farmacos conducccionLa Fundación CNAE para la seguridad vial y la movilidad sostenible, organiza gratuitamente el miércoles, día 21 de marzo de 2018 en horario de 10:00 a 14:00 horas, la Jornada "Fármacos y conducción de vehículos" en la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Colaboran el Ministerio de Sanidad, la Federación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL), la Dirección General de Tráfico (DGT), la Universidad Complutense de Madrid y la Unión de Jefes y Directivos de la Policía Local (UNIJEPOL).

El consumo de fármacos se está convirtiendo en objeto de creciente interés entre los factores que influyen en los accidentes de tráfico. Debe tenerse en cuenta que los medicamentos pueden tener un triple efecto sobre la conducción: por un lado el efecto que produce el medicamento (por ejemplo, el efecto de los fármacos sedantes o ansiolíticos), por otro, los efectos secundarios o adversos (por ejemplo, la codeína es u potente antitusivo que tiene como efecto secundario la somnolencia) y por último, los efectos que pueden surgir si se combinan con otro tipo de sustancias (alcohol, cannabis, cocaína, etc.).

La prevención de los accidentes de tráfico relacionados con el consumo de fármacos, requiere de la implicación de todos los protagonistas que intervienen en el proceso: el paciente que los consume, el profesional que lo prescribe o dispensa, el laboratorio farmacéutico y las Autoridades Sanitarias y de Tráfico responsables en la materia.

En este contexto, esta jornada tiene como principales objetivos:

  • Sensibilizar a los profesionales sanitarios y a la población general sobre los efectos negativos que determinados medicamentos pueden tener en la conducción de vehículos, con el fin de prevenir las lesiones por accidentes de tráfico.
  • Proporcionar una información adecuada tanto a los profesionales sanitarios como a la población general sobre la influencia de los medicamentos en la conducción de vehículos.
  • Consensuar medidas concretas para mejorar la prescripción, dispensación y uso de medicamentos que puedan tener efectos en la conducción.
  • Establecer qué información, recomendaciones y/o mensajes clave deben conocer los profesionales sanitarios y cómo deben trasmitir esta información a los pacientes, concienciándoles sobre la importancia de incorporar esta actuación a su práctica diaria.