palancas. «Una décima de segundo en más ó en menos, podría convertir el emocionante espectáculo en horrorosa tragedia», aventuraba este diario.

Una tragedia que días después se confirmaba con las gradas del Circo Price repletas. «La gentil artista, rubia como una ilusión, serena como una idea, monta en su automóvil símbolo del progreso, corre un momento por los raíles y cae enseguida ensangrentada, exánime...», describía la escena el periodista Antonio Palomero en las páginas de este diario. Fallaron las palancas, falló su marido, falló la peligrosa atracción circense... Mina Alix terminó sus prometedores días como acróbata en la cama de un hospital gravemente herida. «Son accidentes de mi oficio», pudo decir al juez que investigó el trágico suceso. El 18 de febrero, después de 25 días luchando contra la muerte, Miss Mina Alix falleció.

Solo un día antes de la tragedia, el feliz matrimonio de Alix y Payeur posaban orgullosos en la azotea del edificio de ABC de Serrano. Mina Alix, cuyo nombre ha caído en el olvido, nunca regresó a Manhatan descansa eternamente en el cementerio Británico de Madrid.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #290 en: 09 de Noviembre de 2014, 16:05:42 pm »
 CURIOSIDADES DE MADRID

La triste historia de la mujer bigotuda de Madrid

Esta enigmática dama de principios del siglo XX caminaba por la capital presa de las miradas curiosas y crueles

ADRIÁN DELGADO abc_madrid / MADRID

Día 09/11/2014 - 01.20h


 


Ilustración de Espí de la mujer bigotuda de Madrid

«Alta, delgada, con un mirar fijo que parece ensanchar la redondez oscura de las pupilas; con una palidez extraña, mate, viscosa, como de ser que vive en lo oscuro; de andar resbaladizo, sorteador de obstáculos, la mujer bigotuda pasea por Madrid...». Mauricio López-Roberts, escritor y diplomático español de la Generación del 98, describió en 1906 a los personajes célebres de la capital en su serie «Gente que anda por Madrid». En ella relataba historias tan curiosas como la de esta enigmática dama que siempre iba «sola, apresurada, como si alguien la esperase con ansia».

El motivo no era otro que esconder su «mostacho» de las miradas curiosas y crueles de los madrileños de principios del siglo XX. «Si cualquier curioso la sigue, verá que su rumbo es incierto, que tan pronto anda como desanda el camino, sin detener por un instante su ajetreo inquieto y desconcertado de animal perseguido», explicaba López-Roberts. «La mostachuda ha debido sufrir alguna vez un terrible e incurable pánico. Alguien, algo la hizo emprender algún día su caminata, y la infeliz parece no haberla interrumpido. No conoce á nadie», añadía en el escritor en las páginas de Blanco y Negro.

La mujer no hacía nada por ocultarlo. «En tiempos, empleó pomadas, opiatas, depilatorios crueles; resucitó recetas antiguas para extirpar el inoportuno vello. Mas en tan terrible lucha la pobre quedó vencida; resignose a mostrarse tal y como era», contaba López-Roberts.

Nadie sabía donde vivía
 
Nadie la vió entrar en ningún portal de Madrid. Tampoco se subía a los tranvías. El escritor sugería que la mujer bigotuda podría vivir en un «albergue, madriguera ó cubil donde se resguarda de la naturaleza y de los inclementes hombres».

«Un día desaparecerá del mundo la mujer bigotuda y nadie descifrará el enigma de su vida ni el de su muerte», apuntó en su artículo el escritor. Lo cierto es que más allá de sus líneas nadie más hablo de su historia, tan singular como su existencia. «En algún paraje escondido la pobrecilla respirará por última vez», proseguía en la dramática historia. «Su rostro pálido se angustiará con el terrible sufrir de la agonía y sobre la boca el bigote negreará, sellando con su sombra la doble línea de los labios que bajo él no se entreabrieron nunca en una sonrisa ni jamás palpitaron con un beso», concluyó López-Roberts en esta curiosa historia que rescatamos del archivo de ABC.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 48353
  • Verbum Víncet.
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #291 en: 09 de Noviembre de 2014, 19:54:54 pm »
 :pen: . . . ahora ganaría Eurovisión y sería un producto de consumo de los massmedia . . . los tiempos cambian . . . 

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #292 en: 12 de Noviembre de 2014, 17:07:19 pm »
Madrid, 11/01/1916. En la tienda-asilo del Puente de Toledo. Distribución de comida a los pobres, de los cuales son socorridos allí quinientos diariamente

http://www.abc.es/abcfoto/galerias/20141112/abci-beneficencia-caridad-fotografias-201411111752.html

Obsérvese el uniforme de...el "municipal"?



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #293 en: 14 de Noviembre de 2014, 19:51:47 pm »

Así fue el misterioso incendio que destruyó el Alcázar de Madrid y cientos de cuadros

César Cervera@ABC_Madrid  / Madrid

Día 14/11/2014 - 14.06h
 
La pintura de «Las Meninas» de Velázquez se salvó del fuego, que duró varios días, al ser arrojado por una ventana del palacio. Aún hoy, se pueden apreciar las consecuencias del humo en algunos cuadros del Museo del Prado

En la Nochebuena de 1734, un misterioso fuego brotó del corazón del Alcázar de Madrid, un antiguo castillo medieval que la dinastía de los Austrias había reconvertido en palacio residencial. El incendio, según se sospecha, se originó en el aposento del pintor de Corte Jean Ranc. A pesar de los esfuerzos por apagar el fuego, que se extendió a lo largo de cuatro días, nada se pudo hacer por salvar el edificio, ni a las 500 obras de arte que allí perecieron, entre ellas varios cuadros de Diego Velázquez.

Todavía hoy el origen y las circunstancias del incendio siguen sin estar claros, mas cuando era un lugar vigilado las 24 horas del día por ser la residencia de Felipe V y su familia. El detalle que alimenta las teorías conspiratorias es que sobre el solar calcinado el Monarca levantó el actual Palacio Real de Madrid, una construcción que se acercaba más a sus preferencias arquitectónicas.

No era el Alcázar de Madrid un edificio del gusto de la nueva dinastía, básicamente porque era un símbolo del anterior régimen. Cuando Felipe II, de la Casa de los Habsburgo, trasladó la corte a Madrid percibió la necesidad de acometer una gran restructuración urbanística en la pequeña villa. El Monarca puso sus ojos en el principal edificio de Madrid, el Real Alcázar, usado frecuentemente por los reyes castellanos para celebrar las Cortes del reino y, posteriormente, con la dinastía Trastámara, como residencia ocasional de la familia real. Pero, en sus orígenes más remotos, fue una fortaleza musulmana del siglo IX, que fue empleada a modo de ciudadela de Mayrit.

Felipe IV rehusó habitar en el Alcázar y mandó construir el del Buen Retiro

Felipe II, gran aficionado a la arquitectura, supervisó al completo la reforma del edificio. Si bien su padre Carlos I de España ya había sopesado la opción de fijar la corte en Madrid, y a él se le debe una primera remodelación del edificio, fue durante el reinado de su hijo cuando el palacio adquirió su forma característica. Las obras, que se extendieron desde 1561 hasta 1598, fueron dirigidas inicialmente por Gaspar de la Vega, y después por Juan Bautista de Toledo, arquitecto de El Escorial, que levantó un torreón rematado con un chapitel de pizarra similar a los usados en su obra magna. 
Así y todo, el resultado de las sucesivas remodelaciones había convertido el palacio en una extraña mezcla de estilos. Hubo que esperar hasta otra reforma en el reinado de Felipe IV para obtener una traza realmente armoniosa, a pesar de que este Monarca no sentía mucha simpatía por el palacio. De hecho, rehusó habitar en el Alcázar y mandó construir un segundo palacio, el del Buen Retiro, igualmente desaparecido.

De la misma opinión era el primer Rey Borbón de España, Felipe V. El estilo austero del edificio, que fue su primera residencia en España, chocaba directamente con el gusto francés que había impregnado la vida del Monarca desde su nacimiento en Versalles en 1683 hasta su llegada a España en 1700. El palacio nunca fue de su agrado, pese a las reformas acometidas para dotarle de un estilo francés.

Las campanadas de alerta fueron ignoradas

La familia real no se encontraba en el Real Alcázar de Madrid en la Nochebuena de 1734, y tampoco la mayoría de los cortesanos. A las doce y cuarto de la noche, poco después del cambio de guardia, los soldados apreciaron llamaradas en el lienzo de la Priora, que cae a Poniente. Si bien dieron rápidamente alerta para evacuar el edificio, y los monjes del convento cercano de San Gil repicaron las campanas, el aviso fue ignorada durante un buen rato. Al oír las campanadas, método de aviso para la población en caso de incendio, la gente creyó que era la llamada para la Misa del Gallo.

Cuando los monjes y los centinelas consiguieron organizar un grupo de rescate, lo primero que hicieron fue despertar a los dormidos y sacar a las familias y a la marquesa de Fuentehermoso. A continuación, trajeron a uno de los cerrajeros reales, apellidado Flores, que pudo entrar en la Capilla Real y cargó con todos los objetos de valor que pudo. A las cuatro de la mañana se derrumbaba la capilla.




El retrato de «Carlos V en Mühlberg» quedó oscurecido en la zona inferior
Ante el temor a que se produjeran saqueos, los cerrajeros reales actuaron con mucha cautela y solo permitieron acceder al interior a los cortesanos y a los religiosos. Cuando el fuego se extendió hacia el Salón Grande, donde cientos de cuadros cubrían las paredes, los improvisados bomberos arrancaron de sus marcos los lienzos situados en la parte baja, pues no había escalera, y los arrojaron por las ventanas.
Entre los cuadros salvados se encontraban «Las Meninas» de Velázquez, arrojado por una de las ventanas, y el retrato ecuestre de «Carlos V en Mühlberg» del pintor veneciano Tiziano, que quedó oscurecido por el humo en la zona inferior, donde los colores de la tierra y la hierba fueron reducidos a un ocre oscuro. Hoy se puede apreciar el cuadro de nuevo en todo su esplendor gracias a los recientes trabajos de limpieza. No en vano, una parte de las colecciones pictóricas había sido trasladada previamente al Palacio del Buen Retiro, para preservarla de las mencionadas obras de reforma que Felipe V había iniciado.

Se estima que, pese a los esfuerzos, al menos 500 cuadros, algunos de grandes maestros de la pintura, perecieron en el incendio. Entre ellos, «La expulsión de los moriscos» de Velázquez, del que solo se conservan bocetos y estaba considerada una de sus obras más valiosas, y el retrato favorito de Felipe IV que le pintó Peter Paul Rubens. El fuego también destruyó las piezas americanas que los conquistadores habían ido ofreciendo a los Reyes de España a lo largo de dos siglos.

Solo quedaron en pie un par de fachadas

A lo largo de cuatro días, el incendio fue consumiendo el palacio hasta solo dejar un par de fachadas y la torre del Príncipe, la de Carlos I, en pie. Y aunque las joyas más emblemáticas de la Corona, como la Perla Peregrina y el diamante El Estanque, pudieron ser rescatadas, muchos objetos de plata y oro quedaron fundidos por el calor y los restos de metal tuvieron que recogerse en cubos. Sin olvidar la pérdida de los documentos pertenecientes al Archivo de las Indias, las Bulas pontificias y demás papeles de todas las materias del Estado, cuya importancia es inestimable a nivel histórico.




La familia real estaba ausente ese día, normalmente asistían a misa en la Capilla Real
Las causas del incendio nunca quedaron claras. Supuestamente el fuego surgió en el aposento del pintor de Corte Jean Ranc, donde un grupo mozos del palacio incendiaron por accidente uno de los cortinajes de la estancia. Lo poco que agradaba el edificio a Felipe V, la extraña ausencia de la familia real ese día –que normalmente celebraba los maitines de Nochebuena en la Capilla Real–, el traslado previo de algunas de las obras de arte y la rapidez con la que surgió la propuesta de crear un nuevo palacio en esos mismos terrenos son los ingredientes que alimentaron la sospecha de que el Monarca sopló no para apagar las llamas, sino para avivarlas.
De lo que no cabe duda es que la tragedia, donde falleció una mujer, fue el pretexto perfecto para derrumbar por completo el edificio y levantar un nuevo palacio en el solar. El arquitecto italiano Filippo Juvara ideó un monumental proyecto inspirado en el Palacio del Louvre de París. Las obras concluyeron en el reinado de Fernando VI.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #294 en: 14 de Noviembre de 2014, 19:56:25 pm »

Así vestían las madrileñas el siglo pasado



s. l.@abc_madrid / madrid

Día 14/11/2014 - 00.35h

Galería de fotos

http://www.abc.es/madrid/tops/20141114/abci-moda-madrid-siglo-201411122131_1.html


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #295 en: 16 de Noviembre de 2014, 10:18:37 am »
Ángeles Rodríguez, «la abuela rockera» que preside Vallecas
m. r. domingo @ABC_madrid # / madrid
Día 16/11/2014 - 01.12h

La primera estatua de personaje popular homenajea a una mujer que se aficionó al «heavy» cuando ya tenía nietos. No se perdió un concierto de AC/DC en la Canciller y fue portada de un disco




abc
La estatua de Ángeles Rodríguez Hidalgo 1900-1993 preside la avenida de Peña Gorbea

Ángeles Rodríguez Hidalgo (1900-1993) no fue una reina ni una heroina caída en batalla, fue una mujer común y corriente que se aficionó a los sonidos y ambientes metaleros cuando ya tenía nietos. Un año después de su muerte, se colocó una escultura en honor a «La abuela rockera» en la avenida de Peña Gorbea, en el distrito de Puente de Vallecas. Este fue el primer homenaje de bronce que se dedicó a una personalidad de la cultura popular.

Viuda desde los 41 años y con cinco hijos, trabajó de asistenta y en la Caja Postal. Para esta mujer la juventud y la rebeldía rockera comenzó hace dos décadas, cuando acudió con su nieto a un concierto de música «heavy metal». Desde entonces cambió la copla española por las baterías y guitarras eléctricas. Descubrió las motos de gran cilindrada y vibró desde la primera fila en todos los conciertos de AC/DC en Madrid como un aficionado adolescente más. Solo la sordera le obligó a despedirse de los principales festivales del calendario.
Ángeles Rodríguez, «la abuela rockera» que preside Vallecas
abc
La portada de Panzer que protagonizó

Se hizo habitual del programa radiofónico de Paco Pérez Bryan «El búho». Allí conoció a Ramoncín y a Luz Casal. Empezó a alternar en ambientes para rockeros iniciados. Los martes de madrugada participaba en el programa «La radio de las sábanas blancas», que dirigía José Manuel Parada en Radio Cinco. También fue protagonista de varios programas de televisión. La serie «Vivir cada día» dedicó un capítulo a sus andanzas. Incluso, desde 1989, tuvo una sección, «Abuela Consulta», en la revista Heavy Rock.

Se despidió la mañana del 8 de diciembre, por una insuficiencia respiratoria y cardiaca, en el hospital madrileño de La Princesa. Su cuerpo dejó de bailar tras un mes de penurias, pero todos quisieron recordarla con la fuerza de la que siempre hacía gala con más de ocho décadas a sus espaldas. Es la de ella vestida de heavy, con la chupa de cuero, las tachuelas y los cuernos, la que fue la portada de un disco de losPanzer.

La artista Carmen Jorba modelo este busto de bronce, que es uno de los escasos monumentos que hay en España que recuerda a una personalidad de la cultura popular. El dinero para erigir esta estatua fue recaudado como no podía ser de otra manera: en un concierto en la sala Canciller, en San Blas, el templo del rock en Madrid.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #296 en: 22 de Noviembre de 2014, 14:16:49 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #297 en: 30 de Noviembre de 2014, 10:39:24 am »
/ Curiosidades de Madrid
El día que las termitas estuvieron a punto de acabar con el Monasterio de El Escorial
ADRIÁN DELGADO abc_madrid / MADRID
Día 29/11/2014 -

En 1955, Patrimonio Nacional tuvo que pedir un crédito para detener la plaga que puso en peligro la Torre del Prior, los claustros y la sala de manuscritos del complejo palaciego

Las termitas siempre han sido un quebradero de cabeza para el inmenso Monasterio de El Escorial. Este palacio real, basílica, panteón, biblioteca y monasterio que ocupa más de 33.000 metros cuadrados tiene un esqueleto de madera. El más suculento de los manjares para estos insectos xilófagos que apunto estuvieron de acabar, en varias ocasiones, con sus preciadas estancias.

Durante la ejecución de las obras de reconstrucción que Patrimonio Nacional realizó en 1955 en la Torre del Prior, sus técnicos encontraron una importante plaga de hormigas termitas de dos especies comunes en Europa. «Presentan puntos de ataque y vías de invasión, que ponen en grave peligro de derrumbamiento los claustros que sirvieron de enterramiento a los padres Jerónimos, la sala de manuscritos y la Torre del Prior», informaba ABC en mayo de dicho año.

«Para evitar estos seguros daños y combatir la plaga se ha presentado a la aprobación de las Cortes un proyecto de ley concediendo un crédito extraordinario de tres millones de pesetas para sufragar los gastos que ocasionen estos trabajos», explicaban. Además, el Estado recurrió al biólogo alemán Gustav Kraemer para combatir la plaga. Kraemer fue un especialista en la lucha contra la termitosis que a mediados del siglo XX se cebó con la capital, especialmente con sus edificios históricos y del casco antiguo.

«Una sola pareja de termitas crea en tres años una colonia de medio millón de insectos. Su alimento predilecto es la celulosa y una población de ese calibre precisa para su manutención de quince kilos de madera al día», explicaba en las páginas de este diario el científico alemán.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 211057
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #298 en: 04 de Diciembre de 2014, 09:11:03 am »
Por qué el Rey Carlos III es considerado «el mejor alcalde de Madrid»
m. r. domingo @ABC_Madrid / madrid
Día 03/12/2014 - 09.56h

El monarca adoquinó las calles y creó una red de alumbrado, alcantarillado y recogida de basuras. La Cibeles, Neptuno, la Puerta de Alcalá, el Botánico se levantaron gracias a él


El retrato de Carlos III que se conserva en el Museo del Prado

Cuando Carlos III llegó a Madrid, a mediados del siglo XVIII, se topó con una ciudad de aspecto miserable. La limpieza pública era tan escasa que el propio Fernán Núñez, el biógrafo del Rey, no dudó en calificar a la capital de «pocilga». Barro, basura y excrementos componían una lamentable y maloliente imagen de la cabeza del Estado.

Ante esta situación, la necesidad de emprender una reforma profunda era evidente e imperiosa. Por eso, Carlos III se propuso encabezar una transformación de la villa y Corte. Para llevarla a cabo contó con el asesoramiento de su «mano derecha», Leopoldo de Gregorio, marqués de Esquilache, que junto al marqués de la Ensenada, inició cambios encaminados a la modernización del país.
Por qué el Rey Carlos III es considerado «el mejor alcalde de Madrid»
museo del prado
Leopoldo de Gregorio, marqués de Esquilache

Así, en Madrid se inició un ambicioso plan de ensanche en el que se proyectaron grandes avenidas, plazas con monumentos como Cibeles y Neptuno; se construyó el Jardín Botánico, el Hospital San Carlos (sobre el que hoy se levanta el Museo Reina Sofía) y el edificio del Museo del Prado (que iba a ser destinado al museo de Historia Militar) y el palacio del Buen Retiro. También se intervino para establecer un servicio de alumbrado público y de recogida de basuras, se adoquinaron las calzadas y se excavó una red de alcantarillado para recoger el agua de la lluvia. [Consulta el legado de Carlos III en Madrid en 10 pasos]

La principal labor constructora de Carlos III en Madrid perseguía un afán propagandístico. Todos los edificios se levantaron en puntos clave de la capital. Además, se engalanaron las principales puertas de entrada a la ciudad. La más célebre es la Puerta de Alcalá, aunque también le acompañan otras como la Puerta de Toledo o la desaparecida de San Vicente. El Rey consideró que esta era la mejor carta de presentación para los visitantes de la ciudad.
«Mis vasallos son como los niños: lloran cuando se les lava...»
Aunque la intención del Monarca era poner Madrid a la altura del resto de capitales europeas, la nobleza española vio las reformas como imposiciones del que consideraban un «Rey extranjero». Carlos III fue el hijo del primero de la dinastía Borbón que gobierna en España, Felipe V, y de Isabel de Farnesio. Accedió al trono tras la muerte de su hermanastro, Fernando VI. Llegó a la Península con experiencia política a sus espaldas, ya que antes había reinado en Nápoles.

Pero su trayectoria no bastó para convencer a los españoles. Las reformas de Esquilache caldearon tanto el ambiente entre los nobles que tras el famoso motín, que se bautizó con su apellido, tuvo que abandonar España en abril de 1766 de forma definitiva. En el puerto de Cartagena partió con rumbo a Nápoles. Y ese día dejó escrito: «Yo he limpiado Madrid, le he empedrado, he hecho paseos y otras obras... Que merecería que me hiciesen una estatua, y en lugar de esto me ha tratado tan indignamente».

Esta resistencia tan incomprensible hacia Carlos III le hizo declarar que los españoles eran «un pueblo anclado en infantiles torpezas». «Mis vasallos son como los niños: lloran cuando se les lava...», escribió. De esta manera justificaba el principio rector de su reinado: «Gobernar para el pueblo pero sin el pueblo». Dicho de otro modo, el Despotismo Ilustrado.
Introdujo la colonia y la lotería
m. r. d. madrid
Agua de Colonia. Entre las mujeres de la aristocracia de la época se puso de moda el «Eau de Cologne», creada a principios del siglo XVIII por el italiano Giovanni María Farina (1685-1766). Esta fragancia al ser más suave que el perfume francés se hizo muy demandado por la élite femenina española. Su nombre proviene de la ciudad alemana (Köln) donde fue patentada.
Lotería nacional. La lotería llegó a España de la mano de Carlos III, que la importó de Nápoles donde ya era una tradición de largo recorrido. Aquel sorteo era muy similar al actual. La primera edición se celebró el 10 de diciembre de 1763.

Desconectado Epi44

  • Profesional
  • Gurú
  • **
  • Mensajes: 6463
Re:Pongamos que hablo de Madrid
« Respuesta #299 en: 04 de Diciembre de 2014, 11:33:18 am »
y yo que pensaba que era porque salia en la cancion de Ana Belen y Victor Manuel....  ;::)