Autor Tema: Algo sobre dinero  (Leído 108436 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170697
Re:Algo sobre dinero
« Respuesta #1140 en: 25 de Abril de 2019, 07:22:46 am »

TROPEZÓ CON UNA BALDOSA DESNIVELADA
Esto no es EEUU: rechazan indemnizar a una mujer que se cayó por mal estado de la acera


El Tribunal Administrativo de Navarra dice que tropezar con una baldosa que sobresale dos centímetros "no es suficientemente relevante: bastaría el mínimo de atención exigible al peatón para evitar la caída"


Autor
Jose Mari Alonso. Pamplona

24/04/2019 21:33 - Actualizado: 24/04/2019 23:06

El Tribunal Administrativo de Navarra ha desestimado el recurso de alzada interpuesto por una mujer contra la resolución del Ayuntamiento de Pamplona que le denegó una indemnización por los daños sufridos como consecuencia deuna caída en la vía pública tras tropezar con una baldosa desnivelada que sobresalía “dos centímetros aproximadamente” del suelo. En su resolución, sostiene que un desperfecto en el pavimento de esta altura “no se considera suficientemente relevante para entender existente la relación de causa-efecto necesaria para imputar responsabilidad” al consistorio pamplonés, ya que, según determina, “hubiera bastado probablemente el mínimo de atención exigible a los peatones para evitar la caída”.

De atender la petición de la afectada, este organismo determina que “se llegaría a la exigencia de estándares que excederían de los que comúnmente se reputan exigibles en la actualidad, y convertiríamos las administraciones públicas en aseguradoras universales de todos los riesgos”. Los argumentos empleados en la resolución, y que basa además en diferente jurisprudencia española, dibuja un escenario diferente al que se da en otros países, por ejemplo en Estados Unidos, donde las demandas por este y otro tipo de percances están a la orden del día, con abogados apostados en las entradas de urgencias para litigar contra las administraciones.

De atender la petición de la afectada por la caída, "convertiríamos las administraciones públicas en aseguradoras universales de todos los riesgos"

La afectada por la caída presentó un recurso de alzada ante este organismo encargado de resolver controversias con la Administración Local después de que el Ayuntamiento de Pamplona le denegara el pasado mes de octubre una indemnización por los daños sufridos al sostener que el mal estado de la baldosa “no se estima idóneo para ser el causante” del percance. Además, el consistorio consideraba que no existía prueba de las “circunstancias” en las que tuvo lugar la caída, producida a las 13:00 en la confluencia de la plaza del Consejo con la calle Nueva, a pesar de que en el expediente informativo se recogían fotografías del lugar de la caída, la declaración de un testigo o el informe del Servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra al que acudió la mujer tras el incidente.

Uno de los aspectos claves que ve el Tribunal Administrativo de Navarra es que la interesada manifiesta en sus escritos –en el de reclamación ante el ayuntamiento y en el propio recurso de alzada– de que “tropezó” con una baldosa “mal colocada” o “suelta”, por lo que, con base en la declaración de la propia perjudicada, el accidente “no se produjo como consecuencia de la basculación de la baldosa al ser pisada”. Asimismo, como segunda cuestión relevante, apunta a que, si bien no se realizó una medida del desnivel debido a su “inmediata reparación” tras el percance, el informe del Servicio de Obras de Conservación Urbana del ayuntamiento deduce de las fotografías que el escalón sería de "unos dos centímetros aproximadamente".

Un aspecto "clave" es que la afectada asegura que "tropezó" con una baldosa suelta: "No se produjo por la basculación de la baldosa al ser pisada"

Y este grosor, según establece, “no se considera suficientemente relevante” como para imputar responsabilidad al ayuntamiento por la caída. Que el escalón tuviera aproximadamente dos centímetros “de por sí no puede motivar la declaración de responsabilidad municipal”, refleja la resolución, que viene a reprochar a la afectada que no anduviera con cuidado para evitar el accidente. “Hubiera bastado probablemente el mínimo de atención exigible a los peatones para evitar la caída”, subraya.

A este respecto, la afectada aseguraba que transitaba por la calle con la “debida diligencia” y defendía que la rápida reparación de la baldosa suponía el “reconocimiento” por parte del ayuntamiento del “nexo causal” del percance. Sin embargo, ante este último argumento, el consistorio replicó que la celeridad en la reparación del desperfecto se debe al “compromiso asumido en la Carta de Servicios de reparar a la mayor brevedad posible las aceras donde se hayan producido caídas y pluspetición en relación con la cuantía de la indemnización solicitada”.

La afectada defendía que la rápida reparación de la baldosa suponía el "reconocimiento" por parte del ayuntamiento del "nexo causal" del accidente

El posicionamiento municipal es avalado por el Tribunal Administrativo, que sostiene que la reparación del desperfecto “no constituye, en el presente caso, prueba de imputación de responsabilidad al Ayuntamiento de Pamplona, pues ello dependerá de la entidad de dicho desperfecto y del resto de circunstancias y pruebas obrantes en el expediente administrativo”. Asimismo, asegura que el hecho de que se reparara posteriormente el desperfecto “solo evidencia su mal estado pero no deriva de ello la responsabilidad patrimonial que atiende a los parámetros legales”.

Para dictar su resolución, el Tribunal Administrativo de Navarra alude a la jurisprudencia, que “ha exigido tradicionalmente que el nexo causal sea directo, inmediato y exclusivo”, lo cual “supone desestimar sistemáticamente todas las pretensiones de indemnización cuando interfiere, de alguna manera, la culpa de la víctima o de un tercero”. En este sentido, señala que el Tribunal Supremo “ya ha explicado que la socialización de riesgos que justifica la responsabilidad objetiva de la Administración no permite extender la misma hasta cubrir cualquier evento por el mero hecho de que este se produzca dentro de su ámbito de actuación”.

La reparación del desperfecto "solo evidencia su mal estado, pero no deriva la responsabilidad patrimonial que atiende a los parámetros legales"

En concreto, apunta a la sentencia del alto tribunal del 5 de junio de 1998 que declaró que “la prestación por la administración de un determinado servicio público y la titularidad por parte de aquella de la infraestructura material para su prestación no implica que el vigente sistema de responsabilidad patrimonial objetiva de las administraciones públicas convierta a estas en aseguradoras universales de todos los riesgos con el fin de prevenir cualquier eventualidad desfavorable o dañosa para los administrados que pueda producirse con independencia del actuar administrativo porque, de lo contrario, se transformaría aquel en un sistema providencialista no contemplado en nuestro ordenamiento jurídico”.

Y en relación sobre los desniveles en el pavimento, el tribunal refleja que tanto este propio órgano como el orden jurisdiccional contencioso administrativo de Navarra se han pronunciado con “reiteración” sobre qué puede entenderse como un obstáculo idóneo para producir una caída. “Efectivamente, el estándar social sobre la seguridad de las vías públicas no llega al extremo de reclamar unas superficies perfectamente lisas y sin ningún desnivel. No es irrazonable que existan diferencias de nivel e incluso pequeñas roturas en las aceras, puesto que siempre se ha de exigir cierta atención por los peatones para evitar el riesgo existente”, expone el Tribunal Administrativo de Navarra.

Canarias pagará la mayor indemnización por negligencia médica en España
EC/Agencias
No avisaron a una madre embarazada que sufre el síndrome de Lesch Nyhan de que las pruebas que le hicieron para saber si había transmitido la enfermedad estaban contaminadas

Para reforzar su argumentación, alude a una sentencia de 2002 del Tribunal Superior de Justicia de Navarra que se pronunció en un supuesto de loseta de dos centímetros de grosor levantada por las raíces de un árbol. “La sola existencia de dicho pequeño desnivel no puede considerarse suficiente para que sean atribuibles a la Administración Municipal, en relación de causalidad, las consecuencias de una hipotético tropiezo, pues en este caso todos los posibles accidentes que en relación física pudieran producirse con tan poco relevantes obstáculos o elementos del mobiliario urbano perteneciente a los municipios les serían imputables (...) no bastando con un mero tropiezo, ante la existencia de tan nimio impedimento como el existente, para que el ayuntamiento sea responsable de las consecuencias dañosas que se puedan producir”.

Con base en todos estos argumentos, y pese a considerar acreditado que la afectada tropezó con una “baldosa desnivelada” cayendo al suelo, el tribunal concluye en su reciente resolución que “no existe responsabilidad del Ayuntamiento de Pamplona en la producción de los daños”.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170697
Re:Algo sobre dinero
« Respuesta #1141 en: 06 de Mayo de 2019, 10:22:30 am »


Cómo rescatar un plan de pensiones sin que nos pase factura a nivel fiscal


Se habla mucho de la desgravación de los planes de pensiones, pero muy poco de qué pasa cuando hay que rescatarlos. Si te ves en esa situación, estas son tus opciones
EC BRANDS
Inversiones
Bestinver. Ahorro e inversión
06/05/2019 05:00
Desde el punto de vista fiscal, los planes de pensiones tienen una de cal y otra de arena. La parte positiva y más conocida por los contribuyentes es que desgravan en la declaración de la Renta mientras se está aportando ahorro al plan; la negativa, cuando realizamos el rescate. Si no lo hacemos de forma planificada puede ocurrir que la mitad se lo quede Hacienda. Conviene, por tanto, saber cómo se rescata un plan de pensiones para evitar cometer errores que nos pasen factura.


Fondos de inversión o acciones: ¿dónde invertimos nuestro dinero a largo plazo?
EC BRANDS

Si tienes claro que quieres depositar tu dinero en renta variable, te damos las claves para elegir mejor entre las opciones disponibles
Existen tres modelos para solicitar el reembolso del plan de rescate: en forma de capital (todo de golpe), de renta (pagos periódicos) y mixta (combinando las dos anteriores). En función de la cantidad, la primera opción es la que más puede perjudicarnos en el bolsillo porque el dinero aportado tributa como renta del trabajo, lo que significa que está sujeto a los tramos del IRPF en la declaración de la Renta. A mayor base imponible (ingresos a declarar), mayor será el tipo por el que tributamos.


Por ejemplo, si rescatamos un plan por un importe de 150.000 euros, tributaremos por el tipo máximo, el 45%; en cambio, si optamos por percibir una renta periódica (mensual, trimestral, semestral o anual) por un total de 20.000 euros al año, pagaremos como mucho un 24%. “Una buena planificación puede evitar que el tipo efectivo de gravamen se incremente de forma significativa”, señalan desde Baker McKenzie. Por ello resulta fundamental realizar una estimación o análisis de las rentas que se van a percibir.

Tabla de tramos del IRPF

Ingresos   Retención
0€ - 12.450€   19%
12.450€ - 20.200€   24%
20.200€ - 35.200€   30%
35.200€ - 60.000€   37%
+ 60.000€   45%
Si se opta por el modelo mixto, desde la firma se recomienda calcular en qué año ingresar la prestación en forma de capital y cuándo en forma de pagos periódicos, “controlando así la progresividad del impuesto y minimizando en última instancia la factura fiscal”.

Conviene recordar que, a diferencia de los fondos de inversión, donde únicamente se declaran las ganancias generadas, en los planes de pensiones se tributa por los llamados derechos consolidados, es decir, el beneficio obtenido por el producto en sí mismo más las aportaciones.

 

Un supuesto en el que el rescate en forma de capital es más apropiado es para aquellos que realizaron aportaciones antes de 2006. Hasta entonces, la normativa fiscal recoge una reducción del 40% en un régimen transitorio, que solo se puede aplicar durante el año de jubilación o en los dos siguientes ejercicios.

Más en Portada

La UE teme que el Magreb no esté listo para la vuelta de yihadistas desde Siria 

El Brexit destroza el bipartidismo en Reino Unido 

De este modo, imagina que decides rescatar un plan de pensiones por un importe total de 100.000 euros y debes asumir que, de esa cifra, 40.000 euros son aportaciones realizadas con anterioridad al 31 de diciembre de 2006. Si optas por percibir en forma de capital esa cuantía en el actual ejercicio y el resto en forma de renta temporal o vitalicia, puedes beneficiarte de la reducción del 40% correspondiente sobre esos 40.000 euros, lo que supone un ahorro fiscal en base de 16.000 euros.


Elección del momento del rescate
Otra cuestión importante es cuándo solicitar el reembolso del plan. Es decir, si lo hacemos el mismo año en el que nos jubilamos hay que tener en cuenta todos los ingresos que vamos a percibir (sueldo, pensión pública y plan de pensiones) para que no eleven demasiado la base imponible de la declaración de la renta.

“Siempre y cuando la planificación se adapte a nuestras circunstancias y necesidades financieras, podría resultar interesante rescatar el plan de pensiones el año siguiente al de la jubilación, puesto que de, lo contrario, las prestaciones percibidas podrían tributar a un tipo de gravamen efectivo superior”, aconsejan desde Baker McKenzie.


Desde 2015 es posible rescatar el plan de pensiones a los 10 años de las aportaciones, de tal manera que en 2025 se podría solicitar el reembolso de las cantidades ingresadas una década antes, y así sucesivamente. Es más, ni siquiera es necesario alegar los supuestos para los que está concebida la prestación (jubilación, paro de larga duración o enfermedad). Sin embargo, hay que evaluar bien los riesgos de recuperar un ahorro para un fin para el que no está pensado, máxime en un momento en el que cada vez somos más longevos y nos esperan más de dos décadas de retiro laboral.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170697
Re:Algo sobre dinero
« Respuesta #1142 en: 14 de Mayo de 2019, 08:32:25 am »


Bonnie antes y después del accidente que sufrió en Magaluf en 2017.

La turista que se quedó tetrapléjica en la piscina de olas de un hotel de Magaluf pide 10 millones
Bonnie Lackey estaba de despedida soltera en Mallorca cuando sufrió un accidente que le dejó sin movilidad.
13 mayo, 2019 14:47



Lucía Vinaixa

A Bonnie Lackey, de 41 años, le esperaban unos días de absoluta diversión en Magaluf, lugar famoso en Mallorca por su turismo desenfrenado. La británica había dejado a sus dos pequeños, Freddie y Tommy, en manos de su padre en la ciudad inglesa de Crawley. Ellos seguirían con su rutina y ella se olvidaría de todo para disfrutar con sus amigas en la despedida de soltera de su prima. Una mañana el grupo de inglesas estaba divirtiéndose en la piscina de olas del hotel BH Mallorca cuando Bonnie, que iba sentada en un flotador, se dio un brutal golpe contra el suelo de la piscina. La alegría llegó a su fin cuando se dio cuenta que no podía mover ni las brazos ni las piernas. El accidente le había dejado tetrapléjica. Dos años después, después de recuperar fuerzas, la inglesa pide una indemnización de 10,4 millones de euros. 

Los hechos ocurrieron en mayo de 2017. El grupo de amigas llevaba meses esperando el viaje y se estaban quedando en un establecimiento turístico en la localidad mallorquina. El BH Hotel Mallorca es famoso por tener un parque acuático para adultos y por sus fiestas de música electrónica. Además, está ubicado en lo que ellos, desde su página web, denominan "la capital mundial de la fiesta". Pertenece al grupo Cursach, propiedad del magnate Tolo Cursach, rey de la noche mallorquina relacionado con varios delitos de homicidio, corrupción de menores y narcotráfico.

El empresario mallorquín Bartolomé Cursach Mas

El empresario mallorquín Bartolomé Cursach Mas EFE

"Caí boca abajo en el agua. No podía entender por qué mis brazos y mis piernas no estaban haciendo lo que yo quería que hicieran. Intenté levantar mi cabeza fuera del agua, pero tampoco pude. Aguanté la respiración y esperé de forma desesperada que alguien se diese cuenta de lo que me estaba pasando", contó Bonnie meses después de la tragedia al periódico británico The Sun.
Así fue la fuerte discusión entre Carlos Falcó y Esther Doña por la que él acabó en comisaría
Marina EsnalEl pasado mes de febrero la pareja protagonizó un altercado en un conocido hotel, lo que provocó que la Policía tuviese que intervenir.

"Sentí que esperé durante una eternidad, pero probablemente pasó menos de un minuto hasta que alguien me sacó del agua. Les dije que no sentía nada y todos supimos que la cosa era seria", expresó.
Imagen de la piscina de olas del establecimiento hotelero BH Mallorca

Imagen de la piscina de olas del establecimiento hotelero BH Mallorca
"Quería abrazar a mis seres queridos, pero no podía"

Mientras algunas de sus amigas corrieron a llamar a una ambulancia, otras gritaban de forma desesperada a los socorristas que no moviesen a Bonnie. Los facultativos llevaron a la herida a un habitación habilitada para este tipo de situaciones, pero la ambulancia no tardó en llegar. "La diferencia de idiomas supuso un gran problema", declaró la inglesa. Sus primas fueron a visitarla a cuidados intensivos. "Estaban pálidas y no paraba de llorar", añadió.

Bonnie ya no podía seguir la fiesta con sus primas. Eso le hizo sentir aún peor. "Les dije que tendrían que continuar sin mi. No querían, pero insistí. No nos habíamos pasado durante meses organizando estas vacaciones para quedarnos en el hotel y sentirnos miserables", contó Bonnie. Su marido, Terry, no tardó en llegar. Dejó a sus hijos con unos familiares y cogió el primer vuelo con destino al aeropuerto de Son Sant Joan. "Me sentía tan sola e insegura en el hospital pensando en el futuro. Quería abrazar a mis seres queridos, pero no podía".

La británica se había roto tres huesos en el cuello y los daños que tenía en la médula espinal eran muy serios. Fue sometida a una operación bajo el cráneo donde le pusieron una pieza metálica con la intención de facilitar su movimiento. Tuvo que esperar durante una semana en el hospital mallorquín hasta que fue transferida sobre una ambulancia aérea privada hasta otro hospital en el condado de Surrey (Inglaterra). Allí entendieron la gravedad del asunto. Su parálisis sería permanente.

Ocho meses después del accidente, la mujer pudo volver a casa. Sin embargo, su vida jamás volvió a ser la misma. Su vivienda necesita una obra para habilitar el edificio a su parálisis de un valor cerca de los 70.000 euros.
El gran día

Las amigas británicas que poco tiempo atrás se estaban divirtiendo en Magaluf estaban convencidas de que Bonnie no iba a poder asistir a la boda. Las posibilidades eran ínfimas. Pero la madre de familia no entiende de imposible. "En vez de centrarme en lo que no iba a poder hacer más, me enfoqué en lo que podría hacer", explicó.

Semanas antes de la boda Bonnie pasó por un intenso proceso de rehabilitación. Y lo consiguió. El gran día un grupo de enfermeras la ayudaron a ponerse el vestido de dama de honor y apareció en la iglesia por sorpresa. Cuando se abrieron las puertas, los 70 invitados se dieron la vuelta sin dar crédito a lo que estaban viendo. "No había ni un ojo seco en la iglesia", dijo.

Dos años después del accidente, Bonnie se dedica a pintar cuadros con la boca. Es lo único que puede hacer. Lo que recauda lo dona a la caridad. Sin embargo, la mujer espera que al final pueda conseguir los 10 millones de euros que le ha exigido a la empresa del mafioso mallorquín.




Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 170697
Re:Algo sobre dinero
« Respuesta #1143 en: 19 de Mayo de 2019, 07:07:51 am »

Lo consideran "causa justa"
El TS avala que una mujer desherede a dos de sus hijos por maltrato psicológico

El alto tribunal rechaza el recurso de los dos vástagos afectados contra la resolución dictada por la Audiencia Provincial de Vizcaya.
La Información
sábado, 18 mayo 2019, 12:11
      

El Tribunal Supremo ha avalado la decisión de una mujer de desheredar a dos de sus tres hijos por maltrato psicológico en una sentencia en la que considera que el mismo constituye una "causa justa" para que la madre tomara tal decisión en su testamento.

En una sentencia el alto tribunal rechaza el recurso de los dos hijos desheredados contra la resolución dictada por la Audiencia Provincial de Vizcaya, que confirmó la del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Bilbao.

El tribunal explica que el testamento de la madre, fechado el 3 de agosto de 2009, señala "que su hijo Francisco Javier le ha manifestado reiteradamente que está llena de maldades y brujerías y que la casa, igual que ella, está también embrujada y llena de maldades".
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

El testamento añade que la dejó "sola y abandonada a pesar de estar grave como consecuencia de una enfermedad crónica que padece desde hace más de diez años, que se ha ido agravando paulatinamente causándole una movilidad muy reducida y obligándola a desplazarse en una silla de ruedas".

Agrega que "su hijo Jorge le atribuye la responsabilidad de todos los males que, según él, ha padecido en la vida y le niega formal y expresamente su condición de madre, careciendo de interlocución alguna con él, hasta el punto de haber intentado la testadora felicitarle el día de su cumpleaños y sufrir el desplante de que le colgara el teléfono".

La testamentaria señala que "como consecuencia de todo lo expuesto deshereda a sus hijos Jorge y Francisco Javier e instituye heredero a su hijo Ignacio".

Petición  de nulidad

Jorge y Francisco Javier presentaron una demanda en la que solicitaban que se declarase la nulidad de la cláusula de desheredación contenida en el testamento y la institución de heredero único y universal a favor de su hermano Ignacio, para incluirles como herederos, a lo que se opuso este último.

El Supremo recuerda que el Juzgado consideró acreditado que "los demandantes habían incurrido en un maltrato psíquico contra su madre a lo largo de los años, particularmente en los últimos de su vida cuando ya estaba enferma, con una conducta de menosprecio y abandono".

También estimó probado que "no hubo una reconciliación con su hijo Javier, que residió en casa de su madre durante sus últimos meses de vida por razones económicas y no de cuidados y asistencia".

El Tribunal Supremo fundamenta que "el maltrato psicológico se configura como una injustificada actuación del heredero que determina un menoscabo o lesión de la salud mental del testador de forma que debe considerarse comprendida en la expresión que encierra el maltrato de obra en el artículo 853.2 del Código Civil".

"En el presente caso la sentencia recurrida considera acreditado que ambos hermanos incurrieron en una conducta de menosprecio y abandono familiar respecto de su madre sin justificación alguna y solo imputable a los mismos", apostilla.